_______________________________________________________________________________________________

domingo, 7 de abril de 2019

Todo el centro para Sánchez

➤Los estrategas de los partidos utilizan unas herramientas que no están al alcance del común de los mortales. Una prueba de ello es el planteamiento que en las últimas semanas viene haciendo Ciudadanos sobre su ubicación en el espectro ideológico español. Desde que el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) realiza estudios de opinión, los españoles se manifiestan  siempre en el mismo sentido: la inmensa mayoría se sitúa en el espacio político comprendido entre la extrema izquierda y la extrema derecha. Ese espacio acapara nada menos que el 70 por ciento de las posiciones ideológicas, reservando el 10 por ciento para quienes se sienten de extrema derecha (un espacio que ahora comparten Vox y, en menor medida, el PP) y el 20 por ciento para quienes ideológicamente se sitúan en la izquierda más pura (espacio que comparten IU y Podemos y, en menor intensidad, el PSOE). Si se acotan aún más las posiciones ideológicas de los españoles, el mismo CIS dice que el 60 por ciento de ellos se sitúan en el amplio abanico que va del centro izquierda al centro derecha.

Pedro Sánchez, con Juan Carlos Pérez Navas, candidato al Senado por Almería (Foto: Loa)

Ciudadanos nació como un partido socialdemócrata, un partido de centro izquierda. Posteriormente, cuando dio el salto de Cataluña a la política nacional, viró a posiciones liberales (el centro-centro), capaz de establecer acuerdos tanto con la izquierda moderada (el PSOE) como con la derecha moderada (el PP). Pero, en los últimos meses, sus estrategas han decidido dar una nueva vuelta de tuerca a sus posiciones ideológicas, y así ahora nos encontramos a Ciudadanos como un partido que ha decidido abandonar el centro para situarse en disposición de disputar sus votos a la derecha clásica, el PP, y a la derecha más extremista, Vox.
El cariño de Ciudadanos por el PP empieza ya a mostrarse como empalagoso
El viernes, en su intervención en el Teatro Cervantes (por cierto, está feo anunciar a bombo y platillo que viene Inés Arrimadas cuando se sabía que la jerezana no tenía previsto venir a Almería) José Manuel Villegas volvió a recordar la nueva posición ideológica de su partido. Del PSOE, ni agua, vino a decir. El cariño de Ciudadanos por el PP empieza ya a mostrarse como empalagoso. Pablo Casado se ha visto tan agobiado por las muestras de afecto que, en respuesta, ha ofrecido a Albert Rivera el ministerio de Exteriores, lo que ha sido interpretado por Arrimadas como una muestra de ‘cachondeíto’. Pues qué quieres, Inés, si es que lo vuestro con el PP más que amor parece acoso.
Pedro Sánchez está encantado: todo el centro-izquierda para él
Este devaneo ideológico de Ciudadanos puede acarrearle un disgusto el próximo 28 de abril. De ser el partido que encabezaba los sondeos durante muchos meses puede pasar a ser la tercera fuerza política, detrás del PSOE y del PP. Pedro Sánchez está encantado: todo el centro-izquierda para él. 

Los estrategas de Ciudadanos se felicitarán por una subida modesta de escaños. Pero será una felicitación engañosa, porque los resultados de estas elecciones hay que valorarlos en base a expectativas y no en base a la cosecha de la temporada pasada. Al menos, Ciudadanos y Vox.