_______________________________________________________________________________________________

lunes, 31 de diciembre de 2018

OJD noviembre 2018: "Diario de Almería" solo vende 1.250 ejemplares

➤ Todos los periódicos de papel andaluces han reducido su difusión el pasado mes de noviembre respecto a octubre de 2018. El descenso global ha sido del 1,02 por ciento, porcentaje que se transforma en 841 ejemplares menos. Es lo que ponen de manifiesto los datos de la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), pendientes de certificar, correspondientes al mes de noviemre de 2018. Los periódicos andaluces tienen una difusión de 81.861 ejemplares diarios, frente a los 82.702 de un mes antes. Diario de Almería ha sido el periódico que ha perdido más difusión, el 4,07 por ciento, mientras otro periódico del grupo Joly, Diario de Jerez, es el que menos ha perdido, un 0,29 por ciento.

Veamos, diario a diario y por provincias, la evolución de los periódicos de Andalucía en el periodo de tiempo comprendido entre el mes de octubre de  2018 y el mes de noviembre:

Difusión de los periódicos de Andalucía

Almería. En la provincia de Almería se editan dos periódicos, La Voz de Almería y Diario de Almería. El primero de ellos está editado por el grupo de comunicación Novotécnica (que explota las licencias radiofónicas de Prisa en la provincia), mientras el segundo pertenece a Joly. El diario Ideal (Vocento) también edita una edición especial para Almería. Por lo que respecta a La Voz de Almería, la OJD le otorga una difusión de 4.116 ejemplares, cuando la difusión del mes de octubre fue de 4.137, o sea, que ha bajado un 0,51 ciento. Por lo que respecta a Diario de Almería, tiene una difusión de 1.250 ejemplares diarios, 53 menos que hace un mes. Pierde el 4,07 por ciento de difusión.

Cádiz. Diario de Cádiz pierde 105 ejemplares de difusión al pasar de 11.235 a 11.130, un 0,93 por ciento menos. También de Joly es Diario de Jerez, que pasa de 3.465 ejemplares a 3.455, un 0,29 por ciento menos. Por último, también de Joly es Europa Sur, el periódico del Campo de Gibraltar, que pierde el 1,82 por ciento de su difusión al pasar de 1.756 ejemplares a 1.724. La Voz de Cádiz (Vocento) no se considera como periódico de pago al distribuirse gratuitamente con otros periódicos del mismo grupo.

Córdoba. En Córdoba también se editan dos diarios: Córdoba (pertenece al Grupo Zeta, propietario de El Periódico) y El Día de Córdoba (de Joly). La bajada de la difusión de Córdoba es del 0,38 por ciento al pasar de 5.738 a 5.716 ejemplares diarios. El periódico del grupo Joly, por su parte, pierde el 0,70 por ciento de difusión. Pasa de 1.002 a 995 ejemplares.

Granada. El histórico Ideal, de Vocento, pierde un 1,19 por ciento al pasar de 15.278 ejemplares a 15.096. El diario granadino de Joly, Granada Hoy, pasa en un mes de 1.920 ejemplares a 1.892, un 1,46 por ciento menos.

Huelva. El único diario que se edita en Huelva es de Joly: Huelva Información. Pierde en un mes el 1,41 por ciento de la difusión al pasar de 3.830 ejemplares a 3.776 ejemplares.

Jaén. La provincia jiennense tiene un solo diario, Jaén, que no pertenece a ningún grupo editor con implantación en otras provincias andaluzas. Ideal también tiene una edición especial para Jaén. Jaén pierde un 2,16 por ciento de la difusión, al bajar de 3.051 ejemplares a 2.985.

Málaga. El periódico de Vocento Sur, el más importante de la provincia, pasa de 12.509 ejemplares a 12.472, un 0,30 por ciento menos. Otro diario malagueño, La Opinión de Málaga (Prensa Ibérica), pierde un 0,52 por ciento. Pasa de 1.540 ejemplares a 1.532 ejemplares. Málaga Hoy (Joly) pasa de de 4.164 ejemplares a 4.029 ejemplares diarios, un 3,24 por ciento menos.

Sevilla. El periódico sevillano de Joly, Diario de Sevilla, pasa de 11.774 ejemplares a 11.693 ejemplares, un 0,69 por ciento menos.

Los periódicos españoles de mayor difusión

Éstos son, por orden alfabético, los periódicos españoles que superan los 10.000 ejemplares de difusión durante el mes de octubre de 2018 (entre paréntesis, la difusión del mes de octubre): Abc 72.320 (73.259), Ara 14.689 (14.942), As 92.451 (95.179), Cinco Días 18.081 (17.903), Diario de Cádiz 11.130 (11.235), Diario de Navarra 27.99 (27.735, Diario de Noticias 10.391 (10.393), Diario de Sevilla 11.693 (11.774), El Comercio 13.104 (13.039), El Correo 55.507 (54.551), El Diario Montañés 18.799 (18.897), El Diario Vasco 42.266 (41.772), El Mundo 86.183 (86.934) , El Norte de Castilla 14.983 (14.760), El País 114.236 (115.434), El Periódico 58.653 (58.204), El Progreso 11.138 (11.510), El Punt Avui 20.551 (20.777), Expansión 21.186 (21.430), Faro de Vigo 23.156 (23.143), Heraldo de Aragón 28.434 (27.953), Ideal 15.096 (15.278), Información 12.766 (12.795), La Nueva España 33.366 (33.362), La Provincia 11.329 (11.251), La Razón 53.614 (73.612), La Vanguardia 94.025 (97.237), La Verdad 10.880 (10.912), La Voz de Galicia 60.039 (60.529), Las Provincias 13.208 (13.680), Levante 15.943 (15.980), Marca 104.530 (105.923), Mundo Deportivo 42.511 (43.936), Sport 35.461 (38.295), Sur 12.472 (12.509) y Última Hora 17.760 (18.091).

Los periódicos españoles de menor difusión

Y éstos son, igualmente por orden alfabético, los diarios de papel españoles que no superan los 2.000 ejemplares diarios de difusión conforme a los datos de la OJD de noviembre de 2018: Diario de Almería 1.250 (1.303), Diario de Ávila 1.451 (1.464), El Día de Córdoba 995 (1.002), El Pueblo de Ceuta 1.351 (1.330), Europa Sur 1.724 (1.756), Granada Hoy 1.892 (1.920), La Mañana 1.877 (1.876), La Nueva Crónica 1.866 (1.888) y La Opinión de Málaga 1.532 (1.540). Emilio Ruiz.

domingo, 30 de diciembre de 2018

El nuevo aeropuerto de Murcia

➤ Dentro de unos días, el 15 de enero, el Rey Felipe VI inaugurará el nuevo Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia, situado en la pedanía de Corvera, a medio camino entre la capital de la comunidad y Cartagena. A pesar de que las obras finalizaron en 2012, no va a ser hasta 2019 cuando empiecen a verse su utilidad. La idea de su construcción surgió en 2006 de una iniciativa privada de la constructora Sacyr. Fueron muchas las personas que consideraron que no tenía sentido esta nueva infraestructura, teniendo tan cerca, por un lado, al Aeropuerto de Alicante (por el que pasan 12 millones de usuarios al año), y por otro, al de San Javier, más cercano al Mar Menor y a solo 30 kilómetros del de Corvera.  La iniciativa de construir un nuevo aeropuerto privado se veía más bien como un capricho del presidente de la constructora, Luis del Rivero, que quería tener un detalle –y menudo detalle- con su tierra de nacimiento. Al final se ha visato que el empeño de Rivero no era tan generoso, pues Sacyr –ahora bajo la presidencia de Manuel Manrique, su socio de muchos años con el que ha terminado enemistado- reclama al Gobierno regional del Partido Popular nada menos que 518 millones de euros.

