_______________________________________________________________________________________________

domingo, 3 de febrero de 2019

El equipo de asesores de Marta Bosquet

➤ El Gabinete de la Presidencia del Parlamento de Andalucía está formado por funcionarios de la casa más otras personas de carácter eventual designadas libremente por la presidencia. Tiene entre sus funciones la asistencia técnica y administrativa a la presidenta, la organización y dirección de su secretaría y la organización de las visitas y viajes. Tras su toma de posesión, Marta Bosquet ha reestructurado ligeramente su estructura hasta dejarlo reducido a diez miembros, uno menos que tenía el Gabinete del anterior presidente,  el socialista Juan Pablo Durán.

Marta Bosquet, anoche, en los Goya (Loa)

De los puestos de libre designación Marta Bosquet ha ‘tirado’ de dos almerienses. Uno de ellos es  el periodista David Estrada Ruiz, que es el director de Prensa desde el pasado 12 de enero. Estrada era hasta ahora un administrativo de apoyo en el Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Almería. Este salto cuantitativo en su carrera no solo profesional, sino también económicamente. Mientras del consistorio almeriense percibía apenas 25.000 euros brutos al año, en el nuevo cargo percibirá una retribución  cercana a los 50.000 euros, el mismo sueldo que percibía su antecesor en el puesto.
Mario Pulido percibirá en total 74.859 euros brutos al año, un cantidad muy superior a lo que gana el mismo presidente de la Junta de Andalucía
El otro cargo de libre designación de Marta Bosquet es el director general de su Gabinete. Ese puesto lo ocupa desde el pasado 28 de febrero Mario Pulido Egea. Pulido tiene tras sí una larga trayectoria como profesional de la Administración. Funcionario de la Diputación –que ahora le ha concedido la excedencia por servicios especiales-, donde era técnico de Administración Especial, con anterioridad fue director general de Elsur, la empresa suministradora de aguas de El Ejido que fue el epicentro de la ‘Operación Poniente’. Algunos medios de comunicación están recordando esta vinculación, pero la realidad es que el nuevo director general del Gabinete de Marta Bosquet fue desimputado en su día y eximido de cualquier responsabilidad en la organización de la trama que presuntamente desfalcó las arcas del Ayuntamiento ejidense. Pulido fue durante tres años el director de la Oficina de Asuntos Europeos en Bruselas, dependiente de la Diputación.

El nombramiento de Pulido por la presidenta del Parlamento andaluz está siendo criticado estos días no, principalmente por el secretario general en Andalucía de Podemos, Pablo Pérez Ganfornina, nos por su idoneidad, sino por la generosidad que ha tenido Marta Bosquet a la hora de establecer su remuneración. El cargo tiene un salario propio de un funcionario de nivel 30. Goza, además, de un complemento específico que en el caso de su predecesor era de alrededor de 25.000 euros. Bosquet ha elevado este complemento hasta 44.887,08 euros. De esta forma, Mario Pulido percibirá en total 74.859 euros brutos al año, un cantidad muy superior a lo que gana el mismo presidente de la Junta de Andalucía que, si se mantiene el sueldo de Susana Díaz, percibirá –bueno, percibe, pues el mes de enero ya lo ha cobrado, aunque incompleto- 65.090,88 euros brutos mensuales.

¿Qué explicación da Marta Bosquet a esta situación?  “Es que quien va a ocupar esta plaza tiene que trasladarse desde Almería y no hay previstas ni dietas ni otro tipo de extras a modo de compensación”, han explicado desde su equipo días antes de conocer el nombre de Mario Pulido. Además, la nueva presidenta destaca que su equipo de asesores ha pasado de once a diez miembros, por lo que, encima de todo, le ahorra dinero a la Junta. Preguntado Mario Jiménez, el portavoz del PSOE, por este asunto, no ve nada anormal. Pero Pérez Ganfornina se pregunta si “ésta es la regeneración democrática del PP y Ciudadanos” y califica como una incoherencia realizar una auditoría de cuentas de la Junta mientras se sube el sueldo a los altos cargos.