_______________________________________________________________________________________________

miércoles, 29 de agosto de 2018

Los combustibles cambian de nombre

➤El próximo 12 de octubre entra en vigor un nuevo etiquetado para carburantes que afecta tanto a las estaciones de servicio como a los vehículos. Se debe a la aplicación de una legislación europea que pretende fomentar el abandono de los combustibles fósiles por otros menos contaminantes, los combustibles alternativos. A partir de ese día el nuevo etiquetado deberá figurar en la tapa del depósito de combustible de los nuevos vehículos, en los surtidores de las estaciones de servicio y en los concesionarios de vehículos. La nueva normativa la compartirán los 28 países de la Unión Europea, más Islandia, Liechtenstein, Noruega, Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.

Nuevo etiquetado

Hasta ahora las 11.500 estaciones de servicio españolas identifican a los combustibles más habituales como “Gasolina 95”, “Gasolina 98” y “Diésel”. Es frecuente también encontrar denominaciones específicas en algunas marcas, que se suplementan a las indicadas. En un principio no desaparecerán las denominaciones tradicionales, que convivirán con las nuevas, pero el objetivo último es que sean las denominaciones comunitarias las que se impongan. Los fabricantes de vehículos y la patronal de las estaciones de servicio aconsejan que los consumidores se vayan familiarizando poco a poco con las nuevas denominaciones.
El símbolo de la gasolina es un círculo. Dentro de ese círculo aparece la letra E (de Etanol) y un número (que indica el porcentaje de etanol que lleva)
Círculos, cuadrados y rombos. Las nuevas denominaciones van asociadas a una forma geométrica. El símbolo de la gasolina es un círculo. Dentro de ese círculo aparece la letra E (de Etanol) y un número (que indica el porcentaje de etanol que lleva). La gasolina E5 contiene el 5 % de etanol. La E10, un 10 % de etanol. Y la E85, un 85 % de etanol

El símbolo del diesel es un cuadrado. Dentro de ese cuadrado aparece la letra B (de Biodiésel) y un número (que indica el porcentaje de biodiesel). El gasóleo B7 es el que contiene un 7 % de biodiesel. El B10, un 10 % de biodiesel. Se puede dar el caso de que en el cuadrado aparezcan las letras XTL. Significa que el vehículo acepta diesel sintético o parafínico (algo poco frecuente), es decir, que no está derivado del crudo de petróleo.

El rombo es el símbolo de los combustibles gaseosos. Dentro de cada rombo se podrán encontrar siglas como H2 (en referencia al hidrógeno), CNG (Gas Natural Comprimido), LPG (Gas Licuado de Petróleo) y LNG (Gas Natural Licuado).
La etiqueta con la nueva denominación afecta solo a los vehículos nuevos, es decir, a los que se comercialicen después del 12 de octubre de 2018, pero es aplicable a todo tipo de vehículo: ciclomotor, motocicleta, triciclo, cuatriciclo, turismo, vehículo comercial ligero o pesado, autobús…
¿Qué vehículos están afectados por esta nueva normativa europea? La etiqueta con la nueva denominación afecta solo a los vehículos nuevos, es decir, a los que se comercialicen después del 12 de octubre de 2018. Pero es aplicable a todo tipo de vehículo: ciclomotor, motocicleta, triciclo, cuatriciclo, turismo, vehículo comercial ligero o pesados, autobús… ¡todos! ¿Y los vehículos eléctricos? Por ahora no hay ninguna etiqueta especial para este tipo de vehículos. Pero también la habrá.

El conductor que desee saber qué tipo de combustible corresponde a su vehículo lo tiene fácil: consultarlo a su concesionario o, simplemente, ver el nuevo logo que aparecerá junto al habitual. Tal como hemos indicado, vieja y nueva denominación convivirán durante un tiempo. Emilio Ruiz.