_______________________________________________________________________________________________

domingo, 30 de octubre de 2016

El papel de Antonio Hernando

Tras la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general del Partido Socialista la Comisión Gestora sustituyó a casi todos los portavoces de sus grupos parlamentarios. En el Senado Óscar López fue sustituido por el expresidente asturiano Vicente Álvarez Areces, mientras Iratxe García era sustituida por Ramón Jáuregui como jefe de la delegación del PSOE en Bruselas. Además, Elena Valenciano sustituirá a Enrique Guerrero como vicepresidenta del grupo de los socialistas europeos. También el portavoz en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando Vera, puso su cargo a disposición de la Gestora, pero el presidente, Javier Fernández, le convenció para que siguiera.

Antonio Hernando, en el Congreso

Antonio Hernando se enfrentaba, con su continuidad, a una situación difícil, cual era defender desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados, en el espacio de tiempo de unas pocas semanas, dos posiciones opuestas: las de la anterior ejecutiva –y de él mismo-, que eran una negativa a facilitar el acceso de Mariano Rajoy a la presidencia del Gobierno, y las de los nuevo dirigentes, partidarios de poner fin a un Gobierno de interinidad facilitando el nombramiento del presidente del PP como jefe del ejecutivo.

Ha habido mucha gente, dentro y fuera del PSOE, que no ha entendido esta continuidad de Hernando Vera. Algunos la han considerado incluso como un acto de traición a Pedro Sánchez. Estas personas parecen desconocer cuál es esencialmente la figura de un portavoz y, sobre todo, parecen desconocer la trayectoria de Antonio Hernando dentro del Partido Socialista. Hernando es, ante todo, un hombre de partido. Con ‘veintipocos’ años ya era abogado de UGT  Su fidelidad a Pedro Sánchez, como antes a Alfredo Pérez Rubalcaba, sólo ha tenido un límite: la fidelidad al propio partido y, consecuentemente, a quienes ostentan su dirección.

Dicen estos críticos de la continuidad de Antonio Hernando que no entienden cómo puede ser una misma persona quien defienda el voto negativo a Rajoy y quien defienda la abstención. Pues perdonen que les diga que no es tan difícil de entender. Primero, porque Hernando no sube a la tribuna del Congreso para defender su postura personal sobre los temas que se debaten, sino que es portavoz –porta la voz, traslada la posición- de su Grupo Parlamentario o del propio partido (en este caso, del Comité Federal). Y segundo, porque la posición que tenía que defender respecto a Mariano Rajoy se mantenía inalterable: la de censurar sus políticas. Cierto es que el voto negativo se transmutó en abstención, pero creo que resultó bastante convincente al explicar ese cambio de postura.

El reto que tenía por delante Hernando en el debate de investidura no era fácil de digerir. Si él se hubiera descabalgado se le habría creado una papeleta a su sucesor o a quien eventualmente hubiera defendido la postura del PSOE. Afrontando el reto ha mostrado valentía. Además, lo superó muy dignamente. En un instante muy delicado –Rajoy ni siquiera le dirigió la mirada y Pedro Sánchez casi le ignoró- salió airoso del trance. Las alusiones a las supuestas traiciones históricas del Partido Socialista, que después se ha demostrado que no fueron tales, han sido muy oportunas para quienes ven en la actitud del PSOE una traición a sus principios. Nunca un acto de responsabilidad puede ser considerado como un acto de traición.

jueves, 27 de octubre de 2016

Los periódicos de Almería son los más baratos de Andalucía

En Andalucía se editan 16 diarios de pago, independientemente de otros diarios de tirada nacional o regional que también tienen ediciones especiales para Andalucía o para algunas de sus provincias. Los 16 periódicos andaluces tienen la siguiente distribución provincial: Almería, 2; Cádiz, 3; Córdoba, 2; Granada, 2; Huelva, 1; Jaén, 1; Málaga, 3, y Sevilla, 2. Los lectores de periódicos diarios de papel de Almería son los que disfrutan del precio más bajo. Veamos los precios de los periódicos andaluces en sus ediciones de lunes a sábado. Las ediciones de los fines de semana son muy variables en el precio debido a que la mayoría de periódicos se venden conjuntamente con revistas de todo tipo.

Los periódicos de Andalucía

El periódico de mayor difusión de la provincia de Almería es La Voz de Almería, que tiene un precio de portada de 1,10 euros. Su oponente Diario de Almería cuesta 0,80 euros. El caso del diario de Joly es muy curioso. Durante mucho tiempo costaba en kiosco solamente 0,50 euros. Incluso con esa subida sigue siendo el periódico más barato de Andalucía. La particularidad de Almería también se entiende a la edición de esta provincia del periódico granadino Ideal. El periódico de Vocento vale en Granada y Jaén 1,40 euros, mientras en Almería cuesta 1,20. Los fines de semana también ocurre lo mismo.

El diario Córdoba cuesta 1,30 euros, mientras su colega de Joly El Día de Córdoba solo vale 1,10. El precio no es determinante para la difusión, pues mientras el primero vende más de 7.000 ejemplares el segundo vende unos cuantos más de 1.000.

Los tres periódicos de pago de Cádiz, Diario de CádizDiario de Jerez y Europa Sur, están editados por el grupo Joly y los tres tienen el mismo precio, 1,10 euros. También tienen el mismo precio los diarios sevillanos, Diario de Sevilla y El Correo de Andalucía, pero en ambos casos el precio es de 1,20 euros. El diario madrileño Abc, que tiene amplia difusión en Sevilla, cuesta 1,50 euros.

