_______________________________________________________________________________________________

lunes, 23 de julio de 2018

El voto de los compromisarios del PP de Almería

➤➤➤El Partido Popular de Almería ha estado representado en el XIX Congreso por 75 compromisarios. ¿Cuántos de estos compromisarios se ha decantado por Pablo Casado y cuántos por Soraya Sáenz de Santamaría? No es fácil saberlo. Cuando una papeleta se recoge en una cabina y se introduce en un sobre cerrado antes de depositarla en la urna resulta muy difícil, casi imposible, determinar el sentido de ese voto. Los organizadores del congreso han sido muy cuidadosos a la hora de preservar el anonimato, y creo que lo han conseguido.

Papeleta del compromisario Fernando Giménez

En esta situación, la cercanía al conocimiento del voto de un compromisario solo se puede tener si éste lo manifiesta públicamente o se dan las circunstancias precisas que conduzcan a una conclusión. A veces incluso hay que tener cierta cautela con estas premisas, pues no siempre las cosas  son como parecen o como nos dicen que son. Tengo guardada en la memoria una anécdota que me contó, hace muchos años, Adolfo Pérez López, el que fue alcalde de Garrucha por UCD. Posiblemente él ni la recuerde. Era el día de las elecciones municipales. Un elector acudió a votar, pero se presentó tarde en la mesa. Lógicamente, no lo dejaron ejercer su derecho al voto. El hombre, muy alterado, acudió en auxilio del alcalde. “¡Los rojos no me dejan votar, don Adolfo!”, clamaba. El alcalde sabía más o menos de qué pie cojeaba el señor y se sorprendió de que acudiera en súplica a él. Lo convenció tras hacerle ver que la admisión de su voto podría ocasionar la impugnación de la mesa y ser mayor el daño ocasionado que el beneficio de un solo voto. Al final, el hombre se fue conforme, pero quien entró en duda sobre el sentido del voto en cuestión fue el propio Adolfo. El susodicho traía el sobre preparado de casa y lo tiró a la papelera. Adolfo no se quiso ir esa noche a la cama con la duda: fue a la papelera, abrió el sobre en cuestión y dentro lo que había era una papeleta con un puño y una rosa.

Compromisarios del PP de Almería

¿Por qué cuento esta anécdota? En realidad, por nada (solo porque es graciosa), pues en el caso de las primarias del PP no creo que se dé una situación similar, por lo que no hay que dudar del sentido del voto de quien explícitamente lo manifiesta. En la primera fase de las primarias los inscritos almerienses dieron 804 votos a Cospedal, 407 a Sáenz de Santamaría y 178 a Casado. Tras ser excluida del proceso, Cospedal ha unido sus esfuerzos a los de Pablo Casado, por lo que se podría determinar que Almería iba a estar –ha estado- con el exvicesecretario general. Además, de una manera holgada. ¿Ha sido así? "Los compromisarios almerienses que han votado a Cospedal no van a votar a Casado", escribió de forma rotunda en su carta semanal el director de ‘La Voz de Almería’, Pedro Manuel de la Cruz. Parece que ha fallado su visión de futuro. Su redactor Simón Ruiz, desplazado en el congreso, lo aclara: “Según distintas fuentes, de los 75 compromisarios más de 60 habrían escrito en su papeleta el nombre del exvicesecretario de Comunicación y menos de 15 el de la exvicepresidenta del Gobierno”. Los ‘signos externos’ apuntan a que los números de Simón Ruiz andan cerca de la realidad.

Nuevas Generaciones de Almería se felicita por la elección de Javier Aureliano García Molina

De los 75 compromisarios almerienses son pocos los que explícitamente han manifestado el sentido de su voto. A favor de Pablo Casado han declarado su voto Javier Aureliano García Molina (que ha entrado en el Comité Ejecutivo Nacional), Juan José Matarí, Carmen Navarro, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, Eugenio Gonzálvez y Maribel Sánchez. Por la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría han votado Ramón Fernández-Pacheco, Francisco Góngora, Carmen Crespo y Aránzazu Martín.

Tras el congreso, quien también ha declarado su voto por Pablo Casado –y, además, ha fotografiado su papeleta- ha sido el diputado provincial Fernando Giménez. “Mi voto fue para Pablo Casado, como todos sabéis, porque estoy seguro que es el mejor y lo va a demostrar”, ha dicho en Facebook.  La concejal de Roquetas Rocío Sánchez Llamas no lo manifiesta de forma tan explícita, pero se sobreentiende. Si hubiera que juzgar por la cantidad de compromisarios que han dado un ‘me gusta’ al comentario de Fernando Giménez, y ese símbolo de agrado fuera sincero, de lo que no hay por qué dudar, se puede concluir que las cifras que ofrece Simón Ruiz (60-15) andan cerca de la realidad. Tras este amasijo de cifras/votos se puede concluir que hace unas pocas semanas el Partido Popular de Almería era ‘cospedalista’ en primer término y ‘sorayista’ en segundo lugar. Hoy no es ni una cosa ni otra: es ‘pablista’. “O sea, como Arenas”, que diría una mente perturbada. Emilio Ruiz.