_______________________________________________________________________________________________

lunes, 28 de noviembre de 2016

OJD octubre 2016: La difusión de los periódicos andaluces no llega a 100.000 ejemplares

Los periódicos de papel de Andalucía han entrado en una crisis de difusión con una pendiente hacia abajo que parece no tener fin. Según los datos proporcionados por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), referidos al mes de octubre de 2016, pendientes de certificar, entre todos los periódicos que se editan en Andalucía no son capaces de sumar una difusión de cien mil ejemplares. Se quedan en 98.288 ejemplares diarios. Un año antes, en el mes de octubre de 2015, la difusión acumulada era de 105.333 ejemplares diarios. Todos los demás diarios andaluces bajan en su difusión, excepto El Día de Córdoba (Joly), que gana 32 ejemplares, y Granada Hoy, del mismo grupo editorial, que gana el mismo número que su colega cordobés. 

Menos de 100.000 ejemplares

No obstante, con ser malos los datos de difusión de los diarios que se editan en Andalucía, peor aún lo son para los diarios de tirada nacional. En el último año, los diarios de tirada nacional, entre los que se incluyen los cuatro que se editan en Madrid (AbcEl MundoEl País y La Razón) y los dos que se editan en Barcelona (El Periódico y La Vanguardia), han bajado su difusión en un 14,21 por ciento, al pasar de un acumulado de 749.755 ejemplares diarios a más de cien mil menos, 643.226.

Los diarios de difusión nacional, cuesta abajo

Los diarios andaluces, por su parte, han bajado su difusión en este periodo de tiempo en más de siete mil ejemplares, concretamente un 6,69 por ciento durante el periodo de octubre de 2015 a octubre de 2016. Han pasado de un acumulado de 105.333 ejemplares a 98.288. No se contabiliza la difusión deEl Correo de Andalucía porque, como se sabe, su empresa editora, el grupo industrial Morera & Vallejo, no proporciona datos a la Oficina de Justificación de la Difusión desde hace varios meses.

Las bajadas de difusión más notables las han sufrido La Opinión de Málaga (-14,80 por ciento) y La Voz de Almería (-10,94 por ciento). Por encima de pérdidas superiores al ocho por ciento se encuentran, además de las dos cabeceras citadas, Diario de AlmeríaIdealJaén y Sur.

Una situación preocupante

El periódico decano de los almerienses, La Voz de Almería, perdió en el anterior mes de septiembre la cota de los 5.000 ejemplares. En el mes de octubre no solo no ha recuperado esa cota, sino que ha bajado de los 4.900 ejemplares. Su colega provincial Diario de Almería sigue también batiendo récords de bajada de difusión. Solamente contabiliza 1.656 ejemplares, mínimo histórico.

Respecto a la edición almeriense del diario de Ideal, su empresa editora no nos ha proporcionado datos. Los últimos datos auditados por la OJD ofrecen una difusión de la edición almeriense de 2.343 ejemplares, pero corresponde a la media del periodo julio 2015/junio 2016. En aquel momento el acumulado de las ediciones de Ideal era de 18.927 ejemplares, frente a los 17.412 que ofrece la OJD del mes de octubre de 2016. 

sábado, 26 de noviembre de 2016

Si no sirve la ley, cambiémosla

➨ En el debate de investidura que finalizó aupando a Mariano Rajoy a la presidencia del Gobierno, el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, informó de que su partido va a presentar una iniciativa parlamentaria para modificar el artículo 99 de la Constitución para que nunca más vuelvan a repetirse situaciones como las que hemos vivido los españoles durante estos últimos meses para poder tener un presidente. Como pocos españoles ignoran, la elección de jefe de Gobierno cuando un partido disfruta de mayoría absoluta es muy simple. La situación cambia cuando no hay ningún partido con mayoría absoluta. En este caso, el candidato propuesto por el Rey necesita conseguir dicha mayoría absoluta en primera votación o mayoría simple en segunda. Si no se consigue, se tramitarán sucesivas propuestas y si, transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación, ningún candidato hubiere obtenido la confianza, el Rey disolverá las cámaras y convocará elecciones. Y así elección tras elección hasta que un candidato obtenga más votos afirmativos que negativos.

Debate de investidura de Rajoy

La normativa jurídica tiene como misión principal ordenar y garantizar la vida en sociedad en las mejores condiciones posibles. Los valores que la sustentan son la seguridad y la justicia. Las leyes no pueden estar redactadas para dificultar el normal desarrollo de las instituciones. Pero los españoles parece que nos hemos convertido en especialistas en creación de dificultades cuando existen vías alternativas de simplificación, que despreciamos. Garantías sí, pero obstáculos no, por favor. Lo que nos ha pasado ahora nos pasó también con las últimas elecciones al Parlamento de Andalucía. Con un agravante: el Estatuto de Autonomía de Andalucía, reformado en 2007, pudo solucionar este tema. El artículo 118 establece, para elegir presidente de la Junta, un procedimiento similar al previsto en el artículo 99 de la Constitución para elegir presidente del Gobierno de España.

Los vascos han renovado su parlamento hace unas pocas semanas. Ningún partido obtuvo mayoría absoluta. Pero ya tienen presidente. En las normas del parlamento vasco brilla por su ausencia el bloqueo institucional. Allí es prácticamente imposible que semanas después de las elecciones vascas no haya lehendakari. En Euskadi también se exige mayoría absoluta en primera votación y mayoría simple en segunda. La diferencia estriba en que allí no se puede votar en contra de ningún candidato. Cada grupo se presenta y vota a su candidato o se abstiene, pero nunca puede votar en contra. De esta forma, es investido lehendakari el candidato que obtiene más votos favorables. En la anterior legislatura Iñigo Urkullu fue designado lehendakari con solo 27 votos, los provenientes del Partido Nacionalista Vasco. Ahora, también con los del PSE.

Esta simplificación para elegir un jefe de ejecutivo no es exclusiva del País Vasco. Una forma similar rige también en Asturias. En Castilla-La Mancha si ningún candidato alcanza la mayoría simple en dos meses, quedará automáticamente designado el candidato del partido con mayor número de escaños. Otras comunidades autónomas tienen procedimientos similares. Toca, pues reformar, la Constitución –y, cuando podamos, también el Estatuto de Autonomía de Andalucía- para que no vuelvan a repetirse episodios de bloqueo tan lamentables como los que hemos sufrido últimamente. Emilio Ruiz.

martes, 22 de noviembre de 2016

Podemos Andalucía: la descentralidad centralizada

Podemos es un partido político en construcción. Apenas tiene tres años de vida y es lógico que aún ande analizando cómo quiere ser de mayor. En su corta historia ha pasado de dar protagonismo de decisión a reducidos círculos asamblearios a convertirse en una organización fuertemente centralizada que ni siquiera concede a las organizaciones territoriales de las circunscripciones electorales la posibilidad de elegir a sus propios candidatos al Congreso de los Diputados. Esto lo sufrieron en carnes propias los miembros de Podemos Almería cuando vieron cómo les colocaban en las elecciones generales del 20-D al candidato David Bravo y cómo repitieron la jugada el 26-J al imponer al exJemad Julio Rodríguez “por orden expresa de Pablo Iglesias”. Los electores almerienses fueron permisivos con el primer movimiento. El segundo no se lo tragaron.