En Granada hay dos periódicos. El más caro y también el de mayor difusión es Ideal, que cuesta 1,40 euros, mientras Granada Hoy solamente vale 1,10 euros. El único diario de Huelva es también el que Joly cobra a más alto precio. Huelva Información vale 1,20 euros. Jaén vale a 1,20 euros.

Málaga es la provincia que tiene de media los periódicos más caros de Andalucía. La Opinión de Málaga y Málaga Hoy valen 1,20 euros, mientras Sur sube su precio a 1,40 euros.

martes, 25 de octubre de 2016

OJD septiembre 2016: la difusión de los diarios andaluces no llega a 100.000 ejemplares

Los datos proporcionados por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), referidos al mes de septiembre de 2016, pendientes de certificar, traen una noticia común para los periódicos que se editan en Andalucía: todos bajan en su difusión, con una leve excepción, la del modesto El Día de Córdoba (Joly), que en un año ha ganado 8 ejemplares de difusión.

Evolución de la difusión de los diarios andaluces

El acumulado de difusión no llega a los 100.000 ejemplares

Los periódicos de tirada nacional sufren aún más que los andaluces

Con ser malos los datos de difusión de los diarios que se editan en Andalucía, peor aún lo son para los diarios de tirada nacional. En el último año, los diarios de tirada nacional, entre los que se incluyen los cuatro que se editan en Madrid (AbcEl MundoEl País y La Razón) y los dos que se editan en Barcelona (El Periódico y La Vanguardia), han bajado su difusión en un 14,86 por ciento, al pasar de un acumulado de 759.512 ejemplares diarios a 646.615.

Los diarios andaluces, por su parte, han bajado su difusión un 7,58 por ciento durante el periodo de septiembre de 2015 a septiembre de 2016. Han pasado de un acumulado de 107.207 ejemplares a 99.078. No se contabiliza la difusión de El Correo de Andalucía porque, como se sabe, su empresa editora, el grupo industrial Morera & Vallejo, no proporciona datos a la Oficina de Justificación de la Difusión desde que adquirió el periódico.

Entre los medios de difusión nacional, especialmente significativa es la bajada de la difusión del diario El País, que sufre un serio varapalo. En un año el periódico de Prisa ha visto reducida su difusión en 43.701 ejemplares diarios, al pasar de una difusión en septiembre de 2015 de 217.715 ejemplares diarios a 174.014 en septiembre de 2016.

Respecto a los diarios andaluces tienen una bajada de dos dígitos Diario de Almería (-12,58 por ciento), Europa Sur (-21,07 por ciento), La Opinión de Málaga (-15,15 por ciento)y Sur (-10,32 por ciento).

El periódico andaluz que soporta con mayor integridad los efectos de la crisis es El Día de Córdoba, que prácticamente mantiene estable su difusión, en torno al millar de ejemplares. Pérdidas inferiores al 5 por ciento se apuntan Diario de CádizDiario de Sevilla y Granada Hoy, los tres del grupo gaditano Joly. Emilio Ruiz.

lunes, 24 de octubre de 2016

Una abstención responsable

El Comité Federal del PSOE acordó ayer por 139 votos a favor y 96 en contra desbloquear la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno al imponer a sus diputados una abstención en la segunda sesión parlamentaria. La votación de ayer en la sede socialista de la calle Ferraz no dirimía si se deseaba o no se deseaba que el presidente del Partido Popular alcanzara la presidencia del Gobierno, porque la cuestión, planteada de esa forma, hubiera recibido el rechazo absoluto. No era esa la cuestión, digo. La cuestión estaba en decidir si se adoptaba una actitud que desbloqueara la actual situación de parálisis política –ciertamente, no impidiendo la elección de Rajoy- o bien se decidía conducir a los electores a una nueva cita con las urnas en las vísperas de Navidad. No era Rajoy sí o Rajoy no, era principalmente terceras elecciones sí o terceras elecciones no.

Comité Federal del PSOE (Foto: RTVE)

En esta tesitura la decisión adoptada ayer por el Comité Federal es la propia de un partido responsable. Ya lo anunció Pedro Sánchez tras las elecciones del 26-J: “Si actuamos con altura de miras, el PSOE estará en la solución”. Descartados todos los intentos de conformar una mayoría alternativa, la solución al problema no conducía por camino distinto que no fuera el tomado ayer.

El PSOE no es un partido antisistema ni es un partido rupturista y es un partido con sentido de Estado. Siempre lo ha sido y siempre lo va a ser. Tras las elecciones del 20 de diciembre Pedro Sánchez hizo todo lo posible por conformar un Gobierno alternativo al de Mariano Rajoy. Consiguió atraerse la voluntad de Ciudadanos, pero no la de Podemos, que acariciaba la idea de sustituirle como primer partido de la oposición. Pablo Iglesias prefirió dejar en La Moncloa a Rajoy antes que poner a Pedro Sánchez. Las elecciones del 26-J no solo no ofrecieron a Pablo Iglesias y Julio Anguita el deseado ‘sorpasso’, sino que debilitaron a la izquierda y potenciaron a la derecha. ¡Toma ‘sorpasso’!

Una vez que Mariano Rajoy llevó al Congreso de los Diputados su lista de 170 apoyos, a Pedro Sánchez se le cerraron todos los caminos posibles. Se empeñó en la imposible y no quiso admitir las evidencias. Se mantuvo en la negación absoluta. Podría haber vendido su voto a un coste muy alto para el Partido Popular, pero decidió instalarse en el espacio de lo imposible. Podría hasta haberse cobrado incluso la cabeza de Rajoy, pero su cerrazón ha conducido a lo acordado ayer: a dar paso a Rajoy hacia el camino de La Moncloa a cambio de nada.

