_______________________________________________________________________________________________

domingo, 31 de julio de 2016

Rentas y pensiones de Almería

Esta semana los almerienses hemos conocido dos informes que aparentemente no tienen ninguna relación. Y vaya si la tienen. Uno de ellos hace referencia a la cuantía de la pensión que recibimos de la Seguridad Social. Los datos son preocupantes. Según el INSS, la pensión media de los almerienses –contando todos los tipos de pensión: incapacidad, jubilación, viudedad, orfandad…- es la menor de toda Andalucía y a nivel nacional sólo nos superan por abajo las provincias gallegas de Orense y Lugo. La pensión media de los almerienses es de 10.223,50 euros al año. Para que sirva de comparación: la pensión media a nivel nacional es de 12.643,96 euros y a nivel andaluz es de 11.377,10 euros. En Almería hay alrededor de 110.000 pensionistas.

Resulta que el importe medio de las declaraciones de Renta de Antas, el pueblo de España con mayor número de empresas por habitante, es inferior al de Los Gallardos, el humilde pueblo de al lado. ¿De verdad que es obligatorio creérselo? (En la foto, delegación de Almería de la Agencia Tributaria)

¿Por qué la pensión media de los almerienses es inferior a la pensión media que se percibe en el resto de Andalucía y en el resto de España? No, no es culpa de Rajoy. Ni porque alguien la tenga tomada con nosotros. Como todo el mundo sabe el INSS es de carácter estatal y en idénticas circunstancias se percibe la misma pensión independientemente del lugar de España en el que se resida o en el que se haya cotizado. Principalmente, la pensión de los almerienses es más baja porque nuestra cotización durante la vida laboral también ha sido más baja.

Ahora habría que preguntarse: ¿Y por qué nuestra cotización es más baja? Con frecuencia a esta pregunta se da una respuesta única: porque los salarios de los trabajadores almerienses son inferiores a los salarios del resto de España. Y es una razón cierta, pero no es la única. Hay otra: la mayoría de nuestros autónomos, al margen de cuáles son sus ingresos, se acogen a bases de cotización reducidas. Ante una baja cotización no nos espera otra cosa que una baja pensión.

El otro informe ha sido hecho público por la Agencia Tributaria. Por primera vez se han publicado los importes declarados en el IRPF por todos los españoles residentes en municipios mayores de 1.000 habitantes. La declaración media de los almerienses es de 19.043 euros. La de los contribuyentes españoles es de 24.602 euros y la de los andaluces es de 17.437 euros.

Si desmenuzamos los datos proporcionados por la AT nos encontramos con situaciones sorprendentes. Por ejemplo, ¿alguien se cree que la renta de los ejidenses es inferior a la declarada por los vecinos de Vícar, Dalías, Adra y Berja? ¿Alguien cree que la media de renta declarada municipio a municipio es superior en el Levante que en el Poniente?  ¿Alguien cree que los vecinos de Carboneras sean los más ‘ricos’ de la provincia tras los de la capital? ¿Cree alguien que, tal como han declarado, los vecinos de Antas, el pueblo con mayor número de empresas por habitante, son más pobres que los de Los Gallardos, el humilde pueblo de al lado?

Los datos son los datos y la Agencia Tributaria nos ha informado de datos fehacientes. Pero, al mismo tiempo, el informe “La economía sumergida pasa factura” viene y nos dice que mientras en España el dinero que se mueve en ‘b’ ronda el 25 % del PIB, en Andalucía ronda en 29 %. Y en Almería, el 33,5 %. Ahora vinculen, por favor, estos últimos datos con aquellos de las pensiones. ¿Encuentran relación? Emilio Ruiz.

viernes, 29 de julio de 2016

OJD Junio 2016: los periódicos de Málaga, en caída libre

Si hay una provincia de Andalucía en la que los periódicos de papel pierden cada día más relevancia, esa provincia es sin duda Málaga. Según los datos proporcionados por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), referidos al mes de junio de 2016, pendientes de certificar, los tres periódicos que se editan en Málaga sufren un serio correctivo en su difusión. El histórico Sur es el menos afectado: tan solo pierde casi el siete por ciento de difusión, pero La Opinión de Málaga se despeña con una pérdida que supera el veinticinco por ciento y Málaga Hoy también se sitúa con bajada de casi el trece por ciento. En su conjunto los periódicos de pago de Andalucía tienen una difusión de 100.934 ejemplares, un 6,87 por ciento menos que un año antes. En mayo de este año la difusión fue de 100.408 ejemplares diarios.

Como ya se ha hecho habitual, no se contabiliza la difusión de El Correo de Andalucía porque su empresa editora, el grupo industrial Morera & Vallejo no proporciona datos a la Oficina de Justificación de la Difusión desde que compró el periódico. Precisamente este mes de junio la histórica cabecera sevillana vuelve a quedarse sin director tras la dimisión de Óscar Gómez.