Teresa Rodríguez

Suele darse por hecho que Podemos tiene 71 diputados en el Congreso. Pero no es así. Solamente tiene 46. Los otros 25 pertenecen a otras formaciones políticas y algunos de éstos ni siquiera integran el grupo parlamentario de Unidos Podemos. Tal es el caso de los cuatro diputados valencianos de Compromís, que forman parte del Grupo Mixto. De los 26 escaños que consiguieron las candidaturas de En Comú Podem (12), Compromís-Podemos-EUPV o 'A la Valenciana' (9) y En Marea (5), sólo ocho son miembros de Podemos. Las 18 restantes son de otros partidos o plataformas. Tampoco son de Podemos los cuatro diputados exclusivos de IU (tiene otros cuatro en marcas autonómicas) ni los tres de Equo.

Se puede decir que Podemos es un partido fuertemente centralizado en sus estructuras orgánicas y profundamente descentralizado en su composición parlamentaria. Ante semejante panorama resulta lógico que la secretaria general –ahora, coordinadora general- de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, también quiera gozar de su ‘cuota de poder territorial’, de tener su propia ‘marea’. Y así, ha aprobado que la división andaluza de Podemos disponga de proyecto político propio, de propia tesorería, de capacidad para configurar listas y hasta de un NIF diferenciado. La propuesta de la gaditana no ha sido rechazada por Pablo Iglesias (al menos de cara a la galería), si bien su jefa de gabinete, Irene Montero, ha afirmado que ese tema habrá que debatirlo “en la próxima Asamblea Ciudadana, igual que otras propuestas que se presenten y decidirán los inscritos”.

Lo curioso de este movimiento descentralizador de Podemos Andalucía respecto al Podemos estatal es que, simultáneamente, la autora del mismo, Teresa Rodríguez, ha culminado ya otro proceso en sentido inverso, o sea centralizador, en este caso de las organizaciones provinciales de Podemos respecto a la organización andaluza. La nueva Ejecutiva del partido en Andalucía, elegida el domingo en la reunión del Consejo Ciudadano Andaluz, compuesta por diez miembros, carece de representantes de Almería, Córdoba, Granada, Huelva y Jaén. La provincia de Sevilla cuenta con seis miembros mientras tres son de Cádiz  y uno de Málaga. Es una composición "absolutamente centralista que favorecerá la concentración de recursos humanos y económicos en apenas dos provincias de las ocho que configuran la comunidad, impidiendo un crecimiento equitativo del partido en todos los territorios", según denuncia la corriente “Ahora Andalucía”.

En el caso de Podemos Almería, Teresa Rodríguez lo ha dejado reducido a la insignificancia por no apoyar sus dirigentes provinciales la candidatura oficialista. Se ha suprimido el área de Ciencia y Cultura que dirigía Lucia Ayala, portavoz de Cultura en el Parlamento de Andalucía y responsable estatal de Políticas Científicas. En Almería se teme incluso que Ayala sea despojada de esa portavocía. Emilio Ruiz.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Turismo de cantidad y de calidad

De acuerdo, tenemos motivos para estar si no eufóricos sí al menos contentos. Los datos, hasta ahora conocidos, de afluencia turística a la provincia de Almería aventuran un año 2016 que puede batir récords históricos. “Ejercicio posiblemente irrepetible”, aventura el delegado provincial de Turismo de la Junta de Andalucía, Alfredo Valdivia. En los nueve primeros meses del año las pernoctaciones en la provincia rozan los cinco millones de personas. Para el sector eso supone unos ingresos de alrededor de 300 millones de euros. En general, los ingresos para nuestra provincia serían superiores a los 500 millones en estos nueve meses.

Puntuación de la calidad de los servicios prestados en todas las provincias de Andalucía

Por lo que respecta a la llegada de viajeros a través del aeropuerto de Almería, los datos de los diez primeros meses del año “nos hacen ver que estamos en el camino correcto para seguir poniendo de moda nuestro destino y que vengan muchos más turistas a nuestras costas, al interior y a toda nuestra provincia”, según el vicepresidente de la Diputación, Javier Aureliano García. La suma de pasajeros que han visitado nuestra provincia en lo que va de año se sitúa por encima de los 830.000, y de ellos, más de la mitad (480.000), son internacionales. El número de pasajeros que ha llegado a la provincia por el aeropuerto ha aumentado un 33% con respecto al mismo periodo del año anterior. Enhorabuena a quienes corresponda.

Solamente en dos aspectos la calidad turística que se ofrece en Almería supera a la media andaluza
De cantidad del turismo que recibimos estamos bien servidos, ésa es la realidad, pero ¿y si hablamos de la calidad de los servicios que ofrecemos a esos turistas? Aquí cojeamos un poco. Según la Encuesta de Coyuntura Turística de Andalucía (ECTA), que ha dado a conocer el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), Almería obtiene la modesta puntuación de 7,7 puntos sobre 10 en cuanto a la calidad del viaje de quienes nos visitan. Es la provincia de Andalucía que ofrece la más baja calidad. La media regional se sitúa en 8,1 puntos. La mayor calidad turística la ofrecen Córdoba (8,7) y Málaga (8,4). Solamente Granada y Almería se sitúan por debajo de los 8 puntos.

Vamos con la parte positiva de la encuesta. ¿Qué es lo más valorado por quien visita Almería? Las mejores calificaciones son para la calidad de nuestras playas (8,2 puntos sobre una media andaluza de 8,0), y de nuestros paisajes y parques naturales (8,6, coincidente con la media de Andalucía), la seguridad ciudadana (8,6 frente a 8,3), la atención y trato (8,6, también coincidente con la media andaluza) y la relación precio/servicio.

Y ahora, la negativa. Como es fácil de suponer fallamos en infraestructuras de transporte. En el apartado “trenes” solo obtenemos 5,9 puntos sobre una media andaluza superior a 8. En “autobuses” la nota es de 7,5 en una media andaluza de 8,1. En red de comunicaciones nuestra calificación es de 7,3 sobre 8,0. También fallamos en limpieza (7,4 sobre 7,9) y asistencia sanitaria (6,9 sobre 8,0). Por encima de la puntuación media andaluza solamente nos situamos en dos aspectos de 23: la calidad de nuestras playas y el nivel de tráfico.