El acuerdo adoptado por el PSOE supone para todos los militantes un fuerte desgarro personal. Más aún para los que han cambiado el sentido de su voto que para quienes siguen instalados en posturas inamovibles. En política, y en general en todos los órdenes de la vida, a veces hay tomar decisiones traumáticas. Lo más sencillo puede resultar quedarse instalados en la obstinación, pero no es con posturas estancas como se consiguen los principales avances. La situación política española estaba instalada en un callejón sin salida. Las circunstancias han querido que fuera el PSOE quien únicamente podía desatascarla. Podía haber eludido esa responsabilidad, pero creo que la decisión tomada es la que corresponde a un partido que a lo largo de su historia ha prestado muchos servicios a nuestro país y que debe prepararse para prestar muchos más.

A muchos afiliados socialistas –sinceramente, creo a la inmensa mayoría- no gusta nada la decisión tomada ayer. Pero no es cierto que ha habido un abandono de ideales ni es cierto que se ha servido en bandeja a Podemos el liderazgo de la oposición. Eso es lo que dice Pablo Iglesias, es lo que desea  y es lo que deseaba el 26-J. Nuevamente tendrá que esperar. Porque ese status no se obtiene por deseo propio sino por deseo de los ciudadanos. Y los ciudadanos dijeron alto y claro que hoy en día el principal partido de la oposición es el PSOE y no quien creyó que el 26-J se iba a consumar el ‘sorpasso’. Emilio Ruiz.

domingo, 23 de octubre de 2016

David Bisbal en 'OT. El reencuentro'

Televisión Española emite esta noche el segundo capítulo de OT. El reencuentro. El primero de la serie de tres, emitido el domingo pasado, tuvo un notable éxito de audiencia. Fue el programa más visto del día, con una media de 4.702.000 espectadores, el 24,8 % de share. En ese primer capítulo los participantes de la primera edición de Operación Triunfo recordaron sus vivencias en el programa e interpretaron algunas de las canciones que los hicieron famosos. La serie finalizará el 31 de octubre con un concierto en el Palau Sant Jordi, de Barcelona, que será retransmitido en directo por la televisión pública. Desde hace varios días está colgado el cartel de “No hay entradas”.

Los concursantes de OT. El reencuentro

Aquella primera edición de OT tuvo 16 participantes. Quince años después, la suerte artística de cada uno de ellos es desigual, como es propio. Pero todos siguen relacionados con el mundo de la canción. Rosa López, la ganadora, sigue siendo simplemente Rosa. También viven de la música David Bustamante –ahora, además, actor-, Chenoa -que acaba de sacar Soy Humana-, Manu Tenorio y Nuria Fergó. Verónica Romeo se las busca en Miami. Gisela sigue con sus musicales. Naim Thomas ha lanzado tres discos y es actor. Alejandro Parreño ha formado el grupo Nómada.  Juan Camus es empresario y productor de cortos y miniseries. Natalia es presentadora de televisión. Álex Casademunt es músico y actor de televisión. Javián recorre España con un musical. Mireia es una de las componentes de La Década Prodigiosa Y Geno se muestra feliz con su academia de canto.

De los dieciséis, es David Bisbal el concursante que ha llegado más alto. En estos quince años el almeriense se ha labrado una exitosa carrera profesional no solo como cantante, sino también como coach de programas de televisión tanto en España como en México. Sus cameos en películas y series son muy demandados. En España e Hispanoamérica se le adora. Se ha ganado a pulso ser lo que es: un artista, una estrella. Con su presencia, el éxito de OT. El reencuentro estaba asegurado. Con su ausencia, posiblemente no.

Algunos críticos de televisión creían que Bisbal iba a ir al reencuentro en plan divo, en plan triunfador, como la estrella que es y que la mayoría de sus compañeros no han podido ser. Se han llevado un chasco. David se ha integrado en el grupo como uno más, rehuyendo de la notoriedad, con la humildad que él sabe practicar en los momentos adecuados. David no necesita sobreexposiciones para que se le valore. Que se lo pregunten a Noemí Galera, que no pudo reprimir unas lágrimas de emoción cuando le vio cantar Lucía con Manu Tenorio. TVE alternó la misma interpretación de entonces con la de ahora. La evolución ha sido notoria.

Mientras TVE emitía el primer capítulo de OT. El reencuentro, la Sexta presentaba Astral, un documental de Jordi Évole sobre el drama de las pateras, que tuvo una notable audiencia de 2.784.000 espectadores. Parece que fue un excelente programa. Algunos intelectualoides se han enfurecido con quienes optamos por la nostalgia y no por el drama humano. Ni siquiera los domingos nos dejan despejar nuestra mente. Esta noche tampoco pienso perderme el segundo capítulo de OT. El reencuentro. Un domingo de fútbol y nostalgia no es un mal cóctel para el fin de semana. Y que me perdone Évole. Emilio Ruiz.

martes, 18 de octubre de 2016

Valeria Vegas, su biógrafa: "La Veneno es un mito"

Valeria Vegas (Valencia, 1985) es licenciada en Comunicación Audiovisual. Su faceta profesional es muy amplia: documentalista, periodista, actriz, pintora, productora, escritora… Aún saborea el éxito de su penúltimo libro, Grandes Actrices del Cine Español, cuando se ha encontrado –“por sorpresa”, dice- con un nuevo éxito editorial, esta vez como biógrafa. ¡Digo! Ni puta ni santa: las memorias de La Veneno va por su tercera edición y todo parece indicar que tendrá que imprimirse alguna más.

