_______________________________________________________________________________________________

domingo, 1 de julio de 2018

Pedro Sánchez los quiere maduros... y maduras

➤➤Pedro Sánchez, nuestro presidente del Gobierno, es un hombre joven. Tiene 46 años. Sin embargo, pese a su juventud, no es la persona de menos edad que ha accedido al cargo desde la reinstauración de la democracia. Ni mucho menos. Felipe González (40), José María Aznar (43) y José Luis Rodríguez Zapatero (43) y Adolfo Suárez (44) fueron presidentes más jóvenes que él. Leopoldo Calvo Sotelo tenía 55 años cuando accedió a la presidencia del Gobierno en aquellos tiempos de imborrable recuerdo, Tejero incluido. La persona que ha estrenado el cargo con mayor edad ha sido Mariano Rajoy, que tenía 56 años cuando, en 2011, descabalgó a los socialistas del poder.

Manuel de la Fuente (65 años), Consuelo Rumí (60) y Fernando Martínez (69)

A la hora de elegir miembros de su Gobierno, tampoco Pedro Sánchez se ha dejado arrastrar por la ‘excelencia’ de la juventud. Ha formado uno de los Gobiernos más veteranos de la reciente democracia. La media de edad de su gabinete ronda los 55 años. No alterna jóvenes y maduros. Más bien alterna maduros y mayores.  Algunos ‘miembros y miembras’ del ‘consejo de ministros y ministras’ superan la edad de jubilación, como Josep Borrell (71 años), Isabel Celaá (69) y Luis Planas (66). Son sesentones Margarita Robles (62) y Carmen Calvo (61) y superan el medio siglo de vida Jose Luis Ábalos (59), José Guirao (59), Magdalena Valerio (59), Dolores Delgado (56), Fernando Grande-Marlaska (56), Pedro Duque (55), María Jesús Montero (52) y Nadia Calviño (52). Ningún ministro o ministra tiene menos de 40 años. Los más jóvenes son maduritos… y maduritas: Carmen Montón (42), Reyes Maroto (44), Meritxell Batet (45) y Teresa Ribera (49). No hay treintañeros en el Gobierno.
Los jóvenes al poder… pero en otro momento. Es el momento de los maduros. De la gente con experiencia, digo, que esto no es Silicon Valley
Donde tampoco se les está dando mucha cancha a los jóvenes en el nuevo Gobierno es en los siguientes escalones de la Administración. Al menos en Almería se ha optado por la veteranía. Fernando Martínez, director general de la Memoria Histórica, tiene 69 años. Vamos, que podría ser un ‘jubilata’ de pleno derecho. Consuelo Rumí, nueva secretaria de Estado de Migraciones, está ya en la sesentena. Y Manuel de la Fuente, designado subdelegado del Gobierno, tiene 65 años. Hay quien dice que hay un cargo a punto de caer para otro veterano, José Antonio Amate Rodríguez (73 años), amigo personal del presidente; pero no, es una confusión: el cargo sería para su hijo José Antonio Amate Fortes, que formaría parte del grupo de los de la cuarentena. En definitiva, que los jóvenes al poder… pero en otro momento. Es el momento de los maduros. De la gente con experiencia, digo, que esto no es Silicon Valley. (Por cierto, yo también soy pedrista; nunca lo he sido, pero, si hay que serlo, se es, que diría José Mota. No sé por qué lo digo). Emilio Ruiz.