En resumen, que sí, que nuestras autoridades tienen motivos para sentirse satisfechas del rumbo que ha tomado el turismo provincial. Pero que sepan que para consolidar esa tendencia es preciso que las Administraciones públicas hagan un esfuerzo inversor para mejorar la calidad de los servicios que proporcionamos. Emilio Ruiz.

sábado, 19 de noviembre de 2016

El FICAL y el periodismo enlatado

Los gabinetes de comunicación de instituciones y empresas no son un problema del periodismo. Muy al contrario, son órganos auxiliares de la información que no solo dan ocupación a un buen número de profesionales, sino que realizan una importante labor de colaboración para quienes desean tratar la información desde el rigor y la profesionalidad. La crisis del sector se ha cebado de forma especial con los profesionales titulados. Los periódicos reducen plantillas hasta dejar las redacciones en cuadro y encargan a los profesionales tareas que nada tienen que ser con su formación académica. Afortunadamente, de forma paralela a la reducción de personal en las redacciones de los medios de comunicación ha surgido una potenciación de los gabinetes de comunicación principalmente institucionales, que han absorbido buena parte del personal ‘excedente’ en los medios.

Hoy, toda empresa de tamaño medio o grande y toda institución pública de cualquier tamaño disponen de su propio gabinete de comunicación, propio o ajeno, que se encarga como principal labor de hacer llegar a la opinión pública las ‘bondades’ del ente que les paga. Una almeriense, la turrera Ana Almansa, profesora en la Universidad de Málaga, es precisamente una autoridad en esta materia. “Los gabinetes de comunicación han proliferado por toda la geografía española en los últimos años y han incrementado sus funciones, aproximándose cada vez más al ámbito de las relaciones públicas. Así, los gabinetes se ocupan en la actualidad de las relaciones informativas con los medios de comunicación y, también, de las relaciones institucionales, la organización de eventos, las relaciones con la sociedad en general, la comunicación interna, etc. En definitiva, se trata de satisfacer las demandas de todos los públicos de la organización para la que trabaja el gabinete de comunicación”.

La jornada de FICAL

La escasez de personal en las redacciones de los medios informativos obliga a éstos a dejar de cubrir eventos que pueden ser interesantes para sus lectores u oyentes. Como ‘a falta de pan, buenas son tortas’, muchos de estos medios informan de los actos trasladando a la audiencia la información facilitada por el correspondiente gabinete de comunicación. Pero nadie debe ignorar que esta ‘información’ está redactada de forma interesada, parcial, muy profesional, sí, pero en beneficio de quien la paga.

Pues bien, no son pocos los medios de comunicación que trasladan a sus páginas los comunicados de prensa de los gabinetes de comunicación sin tratamiento, comprobación ni verificación algunos. Hay redactores profesionales de medios que, en el colmo del disparate, no tienen escrúpulos en estampar su firma sobre esos comunicados, y aún sabiendo, como lo saben, que es casi seguro que la misma información será publicada en otro medio y hasta posiblemente con firma distinta.

Esta semana el Festival Internacional de Cine de Almería, FICAL, ha acogido una actividad centrada en la obra ‘La Narrativa tenía un precio’. En la presentación Han participado el diputado de Cultura, Antonio J. Rodríguez; el coordinador del libro, Mario Sanz; el director de FICAL, Enrique Iznaola, y tres de los autores de los relatos que se incluyen en el libro, el periodista Miguel Ángel Blanco Martín, Pepe Márquez y Mar de los Ríos.

La información del acto se ha hecho llegar a los medios de comunicación a través del propio servicio de prensa del Festival. No hemos visto ningún medio que tratara el acto con sus propios medios personales y todos se han limitado a tratar el texto enviado por dicho servicio de comunicación. Unos lo han hecho de forma total y otros lo han hecho de forma parcial. Sobre la intervención del periodista Miguel Ángel Blanco, el gabinete de comunicación de FICAL ha escrito y la mayoría de medios han publicado lo siguiente:

“Por último, Miguel Ángel Blanco ha cerrado la presentación repasando algunas de las localizaciones que por sí solas hablan de cine así como los detalles que el público no conoce de algunos de los títulos más importantes que han pasado por la provincia y que de un modo u otro se van encontrando con el público en la historia de FICAL”.

¿Qué grado de similitud hay entre lo comunicado por el gabinete de prensa de FICAL y la realidad de la exposición de Miguel Ángel Blanco? Lo explica el propio periodista:

“Pues yo de lo que estuve hablando fundamentalmente es de las relaciones entre Cine y Literatura. No hablé pata nada de localizaciones ni de títulos. Profundicé en el encuentro entre los dos lenguajes. El literario con la esencia de la palabra, y el cinematográfico con la esencia de la imagen.

También hablé de las razones para inspirarme en la película "El hombre que perdió su sombra", de Alain Tanner, apostando por un cine de autor, en el sentido clásico. Y los elementos de imaginación de mi relato, "Un lugar para las sombras". Y finalmente hablé de la proyección cultural del cine, de su importancia para interpretar la realidad, en un camino paralelo con la proyección cultural del libro. Critiqué el abuso del IVA. Y también sobre la larga espera para el proyecto de Ley del Cine y de la Ley Audiovisual en Andalucía. Y de contar con una Filmoteca que proyecte todo el patrimonio cinematográfica Andaluz, de la existencia de un archivo sobre las películas rodadas en Almería.

Y también dije que el profundizar, como se hace, con los paisajes y lugares de rodaje en la provincia, lo que pone en evidencia es la necesidad de consolidar una industria cinematográfica, que es otra cosa. Que al final lo que queda es la película y su sentido cultural de influencia sobre la sociedad, sobre el espectador, que es lo esencial.

De todo esto es de lo que hablé fundamentalmente. Sé que quien escribió la crónica del acto, o no se enteró o se fue del patio de luces de la Diputación antes de que terminase. Lamentable periodismo”. Emilio Ruiz.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Eduardo Baamonde Noche cumple seis meses al frente de Cajamar

Hace seis meses que Eduardo Baamonde Noche (Villalba, Lugo, 1964) asumió la presidencia de Cajamar. Sustituyó en el cargo a un histórico de la entidad, Juan de la Cruz Cárdenas, que consideró que había llegado el momento de apostar por una persona ajena a Almería y al organigrama tradicional del consejo y la dirección de la caja para “dejar el pasado para la historia y mirar solo hacia el futuro".

Es obvio que medio año no es tiempo suficiente para desarrollar ningún proyecto de envergadura, pero sí lo es para que el nuevo presidente de la cooperativa de crédito almeriense pueda valorar el pulso de la entidad en el momento presente y la situación en la que vive el sector. Cajamar es la entidad financiera de referencia en la provincia de Almería. Su cuota de mercado provincial es del 41 % en financiación y del 50 % en depósitos.

La reestructuración del sector bancario, la nueva supervisión y la transformación digital están produciendo una modificación del funcionamiento tradicional de los bancos y cajas. Por servicios que antes no se cobraba nada, incluso se bonificaba, ahora se cobra; la operativa es cada vez más digital y menos presencial, apenas se retribuyen los ahorros de los clientes, se ofrecen productos financieros poco conocidos para el ahorrador familiar como fondos de inversión… Como en el resto de entidades, también el cliente de Cajamar está notando estos cambios.