Valeria, ¿cómo surge el libro?
Conocí en 2006 a Cristina. Me hacía gracia el personaje por su espontaneidad y naturalidad. Se me ocurrió sugerirle que debía sacar unas memorias. Y me dijo: “¿Y por qué no las haces tú, que tienes estudios?”. Vio en mí esa voz que podía canalizar lo que ella quería contar, y yo lo he hecho con la devoción que le tengo al personaje.

La Veneno, con Valeria Vegas, su biógrafa

A lo largo de sus confesiones se le nota que guarda cierto rencor.
Hay un porqué y es porque viene del dolor. Hay que situarse en los años setenta, en Adra, para entender que en aquella época estaba mal visto que un niño contonee las caderas y la familia lo rechaza.

¿Por qué cree que se produce el fin de esa etapa de esplendor de la que habla?
Cristina no es ambiciosa. Se quedaba esperando que sonase el teléfono, que es lo que no hace nadie. La gente en España se mueve. Ella no quería representante, porque había sentido que le engañaban. La fama la fue perdiendo a cuentagotas. Pero no se perdió el personaje. Hay personajes que son icónicos, y aunque se pasen cinco años sin salir en televisión, la gente los recuerda. La gente sabe quién es La Veneno.

¿Cuál es el momento actual de La Veneno?
El libro le va a dar un empujón, tanto anímicamente como a nivel de popularidad. Ella es consciente de que ya pasa el medio siglo y como bien dice "va para abajo". Dentro de cualquier altibajo creo que ahora se encuentra mucho mejor que meses atrás. Ella es persona de deseos y no de ambiciones, por lo que acaba siendo conformista con cualquier situación económica y se ajusta a sus necesidades. De un mes a esta parte se la reclama en diversas discotecas, por lo que se encuentra en buena situación. Hace muchísimos años que no se dedica a la prostitución.

¿Aceptaría Cristina una presentación del libro en Adra o en Almería?
Rotundamente no, pese a que también guarda recuerdos positivos de alguna gente.

Se le nota a Cristina dolida con su familia. España ha evolucionado mucho en este sentido. ¿No se plantea una normalización de las relaciones familiares?
En el trato que yo tengo con ella percibo siempre dolor y a la vez una necesidad de afecto familiar. No le gusta el trato que recibió. Me consta que parte de su entorno le sigue tratando en masculino, y eso obviamente no ayuda a la normalización, ni es de su agrado, después de más de veinte años. Sí puedo decir que habla con mucho cariño y orgullo de algunos de sus sobrinos.

La misma Cristina se declara como una persona inculta. ¿Es una persona lista, inteligente…?
Ella se define como analfabeta, que no es tal de manera rotunda, pero sí es cierto que no tiene destreza para leer ni escribir. Y estuvo perfectamente escolarizada en su infancia. Como bien matiza, es algo de lo que nunca se le privó en su familia. Es lista, intuitiva... pero no emocionalmente inteligente.

El libro lleva un bonito prólogo de Paco Bezerra.
Siendo Paco almeriense y fan declarado de Cristina, me apetecía mucho que un dramaturgo como él analizara a la persona y al personaje. El resultado es obviamente maravilloso. Me siento muy orgullosa de su colaboración.

La figura de La Veneno parecía que formaba parte de la historia de la televisión en España. Ha sorprendido ahora que todo el mundo la reconozca como si fuera del tiempo presente. ¿Por qué cree que ha sucedido eso?
La Veneno está muy asentada en la memoria colectiva, como El Lute o las caras de Bélmez. Y lo digo sin titubear. Le pese a quien le pese es un mito creado por el pueblo, y la gente nunca olvidó el momento en que irrumpió en televisión. Emilio Ruiz.

sábado, 15 de octubre de 2016

El dilema del PSOE: susto o muerte

Los resultados electorales del 26 de junio fueron crueles con el PSOE. Por una parte, los electores les castigaron hasta darle en unas elecciones generales el peor resultado desde la reinstauración de la democracia. Ni siquiera pudo conservar los 90 diputados obtenidos seis meses antes. El presunto éxito de haber evitado el sorpasso no deja de ser más que un consuelo para gente sin pretensiones. Por otra parte, a la vez que la cruel derrota, las urnas concedieron al PSOE la llave maestra que abría las puertas de un nuevo Gobierno. Maldito honor.

Emilio Ruiz, en la sede del PSOE el pasado 1 de octubre, mientras se celebraba el Comité Federal que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez


Ni el 20-D ni el 26-J los socialistas supieron –o no quisieron- hacer una lectura correcta de los resultados ni sobre las posibles consecuencias de los mismos. Pedro Sánchez no fue, en ninguna de las dos elecciones, el único responsable de la catástrofe, pero sí era la cara visible. Debería haber asumido las oportunas responsabilidades, y en política eso se llama dimisión. No lo hizo el 20-D y debió hacerlo al menos el 26-J. Al no hacerlo, su figura cayó en el descrédito y, lo que fue peor, en el ninguneo de los llamados barones, que solo veían o querían ver o creían ver en él a un títere a la espera de noticias. De noticias de Susana, claro.

El famoso Comité Federal del 28 de diciembre –ratificado en julio de 2016-, que marcó la posición que  debía adoptar el PSOE con vistas a la formación de Gobierno, fue una censura en toda regla para el secretario general. Porque se le dio, y él admitió, una hoja de ruta que, tomara el camino que se tomara, le conducía al precipicio. No se puede desear al mismo tiempo: A) No facilitar que el PP gobierne + B) No intentar formar Gobierno con quienes propugnen la independencia (los nacionalistas) o el derecho a decidir (Podemos) + C) Evitar una tercera cita con las urnas. A, B y C, ligados, sumados, conducían a lo imposible. Lo decía Alfonso Guerra, lo decía Felipe González y lo decía cualquier socialista sensato que analizara la situación con una pizca de objetividad: A+B+C no puede ser.

