_______________________________________________________________________________________________

domingo, 23 de junio de 2019

El fiasco de Ciudadanos en Pulpí

➤➤➤ La política es algo muy serio y nadie debe tomársela a la ligera y sin sentido de la responsabilidad. Esto último, tomársela sin sentido de la responsabilidad, es lo que ha hecho el partido Ciudadanos en Pulpí en las pasadas elecciones municipales. El partido que preside Albert Rivera consiguió en Pulpí un buen resultado en las elecciones andaluzas de 2018, con 412 votos. En las generales de 2019 este número de votos lo incrementó en un 40 por ciento hasta obtener 580, nada menos que caso el 15 por ciento.

Los números 1 y 2 de Ciudadanos en Pulpí, Salvador Giménez y Francisco del Vas, en una entrevista electoral. Foto: Cadena Azul Radio

Animados por estos buenos resultados en un municipio tan importante como Pulpí, los dirigentes provinciales de Ciudadanos decidieron presentar candidatura en las elecciones locales. Al no tener estructura de partido en la localidad, se pusieron a buscar candidatos, pero por más que buscaron no encontraron a nadie. En vez de renunciar al propósito, como han hecho en otros muchos pueblos de la provincia donde no encontraron candidatos, estos dirigentes provinciales del partido no tuvieron mejor idea que encargar la formación de la candidatura de Pulpí a la agrupación local de Lorca.
El candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Pulpí era Salvador Giménez García, secretario general del partido en Lorca
¿Y qué hicieron los ‘ciudadanos’ de Lorca? Hicieron el ridículo. Conformar una lista en la que solo había un pulpileño, Francisco Javier Valle Lorente –que, para colmo, vive y trabaja en Puerto Lumbreras-, mientras todos los demás candidatos eran vecinos de Lorca, sin relación alguna con el municipio almeriense. Los electores de Pulpí, que de tontos no tienen un pelo, se dieron cuenta del fiasco y apoyaron la candidatura de Ciudadanos con 39 míseros votos.

Ahora se ha sabido que los militantes lorquinos de Ciudadanos que se prestaron a figurar en la candidatura de Pulpí lo hicieron porque anteriormente fueron rechazados en Lorca. Lo reconoce, sintiendo vergüenza, Francisco del Vas, que era número dos de la candidatura pulpileña: “Nos rechazaron en Lorca y nos lanzaron al vacío”, dice. El candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Pulpí era Salvador Giménez García, secretario general del partido en Lorca. En su pueblo le ofrecieron el puesto número siete de la lista, y no aceptó por considerar que iba demasiado abajo. Como moneda de cambio aceptó ser el número uno de Pulpí. Los pulpileños, lógicamente, no se han tragado el sapo.

viernes, 21 de junio de 2019

El caso Vox en El Ejido y la ‘rebelión de los catetos’

➤➤El Ejido es uno de los municipios de España donde la fuerza de Vox se ha puesto de manifiesto de forma más contundente. En las elecciones de Andalucía de 2018 consiguió ser primera fuerza con 7.377 votos (29,51 por ciento). En las elecciones generales de abril de este año, un listón tan elevado no solo bajó, sino que subió, alcanzando los 9.272 votos y un porcentaje superior al 30 por ciento.

Juan José Bonilla, el expedientado líder de Vox en El Ejido (Loa) 

Con estos dos precedentes, el éxito de Vox en El Ejido en las elecciones locales estaba asegurado, independientemente de quiénes fueran las personas que el partido eligiera para confeccionar las listas. El mérito de Vox en El Ejido es achacable única y exclusivamente al partido y no a los nombres de sus candidatos.
Juan José Bonilla López, candidato ejidense a la alcaldía, y sus compañeros de candidatura no han sido capaces, el pasado 26-M, de mantener el número de votos de Vox de las elecciones precedentes
Juan José Bonilla López, candidato ejidense a la alcaldía, y sus compañeros de candidatura no han sido capaces, el pasado 26-M, de mantener el número de votos de las elecciones precedentes. No consiguieron mantenerse como primera fuerza política y perdieron más de 2.800 votos respecto a las elecciones generales. No obstante, obtuvieron un muy buen resultado con cerca del 15 por ciento de los votos y siete concejales, dos menos que el Partido Popular.