A todas estas cuestiones y otras que le hemos planteado responde el presidente de Cajamar en la primera entrevista que concede a un medio de comunicación almeriense.

"Creo que los almerienses son conscientes de nuestra singularidad" (Foto: La Opinión de Almería)

Uno de los retos que se marcó tras su nombramiento fue que Cajamar no perdiera la esencia “que nos ha hecho ser lo que somos”. ¿No tiene la sensación de que Cajamar se parece cada vez más a un banco convencional?
De igual manera que la Almería de hoy no es la misma que la de hace cincuenta años, Cajamar también está obligada a evolucionar, a adaptarse a la nueva realidad, usos y formas del sistema financiero español. Eso sí, sin perder un ápice de los principios y valores que la han hecho ser lo que es y ganarse la confianza de los almerienses. Nuestra entidad está obligada a cumplir los requerimientos actuales de la nueva regulación y supervisión bancaria europea. En eso nos parecemos a las demás entidades. Pero creo que los almerienses son conscientes de nuestra singularidad, así como de lo que  nos distingue por nuestro origen, vinculación e implicación en esta provincia.

En su toma de posesión manifestó que las cajas rurales deben buscar aliados fuera de España. Sin embargo han paralizado la entrada de Generali en el accionado de su banco. ¿Siguen creyendo necesaria la entrada de capital extranjero?
Cajamar lideró la creación del Banco de Crédito Cooperativo (BCC), entre otras cosas para favorecer la captación de capital en los mercados. Se hizo siguiendo las recomendaciones del supervisor en esta materia. En 2004 quedó constituido con 32 cajas rurales como accionistas y en 2015 se produjo la incorporación de los primeros inversores privados no cooperativos. En lo que se refiere a Generali, que es un socio estratégico de Cajamar en el negocio de bancaseguros, finalmente optamos, de común acuerdo, no materializar en este momento su entrada como accionista. No tenemos prisa alguna porque el BCC cumple los requerimientos de capital exigidos y por tanto no tiene necesidades que cubrir a corto plazo.

"Este año abrirán 8-10 nuevas sucursales" (Foto: La Opinión de Almería)

Mientras las demás entidades financieras reducen oficinas y personal, Cajamar actúa de modo contrario. ¿Piensan extender su red de oficinas a todo el territorio nacional?
Cajamar también está integrando oficinas, sobre todo allí donde cuenta con una red más tupida, en sus provincias de origen (Almería, Málaga, Valencia, Castellón, Murcia, Valladolid), si bien es cierto que aspiramos a ser una entidad con implantación nacional y, por tanto, tenemos que seguir abriendo allí donde tenemos menos presencia. El año pasado fueron 15 oficinas y este año serán otras 8-10 nuevas sucursales, igual que las que tenemos previstas para 2017. El País Vasco es la única comunidad autónoma en la que aún no estamos presentes.

El Banco de Crédito Cooperativo (BCC), que actúa como cabecera del grupo y que controla, por tanto, Cajamar, tiene su domicilio social en Madrid. ¿Qué ha impedido que se establezca en Almería?
Cajamar tiene y tendrá su sede social en Almería, donde trabajamos directamente unas 2.400 personas (1.500 en las oficinas, la dirección territorial de Cajamar y los servicios centrales del BCC, y  unas 900 en empresas participadas que se encuentran el PITA, así como en la estación experimental de El Ejido). Ahora bien, para el mejor desarrollo de su actividad, nuestra entidad ha promovido y participa en otras sociedades instrumentales, algunas de las cuales tienen su sede en Madrid. En su día se consideró que es más adecuado que el BCC tenga su sede en la capital de España, puesto que actúa como cabecera de nuestro grupo nacional y aspira a vertebrar el sector de las cajas rurales de nuestro país. En resumen, Cajamar tiene su sede en Almería y desde aquí, siendo propietaria del 85 % de su capital, ejerce el control sobre el BCC, que tiene su sede en Madrid.

"En este momento no hay conversaciones con otras cajas rurales" (Foto: La Opinión de Almería)

En una reciente conferencia ha manifestado que las puertas de Cajamar están abiertas a nuevas integraciones de otras cajas rurales siempre que vengan saneadas. ¿Hay abiertas conversaciones con alguna caja rural para su integración en el grupo Cajamar?
No. En este momento no hay conversaciones con otras cajas rurales. Estamos centrados en nuestro propio crecimiento orgánico. Lo que no quiere decir que, antes o después, se deberá hacer frente a la reestructuración del sector de las cooperativas de crédito, una tarea que el Gobierno sigue teniendo pendiente para concluir con la reestructuración del sistema financiero español. El nuevo Ejecutivo deberá decidir si es o no una prioridad en el actual escenario.

¿Por qué siguen siendo tan malas las relaciones entre el Grupo Cajamar y el Grupo Caja Rural? El último episodio de discrepancia lo hemos visto en la firma del convenio. ¿Seis meses después de su toma de posesión no se ha avanzado nada para la normalización de las relaciones?
Cajamar comparte la misma “misión”, principios y valores que las demás cajas rurales españolas. Pero no compartimos la misma “visión” de cómo actuar. Y es precisamente la “visión” sobre cómo desarrollar nuestra actividad la que ha hecho grande a Cajamar. Una entidad que abrió su primera oficina en 1966 (acabamos de cumplir 50 años), que en 1984 ya era la primera caja rural española y en 1989 la primera entidad financiera de Almería (donde hoy cuenta con una cuota de mercado del 50 %, algo que no sucede con ninguna otra entidad en ninguna otra provincia española); y que desde 2013, por su tamaño y volumen de activos, es la única caja rural que ha logrado formar parte del grupo de las 14 entidades significativas del sistema financiero español.

"En nuestro modelo es posible la coexistencia de entidades individuales que se ocupan de la gestión y la atención directa con sus clientes" (Foto: La Opinión de Almería)

Las cooperativas de crédito siguen ajenas al proceso de reestructuración del sector. La UE y el Gobierno español no esconden su deseo de que todas las entidades se conviertan en sociedades anónimas. ¿Cree que el nuevo Gobierno respetará el status jurídico de las cajas rurales?
Estamos a la espera de que se revise la normativa legal que regula la actividad de las cooperativas de crédito españolas, que data de 1989, pero eso no quiere decir que esté en entredicho su estatus jurídico. En Europa hay grandes bancos cooperativos de referencia internacional, como en Holanda o Alemania, que no son S.A. No obstante, la normativa española habrá de adaptarse a la legislación europea, pues estamos en la Unión Bancaria Europea y la supervisión debe aplicarse de manera homogénea en todos los países. Dicho esto, en Cajamar defendemos la singularidad de las cooperativas de crédito, y al tiempo las ventajas de unirnos en un gran grupo financiero cooperativo, como acaba de suceder en Holanda. En nuestro modelo es posible la coexistencia de entidades individuales que se ocupan de la gestión y la atención directa con sus clientes, y la integración en un gran grupo donde se pone en común el negocio y se mutualizan los beneficios.

