_______________________________________________________________________________________________

domingo, 14 de octubre de 2018

El sueldo del alcalde de Almería

➤ El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha dado a conocer un año más los sueldos de los alcaldes españoles. El sueldo del alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ronda los 78.000 euros brutos anuales. Es, como tantas veces se ha recordado, el séptimo alcalde mejor pagado de España y el mejor pagado de Andalucía, por encima incluso de la presidenta de la Junta, que percibe en torno a 65.000 euros. Es posible que alguien no sepa que la política de retribuciones del Ayuntamiento de Almería fue acordada en su día por su predecesor, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, y los grupos de la oposición, que entonces eran el PSOE e IU. El nuevo alcalde lo que ha hecho es dejar ‘la cosa como está’ en los sucesivos presupuestos. Ahora, el PSOE parece que no está muy conforme y pide que en el presupuesto de 2019 haya una reducción a la baja de salarios e indemnizaciones tanto de los cargos electos como de los de confianza. Los otros dos grupos municipales, Ciudadanos e Izquierda Unida, no se han manifestado al respecto, al menos de forma pública.

Ramón Fernández-Pacheco, alcalde de Almería

¿Cuál es el salario  justo, equitativo, adecuado, que debe percibir un alcalde o un concejal? No hay una única respuesta que pueda dar satisfacción a esa pregunta. Antes de la entrada en vigor de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local el desorden al respecto era total. Esta ley estableció unas cantidades máximas según la importancia de la población. Así, el sueldo más elevado ajustado a ley ronda los 100.000 euros y está reservado para poblaciones de más de medio millón de habitantes. A partir ahí, los sueldos menguan según la población. En el caso de nuestra provincia, el municipio con mayor población es la capital, que se encuentra en el escalón de entre 150.001 y 300.000 habitantes. El límite salarial para municipios de este tipo es de 80.000 euros. O sea, que el alcalde de Almería incluso podría subirse el sueldo hasta en 2.000 euros más. Quienes hablan, pues, de un sueldo excesivo lo exponen por una cuestión ética o comparativa con otros colegas, no legal.
Según la Ley, los alcaldes de El Ejido y Roquetas, cuyos municipios están entre 75.001 y 150.000 habitantes, pueden llegar a percibir hasta 75.000 euros. El de El Ejido recibe con 60.000 euros
Según la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, los alcaldes de El Ejido y Roquetas, cuyos municipios están entre 75.001 y 150.000 habitantes, pueden llegar a percibir hasta 75.000 euros. El de El Ejido, con 60.000 euros, anda lejos de esa cantidad y Gabriel Amat percibe su retribución de presidente de la Diputación. El siguiente grupo lo conforman los municipios de Adra, Níjar y Vícar, que están entre 20.001 y 50.000 habitantes. Su salario puede llegar hasta 55.000 euros. Solamente Antonio Bonilla percibe esta cantidad. Los alcaldes de poblaciones entre 10.001 y 20.000 habitantes tienen su límite en 50.000 euros, y los que están entre 5.000 y 10.000 habitantes, 45.000 euros. Por debajo de 5.000 y por encima de 1.000 pueden percibir hasta 40.000 euros. Los miembros de Ayuntamientos de menos de 1.000 habitantes no pueden tener dedicación exclusiva.

¿Por qué hay Ayuntamientos que retribuyen tan bien a sus alcaldes y otros se muestran tan rácanos? La respuesta es sencilla: porque así lo estiman sus respectivas corporaciones. Son éstas las que tienen la facultad de establecer las retribuciones siempre respetando los límites que establece la ley. Emilio Ruiz.

miércoles, 10 de octubre de 2018

Juan Tortosa, de ‘La Soli’ a ‘La Tuerka’ pasando por 'La Voz'

➤ Durante 40 años, de 1939 a 1979, se publicaba en Barcelona La Soli, nombre familiar con el que se conocía al periódico Solidaridad Nacional, editado por Prensa y Radio del Movimiento. Tras la caída del régimen, nadie lo leía. Su último director, entre 1975 y 1979, fue un almeriense, el abderitano Francisco Gutiérrez Latorre, más conocido por su labor como presidente de la Casa de Almería en Barcelona que como director de un periódico. Fue precisamente en este singular diario donde Juan Tortosa (Berja, 1953) hizo sus primeras prácticas de Periodismo. Los paisanos están para algo, y en la vida profesional de Juan Tortosa, para algo más que algo, como él mismo reconoce.