Veamos, diario a diario y por provincias, la evolución de los periódicos de Andalucía en el periodo de tiempo comprendido entre el mes de junio de  2015 y el mismo mes de 2016:



Almería. En la provincia de Almería se editan dos periódicos, La Voz de Almería y Diario de Almería. El primero de ellos está editado por el grupo de comunicación Novotécnica (que explota las licencias radiofónicas de Prisa en la provincia), mientras el segundo pertenece a Joly. El diario Ideal (Vocento) también edita una edición especial para Almería. Por lo que respecta a La Voz de Almería, la OJD le otorga una difusión de 5.036 ejemplares (4.885 ejemplares en mayo). Hace un año se le contabilizaron 5.567 ejemplares. Porcentualmente la pérdida es del 9,54 por ciento. Por lo que respecta a Diario de Almería, tiene una difusión de 1.723 ejemplares, mínimo histórico (1.730 ejemplares el mes pasado), lejos de los 1.930 que contabilizaba un año antes. Pierde el 10,73 por ciento de difusión.

Cádiz. Diario de Cádiz pierde pasa en un año de 13.821 ejemplares a 13.260 (13.006 el mes pasado), un 4,06 por ciento menos. También de Joly es Diario de Jerez, que pasa de 4.377 a 4.097 ejemplares (4.169 el mes pasado), un 6,40 por ciento menos. Por último, también de Joly es Europa Sur, el periódico del Campo de Gibraltar, que pierde el 9,34 por ciento de su difusión al pasar de 2.334 ejemplares a 2.116 (2.117 el mes pasado). La Voz de Cádiz (Vocento) no se considera un periódico de pago al distribuirse gratuitamente con otros periódicos del mismo grupo.

Córdoba. En Córdoba también se editan dos diarios: Córdoba (pertenece al Grupo Zeta, propietario de El Periódico) y El Día de Córdoba (de Joly). La bajada de la difusión de Córdoba es del 7,88 por ciento al pasar de 7.880 a 7.259 ejemplares (7.337 el mes pasado). El periódico del grupo Joly, por su parte, sigue cerca de bajar del millar de ejemplares. Pierde el 2,62 por ciento de la difusión. Pasa de 1.067 ejemplares a 1.039 (en junio, 1.034).

Granada. El histórico Ideal, de Vocento, también registra una pérdida de difusión, concretamente del 6,57 por ciento. Pasa de 19.821 ejemplares a 18.519 (18.400 en mayo). El diario granadino de Joly, Granada Hoy, pasa en un año de 2.223 ejemplares a 2.058 (2.118 en mayo), un 7,42 por ciento menos.

Huelva. El único diario que se edita en Huelva es de Joly: Huelva Información. Pierde en un año el 5,73 por ciento de la difusión al pasar de 5.044 ejemplares a 4.755 (4.728 en mayo) ejemplares.

Jaén. La provincia jiennense tiene un solo diario, Jaén, que no pertenece a ningún grupo editor con implantación en otras provincias andaluzas. Ideal también tiene una edición especial para Jaén. La crisis de la difusión de la prensa de papel también afecta al diario Jaén, que en un año pierde el 7,18 por ciento de la difusión, al descender de 3.913 ejemplares a tan solo 3.632 (3.625 el mes pasado).

Málaga. El periódico de Vocento Sur, el más importante de la provincia, baja su difusión entre junio de 2015 y junio de 2016. Pasa de 17.534 ejemplares a 16.313 (16.038 en mayo), un 6,96 por ciento menos. Otro diario malagueño, La Opinión de Málaga (Prensa Ibérica), sufre un serio correctivo del 25,61 por ciento. Pasa de 2.550 ejemplares a 1.897 (1.920 el mes pasado) ejemplares. Málaga Hoy (Joly) se suma a las fuertes bajadas con la pérdida de un 12,97 por ciento. Su difusión se reduce de 6.529 ejemplares a 5.682 (5.727 el mes pasado) ejemplares diarios.

Sevilla. El histórico El Correo de Andalucía sigue sin proporcionar datos a la OJD, por lo que se desconoce la evolución de su difusión. El diario sevillano de Joly, Diario de Sevilla, pasa de 13.790 ejemplares a 13.548 (13.574 el mes pasado), un 1,75 por ciento menos. De nuevo Diario de Sevilla es el periódico con mayor difusión del grupo Joly desplazando en tan honorable lugar al histórico Diario de Cádiz. Los dos periódicos de mayor difusión de Andalucía siguen siendo los de Vocento, Ideal y Sur. Emilio Ruiz.

martes, 26 de julio de 2016

La capital, Carboneras y Roquetas, los municipios de Almería con mayor renta

Almería, Carboneras y Roquetas de Mar son, por este orden, los tres municipios almerienses de más de mil habitantes con mayor renta económica declarada en el impuesto de la renta IRPF, según la estadística nacional referida al año 2013 que por primera vez ha hecho pública la Agencia Tributaria. María, Lubrín y Abrucena son, por el contrario, los municipios de menor renta declarada.