Cajamar se ha caracterizado por su ‘generosidad’ a la hora de no cobrar comisiones. “Nosotros bonificamos por lo que otros cobran”, llegaron a publicitar. Esta peculiaridad ha desaparecido, con el natural desagrado de sus clientes. ¿Es inevitable que Cajamar cobre ahora “por todo”?
En un escenario como el actual, con tipos de interés al 0 % y márgenes en mínimos históricos, es muy difícil generar los ingresos necesarios para cubrir el coste de funcionamiento. Ello nos ha llevado a todas las entidades a cambiar el enfoque de nuestro modelo de negocio tradicional. En Cajamar nuestro propósito es cobrar lo menos posible por comisiones de servicio. Pero la situación del mercado es la que es. Hoy en día es inevitable cobrar comisiones, si bien nuestros socios vinculados están exentos de ellas.

"Las participaciones de Cajamar son totalmente reembolsables" (Foto: La Opinión de Almería)

Para disponer de cuentas sin comisiones de mantenimiento sus oficinas ofrecen la suscripción de participaciones de Cajamar. ¿Deben los ahorradores considerar esta inversión como totalmente líquida y con la rentabilidad garantizada?
Cajamar es una cooperativa de crédito y su objetivo social es prestar servicio financiero a sus socios. Un cliente que no es socio de nuestra cooperativa no puede optar a beneficiarse de las mismas condiciones que quienes sí lo son. De ahí que, cuando nos pregunta un cliente no socio, se le explica que para acceder a las condiciones más ventajosas debe hacerse socio y mantener una vinculación determinada. Se puede ser socio de Cajamar con una aportación de 61 euros, pero para disfrutar de las mejores condiciones (exentas de comisiones, etc.) se deben suscribir unos 1.000 euros. Respecto a la segunda parte de su pregunta, no se pueden confundir las aportaciones al capital social de una cooperativa de crédito con un producto de ahorro e inversión. No es lo mismo. El capital social debe ser estable y duradero, porque de ello depende la estabilidad y la solvencia de la cooperativa. No es un producto para invertir, comprar y vender todos los días. Ahora bien, las participaciones de Cajamar son totalmente reembolsables cuando el socio lo solicita, de acuerdo con el procedimiento determinado en los estatutos sociales. Pero, insisto, la finalidad del capital social no es la de un depósito o cualquier otro producto de inversión.

Uno de los mayores lastres de las cuentas de Cajamar han sido en los últimos años sus altas tasas de morosidad, que han llegado a rondar el 17 %. ¿Está actualmente controlada la morosidad?
Así es. Nuestra morosidad llegó a ser superior a ese porcentaje a raíz de acometer la fusión de Ruralcaja en 2013 y tener que hacer frente a su situación. Ahora está en torno al 13 %, tras haber bajado más de 2,5 puntos en este último ejercicio. El hecho de que Cajamar esté tardando más que otras en recuperar la normalidad se debe a que lo estamos haciendo todo por nuestra gestión directa. Así, de igual modo que Cajamar no ha recibido ayudas públicas para capitalizarse y sanearse, tampoco ha tenido que ceder ni un solo activo a la SAREB, a diferencia de otras entidades que han limpiado su balance y mejorado su morosidad cediendo sus activos dañados al llamado “banco malo”.

"Tenemos cubiertas sobradamente las exigencias de solvencia del supervisor europeo" (Foto: La Opinión de Almería)

Se oyen voces en el sentido de que la crisis del sector financiero aún no ha llegado a su final. ¿Son necesarias nuevas fusiones?
A la vista está que hay algunas ya en marcha. En lo que se refiere a las cajas rurales, no le quepa duda, también habrá más fusiones antes o después. No ya como resultado de la reestructuración pendiente sino para afrontar los nuevos retos y desafíos: la transformación digital, los nuevos modelos de negocio, etc.

Cajamar es uno de los catorce grupos bancarios españoles supervisados por la Unión Europea. ¿Se puede afirmar que tienen cubiertas las exigencias de solvencia?
Sí, desde luego. Sobradamente. Disponemos de una adecuada posición de liquidez, con vencimientos cubiertos durante los próximos años, alta capacidad de emisión de cédulas, altos volúmenes de títulos descontables ante el BCE y cumplimiento holgado de los nuevos ratios de liquidez. Tenemos un nivel confortable de solvencia y mejora en la calidad de los recursos propios, con un coeficiente de solvencia del 11,58 % y un CET1 del 11,40 %, por encima de los niveles mínimos exigidos.

En una anterior pregunta nos hemos referido al tema de las comisiones. Se dice que está próximo el día en el que los bancos cobren a sus clientes por tener allí depositados sus ahorros. ¿Llegará ese día?
Ya ha llegado. En varios países europeos ya ocurre, especialmente con clientes que son personas jurídicas. Desde luego, no es el propósito de Cajamar.

El ahorrador clásico, del que Cajamar tiene muchos, ha suscrito tradicionalmente plazos fijos. Ahora, con los bajos tipos de interés, las IPF han perdido atractivo y las entidades están ofreciendo fondos de inversión. ¿Están las oficinas de Cajamar preparadas para ofrecer a estos clientes el asesoramiento adecuado?
Por supuesto. En nuestra red comercial contamos con profesionales cualificados para asesorar a nuestros clientes, que realizan cursos de formación y actualización periódicos para obtener y mantener la certificación que les acredita. De otra parte, Cajamar cuenta con un socio estratégico para la comercialización de fondos de inversión: TREA Capital, una entidad independiente de gestión de activos con capacidades de inversión tanto en el universo tradicional como alternativo. De modo que nuestros clientes se benefician de la gestión diaria de los profesionales de Cajamar, labor que se complementa con el diseño de nuevos productos específicos que realiza TREA dependiendo de la evolución del mercado.

La banca virtual gana cada día terreno a la banca convencional. Cajamar fue pionera en el uso de banca electrónica. ¿Qué volumen de operaciones de Cajamar se hace ahora de forma presencial y por banca a distancia?
Es cierto que cada vez se percibe menor afluencia de clientes a nuestras oficinas para hacer operaciones habituales. Uno de cada cuatro clientes opera ya habitualmente a través de nuestra banca electrónica, y más de 300.000 disponen también de banca móvil. En pocos años el modelo de negocio de la banca ha cambiado mucho, y en los próximos dos o tres años cambiará aun más. Nuestra banca electrónica se encuentra en el Top-5 nacional, es decir, es valorada como una de las cinco mejores de España.

