_______________________________________________________________________________________________

sábado, 1 de diciembre de 2018

En estas elecciones unos candidatos vienen y otros se van

➤ La composición de las listas electorales es uno de los momentos que más quebraderos de cabeza da a los partidos. Por una razón: porque son muchos los militantes/simpatizantes que quieren aparecer y pocos los puestos para ocupar. El proceso de selección de candidatos suele ser presentado por los partidos con mucho boato para hacer ver al electorado que todo se ha realizado con pulcritud democrática. Es cierto que todos los partidos siguen un procedimiento más o menos complejo para confeccionar las listas, pero la decisión final es mucho más simple: en las listas van quienes deciden en una reunión a dos entre el responsable provincial del partido y una persona de absoluta confianza de las ejecutiva regional o nacional. Todo lo demás es burocracia y apariencia.

2-D

En contra de lo que puede parecer son pocos los cambios efectuados en las candidaturas almerienses de 2018 respecto a las de 2015. El PSOE es el partido que menos ha movido sus listas en los puestos de salida. Hace repetir a sus tres primeros candidatos, José Luis Sánchez Teruel, Noemí Cruz y Rodrigo Sánchez Haro. Adela Segura desaparece para dejar el cuarto puesto a Gracia Fernández. En Adelante Andalucía (la nueva versión de Podemos), el cabeza de lista, Diego Crespo, iba en 2015 en segundo lugar tras Lucía Ayala, que ha dicho adiós a la política.  El segundo puesto ahora es para una candidata de IU, María Jesús Amate.

En Ciudadanos repite como número uno Marta Bosquet. El nº 2 de hace tres años, David Bonillo, ahora que tenía posibilidades de salir, baja al nº 4 y cede su lugar a Andrés Samper. En el Partido Popular, la nº 1 de 2015, Carmen Crespo, alineada en las primarias con Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido desplazada al nº 3 en beneficio de la senadora Maribel Sánchez. Pablo Venzal sigue inamovible en el segundo puesto y Ramón Herrera desplaza al quinto a Rosalía Espinosa.
Pronóstico de lo que saldrá mañana de las urnas en Almería: 1º, PSOE (4 diputados); 2º, PP (4 diputados); 3º, Ciudadanos (2 diputados), y 4º, Adelante Andalucía (2 diputados) 
Hoy es jornada de reflexión. Según la legislación electoral ya no se puede hacer petición expresa del voto. Desde esta columna de campaña he intentado mantenerme al margen de posturas ideológicas y partidarias y he pretendido ser espectador imparcial de lo que ha acontecido. Serán los lectores quienes juzgarán si lo he conseguido. Voy a acogerme ahora a su benevolencia para hacer un pronóstico de lo que saldrá mañana de las urnas en Almería: 1º, PSOE (4 diputados); 2º, PP (4 diputados); 3º, Ciudadanos (2 diputados), y 4º, Adelante Andalucía, 2 diputados. Vox se va a quedar con mucho ruido y pocas nueces.

A  nivel andaluz, mi pronóstico es éste: 1º, el PSOE (con pérdida de votos y escaños); 2º, el PP, en la misma situación que el PSOE; 3º, Ciudadanos, con un fuerte incremento de diputados y votos, pero no los suficientes para desplazar al PP del segundo puesto, y cuarto, Adelante Andalucía, que subirá entre uno y dos diputados respecto a los que en 2015 sacaron Podemos e Izquierda Unida. Gobernará el PSOE con la abstención de AA y el voto en contra de PP y Ciudadanos. Emilio Ruiz.