Las rentas de los pueblos de Almería: la media de la renta declarada en la provincia es de 19.043 euros, pero en la mayoría de pueblos el importe declarado está por debajo de esa media

Los datos de la Agencia Tributaria ponen de manifiesto que la renta bruta media de los más de 19 millones de declarantes españoles de IRPF alcanzó en 2013 los 24.602 euros anuales. Por comunidades autónomas, la que registra una mayor renta media es Madrid, con 31.766 euros, seguida por Ceuta (30.152 euros), Melilla (29.209 euros) y Cataluña (27.540 euros). Del otro extremo, encabeza el listado de comunidades con rentas más bajas Extremadura (16.120 euros), seguida de Andalucía, con 17.437 euros por habitante de media. La renta media bruta por habitante declarada en el IRPF en la provincia de Almería es de 19.043 euros

Tras el triple liderazgo de estos tres municipios costeros almerienses se sitúan en el pódium de los pueblos con mayor renta Huércal de Almería, Vera, Macael, Mojácar, Tíjola, Huércal-Overa y Olula del Río, todos ellos son rentas brutas que superan los 18.000 euros anuales. En el grupo de los más pobres, junto a los tres citados, se encuentran Abrucena, Oria, Fiñana, Taberno, Arboleas, Gérgal, Canjáyar y Tabernas, todos ellos con rentas anuales inferiores a los 13.500 euros.

El cotejo de las cifras proporcionadas por la Agencia Tributaria permite elaborar un mapa provincial de renta por habitante irregular. Por comarcas, la capital y su área metropolitana es la comarca de mayor renta, con una media de 17.826 euros, superior incluso a la media andaluza. Le sigue el Levante, con 16.917 euros. Superan la media provincial las comarcas de Poniente (16.182 euros) y Valle del Almanzora (16.100 euros). Por debajo de este listón medio se encuentran Los Vélez (14.369 euros), Alpujarra Almeriense (14.315 euros) y Filabres-Tabernas (13.358 euros).

Dejando al margen la capital es de destacar la gran diferencia que hay entre el pueblo más rico de la provincia, Carboneras, y el más pobre, María. A ambos les separa una renta media por habitante de más de 8.000 euros. Mientras en el municipio costero la renta bruta alcanza los 20.552 euros, en el velezano solamente llega a 12.519 euros.

Dentro de cada  comarca resulta notable destacar las diferencias de renta que hay entre unos municipios y otros, en ocasiones aparentemente poco justificable. Por ejemplo, mientras en Vélez-Rubio la renta es de 15.812 euros en el pueblo de al lado, Vélez-Blanco, solamente es de 13.546 euros. En la comarca de Almería es significativo el caso de Níjar (14.986 euros), el municipio con menor renta de la comarca, muy por debajo de la media, tal vez por su carácter menos metropolitano y más rural.

En la comarca de Poniente son significativos ciertos datos que producen sorpresa. Municipios con aparente nivel de desarrollo tienen rentas muy distintas. El liderazgo comarcal lo ostenta Roquetas de Mar (20.550 euros), algo justificado por su desarrollo turístico y por ser lugar de residencia de personas de alta renta que habitualmente desarrollan su trabajo en la capital. Todos los demás municipios del Poniente rondan los 15.600-15.800 euros, con la extraña excepción de La Mojonera, que ve reducida su renta hasta los 13.963 euros.

En el Valle del Almanzora es significativo el liderazgo de Macael (19.000 euros). Su vecino Olula del Río (18.001 euros) es superado por Tíjola (18.433 euros). El farolillo rojo en cuanto a renta bruta por habitante en esta comarca lo ostenta Oria (13.000 euros).

