_______________________________________________________________________________________________

martes, 14 de mayo de 2019

La batalla del Levante se libra en Carboneras, Garrucha y Vera

➤ Hacer pronósticos electorales en unas elecciones locales es una tarea tan ardua –por no decir inservible- como hacerlo en una semifinal de Champions. Ya hemos visto lo que ha pasado estos días atrás: cuando todos los vientos eran favorables para que el Barcelona y el Ajax se vieran las caras en la final del Wanda Metropolitano, finalmente quienes se las verán serán el Liverpool y el Tottenham.

Levante almeriense

Los lectores de periódicos consideran que, a la hora de predecir un resultado electoral, quienes escribimos en ellos estamos en posesión de ciertas claves de conocimiento que los demás no tienen. Y nosotros, al final, terminamos creyéndonoslo. Por eso es tan frecuente que se nos pregunte sobre cuál va a ser el resultado en éste u otro pueblo y nos atrevamos incluso a ofrecer una respuesta.

La subdirectora de este periódico, con esa bonhomía que le gusta practicar, considera que quien firma este artículo posee el suficiente conocimiento de la comarca del Levante como para aventurar un resultado electoral el próximo 26 de mayo, aunque sea de forma global o generalizada. La misión no es sencilla, pues, por no haber, en ninguno de los pueblos de la comarca hay, porque no se publican, encuestas electorales. Voy a aceptar el encargo de Antonia Sánchez, pero no sin antes hacer la advertencia de que mis pronósticos se basan en intuiciones, creadas a partir de ciertos datos que, esos sí, son reales, cuales son los resultados electorales de las pasadas elecciones autonómicas y generales, la concurrencia de listas, el conocimiento de la mayoría de los candidatos y las impresiones recogidas entre vecinos. Obviamente, lo que salga de las urnas al final de la jornada del 26-N puede tener con lo que aquí se publica que el mismo parecido que tienen la noche y el día. Pero allá vamos:

Antas. La alcaldesa, Isabel Belmonte (PP), ha sabido jugar bien sus bazas en este mandato, llegando a ocupar un asiento en la Diputación Provincial, lo que siempre crea cierto atractivo. Una candidatura de Vox le hubiera restado votos, pues, como se sabe, antuso es el diputado autonómico Rodrigo Alonso. Pero los de Abascal han pasado de largo por este municipio. Belmonte repetirá mayoría absoluta.

Bédar. El 26-M en Bédar se juega un partido sin color. Ángel Collado (PSOE) será alcalde cuatro años más.

Carboneras. Es uno de los municipios más reñidos de la comarca. Concurren todas las circunstancias para que ningún partido consiga mayoría absoluta: excedente de listas, ruptura de candidaturas, traiciones entre compañeros… En patio tan revuelto es posible que el mayor número de concejales lo concentre la candidatura de José Luis Amérigo (PSOE). Cuestión distinta es cómo se las apaña para juntar siete concejales.

Cuevas del Almanzora. Concurren nada menos que cinco candidaturas: PSOE, IU, Podemos, PP y Ciudadanos. Hay una única duda: si la victoria de Antonio Fernández Liria (PSOE) será por mayoría absoluta. Firmaría que sí.

Garrucha. La alcaldesa, María López (PSOE), reunía los ingredientes necesarios para conseguir un nuevo mandato sin mayores obstáculos. Pero le ha surgido un pequeño problema: Andrés Segura. Nadie sabe qué rédito electoral puede tener la reaparición del exalcalde socialista, ahora con Garrucha para la Gente. Pero de lo que nadie duda es de que Segura no está por la labor de facilitar la renovación de la alcaldía por el PSOE. Quedaron muchas heridas por cerrar en aquella época en la que ambos compartían partido, candidatura y corporación. Conclusión, a María López le faltará algún concejal para la mayoría absoluta.

Los Gallardos. Los Gallardos ha sido un territorio inexpugnable de María González (PSOE), pero una escisión producida en su equipo de Gobierno puede hacerle daño. Francisco Miguel Reyes, su Teniente de alcalde, se presenta ahora como cabeza de lista de Ciudadanos. Ha formado un buen equipo. Con los resultados encima de la mesa es posible que haya que sentarse a hablar. Está claro que el PP aparece aquí como tercer invitado, pero un invitado muy importante.

Lubrín. En Lubrín todo está escrito. Domingo José Ramos (PSOE) puede ir adquiriendo las agendas de los próximos cuatro años.

Mojácar. La novedad de Mojácar es que en esta ocasión se ha reducido drásticamente el número de candidaturas. Llegó a haber hasta catorce. Ahora, solo tres. El panorama para Rosa María Cano (PP) queda mucho más despejado. El PSOE ha unido sus fuerzas a Somos Mojácar, pero su crecimiento será insuficiente para que Manuel Zamora (PSOE) le mueva la silla a la actual alcaldesa. 

Pulpí. El alcalde, Juan Pedro García (PP), parte con mucha ventaja, pero no debe dormirse en los laureles, pues el candidato socialista, Miguel Cáceres, goza en el pueblo de bastante aprecio. No obstante, la alcaldía pulpileña permanecerá sin cambios.

Turre. La coalición gubernamental entre el PSOE y Somos Turre (ahora, Turre para la Gente) entró en rifirrafes desde el mismo día que se formalizó. Arturo Grima (PP) encuentra el camino más llano que nunca para volver a la alcaldía. María Isabel López (PSOE), la actual alcaldesa, ha puesto toda la voluntad del mundo en el desempeño de su cargo, pero las diferencias del equipo de Gobierno le han impedido apuntarse los réditos que deseaba. Y Arturo siempre está al acecho.

Vera. El abandono del alcalde Félix López (PA) de la política activa ha dejado abierto el escenario local con vistas a su sucesión. José Carmelo Jorge (PP) ya fue alcalde en la anterior legislatura y en esta última no lo ha sido por un pacto PSOE-PA. La marcha de Félix López le beneficia a este, pero el PSOE se ha reforzado con un buen candidato, Martín Gerez, y con la gente de Félix. Los pactos postelectorales pueden llevar a la alcaldía a cualquiera de los dos. Emilio Ruiz.