Los pueblos pequeños de Almería encuentran cada vez más dificultad para mantener una oficina bancaria. ¿Cajamar puede sacrificar en algunos casos la rentabilidad por el servicio al ciudadano o este proceso de reducción de oficinas es irreversible?
Como cooperativa de crédito, consideramos un valor la proximidad y la cercanía a nuestros socios y clientes, y así lo defendemos ante las autoridades supervisoras, que siguen considerando que España tiene un exceso de capacidad y por tanto debe reducirla. Los socios de las cooperativas de crédito no demandan dividendos, sino recibir servicio financiero en las mejores condiciones. Ahora bien, dicho esto, estamos ya ante una nueva realidad: cada vez son más los clientes, especialmente los jóvenes, que no demandan oficinas sino tecnología. El futuro de las entidades financieras, y su cercanía con el cliente, no dependerá tanto del número de oficinas como de la transformación digital, de adaptarse a las crecientes demandas de acceso a banca digital y canales móviles de las nuevas generaciones. Eso ya es también un hecho irreversible. Emilio Ruiz.

Mi conversación con La Veneno

El pasado 10 de octubre tuve el triste honor de haber hecho la que sería la única entrevista concedida por Cristina Ortiz Rodríguez La Veneno a un medio de Almería y posiblemente una de las últimas realizadas antes de dejarnos para siempre. Una parte de aquella distendida conversación, mantenida telefónicamente, la trasladé el papel impreso y al ordenador, y aún se puede leer aquí mismo. Otra parte, la que entonces consideré menos relevante, es la que pretendo recuperar para conocer algunas cosas relacionadas con Cristina que mucha gente desconoce.

Cristina Ortiz, La Veneno

He leído que Cristina no quería ni oír el nombre de Adra, su pueblo. No es cierto. Mi acceso a ella fue a través de una persona interpuesta, que previamente había concertado la entrevista. Mis primeras palabras al pasarle esta persona el teléfono fueron para decirle que le llamaba desde Almería. Ya lo sabía. “¡Ay, cariño, de Almería, mi tierra, qué alegría! ¿Tú conoces Adra, mi pueblo?”. Obviamente le dije que sí, que “quien parece –contesté- que no quiere saber nada de Adra eres tú”. “¡Cariño, no hagas caso de lo que se dice, que la mitad es mentira!”, me respondió.

Durante la conversación –en todo momento tuve la impresión de que Cristina se encontraba a gusto hablando con alguien de su tierra- sobrevolaba sobre nosotros de forma permanente el nombre de Adra y la experiencia vivida en los años de su niñez y su juventud. Antoñito se dio cuenta pronto de que era una niña en el cuerpo de un niño. Esa circunstancia le traumatizó. Hay que situar el pasaje en un determinado ambiente para comprender lo mal que lo tuvo que pasar. “Yo he sido maricón desde que mi madre me parió”, me dijo, “pero era un maricón muy guapo”. Me contó, tal vez de forma exagerada –tenía propensión a agrandar cosas nimias-  que tan guapo era que las turistas que en verano iban por Adra querían que las besara. “Pero si yo soy maricón”, dice que les advertía. “Es igual, tú, bésame”. Pero “yo era como si besara un trozo de mármol”.

Era manifiesto el malestar que La Veneno tenía por la incomprensión de su familia. Después me contaría Valeria Vegas, su biógrafa, que la reconciliación familiar era imposible por esa razón. “Su familia aún la sigue llamando Antonio y no Cristina”, me dijo Valeria. Se puede leer la entrevista con Valeria pinchando aquí. Esto, yo mismo lo pude comprobar al ver a su hermana Mari Pepa ante la sede del PSOE el día del traumático Comité Federal del mes pasado. La mujer quiso ganarse un minuto de gloria televisivo para contar una historia indescifrable: “Soy la hermana de La Veneno, el día que mi hermano entró en el Mississippi….”, parloteaba. O sea, era La Veneno y era su hermano, no su hermana.

De igual modo que Cristina manifestaba cierto malestar con su familia, una persona de Adra fue objeto, en nuestra conversación, de un recuerdo emocionado. No pudo verlo, pero creo que las lágrimas se le saltaron. Era su vecina Gracia, “Gracia la Sevillana, que en paz descanse. Era como mi madre, me hacía los vestidos, me daba de comer, cuánto me acuerdo de ella”.

Cristina Ortiz La Veneno se nos ha ido. Perdonen que lo diga, pero me siento reconfortado por unas palabras que le dije: “Que sepas que en Almería y en Adra se te quiere y que nos gustaría verte por aquí”. “¡Eso no puede ser, cariño!”, me respondió. Días después pregunté a Valeria Vegas si Cristina estaría dispuesta a presentar su libro en Adra. “No, Emilio, eso ni se lo propongo”, me dijo. Ya nunca será posible. Emilio Ruiz.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Pedro de la Torre denuncia a la Gestora del PSOE por usurpación de funciones

Pedro de la Torre Rodríguez es un habitual de los Juzgados de Almería. Pero no por motivos personales, sino profesionales. Es perito informático, presidente del Colegio Profesional de Ingenieros Técnicos en Informática de Andalucía (CPITIA), y es también perito judicial. La visita que hizo este martes al Juzgado de Guardia de Almería fue para presentar una denuncia “para mí muy dolorosa”: contra su propio partido, el PSOE, al que se afilió hace ahora algo menos de dos años.

Pedro de la Torre, con Pedro Sánchez

¿A quién denuncia concretamente?
A todos los miembros de la Gestora socialista, a la presidenta del Comité Federal celebrado el 1 de Octubre y el celebrado el 23 de Octubre y contra los miembros del Comité Federal que votaron a favor de la creación de la Gestora.

¿Las razones?
Usurpación de funciones públicas en el caso de la Gestora, ya que en ninguna parte de los Estatutos o Reglamentos del PSOE se especifica que puedan asumir plenos poderes de una Ejecutiva Federal, y sin límite de mandato. La denuncia contra la presidenta del Comité Federal es por permitir la creación de una Gestora para sustituir a la Ejecutiva Federal, cuando en los Estatutos se especifica claramente que ante la dimisión de más de la mitad de la Ejecutiva solo cabe convocar Congreso Extraordinario para elegir una nueva Ejecutiva, debiendo quedar en funciones la Ejecutiva Federal hasta su sustitución. Eso es prevaricación por parte de la presidenta. Y contra los miembros del Comité Federal que votaron a favor de la creación de la Gestora, como colaboradores necesarios. Únicamente la Ejecutiva Federal puede constituir una Gestora, no el Comité Federal.

En otros lugares de España se están presentando denuncias similares. ¿Actúan coordinados?
No por el momento. Supongo que empezaremos a coordinarnos a partir de ahora.

¿Y antes de emprender la vía judicial no ha intentado ‘entenderse’ con el partido, bien aquí, en Almería, o en Sevilla o en Madrid?
No, envié sendos burofax a Ferraz el 1 y el 25 de octubre advirtiendo de todo esto, y ni me mandaron acuse de recibo, algo que me indigna.