Aeropuerto de Murcia (Foto Loa)

Después de muchos intentos de abrir al tráfico el nuevo aeropuerto sin que nadie mostrara el más mínimo interés por su uso, hace unos meses el Ejecutivo murciano acordó rescatar la concesión para concedérsela a Aena por un periodo de 25 años. La compañía propiedad del Estado va a hacer ahora lo que ante son ha querido: trasladar a Corvera toda la actividad de San Javier, que cesa en su función civil para convertirse nuevamente solo una base militar del Ejército. En este tránsito de actividad de un aeropuerto a otro, algunas aerolíneas han decidido suprimir vuelos mientras otras han manifestado su intención de abrir nuevas líneas. El aeropuerto de Murcia-San Javier cerró 2017 con 1,2 millones de pasajeros, una cifra algo superior al de Almería, que terminó el mismo año con 1.007.446 pasajeros. Los expertos consideran que será en torno a estas cifras en las que se moverá el nuevo aeródromo, si bien está preparado para alcanzar los tres millones de viajeros. Pero una cosa son las perspectivas y otra la realidad.
Si se toma como referencia Garrucha, por ejemplo, el nuevo aeropuerto de Corvera queda a 147 kilómetros, y el de El Alquián, a solo 78, casi justamente la mitad
Como ésta que he relatado es la situación es por lo que ha sorprendido el artículo publicado por el periodista Miguel Cárceles en ‘Ideal’ el pasado viernes. “El aeropuerto de Murcia entrará a competir con el de Almería a partir del 15 de enero”, es como ha titulado su información. Pues como el de San Javier, habría que decir. En el desarrollo de la ‘noticia’ el periodista afirma que “el nuevo aeropuerto se situará prácticamente a la misma distancia de puntos eminentemente turísticos del Levante almeriense como Vera, Garrucha o Mojácar”, dando a entender que a los vecinos que residen en estas poblaciones les da igual, a la hora de realizar un viaje en avión, ir hacia un aeropuerto u otro. Y eso no es verdad. Si se toma como referencia Garrucha, por ejemplo, el nuevo aeropuerto de Corvera queda a 147 kilómetros. El de El Alquián, a solo 78, casi justamente la mitad. Si de tiempo hablamos, para ir a nuestro aeropuerto un garruchero tarda 40 minutos mientras llegar al de Corvera le cuesta casi una hora y media. Hay que ver con esta vieja manía que tenemos los almerienses de ensalzar lo ajeno para despreciar lo nuestro. Emilio Ruiz.

miércoles, 26 de diciembre de 2018

El PSOE denuncia subida masiva de sueldos en la Junta

➤ Aún no hay nuevo Gobierno en la Junta de Andalucía y ya ha saltado la primera polémica entre quienes se suponen que van a desempeñar la nueva responsabilidad, el Partido Popular y Ciudadanos –con el imprescindible apoyo de Vox-, y quien se supone que va a ser el primer partido de la oposición, el Partido Socialista. Los partidos de Juanma Moreno y Juan Marín continúan perfilando sus acuerdos para los primeros cien días y para toda la legislatura. Hasta ahora han establecido 80 medidas que subdividen en tres bloque temáticos. El lunes cerraron el capítulo de medidas económicas y de política fiscal, en el que se recoge el compromiso de acometer una bajada considerable de impuestos (hay que recordar la campaña del “BMI: Bajada Masiva de Impuestos”, del Partido Popular) durante los primeros cien días de Gobierno.

El acuerdo de la discordia

Si se cumple con lo acordado se producirá la práctica eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, se bajará el tramo autonómico del IRPF, ahora mismo entre los más altos de España; se reducirá el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que grava las hipotecas y se crearán nuevas fórmulas para valorar los bienes a efectos tributarios autonómicos porque el sistema actual "provoca impuestos desmesurados". Respecto a este último punto, son muchas las quejan porque se considera que en la actualidad el valor de una transmisión inmobiliaria, a efectos tributarios, no es el real de mercado, sino el que marca la Administración, en muchas ocasiones un valor desorbitado, alejado de lo verdaderamente pagado por el comprador.

¿Se sube o se baja el sueldo de los altos cargos? La polémica entre el PP y Ciudadanos, por un lado, y el PSOE, por otro, ha surgido respecto al bloque de regeneración democrática y lucha contra la corrupción. En los acuerdos firmados el artículo 4.5 aparece redactado así: "Estableceremos unas tablas salariales que ordenen y socialicen las retribuciones de los altos cargos y directivos públicos de la Junta. Todos cobrarán en referencia a las retribuciones que se establezcan anualmente para los cargos análogos en el Gobierno de la Nación, sin que puedan superar las que se prevean para estos últimos".

Hay que tener en cuenta que son muchas las comunidades autónomas que tienen para sus altos cargos unas tablas remunerativas que superan ampliamente las establecidas para cargos similares del Gobierno de la nación. El sueldo de cualquier cargo medio de la Generalitat de Catalunya, por ejemplo, sobrepasa el del presidente del Gobierno de España. Por no hablar del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que casi duplica el de Pedro Sánchez. En Andalucía, los sueldos de los altos cargos son bastante más modestos y de los más bajos de España. Susana Díaz gana 67.000 euros al año, mucho menos que el alcalde de Almería, por ejemplo. Un consejero gana en torno a 65.000 euros, y un delegado, sobre los 47.000 euros brutos.

¿Cómo hay que interpretar el artículo 4.5 del acuerdo PP-Ciudadanos sobre regeneración democrática y lucha contra la corrupción? La mayoría de medios de comunicación no tienen dudas: al tomar como referencia las retribuciones del Gobierno central, lo que va a hacer el nuevo Gobierno andaluz es equiparar las retribuciones de nuestros altos cargos a aquéllos –que aquéllos son también nuestros, por cierto-, de tal manera que la implantación del mismo supondría una subida generalizada de sueldos.

“No se han cortado ni un pelo”. Los socialistas comparten esta interpretación. El consejero de Economía en funciones, Antonio Ramírez de Arellano, no ha dudado en señalar que “el Pacto PP-Cs propone subirse el sueldo como altos cargos en el Gobierno de la Junta. Toman como referencia las tablas retributivas del Gobierno de España, que son en general un 50% más altas”. Si esto fuera así, el presidente de la Junta y los consejeros ganarían 13.000 euros más que ahora, mientras los directores generales llegarían a duplicarse el sueldo, pues un director general del Gobierno de España cobra 104.063 euros, frente a los 55.812 que cobra un director general de la Junta. El PSOE ha puesto en marcha su maquinaria en redes sociales para denunciar estas intenciones. “Pues no se han cortado ni un pelo... ¡Han pactado una SMS-Subida Masiva de Sueldos para altos cargos!”, denuncia el delegado de Gobierno en Almería, José María Martín Fernández.

PP: “Una interpretación torticera”

Juanma Moreno, futuro presidente de la Junta de Andalucía, y Juan Marín, futuro vicepresidente, se han apresurado a calificar de “interpretación torticera” la realizada por el PSOE sobre el dichoso artículo 4.5. Han manifestado que su intención es precisamente lo contrario, que lo que pretenden es bajar los sueldos desorbitados de algunos altos cargos de empresas públicas andaluzas.

Algunas voces apuntan desde Ciudadanos que no han estado muy afortunados a la hora de redactar el artículo 4.5 y propugnan su modificación para que quede totalmente claro. En las mesas de negociación, manifiestan, nunca se ha expuesto el deseo de realizar una subida generaliza de sueldos para los altos cargos ni consideran que éste fuera el propósito del Partido Popular. Muy al contrario, creen que hay que poner fin a la que consideran descontrolada política de salarios de algunas empresas públicas, la que denominan “administración paralela”. Todo parece a apuntar a que finalmente ese artículo será eliminado o redactado nuevamente.

