_______________________________________________________________________________________________

miércoles, 28 de marzo de 2018

Los cuatro compañeros de viaje de Carles Puigdemont

➤➤Cuando Carles Puigdemont, el destituido presidente de la Generalitat de Catalunya, fue detenido en Alemania, camino de Bélgica, en aplicación de la euroorden dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, en el Renault Espace en el que viajaba había otras cuatro personas que en un primer momento no fueron identificados por la policía germana. ¿Quiénes eran esas personas, posibles encubridoras de un fugado de la justicia española. Son éstas:

Puigdemont, acompañado de Matamala

Josep María Matamala Alsina. Este hombre es muy familiar para quienes seguían las andanzas del expresidente en Bruselas a través de la televisión, pues siempre se le veía junto a él. Sí, efectivamente, es el señor alto de pelo blanco. Se hizo inseparable de Puigdemont desde el primer día que se fugó. Fue concejal de CiU en el Ayuntamiento de Gerona entre 1987 y 1995. Es director general de una empresa llamada Incastis, dedicada a la organización de ferias, y de otra denominada Stein Girona, dedicada a la papelería y la impresión digital. Según el diario Abc, las relaciones económicas de las empresas de Matamala con las Administraciones de CiU son frecuentes. Incatis participa en la organización bianual del Fòrum Gastronómic de Girona, que cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Gerona, la Diputación Provincial y la Generalitat de Cataluña. El primero de estos organismos, del que Puigdemont fue presidente, ha concedido a Fòrum 342.000 euros de subvenciones durante seis ediciones. Con Puigdemont de alcalde el foro organizado por Matamala recibió 65.000 euros para la edición de 2013 y 64.000 para la de 2015. Este hombre fue quien firmó el alquiler de la casa de Waterloo, por la que pagaba 4.400 euros mensuales.

Josep Lluís Alay Rodríguez. También acompañaba al expresidente este profesor universitario, especialista en asuntos del Tíbet. Alay desempeña el cargo de comisionado de Relaciones Internaciones de la Diputación de Barcelona, de quien cobra en torno a 80.000 euros anuales. El puesto de comisionado es de dedicación exclusiva, pero, según dicen en Diputación, “viajaba a menudo a Bruselas porque tenemos oficina allí”.  Y tanto viajaba, que se le veía más por allí que por aquí. El 24 de enero se vio a Alay acompañando a Puigdemont en Copenhague. El diputado provincial de Ciudadanos Miguel Ángel Ibáñez va a solicitar la agenda de Alay desde el 11 de noviembre, la justificación de los viajes y los gastos y la actividad que ha estado desarrollando este alto cargo.

Carlos de Pedro López. Es mozo de escuadra en activo. Pertenecía a una unidad de Seguridad Ciudadana. Su dedicación al cuerpo es con carácter exclusivo, por lo que no puede desempeñar labores de escolta al margen las designadas por sus superiores.

Xabier Goicoechea Fernández. También es ‘mosso’. Pertenecía al área de Escoltas. También tiene dedicación exclusiva y no puede desempeñar labores de escolta fuera de las asignadas oficialmente.  Al igual que su compañero, podría ser investigado y apartado de sus funciones por la dirección del cuerpo.