Hasta ahora no se le observaba como un militante muy activo políticamente
No es que en el PSOE haya muchos debates, pero sí acudí a la maratoniana asamblea de la agrupación de Almería celebrada en octubre. Dado que había más de 40 turnos de palabra decidí no intervenir. Simplemente recogí firmas para solicitar la convocatoria de Congreso Extraordinario y Primarias. No aspiro a ningún cargo institucional ni partidista.

¿Ha comentado esta denuncia con Fernando Martínez, secretario general de su agrupación, o con algún compañero?
No me ha dado tiempo todavía. Lo que sí comenté fueron los burofax que mandé a Ferraz, y en ellos advertía de la vía judicial en caso de que no se actuara internamente.

¿Qué pide en la denuncia?
Que se determine si la presidenta del Comité y los que votaron a favor de crear la Gestora cometieron un delito de prevaricación, que se investigue si los miembros de la Gestora están cometiendo un delito de usurpacion de funciones publicas, que se declare nulo de pleno derecho el acuerdo de creación de la Gestora, que se declare nulo de pleno derecho todo lo acordado en el Comité de 23 de Octubre, que se declaren nulos todos los acuerdos adoptados por la Gestora y que vuelvan a sus cargos en funciones todos los miembros de la anterior Ejecutiva Federal al único objeto de convocar Congreso Extraordinario y Primarias. Además solicito que cautelarmente que se impida a la Gestora adoptar ningún otro acuerdo. Y todo ello por la vía sumaria y preferente, dado que se conculcan mis derechos constitucionales de representación política.

¿Está recibiendo muestras de agrado o de desagrado de otros compañeros por su iniciativa?
De compañeros militantes de toda España, apoyo total. De otros sectores no me extrañaría incluso que se buscara expulsarme del partido. Ojalá que lo hagan.

¿Y eso?
Pues porque sería otra vulneración de Estatutos del partido, y procedería a interponer otra denuncia. Las normas están para respetarlas. Todos. Emilio Ruiz.

martes, 8 de noviembre de 2016

Carlo Escobar rinde tributo a su tío Manolo

El matrimonio formado por los ejidenses Antonio García Navarro y María del Carmen Escobar Molina tuvo una muy numerosa prole. Su hijo Manuel, Manolo Escobar, ha sido el más conocido, pero también lo fueron Baldomero, Salvador y Juan Gabriel, que acompañaron a su hermano en los espectáculos durante muchos años. Otro hermano, José María, empleado de Correos, fue el autor de la popularísima canción dedicada a su madre, Madrecita María del Carmen. Fueron en total diez hermanos, ocho hombres y dos mujeres. Solamente un descendiente de tan numerosa familia ha seguido la senda artística. Es Carlo Escobar, hijo de María del Carmen, la mayor de las hermanas.

Carlo Escobar

Todos los nietos del matrimonio de El Ejido nacieron fuera de la tierra natal de los abuelos, principalmente en Barcelona, a donde emigraron los progenitores. Todos menos uno, precisamente Carlo, que es de El Ejido. “Mi padre era de Santo Domingo y mi madre de Las Norias y siempre sintieron añoranza por su pueblo, y en 1959 volvieron y montaron una carnicería en el mercado de El Ejido. Fue cuando nací yo. En 1962 de nuevo regresamos a Barcelona”.

En Cataluña Carlo alternó sus estudios de música con una vida profesional relacionada con la banca. En 1987 su empresa le trasladó a Madrid y fue en la capital donde grabó su primer disco e hizo sus primeras apariciones en televisión. Dio el salto a México para dedicarse principalmente a la producción artística. Al morir su padre regresó de nuevo a España. Hace tres años, tras la muerte de Manolo, retomó su vocación artística.

¿Cómo fue tomar la decisión de subirse de nuevo a los escenarios tras varios años retirado?
La muerte de mi tío, hace ahora tres años, me supuso un fuerte impacto emocional. Estaba muy unido a él. Desconozco el caso de otras personas que hayan nacido en el seno de una familia con alguien que haya representado tanto para tantas personas. Para mí, mi tío fue un regalo que me dio la vida. Tener el privilegio de poder jugar en mi infancia con sus medios de trabajo (los trajes de sus actuaciones, sus guitarras y las de mis tíos), así como convivir con su ejemplo y consejos ha sido algo demasiado importante en mi vida como para no influenciarla. Soy el único miembro de la familia que ha conectado con su misma vocación musical y artística. Pensé que tenía que hacer algo.

El mes pasado empezó la gira de Memorias Compartidas

¿Y a ese algo lo ha bautizado con el nombre de Memorias compartidas?
Efectivamente, no ha sido un proyecto improvisado, sino elaborado durante dos años, tras cumplirse el primer aniversario de su fallecimiento. Mi espectáculo comparte mis canciones y los éxitos más conocidos de mi tío. Presento al público canciones propias, escritas en esta nueva etapa bajo el título Renacer, pero también interpreto canciones suyas. Siempre empiezo el espectáculo con Madrecita María del Carmen. Por varias razones: una, porque está dedicada a mi abuela materna y, además, mi madrina; otra, porque creo que era la que con más hondo sentimiento cantaba mi tío, y hay una tercera, que es el autor, mi tío José María, un hombre cuya vida fue ejemplo de humildad y honestidad y con quien pude compartir muchos momentos, así como mantener largas conversaciones sobre nuestra mutua pasión, la música. También interpreto Y Viva EspañaMi CarroEl Porompompero…, en definitiva, sus principales éxitos en la voz de alguien de su familia, en mi voz.

La familia ejidense de los Escobar casi al completo

En su repertorio hay una canción dedicada a su pueblo natal, El Ejido. Supongo que le gustaría interpretarla ante sus paisanos.
Sí, es un gran deseo que espero ver hecho realidad. Es una canción con la que me emociono mucho porque, aunque me fui de El Ejido cuando era un bebé, mi padre constantemente me transmitía una devoción casi inusitada por mi tierra. La he compuesto con muchísimo amor, y sí, es verdad que me gustaría poder interpretarla en mi pueblo. Emilio Ruiz.

domingo, 6 de noviembre de 2016

La partida de nacimiento de los ministros

Quienes nos dedicamos a este oficio de escribir en los periódicos nos dejamos llevar por ciertas rutinas que no por persistentes tienen importancia alguna. Una de ellas es la de buscar alguna identificación con nuestra tierra de los en cada momento elegidos ministros. Por la parte provincial que nos corresponde, el periodista Simón Ruiz ha buceado en los recientes nombramientos de Rajoy  y su ‘trabajo de investigación’ –me perdonará que se lo entrecomille- ha tenido un resultado más bien modesto: uno de los elegidos, Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, es amigo de quien ha sido alcalde de Almería y ahora es senador, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador. Menos da una piedra. Otro, el nuevo ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, está casado con una almeriense, Beatriz Alcázar. La verdad es que el exalcalde de Sevilla siempre ha hecho gala de este “medio almeriensismo” de sus hijos. Recuerdo que la primera vez que hablé con él hizo mención a esta circunstancia. “Mi mujer –me dijo literalmente- también es de Almería, de apellido Alcázar, de los Salinas y Alcázar, los concesionarios de Citroën”.