Desde entonces han transcurrido más de cuatro décadas. La vitalidad e inquietud de Juan Tortosa permanecen intactas a los ojos del lector de sus artículos, si bien posicionadas lejos de los herederos de aquella forma de hacer periodismo –con el que nada ha tenido que ver en su carrera- y cerca de las nuevas formas de estilo e ideológicas que marcan medios como Público o La Tuerka’ próximos a los postulados ideológicos de Podemos. El almeriense incluso ha sido propuesto por este partido para formar parte del Consejo de Administración de la nueva RTVE.

Condensar cuarenta años de actividad profesional periodística en un solo volumen es una tarea difícil. Juan Tortosa tiene la ventaja de su habilidad y de su experiencia. En Periodistas: El arte de molestar al poder (Roca Editorial, octubre de 2018) lo hace con esmero y ágil estilo, incluso descendiendo a detalles que pueden parecer nimios para el lector poco introducido en ese mundo y aquella época. No es mi situación ni en un caso ni en otro, y por eso me he dado un atracón de disfrute.
La suerte, si es que no el privilegio, de Juan Tortosa es que su carrera profesional la ha disfrutado por los más diversos escenarios
La suerte, si es que no el privilegio, de Juan Tortosa es que su carrera profesional la ha disfrutado por los más diversos escenarios. La empezó, prácticas aparte, como se solía empezar por aquel tiempo, y por éstos: echando mano de los amigos. Los paisanos, otra vez, en esta ocasión Jerónimo Terrés, cofundador de Interviú y del Grupo Zeta. Le asignaron la dirección de dos revistas eróticas, Lib y Yes, donde reconoce que era un director de paja. A cambio, recibía un buen salario y numerosas citaciones judiciales.

A finales de los 70 Juan Tortosa cambió Barcelona por Madrid para activar El Periódico de Madrid y una revista que pretendía competir con el ¡Hola!Protagonistas. Los dos proyectos fracasaron y se apuntó al INEM. En el paro, otra vez recurrió a la agenda del paisanaje: en Pueblo, en 1983, estaba de director José Antonio Gurriarán, hermano de la concejala socialista de Almería Charín Gurriarán, madre de Carlos Santos. Le encargaron un suplemento ecologista. Tras pasar por Informe Semanal, donde ganaba más prestigio que dinero, Carlos Santos se lo llevó a Cambio 16’ Un día bajó a Andalucía a hacer un número especial sobre nuestra tierra. Aquí, nuevamente se tropezó con otro paisano, Miguel Ángel Urquiza, que era director general de Comunicación de la Junta. Ni qué decir tiene que acabó en Canal Sur. Le asignaron la corresponsalía en Madrid.

No es amigo Tortosa de embadurnar su libro de anécdotas. Pero hay una que produce asombro. Cuenta que un día de 1989 tenía que acompañar al presidente Rodríguez de la Borbolla a Lyon a una reunión del Consejo de las Regiones. Viajó desde Madrid con un fotógrafo “y el presidente desde Sevilla, solo, sin nadie que le acompañara. Quedamos la víspera en el hotel de Lyon, donde los tres  cenamos juntos”. ¿Quién pagaría la cuenta? “Cada uno lo suyo”. Echando mano de los tópicos habría que decir que el virgitano actuó más como catalán que como almeriense. Y el presidente, inaudito: “Seguro que vosotros tenéis mejores dietas que yo”.
En la dirección de Diario16 Málaga se encontró con un director de la edición matriz sevillana que no estaba por la labor de hacerle la vida fácil: Francisco Rosell
Tras su paso por la nuestra, Juan Tortosa continuó con su peregrinar profesional, a cual parada más interesante. En la dirección de Diario16 Málaga (otra vez dos paisanos, Juan María Rodríguez, que lo recomendó, y Jesús Pozo) se encontró con un director de la edición matriz sevillana que no estaba por la labor de hacerle la vida fácil: Francisco Rosell. Tortosa tiene palabras de alabanza para mucha gente: Polanco (Prisa), Asensio (Zeta), Salas (Cambio 16)… El hoy director de El Mundo no entra en ese apartado. Después vendría Servimedia, Quién sabe dónde (TVE), La sonrisa del Pelícano (A3TV), la delegación andaluza de CNN+, Cuatro, el departamento de prensa de la UGT Andalucía… y su blog Las carga el diablo, sintonizado con los medios afines a Podemos. Última entrada: “El peligro real es Ciudadanos”. Hombre, Juan…