Susana Díaz: “Quieren cobrar más”

La presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, Susana Díaz, también está convencida de que el propósito del Partido Popular y Ciudadanos es aprobar una subida generalizada de sueldos para los altos cargos una vez que estén en el Gobierno. En unas declaraciones a la cadena Ser ha manifestado que quieren cobrar más.

Díaz ha destacado que Juan Marín y su partido han estado toda la campaña electoral asegurando que venían a limpiar la política andaluza, “pero ya sabemos en qué consistía esa regeneración política, en que aquí se cobraba poco y ellos quieren cobrar más”. La presidenta en funciones también ha preguntado si PP y Ciudadanos han "pedido permiso" al presidente de Vox, Santiago Abascal, para llevar a cabo dicha medida porque, según ha defendido, "no tienen votos suficientes" para aprobar ninguna cuestión sin el "visto bueno" de la citada formación.

Disparidad de sueldos entre los presidentes autonómicos

Según los Presupuestos Generales del Estado para 2018, el sueldo del presidente del Gobierno asciende a 80.953 euros brutos. Entre los presidentes autonómicos, hay quienes cobran menos que Pedro Sánchez y hay también quienes cobran más.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, cobra 146.926 euros. Supera también la cifra de 100.000 euros el presidente madrileño, Ángel Garrido (103.090 euros). El del País Vasco, Iñigo Urkullu, se queda algo por debajo, con 99.470 euros. Javier Lambán, presidente de Aragón, percibe 82.602 euros brutos al año.

Los demás presidentes cobran menos que Pedro Sánchez. El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, gana 78.068 euros. El de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, y el de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, rondan los 73.000 euros. Fernando Clavijo, de Canarias, percibe 72.215 euros y Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, 71.425.

La remuneración anual de la presidenta navarra, Uxue Barkos, es de 70.048 euros, mil y pico euros más que el presidente valenciano, Ximo Puig, que gana 68.975 euros. El de Murcia, Fernando López Miras, gana un poco menos: 68.257 euros. Y el del Principado de Asturias, Javier Fernández, 66.041 euros.

Según el Portal de la Transparencia de la Junta de Andalucía, la retribución anual para 2018 de la presidenta es de 66.230,16 euros. Emilio Ruiz.

domingo, 23 de diciembre de 2018

Ciudadanos tiene que elegir entre PSOE o Vox

➤ Todos los dirigentes de Ciudadanos, tanto los estatales como Juan Marín, han repetido hasta la saciedad que el tiempo de Susana Díaz se ha acabado, que ha llegado el momento de poner fin a 38 años de Gobierno socialista. Dicen, también, que el pueblo andaluz se ha manifestado de forma rotunda sobre el deseo de ver a los socialistas fuera de la presidencia de la Junta. Esta interpretación de la voluntad de los electores es un poco sui generis, pues, que uno recuerde, cuando los andaluces acudimos a votar lo único que se nos pidió es que echáramos una papeleta en la urna. Nada más. La interpretación que se hace del sentido de esa papeleta corresponde al interés de cada uno.

Francisco Serrano, líder de Vox en Andalucía

Desmontada la reiterada teoría de Ciudadanos y del Partido Popular de que lo legítimo es que gobierne la lista más votada –a Pedro Sánchez lo consideraban un okupa-, es aceptable que el partido de Albert Rivera estime que la Junta de Andalucía debe ser dirigida por otro candidato y otra mayoría. El candidato lo tienen, y es Juanma Moreno, que no ha cedido a las pretensiones de Juan Marín de arrebatarle el galardón. La mayoría, también, pero para ello es necesario el concurso de Vox, un partido de ultraderecha que predica, entre otras extrañezas, la extinción de todas las medidas para evitar la violencia de género.
Al dar al salto a la política nacional, Ciudadanos viró un poco a la derecha para considerarse un partido liberal, europeísta, de centro
Ciudadanos nació en Cataluña como un partido socialdemócrata que se alimentó principalmente de los desencantados del PSC, un partido que, en opinión de Albert Rivera e Inés Arrimadas, había abandonado a sus tradicionales electores, que eran principalmente no nacionalistas. Al dar al salto a la política nacional, Ciudadanos viró un poco a la derecha para considerarse un partido liberal, europeísta, de centro, con un granero de votos que iba a proceder en una pequeña parte del Partido Socialista y en una gran parte del Partido Popular. Y así ha sido.

En la campaña de las elecciones andaluzas Ciudadanos no ha escondido su deseo de desplazar a los socialistas de sus posibles alianzas postelectorales para comprometerse con el Partido Popular. “Usted y yo siempre nos vamos a entender”, decía una vez y otra Juan Marín a Juanma Moreno. Pero las urnas le han jugado a Ciudadanos una mala pasada: la suma de las formaciones de ambos suman 47 escaños, lejos de los 55 que son necesarios para conformar una mayoría. Los escaños que les faltan son precisamente los que tiene en su poder el ultraderechista Santiago Abascal, con quien Ciudadanos rehúye sentarse en una mesa a tomar café.
Albert Rivera tiene dos opciones: o facilita que Susana Díaz siga gobernando, algo que le horroriza, o requiere los servicios de Santiago Abascal, algo que desprecia
Albert Rivera no quiere pactar con Vox porque siempre ha sentido horror por una pérdida de la virginidad política de esa forma tan traumática, que deshace su discurso moderado y modernista. Pero tiene dos opciones: o facilita que Susana Díaz siga gobernando, algo que le horroriza, o requiere los servicios de Santiago Abascal, algo que desprecia. Hay una tercera opción, marear la perdiz hasta llegar a la repetición de las elecciones, pero posiblemente sus electores nunca le perdonarían que, pudiendo hacerlo, no pusiera fin a 38 años de lo que ellos llaman ‘régimen socialista’. En 2015 las combinaciones no daban, pero ahora sí. Con Vox. Rivera empieza a darse cuenta de que en política algunas decisiones por tomar no son tan simples como él las veía. Emilio Ruiz.

jueves, 20 de diciembre de 2018

200 cargos de la Junta en Almería, pendientes de los pactos

➤ El informativo de mediodía de Antena 3, que es el de mayor audiencia en esa franja horaria, ofreció días pasados un dato que consideraba revelador sobre una de las repercusiones que puede tener el cambio de Gobierno en Andalucía tras las elecciones del 2 de diciembre. La presentadora preguntó a uno de sus colaboradores por los puestos de trabajo que peligrarían. El periodista mostró una enorme pizarra y sobre la misma había escrita una cifra mágica: 24.000. “Es decir”, apostillaba, “lo que equivale en España a la plantilla de empresas como el Banco Santander, Prosegur o Mc Donald's”. Y concluía: “Se trata de trabajadores empleados en sociedades o en fundaciones de la Junta de Andalucía y su contrato depende directamente del Gobierno, hasta ahora del PSOE, y no de un concurso público”.

200 cargos / Ilustración: La Voz de Almería

La cifra de 24.000 resulta mágica porque no solo ha sido adoptada por la cadena de Planeta sino por otros muchos medios. Se ofrece sin ningún tipo de rigor y sale de los presupuestos generales de la Junta de Andalucía. Estos medios, para darle brillantez a la noticia que resulta falsa, han realizado una operación simplista: ver la plantilla total de la administración autonómica, deducir el número de empleados que son funcionarios, y el resto… ¡a la calle! Según esa teoría, entre estos empleados públicos estarían las plantillas completas de empresas públicas, consorcios y fundaciones, así todo el personal laboral de las consejerías. Irían a la calle, por ejemplo, miles de médicos y maestros interinos o contratados, toda la plantilla de Canal Sur, los retenes contra incendios forestales… En definitiva, un disparate.