Como no podía ser lo que no podía ser, y además era imposible, la absurda situación que el PSOE se había creado le ha conducido al momento actual, un momento de zozobra, desconcierto, desconfianza y, lo que es peor, de enfrentamiento entre compañeros. Lo ocurrido en Ferraz el 1 de octubre no fue más que la antesala de lo que estos días se vive en las agrupaciones locales (en pocas, porque la mayoría rehúye el debate para evitar encontronazos) y también en las redes sociales, el lugar que los militantes, tradicionalmente desposeídos de un espacio donde hacerse oír, manifiestan ahora sus opiniones sin cortapisas ni influencias. El cabreo es general.

Hace unas semanas recogí la opinión de un grupo de socialistas acerca de la actitud que el PSOE debe de adoptar en el momento presente. Las pudieron leer en este periódico. De 23 opiniones, 22 se inclinaban por un voto negativo a Rajoy, incluso en el caso de que ello nos condujera a nuevas elecciones. Creo que ese criterio continúa inalterable. Pero la dirección del partido –la oficial y la real- sabe que una salida como esa, además de las consecuencias de tener al país sin Gobierno, puede conducir el partido hacia la irrelevancia, potenciando aún más al PP (ya se hizo el 26-J respecto al 20-D) y también posiblemente a Podemos. El dilema socialista es tremendo: susto o muerte.

Las primarias de Podemos en Andalucía

El matrimonio político y sentimental formado por el alcalde de Cádiz, José María González Kichi, y la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, despide la semana con una noticia buena y otra mala. Buena para él y una mala para ella. La noticia buena para el alcalde de Por Cádiz Sí se Puede se la ha dado Susana Díaz. El jefe de Kichi, Pablo Iglesias, ha hecho saber al PSOE que si Rajoy es investido presidente gracias a la abstención socialista, entonces Podemos iniciaría una batida para hacer caer los gobiernos autonómicos socialistas que accedieron al poder gracias a sus diputados. Si eso se produce, en lógica correspondencia los socialistas recorrerían el mismo camino a la inversa con alcaldes de Podemos que consiguieron la vara de mando gracias a ellos. La presidenta de Andalucía y líder ‘de facto’ de lo que queda del PSOE se ha apresurado a enviar al alcalde de Cádiz este mensaje: “Tú, tranquilo, que, pase lo que pase por allí arriba, nosotros no haremos cambalaches de gobiernos’. A pesar de este mensaje de no agresión, Susana Díaz sigue dispensando a Kichi la misma receta que al alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco: la de no recibirle oficialmente.

'Kichi' y Teresa son pareja sentimental y política

Si González ha podido dormir tranquilo este fin de semana, no ha corrido la misma suerte su compañera de piltra, Teresa Rodríguez. A la fundadora de Izquierda Anticapitalista y líder de Podemos en Andalucía le crecen los enanos. Ella creía que, tras cargarse a Sergio Pascual, el hombre de Íñigo Errejón en Andalucía, nadie iba a ser capaz de hacerle sombra. Para disipar cualquier intento de desbancarle ha recurrido a la vieja triquiñuela de organizar las primarias de prisa y corriendo para que a nadie le dé tiempo de organizarse. Pero no lo ha conseguido. A día de hoy cuatro son ya las corrientes que pretenden hacerse con el control del Consejo Ciudadano Andaluz.

Una es la oficialista Por una marea andaluza, de la propia Teresa, que cuenta con las bendiciones de Pablo Iglesias. Otra se llama Andalucía digna, apadrinada por Diego Cañamero y las parlamentarias andaluzas Libertad Benítez y Mari García. Una tercera es Andalucía Plaza a Plaza, encabezada por los diputados Sergio Pascual y Ana Terrón y la parlamentaria andaluza Begoña Gutiérrez.

La cuarta en discordia es Ahora Andalucía. Sus promotores son dos pesos pesados de Podemos: Carmen Lizárraga, presidenta del grupo parlamentario andaluz, y Esperanza Gómez, portavoz adjunta. “Teresa Rodríguez ha demostrado carecer de una altura política suficiente como para encabezar este proyecto”, dice el documento programático. Al grupo se ha sumado la diputada almeriense Lucía Ayala: “Es ahora –dice la almeriense- cuando hay que trabajar por un Podemos Andalucía que no fomente las desigualdades territoriales, sino que Almería pueda ser como la que más”. También cuenta con Antonio Heras, que al principio empezó a coquetear con Andalucía Plaza a Plaza.

Nadie duda de que Teresa Rodríguez y Diego Cañamero acabarán fusionando sus candidaturas. ¿Harán lo propio Ahora Andalucía y Andalucía Plaza a Plaza? Pues va a ser que también. “Menos con Teresa, cualquier pacto es posible”, responden, “porque ella ha mamado una cultura política ajena a las instituciones y fuertemente vinculada a las luchas de activistas como Diego Cañamero o Juan Manuel Sánchez Gordillo”. Emilio Ruiz.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Cristina 'La Veneno': "No pienso volver a Adra"

Nació en Adra el día de San José de 1964, en el seno de una humilde familia de seis hermanos. Fue bautizado como José Antonio Ortiz Rodríguez, y dice que era un pibón. Debió ser verdad porque con 24 años llegó a ser Míster Andalucía. Desde hace años su nombre masculino forma parte de su pasado. Ahora es Cristina, de nombre artístico La Veneno. “Todas las muchachas de Adra querían ligar conmigo, con Joselito, pero yo no engañaba a nadie, a todas les decía que era maricón”. En 1993 se fue a Madrid con su amiga Paca La Piraña. Quería hacerse la reasignación sexual.