Un capítulo de Periodistas… lo dedica Juan Tortosa a su paso por La Voz de Almería. Había recibido una buena indemnización de TVE y decidió tomarse un año sabático, y para ello eligió su tierra. El mono profesional le desesperaba. Fue a La Voz a saludar a su amigo José Luis Martínez, editor del periódico, que conocía desde el paso de ambos por la televisión pública. Pedro Manuel de la Cruz le ofreció coordinar la edición de los lunes en sustitución de Antonia Sánchez, que estaba de baja por maternidad. El trabajo “me dejaba libre los días laborables y me permitía tomarle el pulso a los asuntos que se cocían en mi propia tierra”. Fue a los ocho meses cuando recibió el encargo de poner en marcha la corresponsalía andaluza de CNN+.
Las autobiografías siempre presentan el punto de vista de parte interesada, como es obvio, pero el valor de la narración de Juan Tortosa es que transmite credibilidad, sinceridad y honestidad
Periodistas: El arte de molestar al poder es un valioso documento para conocer los entresijos del periodismo en los años del postfranquismo. Las autobiografías siempre presentan el punto de vista de parte interesada, como es obvio, pero el valor de la narración de Juan Tortosa es que transmite credibilidad, sinceridad y honestidad. Huye de anécdotas inocuas para adentrarse en los tejemajes profesionales del periodismo, y también en los empresariales, un mundo este último en el que nunca ha querido ser protagonista porque entre el ejercicio periodístico y el ejercicio de la gestión, siempre se ha inclinado por el primero. “Ahora, a los gerentes solo les falta confeccionar ellos mismos el planillo de los periódicos y las revistas; y a los productores de televisión, las escaletas de los informativos”, denuncia. Según comunica Tortosa, la primera remesa del libro enviada a Almería se ha agotado a las pocas horas. No es extraño. Merece la pena leerlo. Emilio Ruiz

domingo, 7 de octubre de 2018

Virgilio Zapatero, de la UAL a las 'black'

➤ Virgilio Zapatero es un histórico del PSOE, partido al que se afilió en 1972. Doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, fue diputado, secretario de Estado tras asumir su partido el poder en 1982 y ministro de Relaciones con las Cortes entre 1986 y 1993 con Felipe González. Ha sido una de las personas más apreciadas del socialismo. Pedro Sánchez lo expulsó del PSOE en 2014. ¿Por qué? Veámoslo.

Virgilio Zapatero, con el rector de la UAL, Pedro Molina

En 1997, tras abandonar la política, Virgilio Zapatero volvió a la enseñanza. No lo hizo en Madrid, sino en Almería, nadie sabe por qué aunque muchos lo suponen. No había nada que le ligara con nuestra provincia. Aquí, en la UAL, fue profesor de Filosofía del Derecho. En el poco tiempo que estuvo en Almería consiguió hacerse catedrático. Un compañero suyo en la UAL, Antonio Orejudo, profesor titular de Literatura, ha mostrado su sorpresa por la rapidez en obtener la cátedra. “Cuando yo llegué a la Universidad de Almería –ha escrito en eldiario.es- llegó también Virgilio Zapatero, que venía de ser ministro de Relaciones con las Cortes. Dos años después ya era catedrático. Y volvió a serlo otra vez -con lo difícil que es conseguirlo una sola- en Alcalá de Henares, de cuya universidad llegó a ser rector en un tiempo récord”. Como se sabe, Orejudo es un reputado escritor “que no tengo todavía méritos suficientes para ser catedrático”.
Con su título de catedrático bajo el brazo conseguido en la UAL Virgilio Zapatero dio en 2000 el salto  a la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid)
Con su título de catedrático bajo el brazo Virgilio Zapatero dio en 2000 el salto  a la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), donde sería rector. Cuenta Clara Eugenia Núñez, que fue directora general de Universidades e Investigación en la Comunidad de Madrid, en su libro Universidad y Ciencia en España. Claves de un fracaso y vías de solución” (Gadir Editorial, 2013), que un día, por encargo de Esperanza Aguirre, le pidió a Virgilio Zapatero que “proveyera una plaza en Alcalá para que pudiera presentarse Jon Juaristi”, ‘exiliado’ en Madrid a consecuencia del terrorismo vasco. Como la convocatoria de la plaza no llegaba, se interesó por ello. “No depende de mí, sino del departamento”, dice que se justificó Zapatero “mirando hacia el suelo”. “No te preocupes, es muy fácil”, repuso Núñez. “Llamas a tu antecesor en el cargo, Manolo Gala, y le preguntas cómo te trajo de catedrático de la Universidad de Almería, en contra del departamento. Tampoco es necesario que te explique cómo te hizo rector. Juaristi tan sólo necesita la cátedra”. Estas cosas funcionaban así.