200 puestos almerienses pueden ser ‘removidos’. Ciertamente, si finalmente fructifica, como parece, un acuerdo entre el Partido Popular, Ciudadanos y Vox para despojar al PSOE del Gobierno de la Junta de Andalucía, serán muchas las personas que se verán afectadas. No en las cantidades que se dicen, pero sí a otras que rondan entre las 2.000 y las 3.000. Nadie puede ofrecer una cifra exacta porque el catálogo de puestos de trabajo de la Junta de Andalucía es muy variado y cada ente público se rige por sus propias normas. De estos puestos, la parte más importante afecta a los servicios centrales de la Junta.

Se calcula que el número máximo de empleados afectados en Almería por un cambio de Gobierno rondaría los 200. Lógicamente, es un disparate pensar que todos esos 200 puestos de trabajo van a ser  ‘removidos’, y menos aún que son personas que se van a quedar en paro. La mayoría de ellos son funcionarios que ocupan un puesto de confianza en base a criterios profesionales y de disponibilidad. Pensemos, por ejemplo, en los directores de los centros de salud. Son médicos del propio centro que compatibilizan la consulta con la dirección y que por ello reciben un plus económico.

Los altos cargos, los primeros. Quienes sí serán despojados de su puesto de manera casi inmediato una vez que Susana Díaz abandone la presidencia de la Junta son las 270 personas que en Andalucía tienen la consideración de altos cargos. Los almerienses altos cargos son 21, considerando no solo los de ámbito provincial sino también los que dependen directamente ‘de Sevilla’, o sea, que su responsabilidad política abarca todo el territorio andaluz.


En el primer grupo hay que incluir a todos los delegados provinciales: Raúl Enríquez, de Medio Ambiente; Francisca Fernández, de Educación; José María Martín, delegado del Gobierno; José Manuel Ortiz Bono, de Agricultura;   Francisca Serrano, de Salud; Juan Sola, de Fomento;  Miguel Ángel Tortosa, de Empleo, y Alfredo Valdivia, de Cultura. También tiene la consideración de alto cargo y, por consiguiente, susceptible de ser una de las primeras cesadas la exconcejal socialista Clara Inés Rodríguez Foruria, directora gerente del Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Almería.

Almerienses con responsabilidad regional. Entre los altos cargos almerienses que tienen responsabilidad en el ámbito de toda la comunidad autónoma y que serían firmes candidatos a ser cesados en los siguientes días o semanas a la toma de posesión del nuevo Gobierno figuran el exalcalde de Olula del Río Antonio José Lucas, director general de Innovación Cultural y del Libro; Rafael Peral Sorroche, secretario general de Agricultura; Jerónimo Pérez Parra, presidente del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria; María Victoria Román González (granadina, pero muy vinculada a la Universidad de Almería), directora general de la Agencia de Defensa de la Competencia; Rodrigo Sánchez Haro, consejero de Agricultura, y Francisca Antón Molina, la exdirectora gerente del Complejo Hospitalario Torrecárdenas, que fue ascendida a directora gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

La mayoría de los altos cargos almerienses no irían a engrosar las listas de parados del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), pues son funcionarios de la propia Junta de Andalucía o personal fijo de alguno de sus organismos públicos. Es decir, que abandonarían sus cargos de libre designación para incorporarse a sus puestos de trabajos habituales dentro de la Administración Autonómica. Tal es el caso, por ejemplo, de Francisca Antón, que es médico del SAS; Francisca Fernández, orientadora escolar en el IES Albujaira de Huércal-Overa; el ejidense José María Martín, funcionario del Cuerpo de Gestión Administrativa de la Junta de Andalucía; María Dolores Ferre, catedrática de Hebreo de la Universidad de Granada; Manuel Martínez Domene, funcionario de la Junta de Andalucía; José Manuel Ortiz Bono, maestro; Juan Cano Bueso, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Almería; Emelina Fernández Soriano, profesora titular de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga; Jerónimo Pérez Parra, funcionario del Cuerpo Superior de Ingenieros Agrónomos de la Junta; María Victoria Román González, profesora titular de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Almería, y Alfredo Valdivia Ayala, profesor de Instituto.

Otros retornarían a su antigua actividad, como la exconcejal almeriense Pilar Navarro Rodríguez, que antes de ser nombrada era profesora de la Universidad Loyola Andalucía. El turrero Rodrigo Sánchez Haro, consejero de Agricultura con Susana Díaz, es abogado, titular de CE Consulting, una empresa de consultoría y administración de fincas con sede en Mojácar. No obstante, seguirá ligado a la Junta de Andalucía, esta vez como diputado en representación de Almería.

Personal eventual y de asesoramiento. Además de los altos cargos, quienes sí pueden ser cesados en fechas próximas a la toma de posesión de los nuevos consejeros son los cargos públicos de confianza de segundo nivel y el personal eventual y de asesoramiento que hay en cada consejería. El nombramiento y cese de estas personas es discrecional. El Estatuto Básico del Empleado Público establece que este personal, "en virtud de su nombramiento y con carácter no permanente, sólo realiza funciones expresamente calificadas como de confianza o asesoramiento especial". Son asesores de prensa, secretarios particulares, etc.

La presidenta del Puerto y la directora general del PITA

María del Carmen Ortiz Rivas es presidenta de la Autoridad Portuaria de Almería desde agosto de 2017. No se considera alto cargo de la Junta de Andalucía, si bien su nombramiento es realizado por el Consejo de Gobierno. Este puesto es uno de los más apetecibles, por lo que hay que suponer que, en caso de un nuevo Gobierno, las presidencias andaluzas de los puertos serán ocupadas por personal de confianza del nuevo Gobierno.

En cuanto al director general del Parque Científico-Tecnológico de Almería (PITA), cargo que ostenta Trinidad Cabeo, su nombramiento no es realizado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía sino por el Consejo de Administración del propio Parque. El accionariado del PITA es muy diverso, con presencia de entidades públicas y privadas. El director general siempre se elige a propuesta de la Junta de Andalucía, por lo que se puede deducir que éste es también un puesto apetecible para situar a personas próximas a los nuevos regidores de la Administración autonómica.

Tres apetecibles cargos de confianza

No tienen la consideración de altos cargos, pero sí son puestos de confianza apetecibles. Uno de ellos es el de la gerencia provincial de la Agencia IDEA (en la actualidad, Francisco Giménez Felices). Giménez Felices ha sido gerente del IDEA en dos etapas. Anteriormente fue consultor profesional y decano-presidente del Colegio de Economistas de Almería.

Los otros dos puestos de confianza son la gerencia provincial de la Agencia Pública de Vivienda y Rehabilitación (Ana Villuesa, en la actualidad) y la responsable provincial de la Agencia Pública Andaluza de Educación (cargo que desempeña la exalcaldesa de Albox Sonia Cerdán).

Canal Sur, punto y aparte

La cadena autonómica de radio y televisión, Canal Sur,  ha sido sentenciada por uno de los grupos políticos que pueden apoyar al nuevo Gobierno de Andalucía. El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha pedido directamente su desaparición, mientras el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha manifestado que antes es preferible gastar los 162 millones de su presupuesto en endoscopios para Almería. A ver qué íbamos a hacer con tantos endoscopios en Almería. Juanma Moreno ha reaccionado manifestando que el cierre de Canal Sur no es posible por ser un mandato estatutario. Pero una cosa es hacer desaparecer Canal Sur y otra su adelgazamiento hasta dejarlo en la irrelevancia. Actualmente la plantilla de Canal Sur es de 1.462 trabajadores.