Con un resultado tan cuantioso, a Bonilla y compañía se les ha subido el santo al cielo y han querido hacer de Vox-El Ejido un territorio privado en el que los siete titulares de las actas de concejales son los dueños y señores del reino. Hasta tal punto se han crecido que han osado desafiar al partido que los ha aupado al poder haciendo caso omiso a las órdenes recibidas para elegir diputado provincial por la circunscripción de Berja a un concejal de Adra, Juan José Ibáñez Salmerón, y no al autopostulado, el propio Bonilla.
Bonilla tiene dos opciones: situarse en la Diputación como un diputado rebelde o tomar su acta de diputado provincial y ponerla a disposición del partido
El episodio vivido en los últimos días en El Ejido no es un caso inédito en la historia reciente de las Diputaciones. En 1983, en Granada, estalló la llamada ‘rebelión de los catetos’: los concejales del PSOE se rebelaron contra la imposición de la ejecutiva regional y eligieron a un presidente distinto al sugerido por Borbolla. Fueron expulsados del PSOE de inmediato. No obstante, los rebeldes mantuvieron sus cargos durante los cuatro años.

La inmediata respuesta dada por Vox en  El Ejido es la propia de un partido que cree que debe de ser tomado ya en serio y ello a pesar de que esta respuesta haya sido tan tibia, pues no han Juan José Bonilla y Rosa María Martín los únicos autores del acto de rebeldía, sino también los otros cinco concejales. Se supone que si Vox no ha actuado de forma más drástica ha sido únicamente por el deseo de no hacer añicos el grupo que tiene la mayor representación de Vox en la provincia.

Bonilla tiene dos opciones: situarse en la Diputación como un diputado rebelde o tomar su acta de diputado provincial y ponerla a disposición del partido que le ha hecho concejal. Él verá qué es lo que procede hacer.

domingo, 9 de junio de 2019

Así van los pactos para las alcaldías, pueblo a pueblo

➤ El próximo sábado, día 15, se constituyen los nuevos Ayuntamientos surgidos de las elecciones del 26 de mayo. En la provincia de Almería serán 103, incluida la capital. De ellos, en 86 el titular de la alcaldía está prácticamente decidido, pues alguna de las candidaturas que concurrieron a las elecciones se alzó con la mayoría absoluta de concejales.

El acto de constitución de las Corporaciones locales se circunscribe a ese único día. Salvo casos de fuerza mayor. Del acto oficial realizado en cada Ayuntamiento saldrá el alcalde o la alcaldesa del municipio. Esta persona será quien perciba el mayor número de votos de sus compañeros de plenario siempre que reúna a la mayoría absoluta de concejales. En los casos en los que esta mayoría absoluta no se produzca, automáticamente será proclamado alcalde quien encabeza la candidatura más votada, independientemente del número de concejales obtenidos.

Son 17 las corporaciones locales almerienses que no cuentan con alguna candidatura con mayoría absoluta. Su alcalde o alcaldesa será el determinado por un acuerdo entre uno o más partidos, o bien será el primero de la candidatura más votada. Veamos cómo andan las negociaciones a día de hoy, pueblo a pueblo.

Algunos de los candidatos afectados ( Foto: La Voz)

Adra. A Manuel Cortés (PP) le falta un solo concejal para la mayoría absoluta. La composición de la nueva Corporación (10 PP, 7 PSOE, 2 Vox, 1 Plataforma y 1 Ciudadanos) evita la articulación de una alternativa. Saldrá elegido alcalde por cualquiera de las dos vías posibles: por reunir a la mayoría absoluta de concejales, si otra candidatura se presta a ello, o como candidato de la lista más votada. Así, pues, Manuel Cortés será el sábado alcalde reelegido de Adra.

Almería. La situación de la capital es similar a la de Adra. Adriana Valverde (PSOE), con nueve concejales, ha manifestado su deseo de presentar su candidatura, pero será un gesto testimonial sin visos de prosperar porque ningún otro grupo la va a secundar. Ramón Fernández-Pacheco (PP), que está a falta de un solo concejal para la mayoría, tiene garantizada la elección, bien por reunir la mayoría absoluta de concejales (si Ciudadanos o Vox se prestan a ello) o como la candidatura más votada.