Por si Virgilio Zapatero no tenía bastante con el rectorado de la Universidad de Alcalá, su partido, el PSOE, también lo metió en el consejo de Administración de Cajamadrid. Estuvo algo menos de dos años, entre 2010 y 2011. Tiempo suficiente para gastarse 36.000 euros con una de las tarjetas ‘balck’ que repartían Blesa y Rato. Actuaba, según su abogado, “en la absoluta creencia de la licitud de la utilización de las tarjetas de crédito que le fueron entregadas”. Ha sido condenado a cuatro meses de prisión como “autor criminalmente responsable de un delito continuado de apropiación indebida”. Pedro Sánchez le echó del partido porque “a todos lo que usaron la tarjeta  negra en Cajamadrid, tarjeta roja directa. No caben en el PSOE”. Emilio Ruiz.

In memoriam: Eduardo Escobar, luchador antifranquista

Se nos ha ido una persona luchadora, honesta y querida, muy conocida en ambientes sociales, políticos y sindicales, a los que siempre se ha sentido unidos: Eduardo Escobar. Fundador de la Asociación de Vecinos La Paciencia, del Barrio Alto, durante varios años ha sido presidente de la misma y presidente de honor del Partido Comunista de Almería. Con motivo del 28-F de 2014, la Junta de Andalucía hizo un reconocimiento público de sus méritos y le concedió la Insignia de Andalucía, que recibió de las manos de la consejera María Jesús Montero.

Eduardo Escobar

Eduardo Escobar Massé (Badajoz, 1938) vivió buena parte de su vida en Cuevas del Almanzora, donde contrajo matrimonio. A los 20 años emigró a Suiza, donde pronto se unió a la Asociación de Trabajadores Emigrados Españoles. Con su trabajo llegó a conseguir una mayor presencia de maestros españoles en la educación de los hijos de los emigrantes. Contribuyó a la creación de Consejos Escolares. Fue elegido presidente del Consejo de Dietikón, donde residía y secretario de la Confederación de Padres de Suiza durante 15 años. Celebró reuniones de coordinación con distintas asociaciones de emigrados españoles por casi toda la geografía europea.
En 1963 se incorporó a grupos antifranquistas y a través de su militancia en el PCE impulsó junto a sus compañeros la asociación Promociones Culturales Españolas en Suiza
Fue elegido miembro de las Juntas Consulares en todas las ocasiones en las que se presentó y fue miembro del Consejo Consultivo de la embajada española en Suiza. En 1963 se incorporó a grupos antifranquistas y a través de su militancia en el PCE impulsó junto a sus compañeros la asociación Promociones Culturales Españolas para eludir las estrictas leyes que prohibían las actividades políticas de los extranjeros y poder enviar a España dinero para las familias de los presos políticos.
En 2006 fundó la Asociación de Vecinos La Paciencia, del Barrio Alto, de la que ha sido presidente
En 1983, con 55 años, retorna con su familia a su tierra de adopción y se instala en AlmeríaDurante muchos años ha ocupado diversos cargos de dirección en la Agrupación Provincial del PCE, como la secretaría de Organización, que ostentó durante más de dos décadas. Fue uno de los impulsores de Izquierda Unida en la provincia de Almería. En 2006 fundó la Asociación de Vecinos La Paciencia, del Barrio Alto, de la que ha sido presidente. Emilio Ruiz.

sábado, 6 de octubre de 2018

Los sueldos de los alcaldes

➤ El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha dado a conocer los sueldos de los alcaldes españoles. Los ciudadanos hemos tenido la oportunidad de conocer cuál es la retribución que percibe nuestro alcalde por el trabajo que le hemos encomendado para que presida nuestro Ayuntamiento. La lista de retribuciones es tan variada y distinta como variados y distintos son cada uno de los municipios españoles.

Ramón Fernández-Pacheco es el alcalde mejor pagado de Andalucía y el séptimo mejor pagado de España

Todas las retribuciones percibidas por nuestros alcaldes se ajustan a la ley. Si así no fuera, nunca habrían pasado el filtro de la intervención municipal. La ley que las regula es la de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que establece varios niveles según la población. El sueldo más alto autorizado ronda los 100.000 euros y está reservado para poblaciones de más de medio millón de habitantes. A partir ahí, los sueldos menguan según la población. En el caso de Almería, que está en el escalón de entre 150.001 y 300.000 habitantes, el límite salarial es 80.000 euros. El alcalde de Almería percibe algo menos de 78.000 euros.