La misma noche electoral circulaba por los móviles un meme con una foto del presentador del programa “Toros para todos”, Enrique Romero, y este texto: “El único que va a dormir esta noche tranquilito en Canal Sur”. La realidad es que los cambios traumáticos en la RTVA no son tan sencillos. La empresa es regida por un Consejo de Administración elegido por el Parlamento con una mayoría de tres quintos. PSOE, PP e IU se pusieron de acuerdo en 2008 para su elección por un mandato de seis años. En 2014 debería haberse renovado, pero la falta de acuerdo lo ha hecho imposible, por lo que no hay consejeros a propuesta de Ciudadanos y de Podemos. Si ahora tampoco hubiera un acuerdo de tres quintos, los nuevos regidores andaluces tendrían que iniciar algún proceso extraordinario para la renovación. Eso lleva un tiempo. El subdirector de RTVA, Joaquín Durán, es director interino desde 2013 precisamente por esa falta de acuerdo. El director de Almería, Antonio Torres, forma parte de la plantilla de Canal Sur desde sus inicios.

Los sueldos de los altos cargos

La Junta de Andalucía es una de las Administraciones autonómicas que tiene a sus cargos públicos con los sueldos más bajos. Prácticamente cobran la mitad que los de Cataluña. La presidenta, por ejemplo, gana menos que el alcalde de Almería. Tiene un sueldo de 66.230 euros, unos pocos euros más que el vicepresidente. Los consejeros ganan en torno a los 65.000 euros, y los directores generales, 55.000. Los delegados provinciales rondan los 47.000 euros. La directora gerente del Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Almería tiene un sueldo de 48.634 euros. Algunos altos cargos tienen un complemento de vivienda. Emilio Ruiz.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Del 28-F a la época de Vox

➤ Uno de los periodistas conductores de programas de difusión nacional que se ha mostrado más beligerante con la posibilidad de que Susana Díaz siguiera rigiendo los destinos de Andalucía ha sido el almeriense Carlos Herrera. Su programa, ‘Herrera en Cope’, tiene nada menos que 2,02 millones de oyentes diarios, solo superado por el ‘Hoy por hoy’, de Pepa Bueno, en la Ser, que supera los 2,7 millones. En Andalucía, su programa también es el segundo más escuchado.

38 años (Gráfico: Hitsbook)

Uno de los monólogos de Herrera que se hicieron virales durante la campaña lo hizo público un par de días antes de las elecciones. El almeriense dio una serie de datos difícilmente refutables: paro del 23 %, ocho puntos más que la media nacional y que en el caso de jóvenes menores de 25 años sube hasta el 46 %; una renta per cápita de PIB por persona de 18.000 y pico euros, cuando la media española es de más de 24.000; de 1986 al 2020 se han destinado a Andalucía 102.700 millones de euros procedentes fondos europeos… “Significa que estamos gobernados por políticas y políticos inadecuados, creadores de amplias bolsas de colectivos subvencionados e incapaces de consagrar el territorio como un provechoso escenario de inversión y desarrollo”, concluía. Herrera consideraba que si se reelegía al PSOE “quien pierde de nuevo es Andalucía”.

Por esas mismas fechas el economista José Carlos Díez dibujaba sobre Andalucía un panorama más optimista: al finalizar la dictadura, uno de cada dos andaluces estaba sin escolarizar, uno de cada cuatro era analfabeto, únicamente el 5 % tenía estudios universitarios y solo el 15 % había terminado la secundaria. “Hoy –precisaba- el 25% de los andaluces tienen estudios universitarios y uno de cada dos jóvenes va a la universidad. En 1980 trabajaban 1,6 millones de andaluces, 400.000 en la agricultura. En 2018 han superado los tres millones de afiliados a la Seguridad Social y el empleo crece el 3 % anual”. Y añadía Díez que el “crecimiento del empleo en Andalucía desde 1980 supera al promedio de España en 25 puntos porcentuales y dobla el crecimiento del empleo en la Unión Europea. Las exportaciones han pasado de 1.000 millones de euros a 31.000 millones en 2017 superando a Madrid y situándose como segunda comunidad autónoma más exportadora solo superada por Cataluña”. Como se ve, dos escenarios distintos para una misma situación.
La experiencia cotidiana de quienes hemos vivido en esta tierra durante todo este tiempo nos dice que las enormes esperanzas del 28-F se han visto frustradas en una parte considerable
Ahora que parece que un acuerdo PP-Ciudadanos-Vox va a poner fin a casi cuatro décadas de gobierno socialista es inevitable que, quienes nos encontramos metidos en años, remontemos la memoria al inicio de los 80 para recordar las ilusiones que pusimos en la apertura de una época que creíamos que iba a traer el despegue definitivo para Andalucía. Los datos macroeconómicos dicen lo que dicen, los comenten Carlos Herrera o José Carlos Díez. Pero sí es cierto que la experiencia cotidiana de quienes hemos vivido en esta tierra durante todo este tiempo nos dice que aquellas enormes esperanzas se han visto frustradas en una parte considerable. ¿De verdad que no nos podía haber ido mejor? ¿Está Andalucía condenada a vivir eternamente en el vagón de cola del progreso? ¿Cómo es posible que mientras en 1983 el PIB per cápita en Andalucía era equivalente al 75 % del de España actualmente equivalga al 73,9 %? ¿Es admisible que Andalucía vuelva a situarse en el grupo de las regiones más pobres de Europa (“en desarrollo”, según la denominación de Bruselas), pese a la incorporación de los países del Este?
Nada nos hace confiar en que los que vienen lo van a hacer mejor o lo van a hacer peor. Merecen tanto el margen de confianza como el de la duda
Ante el cambio que se avecina no vamos a pecar de ilusos. Tampoco es momento de caer en el pesimismo. Los cambios son buenos si ofrecen resultados positivos y son malos si ofrecen resultados negativos. Nada nos hace confiar en que los que vienen lo van a hacer mejor o lo van a hacer peor. Merecen tanto el margen de confianza como el de la duda. Si lo hacen mejor, el cambio habrá merecido la pena. Si lo hacen peor, tendremos que hacer lo mismo que hicieron los castellano-manchegos y los extremeños cuando decidieron poner fin a décadas de gobiernos socialistas: volver, tras cuatro años, a los mismos porque los otros son aún peores. Es la hermosura de la democracia. Emilio Ruiz.

miércoles, 12 de diciembre de 2018

El almeriense José Manuel Pérez Tornero, firme candidato a presidir RTVE

➤ El catedrático y periodista almeriense José Manuel Pérez Tornero se perfila como uno de los más firmes candidatos a entrar en el Consejo de Administración de Radio Televisión Española (RTVE), con opciones a optar a la presidencia del ente público. El Comité de Expertos nombrado por el Parlamento ha hecho pública la lista de los veinte aspirantes seleccionados con mayor puntuación después de más tres meses de trabajo en los que han evaluado los currículos y los proyectos de los 95 candidatos aceptados al concurso público.

José Manuel Pérez Tornero

Pérez Tornero ha conseguido la quinta mejor puntuación del Comité de Expertos, solo superado por Alicia Gómez Montano, exdirectora de Informe Semanal; Francisco Javier Montemayor Ruiz, profesor de Comunicación Audiovisual de la Universidad Francisco de Vitoria; Rafael Camacho Ordoñez, exdirector general de Canal Sur, y Manuel Ventero Velasco, exdirector de Comunicación y Relaciones Institucionales de RTVE. Con menor puntuación que ellos han sido seleccionados María Eizaguirre Comendador, Francisco Moreno García, Juan Manuel Romero Martín, Eladio Jareño, Vicente Sanclemente, Juan Jesús Buhigas Arizcun, María Carmen Sastre Bellas, Miguel Ángel Martín Pascual, María Isabel Raventós Armengol, Agustín García Matilla, Paco Lobatón, Roberto Lakidaín Zabalza, Juan Roberto Mendès Barbudo, Joaquín Cuixart Valero y Laureano García Hernández.