En Madrid el camino más fácil lo encontró en la prostitución. Era una prostituta muy demandada por su imponente físico. “Algunos días llegué a ganar hasta dos millones de pesetas”. Fue en 1996 cuando Pepe Navarro, conductor del programa de Telecinco Esta noche cruzamos el Mississipi, mandó sus cámaras para ahondar en el mundo del travestismo. Le sorprendió la abderitana y la incorporó al programa. La Veneno se convirtió en un fenómeno social. Por su descaro, su atractivo físico, su espontaneidad “y por lo putanga que era”. Su vida, después, fue un torrente de acontecimientos, unos positivos y otros negativos: más televisión (La sonrisa del pelícano, en A-3), dos discos (Veneno pa tu piel fue disco de oro), vedette, modelo, televisión en Argentina, una serie con Alfredo Landa, películas porno…

En 2003 ingresó en la cárcel por estafa a varias compañías de seguros. Salió con 122 kilos, hecha un monstruo, “harta de recibir humillaciones”. En 2010 volvió a la tele para participar en un programa de adelgazamiento. Perdió 35 kilos. En 2013 el programa Sálvame Deluxe la presenta de nuevo en sociedad con un novio de 23 años y una estilizada figura. Hoy pesa 64 kilos y “tengo una cadera que me la cojo con una sola mano”.

Estos días, Cristina vuelve a ser actualidad. Su libro biográfico ¡Digo!, ni puta ni santa, las memorias de La Veneno, va por su 2ª edición. La autora es una admiradora suya, la escritora y actriz valenciana Valeria Vegas, “ya que yo no sé hacer ni una O con un canuto, soy analfabeta”. El prólogo, precioso, es de su –nuestro- paisano Paco Bezerra, Premio Nacional de Literatura Dramática. Ya ha sido presentado en Madrid, Barcelona y Sevilla, y el acontecimiento no ha pasado desapercibido ni siquiera para la prensa seria, como El País o El MundoLa Veneno sigue tan descarada como siempre y con el lenguaje soez que le hizo famosa: “Soy así, y nunca voy a cambiar”.

La Veneno, en la presentación de su biografía

A juzgar por la acogida al libro, parece que la gente no te ha olvidado.
Yo creo que ahora soy más famosa. Entonces no había Internet, y ahora todo el mundo me tiene en su teléfono. El otro día estaba en el aeropuerto y un niño decía “¡Mamá, la Veneno, la Veneno!”. Me quedé de piedra. Hace poco unas chicas han sacado un remix de mi canción Veneno pa tu piel. Yo nunca he estado en el anonimato.

Vaya lío que has montado con el libro. Dices que te fuiste a la cama con un jugador del Real Madrid y con gente muy poderosa. ¿Nombres no puedes dar, no?
No, no, pero sí doy algunas iniciales (el jugador responde a las iniciales F. H.). Es que entonces yo tenía 30 años y era un bellezón. También he intimidado con personas importantísimas de las que no puedo ofrecer sus nombres, no por miedo a que me denuncien, sino por miedo a que me maten. Ellos me preguntaban que si los conocía, y les decía que no, porque si no, se iban. Me he acostado con gente que con un dedo mueve España.

No hablas con recelo de tu vida de prostituta.
Es que fue una etapa muy feliz en mi vida. Me encantaba prostituirme. Yo tenía una cabalgata de niños guapos que llegaba a Albacete. Los miraba a la cara y pensaba “si este está para ponerle un piso en la Castellana, puede ligar con quien quiera en una discoteca”. Y hombres casados con la silla del crío en el asiento de atrás. Con hombres mayores normalmente no, porque los clientes mayores buscaban un buen tiburón y lo mío… es más bien una aceitunita. Tenía una belleza y un cuerpazo…

He leído por ahí que tu belleza es heredada de tu abuela.
Te voy a confesar una cosa: a pesar de lo que piensa la gente, jamás he probado las drogas. Ni un porro. Ni siquiera cuando estuve en la cárcel. Comencé a fumar a los 40, pero fumo poco, solo cuando estoy nerviosa. No me pongo cremas y me lavo la cara con jabón Lagarto. Los demás me pican. Es verdad, he sacado la piel de mi abuela materna. Cuando era pequeño me subía al terrado de mi casa y me metía entero en un barreño de agua con Mistol.

El salto de Adra a Madrid no fue sencillo.
Me fui con lo puesto. Llegué a comer de los contenedores de basura. No me da vergüenza decirlo. Pero en Adra lo pasaba aún peor. Y gracias a mi vecina Gracia la sevillana, que en paz descanse, que era como mi madre. Me hacía los vestidos, me daba de comer... Sí, he sufrido mucho en Adra.

No tienes, por tanto, un buen recuerdo de tu pueblo.
Yo he llorado mucho en Adra. Pero, mira, el maricón salió de allí siendo un maricón y volvió siendo una estrella.

¿No piensas volver?

No, llevo 20 años sin ir y sin ver a mis padres, y no quiero verlos. Porque el cariño que me tenían que haber dado era cuando era jovencita. Ahora, con 54 años, para qué lo quiero, si ya tengo todo en la vida. Tengo mi casa pagada, no le debo nada a nadie y soy feliz. Menos suerte en el amor, porque todos me han salido ranas, lo tengo todo. Emilio Ruiz.

domingo, 9 de octubre de 2016

La batalla de Ana María de Diego Porras

La batalla judicial emprendida por la almeriense Ana María de Diego Porras contra el Ministerio de Defensa por despedirla sin indemnización tras ser contratada como interina durante siete años y dos meses puede ocasionar un terremoto en el mercado laboral. El pasado 14 de septiembre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sentenció que deben igualarse las indemnizaciones por despido de los trabajadores fijos y temporales, y este miércoles el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJA) ha fallado que, efectivamente, corresponde a la extrabajadora de Defensa una indemnización 20 días por año trabajado. “La indemnización por despido –dice la sentencia- ha de considerarse como parte de las condiciones de trabajo, por lo que no cabe discriminación entre trabajadores fijos y temporales”. La Justicia no ha aceptado la pretensión de Ana de que su despido sea declarado improcedente, en cuyo caso la indemnización hubiera ascendido a 33 días por año trabajado.