Benahadux. En Benahadux está tan dispersa la nueva Corporación que es necesario que se pongan de acuerdo al menos tres formaciones políticas para conformar una mayoría absoluta. El PSOE es el partido más votado con tres concejales, los mismos que el PP. Va a ser muy difícil que María del Carmen Soriano (PSOE) vuelva a ser alcaldesa. La nueva regidora va a ser Noelia José Damián López (PP), que estos días perfila un pacto con Juan Luis Navarro, el único concejal de Ciudadanos, y con la Agrupación de Electores Siempre Benahadux, encabezada por Antonio Ros, un exalcalde del Partido Popular.

Carboneras. El PSOE ha vuelto a ser el partido más votado, con seis concejales sobre 13. Pero José Luis Amérigo se ha hecho el cuerpo de que tampoco esta vez conseguirá la alcaldía. Extraña la dificultad que, una vez tras otra, tiene el PSOE para encontrar un aliado. Los cuatro concejales de Carboneras Avanza juntan mayoría absoluta con los dos GICAR (Grupo Independiente de Carboneras) y el único del PP. En el anterior mandato Felipe Cayuela (Carboneras Avanza) y Salvador Hernández (GICAR) eran socios y terminaron distanciados. La reconciliación está cerca y Felipe Cayuela, actual alcalde que llegó a la alcaldía por accidente, va a seguir con la vara de mando.

Dalías. Francisco Giménez (PSOE), que cuenta con cuatro concejales propios, va a repetir como alcalde de Dalías gracias al pacto de Gobierno con IU-Equo-Para la Gente. El acuerdo, si no está firmado ya, es porque está en proceso de elaboración.

El Ejido. Francisco Góngora (PP) ha conseguido nueve concejales de 25. Necesita cuatro para alcanzar la mayoría absoluta. Ciudadanos tiene esos concejales, pero Cecilio Vargas ya le ha negado el apoyo. Vox tiene siete, pero ha manifestado su deseo de formar parte del Gobierno. Góngora tendrá que aceptarlo no solo para ser elegido alcalde sino para dotar al municipio de una estabilidad política. José Miguel Alarcón (PSOE) ha manifestado que presentará su candidatura a la alcaldía, pero será un simple gesto sin posibilidad de prosperar.

Felix. Manuel Flores Ibáñez (Almería Viva) será el nuevo alcalde de Felix gracias al apoyo prestado por el PSOE, bien de forma implícita, bien respetando la lista más votada.

Gérgal. El PSOE ha sido el partido más votado, pero a Antonia Contreras le va a resultar difícil evitar un acuerdo entre el PP y Ciudadanos, por lo que Miguel Guijarro (PP) será el nuevo alcalde a pesar de conseguir solo tres concejales de nueve.

Huércal de Almería. Ismael Torres (PP) ha conseguido una rotunda victoria sobre su oponente socialista, Ángeles Castillo, que le relevó  en la alcaldía tras una moción de censura. Le falta un solo concejal para la mayoría absoluta. Se repite la historia: será alcalde por ser la minoría mayoritaria o porque Vox o Ciudadanos le presten su apoyo.

Huércal-Overa. La candidatura del alcalde Domingo Fernández ha sido la que ha conseguido la mayoría de concejales, ocho. El PSOE tiene siete y Ciudadanos cuenta con dos. Francisca Fernández Ortega (PSOE), exdelegada de Educación de la Junta de Andalucía, será la nueva alcaldesa de Huércal-Overa tras el pacto que está a punto de firmar con Ciudadanos.

Íllar. El PP es el partido más votado, con tres concejales, los mismos que el PSOE. La alcaldía está en manos del único concejal de UCIN (Unión de Ciudadanos Independientes), Francisco José Rodríguez Camacho. Según Luis María Martínez, presidente de UCIN Íllar, “nos hemos reunido en dos ocasiones con ambos partidos, pero aún no hemos llegado a ningún acuerdo”. Martínez ha sentenciado: “UCIN no renuncia a la alcaldía”. Hay que esperar.

Rioja. El socialista Manuel Juárez, que tiene cuatro concejales de un total de nueve, será elegido alcalde de Rioja. El apoyo que le falta se lo dará Juan José González, concejal de la Agrupación de Electores Rioja Plural.