De estos veinte candidatos, seis serán designados por el Congreso de los Diputados, y de los catorce aspirantes que no resulten elegidos, cuatro serán designados consejeros por el Senado. Solo cuatro de los veinte aspirantes son mujeres, por lo que será difícil que las Cortes respeten el principio de presencia equilibrada de mujeres y hombres establecido para el futuro Consejo de Administración. De entre los diez consejeros designados, el Congreso nombrará al futuro presidente o presidenta de RTVE, que sucederá a Rosa María Mateo, quien ejerce como administradora única desde el pasado mes de julio.

José Manuel Pérez Tornero (Almería, 1954) es en la actualidad catedrático de Periodismo y Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Barcelona. Fue precisamente allí donde realizó sus estudios de Periodismo, que compaginaba con prácticas veraniegas en los periódicos de su tierra. También hizo en la UAB Filología Hispánica.

Pérez Tornero se ha labrado un amplio prestigio dentro del sector de la Comunicación. Ha sido director de diversos másteres sobre Comunicación y Educación y Periodismo de Viajes, así como experto y consultor de la UNESCO y la UE en materia de servicio público de televisión y de alfabetización digital mediática. Forma parte del comité directivos de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales de Iberoamérica. Es Doctor Honoris Causa por la Universidad Aix Marseilla y ha sido galardonado con el Premio Reina Sofía en Ciencias Sociales en materia de drogadicción. 

Son innumerables los artículos de Pérez Tornero sobre las más diversas cuestiones relacionadas con la comunicación: televisión educativo-cultural, semiótica de los discursos sociales, semiótica de la publicidad, crítica al discurso consumista, entorno audiovisual y educación, tribus urbanas, comunicación multimedia, alfabetización mediática, servicio público de televisión, sociedad de la información y del conocimiento, estrategias de comunicación, comunicación política, comunicación local, etc.

José Manuel Pérez Tornero fue director del departamento de TV educativa de RTVE, donde fue creador del popular programa “La aventura del saber”. Ha trabajado para la Generalitat de Catalunya, Junta de Andalucía y la Comunitat Valenciana en materia de comunicación de proximidad. Su libro más popular es “El desafío educativo de la televisión” (Paidós, 1994), editado en España y Sudamérica, una obra clásica para comprender la interrelación televisión-educación. Emilio Ruiz.

martes, 11 de diciembre de 2018

3ª ola 2018 del EGM en Almería: Los diarios de papel pierden 10.000 lectores

➤ La 3ª ola de 2018 del Estudio General de Medios (EGM) establece en 90.000 los lectores almerienses de periódicos de papel. Son 10.000 menos que en la anterior ola. Por periódicos, La Voz de Almería es, con muchísima diferencia, el periódico más leído por los almerienses. Según esta ola, el periódico que dirige Pedro Manuel de la Cruz lo leen cada día 68.000 personas, que son 7.000 menos que en la anterior ola. Respecto a la misma ola de 2017, sus lectores son 1.000 menos.

Difusión de los diarios de Almería

Diario de Almería sigue siendo el periódico almeriense con menos lectores. El medio almeriense de Joly tiene 8.000 lectores cuando en la ola anterior tenía 10.000. Respecto a la misma ola del año pasado, sus lectores son 7.000 menos. El récord de lectores de Diario de Almería se sitúa en la 2ª ola de 2015, que contabilizó 19.000 lectores.

Por lo que respecta a la edición almeriense del diario Ideal, la 3ª ola de 2018 le da 14.000 lectores, 1.000 menos que en la anterior ola. Respecto a hace un año, el periódico de Vocento tiene 10.000 lectores menos.

Los periódicos de ámbito nacional tienen en Almería el siguiente número de lectores: El País, 9.000 (11.000 en la anterior ola); El Mundo, 8.000 (9.000 en la anterior ola); Abc, 6.000 (los mismos), y La Razón, 2.000 (1.000 en la anterior oleada).

domingo, 9 de diciembre de 2018

Ciudadanos estudia cómo perder la virginidad

➤ La política de pactos postelectorales de Ciudadanos ha estado meridianamente clara hasta ahora. Facilitaba el acceso al Gobierno del partido que obtenía más votos y escaños a cambio de ciertas exigencias. En todos los casos renunciaba a formar parte de los ejecutivos. Cuando los periodistas preguntaban a Albert Rivera por esta facilidad que daba a determinados partidos para conformar Gobierno tenía una respuesta simple: “Porque es el que ha ganado las elecciones, ya me gustaría a mí que las hubiera ganado Ciudadanos”. Y cuando se le requería por su posición negativa a aceptar consejerías, la respuesta era igualmente convincente: “Ciudadanos no es como los viejos partidos, no está para buscar sillones”.

Albert Rivera, en Los Desayunos de TVE

Esta postura la ha mantenido Ciudadanos desde que dio el salto de Cataluña a la política nacional. Susana Díaz (PSOE), en Andalucía, fue investida presidenta con el voto favorable del grupo encabezado por Juan Marín.  Cristina Cifuentes y Ángel Garrido (PP) accedieron a la presidencia de la Comunidad de Madrid con el voto positivo del grupo dirigido por Ignacio Aguado. Y en Murcia, Pedro Antonio Sánchez y Fernando López (PP) también consiguieron la presidencia del Gobierno autonómico gracias a los votos de los diputados de Ciudadanos.
Finalmente los electores han decidido votar más al PP que a quien se postulaba como su compañero de viaje. El original antes que la copia, que se suele decir
Con la convocatoria de las elecciones en Andalucía algo cambió en Ciudadanos. Durante la campaña electoral Juan Marín no se cansó de repetir a Juanma Moreno (PP) que “usted y yo siempre nos vamos a entender”. Y el propio partido, por boca de todos sus portavoces, recordaba a Susana Díaz continuamente que “usted no va a ser más presidenta con nuestro voto”. Este cambio de estrategia de Ciudadanos –más que el cambio de estrategia, la insistencia en anunciarlo públicamente- sorprendió a una parte del electorado, pues no suele ser habitual que un partido anuncie antes del día de la votación con quién va a pactar posteriormente. Ciudadanos debería estar seguro de superar en votos al Partido Popular para actuar de esa forma. De hecho, la mayoría de los sondeos así lo certificaban. Finalmente los electores han decidido votar más al PP que a quien se postulaba como su compañero de viaje. El original antes que la copia, que se suele decir.

Los resultados de las elecciones andaluzas han dado a Ciudadanos un importante incremento del número de escaños. Pero no los suficientes como para superar al PP. Y tampoco los suficientes como para prescindir de la colaboración de un partido de extrema derecha como es Vox. Por esta doble circunstancia, Ciudadanos vive un momento de incertidumbre. Quien se define como un partido progresista, europeísta, liberal, moderno, ahora se debate entre dos opciones a cuál menos deseada: una, dejar que siga gobernando el PSOE, incumpliendo sus juramentos preelectorales, y otra, facilitar la presidencia al Partido Popular en un triple acuerdo con un partido como Vox que tantos rechazos recibe en Europa por la radicalidad de sus posiciones.
Podía haber entrado, si lo hubiera deseado, en los Gobiernos de Andalucía, Madrid o Murcia con un simple pacto a dos. Ahora, que ha decidido formar parte del ejecutivo andaluz, el pacto a dos no es suficiente; es necesario un pacto a tres
Con las elecciones andaluzas Ciudadanos ha decidido perder su virginidad. Algún día tenía que dar ese paso, porque no se puede vivir eternamente en el limbo. Podía haber entrado, si lo hubiera deseado, en los Gobiernos de Andalucía, Madrid o Murcia con un simple pacto a dos. Ahora, que ha decidido formar parte del ejecutivo andaluz, el pacto a dos no es suficiente; es necesario un pacto a tres. Pero el tercero en discordia no es un partido cualquiera. Es un partido que choca frontalmente con los postulados ideológicos que a Ciudadanos le han dado valor y que son los que tiene homologados en Europa.