Consejo de Ministros

Que no piense el lector que este exacerbado interés patriótico es exclusivo de los almerienses o de los andaluces. Qué va. Me he dado una vuelta por los medios de comunicación de diversas comunidades autónomas, y prácticamente todos ahondan en la cuestión. “Otro Gobierno Central sin presencia de ministros aragoneses”, dice El Diario Aragonés. “La Comunitat Valenciana se queda sin ministros en el Gobierno de Rajoy”, proclama Las Provincias. Levante es contundente: “Rajoy prescinde de valencianos”. La Opinión de Murcia ya está resignada: “Tampoco hay ningún ministro murciano (no lo hay desde Trillo)”. El Digital de Castilla-La Mancha ve el vaso medio lleno: “Cuatro de los nuevos ministros tienen relación, o la han tenido, con Castilla-La Mancha”. Y El Periódico de Aragón, pues ya no sabe qué camino tomar: “Aragón vuelve a quedarse sin ocupar ninguna cartera ministerial”.

Si nos fijamos en la partida de nacimiento de los miembros del Consejo de Ministros vemos que hay un gallego, dos castellano-leoneses, un vasco, una catalana, cuatro madrileños y cuatro andaluces. Andalucía comparte con Madrid el cuadro de honor de procedencia de ministros. De Jerez de la Frontera es el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis. De Cambil (Jaén) es Cristóbal Montoro. De San Juan del Puerto (Huelva) es Fátima Báñez. Y Zoido nació en Montellano (Sevilla).

“Rajoy elige un Gobierno donde predominan los madrileños y los andaluces”. De esta forma abrió la Ser su informativo matinal del viernes. Correcto, así es y nada hay que objetar. Pero, ¿significa ese dato que estas dos autonomías van a disfrutar de un poder político del que van a carecer las otras? Me temo que no, que esa circunstancia es más bien fruto de la casualidad que de un reparto territorial de poder. Además, por lo que respecta a Andalucía, Alfonso Dastis es un hombre que carece de perfil partidario. Montoro es Montoro y punto. El ministerio de Báñez es más de pedir que de dar. El ministro más político es Zoido. Simón Ruiz ya se ha apresurado a pedirle para Almería unos cuantos guardias civiles más y -¡ahora, sí, se puede!-la ansiada comisaría de Roquetas. Yo también tengo una petición que hacerle, y además a coste cero: que no ponga más radares. Y si puede quitar alguno, mejor. Emilio Ruiz.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Para cobra, la de Pedro Sánchez a Antonio Hernando

Los días previos al de Todos los Santos y al de Todos los Fieles Difuntos nos han dejado dos momentos televisivos que ocuparán un huequecito en la historia de la pequeña pantalla. Uno de ellos es la entrevista de Jordi Évole a Pedro Sánchez, en La Sexta. El otro, el concierto de OT. El Reencuentro, en TVE. Si deseáramos asignarle a cada uno de esos dos programas televisivos uno de los días festivos indicados, nadie dudaría de que al concierto del Palau Sant Jordi de Barcelona habría que aplicarle el Día de Todos los Santos, mientras que el Salvados de Évole casaría mejor con el Día de Todos los Fieles Difuntos. Mientras La Sexta concitó a torno a sí nada menos que a 4.141.000 espectadores en su minuto de oro, La 1 reunió en el mismo momento a 4.800.000 espectadores. Eso es “mucha gente”, que dirían los de Podemos.

Pedro Sánchez, con Jordi Évole

El concierto de OT. El Reencuentro vivió un momento de estremecimiento nacional cuando Chenoa y Bisbal reeditaron su sensual Escondidos de hace quince años. Los momentos del postconcierto fueron de incertidumbre y de decepción cuando las redes sociales pregonaron que David había hecho una cobra a Chenoa. “¡Y eso es humillante!”, hasta llegó a decir Rita Maestre, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, y eso que Chenoa no es ciudadana madrileña. Afortunadamente ese mal sabor de boca quedó rápidamente laminado cuando se publicitó que de cobra, nada de nada. Gracias a Dios que en cada espacio de nuestra vida siempre hay una cámara oculta. En un lugar del momento cobra también la había. La portaba –la cámara, digo- un tal Pablo Juanarena, que ha asegurado que “Ojo, en el ángulo inverso no hay cobra”. Y, efectivamente, desde el ángulo contrario al que los telespectadores vieron, David Bisbal se queda mirando a Chenoa mientras esta le acaricia la cara. No hay más. Bueno, sí había más, pero fueron palabras de cariño: “Ha sido, Chenoa, Laura, un privilegio actuar contigo y revivir este momento tan especial, porque te he querido, te quiero y siempre te querré, que se entere todo el mundo”. Vamos, que ahora me digan que no fue para emocionarse.

Mientras la gente sigue yendo y viniendo sobre la cobra de Bisbal que no fue tal, nadie ha reparado en otra cobra –esa sí de verdad, auténtica-, la que el domingo le hizo Pedro Sánchez a su ya examigo Antonio Hernando en La Sexta. En realidad, la entrevista de Évole a Sánchez fue, desde el principio hasta el final, una sucesión de cobras. La última se la hizo Sánchez a él mismo en forma de suicidio político.

La primera cobra de Sánchez fue para la Gestora: “Me di cuenta de que quería situarme ante una situación imposible: o me abstenía, o votaba en contra y rompía el mandato, que nunca lo he hecho. La única opción era salir del Congreso. Algunos de mis compañeros querían quitarme cualquier tipo de recurso". La segunda, para él mismo: “He cometido errores. El primero, cuando taché a Podemos de populista”. La tercera, para su incoherencia: “El PSOE tiene que mirar tú a tú y trabajar codo a codo con Podemos". La cuarta fue para Susana Díaz, que “debe definir el papel de los andaluces en el PSOE”. La quinta cobra fue para El País, que “me dijeron que si pactaba con Podemos irían radicalmente en contra”, La Sexta tuvo como destinatario su bisoñez: “Cataluña y el País Vasco son una nación dentro de otra nación que es España”. Y la séptima fue para Felipe González: “No nos reconocemos en él”.

La última cobra le retrató como un político de escaso nivel. Fue para Antonio Hernando: “Todo el que se dedica a la política se lleva chascos y decepciones. Para mí una decepción personal fue la decisión de Antonio Hernando de mantenerse en la portavocía". La forma descarada de arrojar a Hernando a los pies de los caballos retrató a un Pedro Sánchez imberbe que quiso de esa forma escribir su obituario político. ¡Ay, Pedro, con lo bien que quedaste el sábado por la mañana! Emilio Ruiz.