Roquetas de Mar. Gabriel Amat (PP) ha vuelto a ganar con 11 concejales, a falta de dos para la mayoría absoluta. El presidente provincial del PP piensa gobernar en minoría, pero para su elección puede tener los apoyos de los tres concejales de Vox. “No tengo inconveniente en pactar con Vox”, ha manifestado.

Tíjola. José Francisco Carreño (PSOE) y Mario Padilla (PP) han empatado a cuatro concejales, con mayoría de votos del popular. La llave del Gobierno la tiene Ciudadanos, que ha conseguido tres concejales. A día de hoy los tijoleños no saben si su alcalde será Carreño o Padilla.

Turre. Se han repetido los resultados de 2015: gana Arturo Grima (PP) con cinco concejales, pero María Isabel López Alías (PSOE), con cuatro, y Martín Morales (Turre para la Gente), con dos, vuelven a conformar una mayoría. Hace cuatro años estos dos últimos compartieron la alcaldía, pero a los pocos meses el pacto se rompió, si bien permanecieron con sus dedicaciones exclusivas.  “Esta vez, Martín se está pasando con las exigencias”, dice un concejal socialista que participa en las conversaciones. Finalmente las izquierdas llegarán a un acuerdo. Interesa a ambos.

Vélez Blanco. Ana María López, cabeza de lista de Comprometid@s con Vélez Blanco, una escisión del PSOE, se hará con la alcaldía gracias al apoyo de Pedro Luis Gil, el único concejal de Ciudadanos, y a pesar de que el PSOE ha sido la lista más votada.

Vélez Rubio. Miguel Martínez-Carlón (PP), pese a faltarle un concejal para la mayoría absoluta, será proclamado el sábado alcalde por ser la candidatura más votada o por prosperar las conversaciones que estos días mantiene con Ciudadanos.

Esta es la situación a día de hoy de las 17 corporaciones que no cuentan con la mayoría absoluta de una sola candidatura. Muchas conversaciones aún no están cerradas, por lo que habrá que esperar al sábado día 15 para saber cómo quedan definitivamente los nuevos Ayuntamientos. Algunos de ellos cerrarán sus acuerdos el último día y a última hora. Y, como siempre, habrá sorpresas. Seguro.

martes, 4 de junio de 2019

Ana Mª López, candidata de Comprometid@s con Vélez Blanco: “La alcaldía es para nosotros irrenunciable”

➤Las elecciones del 26 de mayo se saldaron en Vélez Blanco sin que ninguna candidatura consiguiera mayoría absoluta. El PSOE obtuvo 495 votos y cuatro concejales, los mismos concejales que Comprometid@s con Vélez Blanco, que consiguió 417 votos, mientras Ciudadanos alcanzó 208 votos y un concejal. El Partido Popular, con sus 96 votos, se quedó sin representación en la nueva Corporación.

Ana María López (Foto. Loa)

Comprometid@s con Velez Blanco es una candidatura formada a última hora tras producirse una escisión en el Partido Socialista Local. La  candidata a alcaldesa por esta candidatura es Ana María López, que en la anterior Corporación, presidida por Antonio Cabrera, era una de las tenientes de alcalde. López recuerda cómo se forjó su candidatura:
Nadie del Partido Socialista, ni antes ni después de las elecciones, se ha puesto en contacto con Ana María López

“Antonio nos comunicó a todos los compañeros que su deseo era no repetir como candidato, y que si alguno de nosotros estábamos interesados en serlo, que reuniéramos los avales correspondientes. Así lo hice. Pero cuál fue mi sorpresa, que, cuando se los presento, empieza a ponerme pegas: que si a lo mejor él se presentaba, que debía presentar una biografía como que estoy capacitada, que si no bastaba con mi candidatura sino que tenía que presentar una lista completa con nueve candidatos…  Me di cuenta de que él tenía su propio candidato, y así fue”.

Según Ana María López, la otra candidatura fue una imposición. “Como veía que las cosas se estaban haciendo sin respetar los Estatutos, hice una llamada a Sánchez Teruel e incluso le dejé un mensaje, pero no me pudo atender. Al final no nos quedó otra opción que formar nuestra candidatura al margen del Partido Socialista”.