Ana María de Diego

La sentencia del Tribunal de Luxemburgo se produce como consecuencia de una consulta del TSJM, a donde recurrió la abogada almeriense tras ver desestimada su demanda ante el Juzgado de lo Social nº 1 de Madrid. Pero sus afectos no se circunscriben sólo a esta trabajadora. Son más extensos. Tienen incluso aplicación en el ámbito internacional, pues no es solamente la legislación española la que discrimina entre trabajadores con contrato fijo y trabajadores con contrato de duración determinada. Todas las legislaciones laborales de los países europeos deben asumir la doctrina comunitaria. En el caso concreto de España afecta al mismo Estatuto de los Trabajadores. Los efectos de la sentencia tampoco se limitan al ámbito de las Administraciones públicas. Son extensibles a todo el mercado laboral.

Miles de cientos de entidades públicas y empresas privadas van a ver estos días cómo antiguos trabajadores suyos reclaman derechos económicos que en su día no les fueron reconocidos. El plazo de prescripción de demandas laborales está establecido en España en un año. En los últimos doce meses (de octubre de 2015 a septiembre de 2016) se han formalizado en España 1.511.000 contratos de sustitución. Sólo una pequeña parte (15.000) se han convertido en indefinidos. La mayoría ha acabado en cese. Hay, pues, 1.449.000 extinciones de contrato susceptibles de litigio.

Por la parte que nos corresponde, los contratos de interinidad son muy frecuentes en las Administraciones públicas de Almería y de Andalucía. Se formalizan para cubrir puestos de trabajo de funcionarios que se encuentran en situación de excedencia, en comisión de servicios o de baja por maternidad o enfermedad. Proliferan de forma especial en la enseñanza, la sanidad y la justicia, donde las tasas de interinidad rondan el 20 por ciento. El número de empleados públicos en Andalucía ronda los 450.000, de los que aproximadamente 50.000 son interinos.

Por lo pronto, el Sindicato Médico de Almería ya ha pedido a sus afiliados que han finalizado un contrato de interinidad en el último año que les proporcionen la documentación necesaria para presentar la correspondiente demanda. Dice José Antonio Rello, el abogado de Ana, que ésta exclamó “¡Madre mía, la que he liado!” cuando le comunicó la sentencia. Y es verdad, la que has liado, paisana. Cree José Oneto que eres “la santa patrona de los interinos”. Razón tiene. Emilio Ruiz.

jueves, 6 de octubre de 2016

La almeriense Ana María de Diego Porras gana también en Madrid la batalla de los interinos

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha aceptado los argumentos ofrecidos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en su sentencia del pasado 14 de septiembre sobre la igualdad del despido entre trabajadores interinos y fijos. La almeriense Ana de María de Diego Porras (Almería, 1964) recibirá del Ministerio de Defensa una indemnización por despido por importe de 6.141,85 euros por los 7 años y 2 meses de servicios prestados como secretaria interina entre los años 2003 y 2012. “La demandante tiene derecho –sentencia el TSJM- a igual indemnización que la que correspondería a un trabajador fijo comparable de extinguirse su contrato por otra causa objetiva, siendo en este caso evidente la igualdad en los términos de comparación respecto de la trabajadora a la que ha venido sustituyendo".

Ana María de Diego Porras

La victoria judicial de Ana María de Diego, conseguida primeramente ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y ayer ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, empezó cuando decidió llevar su caso ante los tribunales de la UE tras desestimar el Juzgado de lo social número 1 de Madrid su demanda por despido. La justicia madrileña consideraba que el fin del contrato era ocasionado por una causa objetiva, cual era el regreso a su puesto de trabajo de una liberada sindical, y que, como consecuencia de ello, no le correspondía indemnización alguna.

Ana María de Diego Porras, licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en 1994, empezó a trabajar en el Ministerio de Defensa en febrero de 2003 cuando era ministro Federico Trillo. No era ese su primer empleo público. Antes había trabajado dos años para el Ministerio del Interior, en el departamento de regularización de inmigrantes. En Defensa su puesto de trabajo era el de secretaria de dirección. Era la encargada de llevar la correspondencia, la agenda y los viajes de uno de los altos cargos del ministerio. Además, ha gestionado los datos del sistema informático relacionado con el Plan Director de Armamento y Material, así como el Sistema de Mensajería Oficial y Gestión Documental del Ministerio de Defensa.

En sus más de siete años de prestación de servicios en el Ministerio de Defensa Ana María de Diego Porras suscribió varios contratos de trabajo, siempre como interina, para sustituir funcionarios de carrera que se encontraban de baja por maternidad o excedencia. En su primer año acumuló tres contratos y otros dos en 2004. El último contrato lo firmó el 17 de agosto de 2005 para sustituir a una funcionaria que era liberada sindical. En ese tiempo pasaron por el ministerio los ministros José Bono, José Antonio Alonso y Carme Chacón. El 24 de junio de 2010 recibió la Cruz del Mérito Aeronáutico, que premia a militares o civiles que destacan por unas "actividades meritorias relacionadas con la Defensa Nacional". El 1 de octubre de 2012 fue cesada por el actual ministro en funciones Pedro Morenés. Debido a la reducción de liberados sindicales, la funcionaria titular tuvo que volver a su puesto de trabajo.

