_______________________________________________________________________________________________

domingo, 28 de abril de 2019

Baja el paro y Almería se queda sin albañiles

➤Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) nos han traído esta semana una buena noticia para la provincia de Almería: nuestra tasa de desempleo al finalizar el primer trimestre se ha reducido en el último año del 23,49 por ciento al 16,06 por ciento, que son nada menos que siete puntos porcentuales en tan solo doce meses. Para valorar la satisfactoria evolución del paro en Almería recordemos que por estas mismas fechas del año 2013 nuestra tasa de desempleo se situaba en el 35,9 por ciento. A sensu contrario, si nos remontamos a 2008, ese mismo índice era del 13,62 por ciento. O sea, que aún no hemos llegado a la mejor época del empleo en Almería, pero vamos camino de ello. Por otra parte, también hay que valorar como muy positivo el dato de la tasa de actividad, que se sitúa ahora en el 65,07 por ciento entre los hombres (superior en más de un punto incluso a la medida nacional, que está en el 63,99) y en el 53,49 por ciento entre las mujeres (53,02 por ciento a nivel nacional). No es ya ninguna sorpresa que cada año se repita la noticia de que Almería es una de las poquísimas provincias españoles que tiene una Seguridad Social que recauda lo suficiente como para abonar las pagas de nuestros pensionistas.

Oficina del SAE en Almería

La misma semana que se producía la grata noticia de la evolución del desempleo en nuestra provincia, Manuel León se hacía eco en este periódico del ‘vigor constructivo’ que retorna a Almería tras varios años de crisis. Según revelan los datos de visados de obra nueva hechos públicos por el Ministerio de Fomento, Almería es la tercera provincia española en la que se construyeron más viviendas por habitante durante 2018. Los primeros datos de 2019 apuntan en la misma dirección.
La drástica reducción del empleo en el sector de la construcción, iniciada a finales de la década pasada, dio lugar a una considerable disminución del número de personas activas de este sector
La drástica reducción del empleo en el sector de la construcción, iniciada a finales de la década pasada como consecuencia de la crisis, dio lugar a una considerable disminución del número de personas activas de este sector. Almería siempre ha tenido muchos y muy buenos albañiles y operarios en general del sector de la construcción. Con la crisis muchos inmigrantes especialistas se fueron a otros países europeos con mayor actividad constructora y no fueron pocos los profesionales almerienses que buscaron amparo en la jubilación anticipada o en la agricultura. Los de la agricultura pueden volver al sector, pero los jubilados, no.
La escasez de mano de obra disponible puede ser un problema para un sector que empieza otra vez a ver la luz tras salir del túnel que ha costado atravesar una docena de años
Almería tiene hoy un problema de insuficiencia de mano de obra en el sector de la construcción. En otras provincias andaluzas, como Cádiz, las patronales ya han alertado de la situación. En nuestra provincia el déficit de albañiles se está solventando, por  ahora, con el desplazamiento a nuestra provincia de collas de trabajadores procedentes de otras provincias limítrofes. La escasez de mano de obra disponible puede ser un problema para un sector que empieza otra vez a ver la luz tras salir del túnel que ha costado atravesar una docena de años. Los años del ‘boom’ inmobiliario no van a volver ni falta que hace que vuelvan. Pero una actividad constructora sostenible, que incluye no solo a la residencial sino también a la obra civil, y que es deseada por todos, está demandando ya un volumen de mano de obra especialista que es difícil de encontrar. Y eso que aún no se han iniciado las obras del AVE. Emilio Ruiz.