_______________________________________________________________________________________________

domingo, 24 de febrero de 2019

Las oficinas itinerantes de Cajamar

➤ El cierre de oficinas bancarias sigue a pasos agigantados. A finales del año pasado había en España 27.480 sucursales (4.493 en Andalucía) cuando en 2008 había más de 46.000. En Almería eran 700 y 400, respectivamente. Y aún así dice el Banco Central Europeo (BCE) que siguen siendo muchas, pues en la Eurozona hay una oficina por cada 2.278 habitantes, mientras en España la ratio es de 1.694. O sea, que para igualarnos con la media europea habría que cerrar 7.000 más. Esta misma semana se ha sabido que el banco con más oficinas en Andalucía, Caixabank –La Caixa-, va a cerrar 126 de sus establecimientos en nuestra región, cuatro de ellos en la provincia de Almería con 23 trabajadores afectados.

Oficina itinerante de Cajamar en Santa Fe de Mondújar (Foto: Loa)

Este cierre continuo de oficinas está dando lugar a que haya localidades de nuestra provincia no haya una sola entidad donde se pueda realizar una operación bancaria tan sencilla y necesaria como disponer de dinero. Para agudizar el problema, se da el caso de que estos núcleos son los que soportan los porcentajes de población más envejecida y, por tanto, los más reacios a hacer uso de las nuevas tecnologías financieras.
La actitud de Cajamar es más propia de un comportamiento misionero que de una entidad crediticia que pone la rentabilidad por encima de cualquier otro valor o necesidad
Ante este problema de orfandad bancaria, es de agradecer la actitud que está tomando Cajamar para no dejar a estos pueblos desasistidos. Su actitud es más propia de un comportamiento misionero que de una entidad crediticia que pone la rentabilidad por encima de cualquier otro valor o necesidad, pues la realidad es que hay núcleos de población en los que el negocio bancario, por su particular idiosincrasia, difícilmente puede hacerse rentable.

Oficina en Santa Fe de Mondújar (Foto: Loa)

La reestructuración de oficinas de Cajamar en la provincia de Almería está siendo suplementada con la permanencia de muchas de ellas, pero gestionadas por un agente colaborador. De cara al cliente funcionan lo mismo que una oficina. En realidad es que lo son. La única diferencia entre una oficina propia y otra gestionada por un agente es que esta última informa de tal circunstancia con un rótulo en su fachada. Muchas de estas oficinas son gestionadas por antiguos empleados de la entidad. Unicaja también sigue esta misma línea, si bien la entidad malagueña no permite que sean exempleados suyos quienes se hagan cargo de la oficina como agentes. Según se informa en medios bancarios, Unicaja se encuentra en proceso de captación de agentes para explotar sus oficinas de Sorbas, Palomares, María, Los Gallardos, Vélez-Rubio y Chirivel.  En Cajamar, 16 agentes financieros dan servicio a 29 núcleos de población: Paterna del Río, Bayárcal, Fondón, Instinción, Terque, Alboloduy, Alcolea, Rioja, Felix, Fines, María, Chirivel, Ohanes, Padules, Uleila del Campo, Taberno, Íllar, Huécija, Vélez-Blanco, Bédar, Gérgal, Oria, Nacimiento,  Fuente Victoria, Guazamara, Almanzora, La Alfoquía, Cabo de Gata y Pueblo Blanco-Nijar. Al requerir esta información a Unicaja se nos ha informado que “puede  consultar domicilio, teléfono y fax de cualquier oficina  a través de la web de Unicaja Banco haciendo clic ‘Encuentre una oficina o un cajero de Unicaja cerca de usted’ y seleccionar provincia y localidad”, pero de esta forma no resulta sencillo distinguir entre una oficina propia y otra gestionada por un agente.
En los núcleos de población donde es imposible atender con oficinas propias o con agencias Cajamar dispone de dos oficinas itinerantes mediante vehículos que se desplazan a 19 pequeños núcleos 
En los núcleos de población donde es imposible atender con oficinas propias o con agencias Cajamar dispone oficinas itinerantes. En Almería hay dos vehículos dedicados a este menester que se desplazan a 19 pequeños pueblos para proporcionar servicio financiero a sus habitantes. Uno de ellos atiende las localidades de Albanchez, Benizalón, Bentarique, Cóbdar, Escúllar (Las Tres Villas), Líjar, Lucainena, Rágol, Santa Fe de Mondújar, Senés, Sierro y Tahal, mientras el otro atiende a Alcóntar, Bacares, Chercos, Lúcar, Partaloa, Somontín e Hijate (Alcóntar). Estas oficinas itinerantes se desplazan en unos casos una vez a la semana y en otros una vez cada 15 días. Unicaja dispone también de varios vehículos con oficinas móviles pero solo prestan servicio en pequeños núcleos de Castilla y León, donde opera la antigua Caja España Duero, absorbida por la caja andaluza. Emilio Ruiz.