Ante un panorama como éste es lógico que Ciudadanos no sepa cómo perder su virginidad. Al final tendrá que retratarse porque no se puede vivir siempre en la indefinición. Y las opciones son dos: o sigue gobernando Susana Díaz o facilita el acceso de la presidencia a Juanma Moreno con el necesario concurso del repudiado Vox. Tome un camino u otro, en lo sucesivo Ciudadanos será mirado de distinta manera. Emilio Ruiz.

miércoles, 5 de diciembre de 2018

Ciudadanos, en la encrucijada

➤ La polarización de los resultados electorales de Andalucía en dos grupos, el de la izquierda, formado por el PSOE y Adelante Andalucía, y el de la derecha, integrado en principio por el PP y Ciudadanos, a los que se ha añadido Vox tras la apertura de las urnas, no es un invento de los medios de comunicación o de los electores. Son los propios partidos quienes lo han determinado. Recordemos en campaña, por ejemplo, a Juanma Moreno (PP) y Juan Marín (Cs) reclamándose para sí la presidencia de la Junta y para el otro la vicepresidencia si la suma de ambas formaciones superaba en votos al PSOE. O a Susana Díaz (PSOE) reclamando a estos dos partidos una postura clara en el caso de de conseguir esa mayoría con los votos del partido de Santiago Abascal. O a Teresa Rodríguez (AA) poniendo un único cordón sanitario favorable al PSOE: el que evitaría el acceso de la derecha al Gobierno de la Junta.

Suman 59 diputados sobre 109

Los resultados electorales surgidos en la noche del 2 de diciembre son inequívocos: la derecha ha obtenido una contundente victoria. Supera a la izquierda en más de 200.000 votos y en más de cinco puntos porcentuales y los diputados conseguidos son 59 frente a 50. Es la primera vez que en unas elecciones autonómicas de Andalucía se produce una situación como ésta. Si hubiera que interpretar el deseo de los ciudadanos andaluces manifestado en las urnas, esta interpretación se traduciría a efectos prácticos en una salida de la izquierda del Gobierno de Andalucía para dar paso por primera vez a un Gobierno de derechas.

Pero los intereses partidistas y las luchas entre partidos no siempre facilitan una interpretación de los datos de forma sencilla. A día de hoy, tres son los candidatos que se han postulado para ocupar la presidencia de la Junta de Andalucía: Susana Díaz, que se considera legitimada por las urnas para llevar la iniciativa negociadora al ser el PSOE el partido más votado; Juanma Moreno, que se ve como legítimo presidente por ser su formación la triunfadora en el polo de la derecha, y Juan Marín, que estima que Ciudadanos es el único merecedor a ese puesto por ser el partido de la derecha que más ha subido en votos y escaños. A Vox le es indiferente que el presidente sea Marín o Moreno.
Pablo Casado y Juanma Moreno han mostrado su disposición a aceptar con agrado los 12 diputados de Vox
Pablo Casado y Juanma Moreno han mostrado su disposición a aceptar con agrado los 12 diputados de Vox. El presidente nacional ayer mismo incluso llegó a ofrecer a esta formación la titularidad de algunas consejerías en el Gobierno que se forme. El problema con Vox quien lo tiene es Ciudadanos. El partido de Albert Rivera se encuentra en la encrucijada por dos razones: una, porque no sabe cómo administrar los votos de Vox, que necesita, y otra, porque considera que en unas próximas elecciones generales le puede perjudicar su papel de facilitar el acceso a la presidencia de la Junta de alguien que es militante del “partido de la Gürtel”, como llaman al PP.

El grupo liberal europeo, al que pertenece Ciudadanos, ha alertado a Albert Rivera de la improcedencia de hacer pactos con un partido de ultraderecha. Manuel Valls, candidato franquicia de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona, se ha manifestado en el mismo sentido. Valls tiene experiencias sobradas sobre cómo organizar cordones sanitarios en Francia para evitar el acceso al Gobierno de Marine Le Pen. En esta enloquecida situación en que se encuentra, Ciudadanos se ha sacado de la chistera una propuesta original: que el PSOE facilite con su abstención el acceso de Juan Marín a la presidencia de la Junta. “Queremos un cambio en Andalucía, pero que venga desde el centro y desde posturas moderadas”, ha manifestado José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos. Susana Díaz ya ha dicho que no, que carece de sentido una renuncia a la presidencia por parte del partido más votado en favor de quien ha resultado en tercer lugar.

Mientras esta intrincada situación se resuelve (y que nadie tenga duda de que se resolverá), Santiago Abascal, presidente de Vox, sigue desplegando su lista de exigencias para apoyar a quien quiera ser presidente de la Junta de Andalucía. La última, el cierre de Canal Sur. Emilio Ruiz.

Susana Díaz, tocada ¿y hundida?

➤ Susana Díaz es una mujer que no evita el riesgo político cuando está convencida de una decisión. Esa manera de actuar tiene una recompensa cuando se acierta, pero tiene el inconveniente de que, en los fracasos, posiblemente haya que pagar o te puedan exigir una factura de cierta cuantía. Una vez tomada la decisión de convocar las elecciones, la secretaria general del PSOE de Andalucía adoptó dos decisiones de riesgo cuyas consecuencias se están ahora valorando.

