_______________________________________________________________________________________________

domingo, 13 de agosto de 2017

Los sanchistas andaluces se movilizan

➤➤Mientras Pedro Sánchez sigue en su casa de Mojácar alejado del mundanal ruido mediático (no quiere que le pase lo del verano pasado, cuando se le pilló tumbado en la hamaca, con Begoña y las niñas, al tiempo que España se gobernaba en funciones), su gente se emplea a fondo para presentar batalla en los congresos provinciales. No quiere que el avasallamiento de Susana Díaz en el congreso regional se reproduzca en los provinciales. Porque, según él cree, lo sucedido en el cónclave del PSOE de Andalucía no es el reflejo de la voluntad de la militancia. Como prueba de ello muestra los resultados de las primarias federales en Andalucía: la proporción sanchistas/susanistas no fue de 10 a 1, como pudiera parecer, sino de 2 a 1 (25.000 votos frente a 12.500).

López Olmo, Sánchez Teruel y Pérez Navas

La dirección federal del PSOE está convencida de que sus candidatos afines cubrirán el mapa de Andalucía. Por lo pronto, en varias provincias los nominados ya han sido presentados. En Huelva el elegido es José Martín, secretario general del PSOE de Aljaraque y exsecretario provincial de UGT. En Sevilla se enfrentará a la popular Verónica Pérez (recuerden, aquélla de ‘la única autoridad en el PSOE soy yo’) la exconcejal Eva Patricia Bueno, secretaria local de la agrupación de Miraflores. En Málaga el candidato será un hombre fuerte del ‘Nuevo PSOE’, el secretario de Movimientos Sociales en la ejecutiva federal, Ignacio López Cano. Aunque parece que a última hora está pensando en la retirada.

En Jaén los miembros de la Nueva Socialdemocracia de Jaén, próximos a Pedro Sánchez, se notan flojos de fuerzas y van a reclamar que baje el listón de exigencias de avales al 3% -tal como aconseja el 39º Congreso Federal-, en vez del 20% que estipulan el 38º Congreso Federal y el 12º Congreso Regional. Esa petición, formulada también desde Almería, no va a ser atendida. En Córdoba el oficialista Juan Pablo Durán, presidente del Parlamento de Andalucía, no se presenta a la reelección y se apunta que su sucesor va a ser Antonio Ruiz, presidente de la Diputación y alcalde de Rute. Los sanchistas son conscientes de que aquí tienen un hueso duro de roer. La exministra Carmen Calvo, que es la número cuatro en la estructura del PSOE federal, no quiere jugar ese riesgo.

Juan Torrijos cree que López Olmo no le dura una merienda a Sánchez Teruel, pero eso mismo se decía de Pedro respecto a Susana y mira lo que pasó

En Cádiz los sanchistas no tienen aún candidato, pero se sienten fuertes. En el congresillo provincial su lista, encabezada por José Expósito, militante de La Línea de la Concepción, obtuvo más del 20% de los votos. En Granada Teresa Jiménez ha renunciado a la reelección. El alcalde de Maracena, Noel López, aspira a sucederle, pero los sanchistas confían en los méritos de su candidato, el secretario local de la capital, José María Rueda.

En Almería la candidatura de Antonio López Olmo ha sorprendido incluso a una buena porción de los pedristas. Se presenta con el aval de Fernando Martínez y de Nono Amate, que son las cabezas visibles de la gente de Pedro Sánchez en la provincia. Juan Torrijos cree que López Olmo no le dura una merienda a Sánchez Teruel, pero eso mismo se decía de Pedro respecto a Susana y mira lo que pasó. En el PSOE hay algo que ya está claro: el voto de los delegados de los congresos es previsible; el de los militantes, imprevisible.

Y después vienen y dicen las malas lenguas que la apresurada candidatura de López Olmo hay que interpretarla como un movimiento de Fernando y Nono para cerrar el paso a Juan Carlos


La presentación en sociedad de Antonio López Olmo fue un acto de trámite sin enjundia alguna. Ni siquiera se entretuvo en cuestionar la gestión de José Luis Sánchez Teruel. Sus dardos apuntaron a su presunto competidor Juan Carlos Pérez Navas. Y después vienen y dicen las malas lenguas que la apresurada candidatura de López Olmo hay que interpretarla como un movimiento de Fernando y Nono para cerrar el paso a Juan Carlos, que de esta forma se quedaría en ‘tierra de nadie’. Vamos, que Juan Carlos, si se presenta, sería algo así como el Patxi López de las primarias federales. Tener amigos para esto… Emilio Ruiz.