_______________________________________________________________________________________________

lunes, 7 de mayo de 2018

Las primarias del PSOE

➤➤ El PSOE de Andalucía ha puesto en marcha esta semana la maquinaria de primarias para elegir a los candidatos a las alcaldías de los municipios de más de 20.000 habitantes. En nuestra comunidad autónoma son 82 los municipios que superan este número de habitantes, pero en 49 de ellos gobierna el Partido Socialista y, según el reglamento, para que en éstos se celebren primarias tendría que solicitarlo la mitad más uno de los militantes de la agrupación local correspondiente, algo que no es previsible que ocurra, o que así lo desee la propia dirección regional. La ejecutiva regional ya se ha apresurado a manifestar, por boca del secretario de Organización, Juan Cornejo, que su deseo es dar continuidad a los actuales alcaldes. Las posibilidades de que se celebren elecciones primarias quedan reducidas, pues, a los 33 municipios restantes. Lo previsible es que en la provincia de Almería se celebren primarias en la capital, El Ejido, Roquetas y Adra.

El PSOE, en primarias

Es posible que en alguna de estas localidades tampoco se celebren primarias por la ausencia de más de un candidato. Donde habrá, seguro, es en Almería capital, pues al menos dos militantes ya han manifestado su deseo de concurrir. Es precisamente en la agrupación municipal de la capital donde se ha producido un hecho sin precedentes. En el corto espacio de una semana el censo de afiliados se ha incrementado en un 60 %, al pasar de 822 a 1.290.

Es normal que un grupo de afiliados del PSOE de Almería haya pedido la convocatoria de una asamblea extraordinaria para aclarar cómo se ha producido esta afiliación masiva. Lo sorprendente es que esa aclaración no se haya producido ya por parte de los responsables de la agrupación local, y también por parte de la secretaría de Organización de Ferraz, que es la última receptora de las solicitudes.
Quienes tienen un mínimo conocimiento de los funcionamientos internos del PSOE saben que una situación como ésta obedece a una planificación orquestada por quienes tienen interés en desvirtuar el proceso para que salga elegido candidato alguien que no goza del favor de la militancia
Lo sucedido es muy grave, extremadamente grave. Es una maniobra impúdica por alterar los resultados del proceso. Un intento de pucherazo, como lo ha calificado el director de La Voz de Almería, Pedro Manuel de la Cruz. Quienes tienen –o tenemos- el mínimo conocimiento de los funcionamientos internos del PSOE saben –y sabemos- que una situación como ésta no ha surgido de forma espontánea. Muy al contrario, obedece a una planificación orquestada por quienes tienen interés en desvirtuar el proceso para que salga elegido candidato alguien que no goza del favor de la militancia, pero sí goza de la confianza de unos astutos que carecen de la dignidad suficiente para formar parte de una organización seria.
Sorprende que, ante hechos como éste, guarden silencio en las redes sociales quienes son activos mensajeros de lo divino y de lo humano
Estos días hemos tenido la oportunidad de oír algunas explicaciones justificando este hecho de afiliación masiva. Producen vergüenza ajena. Y producen, también, tristeza en los casos en los que esas inasumibles explicaciones proceden de personas que han tenido o tienen altas responsabilidades en el partido. De igual modo, sorprende que, ante hechos como éste, guarden silencio en las redes sociales quienes son activos mensajeros de lo divino y de lo humano. Qué triste es todo esto.
Sería un despropósito incomprensible que esta avalancha de nuevas afiliaciones no quedara paralizada hasta después del proceso de primarias
Sería un despropósito incomprensible que esta avalancha de nuevas afiliaciones no quedara paralizada hasta después del proceso de primarias. Es entonces cuando hay que hacer uso de la criba y, sobre todo, adoptar las medidas disciplinarias oportunas contra quienes han querido manipular el proceso. Desde el vergonzoso censo electoral del 28-F no se había producido un hecho tan vomitivo como éste. Emilio Ruiz.