Cerca de medio millón de interinos

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) va a suponer una auténtica revolución en el sistema de contratación laboral. En España hay 486.800 trabajadores interinos, de los que algo más de la mitad (276.800) presta sus servicios en el sector público. Los contratos de interinidad son muy frecuentes entre profesores, personal sanitario y otros empleados públicos. La mayoría de interinos españoles son mujeres: 344.000 frente a solo 142.000 hombres. Tras esta sentencia proliferarán las reclamaciones de indemnizaciones.

La santa patrona de los interinos

El periodista Fernando Ónega ha bautizado a la abogada almeriense con el sobrenombre de “la santa patrona de los interinos”. Tras el fallo de Luxemburgo, corroborado por los tribunales de Madrid, parece obligada la reforma del Estatuto de los Trabajadores para igualar la indemnización del despido entre trabajadores temporales y fijos. El Ministerio de Empleo estudia el alcance de un golpe que puede empujar a España hacia la revolución del contrato único. “Madre mía, la que hemos liado": así fue como Ana María se confesó a su abogado José Antonio Rello cuando éste le telefoneó para informarle de la sentencia europea.

Asesora de ayudas mediambientales

Ana María de Diego Porras, almeriense, de 52 años de edad, es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Madre de dos hijos, actualmente reside en Madrid, si bien una buena parte de su familia, entre ella su hermano Pedro, sigue viviendo en Almería. Desde su salida del Ministerio de Defensa trabaja en la consultora de Ingeniería Alten Spain como asesora de ayudas medioambientales. “Gracias a Ana María, secretaria, hasta 486.000 trabajadores interinos en España podrían reclamar millones de indemnización. La sentencia que ha conseguido puede cambiar la legislación laboral. Gracias, hermanita”, ha escrito en su perfil de Facebook su hermano Pedro. Emilio Ruiz.

domingo, 2 de octubre de 2016

El partido del alcalde de Albox

La mayor parte de ciudadanos no adscritos a un partido político que desean presentarse a unas elecciones municipales lo suele hacer constituyendo una Agrupación de Electores. Tiene un inconveniente burocrático: además de mucho papeleo, necesita del respaldo previo de un considerable número de electores. Para salvar estas dificultades administrativas lo que suelen hacer muchos candidatos es echar manos de un partido instrumental, es decir, de algún partido político que en condiciones normales no va a presentar candidatura y que, como consecuencia de ello, acoge con los brazos abiertos a quien pretende presentarse bajo sus siglas. Esto último es lo que hizo quien es ahora alcalde de Albox, Francisco Torrecillas. El partido que le dio cobertura es el CILUS (Ciudadanos Libres Unidos).

Francisco Torrecillas, alcalde de Albox

El CILUS es un partido político de corta historia. Nació en el año 2012 y su única experiencia electoral se limita a las elecciones europeas y a unos muy pocos municipios en las elecciones locales. Su cosecha electoral se reduce a dos concejales, uno en Linares y otro en Albox. El de Albox es ahora, además, alcalde, por lo que el CILUS puede ‘fardar’ de tener un alcalde, y no en un minúsculo municipio, sino en un importante municipio de la provincia de Almería.

En el proceso de negociación del pacto municipal de Albox, Torrecillas ha actuado más bien como un concejal independiente que como un concejal de un partido. Pero resulta que el CILUS es un partido activo. Este mismo año ha renovado su junta directiva. Y como un partido que es, a una parte de la ejecutiva nacional no le ha gustado esa forma de actuar por libre de Francisco Torrecillas. “Es triste, pero nos hemos enterado del pacto por la prensa”, me dice un miembro de la ejecutiva nacional.

El pacto CILUS-PSOE ha ocasionado una pequeña crisis en el partido del alcalde. El secretario de Asuntos Jurídicos, Pedro Schwenzer, ha comunicado que Torrecillas se desvinculó de la formación hace unos meses tras negarse a afiliarse al partido y seguir la disciplina interna. Schwenzer ha anunciado que Torrecillas “ya no tiene autorización para usar las siglas del partido ni hablar en nombre de Ciudadanos Libres Unidos”.

En cambio, el alcalde enseña a quien quiera verlo un mensaje del presidente de CILUS, Félix de la Fuente Pascual, que dice que “la información de Pedro Schwenzer es personal y no refleja la opinión del partido”. Liando el lío, salta a escena Alberto de la Rubia Sánchez, Secretario de Comunicación de CILUS, que dice que “el hoy alcalde Francisco Torrecillas fue apartado de CILUS al pactar la alcaldía de Albox con el PSOE-A”. De la Rubia considera, de paso, que “es una atrocidad que se fijen sueldos de 2.900 euros al mes a concejales de una localidad del tamaño de Albox”.

Así están las cosas. ¿Continúa siendo Francisco Torrecillas concejal de CILUS o es, por el contrario, un concejal independiente? Según mis informantes, en el mes de julio el secretario general del CILUS entregó en el Ayuntamiento de Albox –“y también se lo comunicamos a Torrecillas”- un escrito informando de que el alcalde ya no formaba parte del CILUS. ¿Por qué no se ha tramitado este escrito? El alcalde también debería pasar al grupo de los No Adscritos. “A día de hoy no tenemos respuesta del Ayuntamiento, pero en los próximos días nos vamos a interesar por el tema”.  Es decir, que, como tenemos poco lío en Albox, pues añadamos uno más. Emilio Ruiz.