Los cargos electos de El Ejido y Roquetas -entre 75.001 y 150.000 habitantes- pueden percibir 75.000 euros. Como se sabe, Gabriel Amat percibe su retribución de la Diputación, mientras que el alcalde de El Ejido cobra algo más de 60.000 euros, lejos del límite oficial. Los de Adra, Níjar y Vícar –entre 20.001 y 50.000 habitantes- pueden cobrar hasta 55.000 euros. Solamente Antonio Bonilla percibe esta cantidad. Los electos de poblaciones entre 10.001 y 20.000 habitantes tienen su límite en 50.000 euros, y los que están entre 5.000 y 10.000 habitantes, 45.000 euros. Por debajo de 5.000 y por encima de 1.000 pueden percibir hasta 40.000 euros. Los miembros de Ayuntamientos de menos de 1.000 habitantes no pueden tener dedicación exclusiva.

¿Por qué hay Ayuntamientos que retribuyen tan bien a sus alcaldes y otros se muestran tan rácanos y los hay incluso quienes no pagan nada? La respuesta es sencilla: porque así lo estiman sus respectivas corporaciones. Son éstas las que tienen la facultad de establecer las retribuciones de sus alcaldes y concejales, siempre respetando los límites que establece la ley.

Ciertamente, cuando alguien se pone a ver el listado de retribuciones puede encontrar, en el mismo, situaciones incoherentes, al menos en apariencia. ¿Por qué el alcalde de Almería es el mejor pagado de Andalucía? ¿Por qué, por ejemplo, el Ayuntamiento de Fines paga 40.000 euros a su alcalde mientras el de un pueblo mucho mayor como el de Cuevas del Almanzora solo le paga 36.000? ¿Es justo que el alcalde de Alhama de Almería perciba 31.000 euros mientras el de Oria recibe 33.000? Se pueden hacer éstas y mil preguntas más, pero todas tienen la misma respuesta: cada Ayuntamiento tiene autonomía para establecer los sueldos de sus regidores con los límites indicados. Y no hay más. Emilio Ruiz.

viernes, 5 de octubre de 2018

Réquiem por 'El Correo de Andalucía'

➤ No ha habido varita mágica salvadora: el diario sevillano El Correo de Andalucía no ha podido celebrar su 120 cumpleaños. Ya ha pasado a formar parte de la historia de la prensa andaluza, si bien es posible que en el futuro se siga publicando una edición digital. Como se sabe, la empresa editora del periódico, El Correo de Andalucía, S. L., perteneciente al grupo empresarial Morera & Vallejo, presentó un ERE que proponía el despido de 28 de los 29 trabajadores que componían la plantilla.


Finalmente, la empresa y los representantes de los trabajadores han llegado a un acuerdo que, en opinión de muchos, es bastante modesto. En vez de 28 serán  26 los trabajadores los que dejarán la empresa. Por otra parte, se mejora ligeramente la indemnización prevista en los despidos por causas objetivas. Tras la última reforma laboral, estas indemnizaciones quedaban establecidas en 20 días de salario por año trabajado con un límite de 12 mensualidades. El acuerdo establece la indemnización en 26 días por año trabajado y un máximo de 13 mensualidades.
Los desaciertos de Morera Vallejo en la gestión del periódico comenzaron el primer día con el nombramiento de un director ajeno por completo al mundo de la comunicación
No se ha especificado la categoría profesional de los tres trabajadores que permanecen en la empresa y también se desconoce la tarea que desempeñarán en el futuro. En un principio Antonio Morera Vallejo precisó que su propósito era mantener en activo la web del periódico (elcorreoweb.es). Lo que sí se ha acordado es que los dos trabajadores que permanecerán en la plantilla recibirán la misma indemnización que sus compañeros despedidos en el caso de que se prescinda de ellos en los próximos doce meses.

El sindicato Comisiones Obreras considera que “la plantilla ha peleado hasta el final con una unidad sin precedentes por el mantenimiento de los puestos de trabajo y la continuidad de un periódico que siente como propio”. La Asociación de la Prensa de Sevilla estima que el cierre del periódico viene ocasionado por "evidentes errores y desaciertos en la planificación profesional y económica del propietario-editor”. Los desaciertos de Morera Vallejo en la gestión del periódico comenzaron el primer día con el nombramiento de un director ajeno por completo al mundo de la comunicación. Emilio Ruiz.