_______________________________________________________________________________________________

viernes, 26 de enero de 2018

El paro en Almería: entre la alegría del INEM y el disgusto de la EPA

➤➤La situación del paro en Almería nos ha dado este mes de enero una noticia buena y una mala. Ante una misma situación –el número de desempleados que hay en nuestra provincia-, lo que los servicios públicos de empleo valoran positivamente, la Encuesta de Población Activa lo hace de forma negativa. Como se sabe, la evolución del paro en nuestro país se contabiliza oficialmente de dos maneras. Una de ellas es el paro registrado en las oficinas que tradicionalmente se han llamado del INEM y otra es la proporcionado por la EPA, la Encuesta de Población Activa, que, como indica su nombre, es eso, una encuesta. Los datos proporcionados por esta última son los que sirven de referencia internacional y los que gozan de mayor fiabilidad. Son los datos que cuentan con homologación en todos los organismos europeos por lo que, en principio, habría que aceptarlos como los más cercanos a la situación real.  

Evolución del paro en Almería (Gráfico: Javier Menezo)

Tradicionalmente en Almería los datos ofrecidos por el INEM y la EPA suelen ser muy dispares. A veces incluso contradictorios. No debería ser así, pero así es. A principios de este mes de enero los Servicios Públicos de Empleo nos ofrecieron la grata noticia de que el año 2017 había terminado en Almería con 3.463 parados menos respecto a diciembre de 2016. El paro en la provincia de Almería se situó en 58.716 personas, lo que representa el nivel más bajo de los últimos nueve años en un mes de diciembre. Desde 2012, año que registró el máximo nivel de paro de los últimos nueve años (79.050), el número desempleados almerienses se había visto reducido en 20.334 personas. Teníamos motivos para estar contentos por el cierre de 2017 en cuanto a evolución del desempleo se refiere.

Pero ayer vino la EPA y tiró por tierra todo nuestro optimismo. Nos ofreció el buen dato de que en 2017 el número de desempleados en Andalucía ha disminuido en 159.700 personas hasta situarse en 960.600 y una tasa de paro regional del 24,43 %. En Almería, por el contrario, la tasa de paro se ha situado en el 25,4 %, siendo la cuarta provincia andaluza con mayor número de parados tras Cádiz, Córdoba y Granada. Lejos de los 58.716 parados inscritos en las oficinas del SAE (Servicio Andaluz de Empleo), la EPA dice que la situación real es muy distinta: son 90.500 los almerienses sin actividad laboral.
Sean los 58.716 parados que dicen los servicios estatales de empleo o los 90.500 que contabiliza la Encuesta de Población Activa, los parados almerienses siguen siendo muchos, demasiados
Sean los 58.716 parados que dicen los servicios estatales de empleo o los 90.500 que contabiliza la Encuesta de Población Activa, los parados almerienses siguen siendo muchos, demasiados. Llevamos ya tres años en los que la evolución es negativa o estacionaria. De esta especie de ‘impasse’ en el que hemos entrado se puede y se debe salir. Almería es una de las provincias más dinámicas y con mayores perspectivas de crecimiento de España y de Andalucía. Pero es necesario creérnoslo y, sobre todo, es necesario que, quienes deben hacerlo, crean en nosotros. Como muestra de este optimismo, un solo dato: mientras la tasa de actividad española se sitúa en el 58,80 % y la andaluza en el 56,94 %, la tasa de actividad almeriense ha cerrado el año 2017 con un 62,55 %. Este porcentaje supera a comunidades autónomas tan avanzadas como Cataluña (61,72 %), Baleares (61,59 %) o la Comunidad Valenciana (59,30 %). Ninguna otra provincia andaluza supera el 60 % de la tasa de actividad. Emilio Ruiz.