Nadie del Partido Socialista, ni antes ni después de las elecciones, se ha puesto en contacto con Ana María López. “Quien únicamente ha mostrado interés en hablar con nosotros, y nosotros con él, es con Pedro Luis Díaz, el único concejal de Ciudadanos”, que tiene en su mano la posibilidad de dar la alcaldía a Comprometid@s con Vélez Blanco. “Del PSOE no tenemos noticias”.
“Cualquier acuerdo pasa por que la alcaldía recaiga sobre mí. Para nosotros, la alcaldía es irrenunciable"

Sobre si existe posibilidad de llegar a recomponer el Partido Socialista con la reconciliación de sus dos facciones, la candidata a la alcaldía por Comprometid@s con Vélez Blanco lo ve difícil: “La ruptura ha sido traumática, y ahora es muy difícil recomponer lo que se ha roto”. Hay, además, un problema insalvable: “Cualquier acuerdo pasa por que la alcaldía recaiga sobre mí. Para nosotros, la alcaldía es irrenunciable. Y no creemos que el PSOE esté dispuesto a aceptar eso”. Ana María López espera que las conversaciones con Ciudadanos finalicen con un acuerdo en el que la alcaldía sea para Comprometid@s con Vélez Blanco.

domingo, 2 de junio de 2019

El PSOE se hace el harakiri en Vélez Blanco

➤ Durante 16 años Antonio Cabrera ha sido alcalde de Vélez Blanco, primero con el Partido Andalucista y después con el Partido Socialista. Siempre ha conseguido la alcaldía con mayoría absoluta. En las elecciones de mayo de 2019 decidió no presentarse. A partir de esa decisión el PSOE local entró en una batalla interna por su sucesión. La disputa llegó a tal extremo que los socialistas locales se dividieron en dos posiciones irreconciliables, hasta el punto de conformar dos candidaturas distintas. Cuentan en el pueblo que la división local atendía a los mismos cánones de sus ‘mayores’: unos eran susanistas y otros eran sanchistas.

Posiblemente será el único concejal de Ciudadanos, Pedro Luis Díaz, quien determine si la alcaldía es para el socialista Andrés Fajardo o la exsocialista Ana María López (Fotos: Loa)

La candidatura socialista oficial, la que se ha presentado bajo las siglas del PSOE, ha estado encabezada por el susanista Andrés Fajardo y ha conseguido 495 votos y cuatro concejales. La candidatura socialista escindida, encabezada por la pedrista Ana María López, se ha presentado bajo la marca Comprometid@s con Vélez Blanco y ha conseguido algunos votos menos, 417, y los mismos cuatro concejales. Se puede decir que el pueblo ha votado masivamente candidaturas socialistas pero con el ‘corazón partío’ por dos. El otro partido con representación municipal es Ciudadanos, que ha conseguido un solo concejal, Pedro Luis Díaz.
Hay dos opciones: un acuerdo de reconcialiación de los antiguos compañeros socialistas y sumar a la alcaldía ocho de los nueve concejales o encargar a Ciudadanos la decisión de confiar la alcaldía a Fajardo o a López
Las negociaciones para conformar una mayoría de Gobierno se llevan con la máxima discreción. Hay dos opciones: un acuerdo de reconcialiación de los antiguos compañeros socialistas y sumar a la alcaldía ocho de los nueve concejales o encargar a Ciudadanos la decisión de confiar la alcaldía a Fajardo o a López.

Desde el PSOE provincial se están moviendo todos los hilos para conseguir la unión de lo que hace un par de meses de rompió. Ese acuerdo es posible si se solventa un problema que no es de escasa envergadura: quién es el titular de la alcaldía. En el PSOE se considera innegociable cualquier opción que no sea una alcaldía bajo la marca PSOE no solamente porque ha sido la candidatura más votada sino también porque de otra manera los socialistas tendrían que restar un pueblo a sus alcaldías. La candidatura de Ana María López no está por esa labor y reivindica para ésta la presidencia de la Corporación.

Hay hasta el próximo día 15 para ver cómo se arregla este asunto. A día de hoy, en Vélez Blanco se da por hecho que si los cuatro concejales socialistas no allanan el camino para que Ana María López sea alcaldesa, será Pedro Luis Díaz, el concejal de Ciudadanos, quien facilitará esa labor. Emilio Ruiz.