Artículo publicado en la edición de papel de La Voz de Almería

La primera fue conformar ocho candidaturas provinciales ajustadas a su medida –o a su sector o al llamado susanismo, como se prefiera-, despreciando al sector de la militancia que apoyó a Pedro Sánchez en las primarias  a la secretaría general federal. Los socialistas andaluces alineados con el secretario general –los llamados pedristas- rondaban en torno a un tercio de la militancia. La Comisión Ejecutiva Federal no puso obstáculo alguno a esta decisión/petición de la secretaria general andaluza, no sin cierto enfado por parte de muchos afiliados andaluces partidarios de las tesis de Pedro Sánchez que consideraban que era un ‘castigo’ improcedente, sobre todo en una situación en la que se iba a necesitar del esfuerzo y la colaboración de todos para implicar a la militancia y ganar las elecciones.
Susana Díaz redujo a la mínima expresión la presencia en la campaña de miembros de la Ejecutiva Federal o del Gobierno de España
La segunda decisión arriesgada de Díaz fue reducir a la mínima expresión –despreciar es un verbo demasiado exagerado, aunque hay socialistas que lo emplean- la presencia en la campaña de miembros de la Ejecutiva Federal o del Gobierno de España. El mismo Pedro Sánchez ha intervenido solo dos veces en actos electorales. De entre los ministros, solamente han tenido alguna presencia los de origen andaluz, no contando siquiera con algunos (Borrell, Batet, Duque, Calviño, Grande-Marlasca…- que, al menos aparentemente, gozan de buena imagen en Andalucía.  La presidenta ha justificado esta decisión en la necesidad de organizar una campaña ‘con acento andaluz’. Solamente Adelante Andalucía, la otra formación de izquierdas, que tampoco ha alcanzado sus objetivos, le copió el modelo.
Prescindir de un tercio de la militancia a la hora de conformar las candidaturas era una manera de desincentivar su participación en la campaña
¿Qué influencia han tenido estas dos decisiones en los resultados electorales del 2-D? La respuesta es muy difícil de precisar. Pero no cabe ninguna duda de que si esos resultados hubieran sido positivos para el socialismo, la influencia de las dos decisiones sería valorada de forma muy positiva. Los ‘pedristas’ sí consideran que ambos factores –ambos caprichos, dicen ellos- han tenido un efecto negativo. Por dos razones: una, porque el Gobierno de Pedro Sánchez gozaba de buen cartel en el momento en el que se convocaron las elecciones, y la participación de algunos miembros del Ejecutivo sumaba y no restaba; y otra, porque prescindir de un tercio de la militancia a la hora de conformar las candidaturas era una manera de desincentivar su participación en la campaña.
“Nuestro papel está siempre subordinado al éxito político” fue el contundente mensaje que el secretario de Organización envió a Díaz
En la mañana de ayer, tras las reuniones de las ejecutivas federal y regional, comparecieron ante los medios de comunicación José Luis Ábalos , en Madrid, y Susana Díaz, en Sevilla. Uno y otra difirieron sobre la forma de encarar el futuro inmediato de la secretaria general regional. “Nuestro papel está siempre subordinado al éxito político” fue el contundente mensaje que el secretario de Organización envió a Díaz. Ésta, por su parte, considera que no debe dar un paso al lado “porque he ganado las elecciones”.
A Susana Díaz le va a resultar difícil encontrar muchos correligionarios que compartan con ella el criterio de que el PSOE, con 33 diputados sobre 109 y con el 28 por ciento de los sufragios, ha sido el ganador de estas elecciones
Susana Díaz no tiene un pelo de tonta y no ignora que el concepto de vencedor de unas elecciones es variable. Resultar el partido más votado no es equivalente a resultar vencedor de las elecciones. Hoy, entre el socialismo, a Susana Díaz le va a resultar difícil encontrar muchos correligionarios que compartan con ella el criterio de que el PSOE, con 33 diputados sobre 109 y con el 28 por ciento de los sufragios, ha sido el ganador de estas elecciones. Y más, teniendo a la derecha tres partidos, afines ideológicamente entre ellos, que suman nada menos que 59 diputados. Emilio Ruiz.

sábado, 1 de diciembre de 2018

Carmen Martín, alma y capitana de las 'Guerreras'

➤ La selección española de balonmano se ha estrenado esta tarde en el Campeonato de Europa 2018, que se celebra en Francia, con una contundente victoria (25-18) contra Croacia. En el último Europeo el equipo entonces liderado por Jorge Dueñas no tuvo el resultado esperado y fue enviado a casa por Noruega. Ahora, a las órdenes de Carlos Viver, el combinado español espera recuperar el protagonismo que durante muchos años tuvo y que ha perdido en los últimos años.

Carmen Martín, capitana de las Guerreras

España ha llevado a este Europeo un equipo mayoritariamente renovado, en parte por lesiones importantes de jugadoras de la talla de Sandy Cabral, Eli Chávez o Ivet Musons. Junto a las jóvenes incorporaciones no falta la presencia de jugadoras importantes que fueron fundamentales para que España consiguiera ser subcampeona continental en 2008 y 2014, como Silvia Navarro, Nerea Pena y la almeriense Carmen Martín.

Carmen Martín afronta este Europeo transcurridos 12 años desde que debutó con la selección cuando tan solo tenía 17 años, de la mano de Miguel Ángel Florido. Ahora, con 30 años, es la capitana de la selección española por méritos propios. En este tiempo la extremo derecho ha sido 207 veces internacional y es la cuarta jugadora española con más partidos internacionales y también la cuarta con más goles (707). De todas las jugadoras en activo es la única que ha estado en las cuatro medallas que tiene España: entre Europeos (2008 y 20014), Mundiales (bronce en Brasil 2011) y Juegos Olímpicos (bronce en Londres 2012). “Aspiro a reunir un repóquer, y si es ahora, en Francia, mejor", dice quien, a pesar de su larga experiencia, aún cree que tiene mucho de aportar al balonmano profesional.

Carmen Martín lleva siete temporadas fuera de España, en países como Eslovenia, Rumanía y Francia. Le gustaría volver a su país, pero el balonmano no tiene en España el mismo desarrollo que a nivel de equipos hay en otros países. Ahora está en el OGC Nice Handball, de la liga francesa de balonmano. Emilio Ruiz.

En estas elecciones unos candidatos vienen y otros se van

➤ La composición de las listas electorales es uno de los momentos que más quebraderos de cabeza da a los partidos. Por una razón: porque son muchos los militantes/simpatizantes que quieren aparecer y pocos los puestos para ocupar. El proceso de selección de candidatos suele ser presentado por los partidos con mucho boato para hacer ver al electorado que todo se ha realizado con pulcritud democrática. Es cierto que todos los partidos siguen un procedimiento más o menos complejo para confeccionar las listas, pero la decisión final es mucho más simple: en las listas van quienes deciden en una reunión a dos entre el responsable provincial del partido y una persona de absoluta confianza de las ejecutiva regional o nacional. Todo lo demás es burocracia y apariencia.

2-D

En contra de lo que puede parecer son pocos los cambios efectuados en las candidaturas almerienses de 2018 respecto a las de 2015. El PSOE es el partido que menos ha movido sus listas en los puestos de salida. Hace repetir a sus tres primeros candidatos, José Luis Sánchez Teruel, Noemí Cruz y Rodrigo Sánchez Haro. Adela Segura desaparece para dejar el cuarto puesto a Gracia Fernández. En Adelante Andalucía (la nueva versión de Podemos), el cabeza de lista, Diego Crespo, iba en 2015 en segundo lugar tras Lucía Ayala, que ha dicho adiós a la política.  El segundo puesto ahora es para una candidata de IU, María Jesús Amate.

En Ciudadanos repite como número uno Marta Bosquet. El nº 2 de hace tres años, David Bonillo, ahora que tenía posibilidades de salir, baja al nº 4 y cede su lugar a Andrés Samper. En el Partido Popular, la nº 1 de 2015, Carmen Crespo, alineada en las primarias con Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido desplazada al nº 3 en beneficio de la senadora Maribel Sánchez. Pablo Venzal sigue inamovible en el segundo puesto y Ramón Herrera desplaza al quinto a Rosalía Espinosa.
Pronóstico de lo que saldrá mañana de las urnas en Almería: 1º, PSOE (4 diputados); 2º, PP (4 diputados); 3º, Ciudadanos (2 diputados), y 4º, Adelante Andalucía (2 diputados) 
Hoy es jornada de reflexión. Según la legislación electoral ya no se puede hacer petición expresa del voto. Desde esta columna de campaña he intentado mantenerme al margen de posturas ideológicas y partidarias y he pretendido ser espectador imparcial de lo que ha acontecido. Serán los lectores quienes juzgarán si lo he conseguido. Voy a acogerme ahora a su benevolencia para hacer un pronóstico de lo que saldrá mañana de las urnas en Almería: 1º, PSOE (4 diputados); 2º, PP (4 diputados); 3º, Ciudadanos (2 diputados), y 4º, Adelante Andalucía, 2 diputados. Vox se va a quedar con mucho ruido y pocas nueces.

A  nivel andaluz, mi pronóstico es éste: 1º, el PSOE (con pérdida de votos y escaños); 2º, el PP, en la misma situación que el PSOE; 3º, Ciudadanos, con un fuerte incremento de diputados y votos, pero no los suficientes para desplazar al PP del segundo puesto, y cuarto, Adelante Andalucía, que subirá entre uno y dos diputados respecto a los que en 2015 sacaron Podemos e Izquierda Unida. Gobernará el PSOE con la abstención de AA y el voto en contra de PP y Ciudadanos. Emilio Ruiz.