En el Levante las rentas disminuyen conforme los pueblos se alejan de la costa. La excepción es Huércal-Overa (18.178 euros), pueblo de servicios y del hospital comarcal, con todo lo que eso acarrea, que sólo se ve superado en renta por Carboneras (20.552 euros), Vera (20.056 euros) y Mojácar (18.536 euros). Los pueblos más pobres de la comarca son Lubrín (12.850 euros), el segundo pueblo más pobre de la provincia con población superior al millar de habitantes, y Sorbas (14.824 euros). En el Levante es significativo el caso de Antas, el pueblo de España con más empresas, según han destacado la semana pasada algunos medios nacionales. Antas (15.814 euros) es superado en renta media bruta por Los Gallardos (16.377 euros)

En la comarca de Filabres-Tabernas solo hay cinco pueblos que superan el millar de habitantes. Todos tienen una renta muy inferior a la media provincial. El menos pobre, por decirlo de alguna forma, es Abla (14.095 euros), y el más pobre, Abrucena (12.854 euros), antepenúltimo pueblo más pobre de la provincia. En la Alpujarra Almeriense solamente tres pueblos superan los 1.000 habitantes. El más rico es Alhama de Almería (16.050 euros), con renta superior a la media provincial. Los otros dos pueblos, Canjáyar (13.350 euros) y Laujar de Andarax (13.545 euros) tienen una renta similar.

Pozuelo de Alarcón (Madrid) es el pueblo más rico de España y Zafarraya (Granada), el más pobre

A nivel nacional, seis municipios de Madrid y cuatro de Barcelona están en el ranking de las diez localidades donde se declaran más ingresos en España. Pozuelo de Alarcón (Madrid) es el municipio de España con mayores ingresos por declarante, 59.279 euros de media por habitante. Le sigue Matadepera, en Barcelona, con 48.804 euros de media por cada declarante de IRPF. Continúan en el pódium de los municipios españoles por renta Boadilla del Monte (48.537 euros), Majadahonda (47.148 euros), Las Rozas, todos de Madrid. Le siguen Sant Cugat del Vallès (Barcelona), Alcobendas (Madrid), Cabrils (Barcelona), Torrelodones (Madrid) y Sant Vicenç de Montalt (Barcelona). La estadística no contempla a Navarra y País Vasco, ya que tienen sus propios regímenes fiscales.

Los municipios con menos ingresos declarados se concentran principalmente en Andalucía, Extremadura y Galicia. Zafarraya (Granada) es el pueblo con menor renta por habitante de España. De media sus 1.089 declarantes ingresaron 10.293 euros.

No cuenta la economía sumergida

Es una obviedad que las declaraciones de IRPF recogen los ingresos en ‘A’, no en ‘B’. La economía sumergida en Andalucía ha aumentado en los últimos años hasta situarse en el 29,2 por ciento de su PIB al cierre de 2014, según recoge el informe “La economía sumergida pasa factura”. Esa tasa supera en casi cinco puntos a la nacional, que se sitúa en el 24,6 por ciento. Entre las provincias andaluzas con mayor economía sumergida destacan Almería (33,5 %), Granada (32,1 %), Córdoba (30,6 %) y Jaén (29,5 %). Emilio Ruiz.

domingo, 24 de julio de 2016

Las viviendas ilegales

El pleno del Parlamento de Andalucía aprobó el pasado miércoles la modificación de tres artículos de la LOUA (Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía) para permitir la regularización de viviendas construidas en suelo no urbanizable. Votaron afirmativamente PSOE, PP y Ciudadanos, mientras se abstuvieron Podemos e Izquierda Unida, que no dijeron ni sí ni no sino todo lo contrario, una posición que para las dos formaciones de izquierdas, ahora asociadas, empieza a ser demasiado habitual. Es la única manera de no equivocarse, pensarán. Y de mostrarse irrelevantes, pienso. Fueron testigos de excepción del momento los miembros de diversas asociaciones de afectados, entre ellos la presidenta de Abusos Urbanísticos Almanzora No (AUAN), Maura Hillen, y el portavoz de la Coordinadora de Asociaciones por Justicia en el Urbanismo, Gerardo Vázquez.

Foto de familia almeriense en el Parlamento de Andalucía, en la que se encuentran miembros de la Asociación Abusos Urbanísticos Almanzora no (AUAN)

La nueva normativa no es una amnistía que convierte en legal todo lo que es ilegal. Solamente se aplicará a las edificaciones aisladas construidas sobre parcelaciones urbanísticas en suelo no urbanizable que tengan al menos seis años de antigüedad. Quedan fuera de la modificación legislativa las viviendas que están sobre suelo de especial protección o inundable y las que estén afectadas por expedientes administrativos. Las viviendas reparceladas que formen parte de un conjunto diseminado tendrán que regularizarse incorporándose en el PGOU de sus municipios.

¿Satisface esta modificación legislativa las demandas almerienses? Desde AUAN la satisfacción es plena porque deja abiertas muchas vías para la legalización. Se calcula que en todo el territorio andaluz se hay en tono a 250.000 viviendas fuera de ordenación. Según los cálculos realizados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, en torno a 25.000 de estas viviendas podrían pasar del limbo en el que ahora se encuentran (para unos son ilegales, para otros alegales) a ser inmuebles totalmente legales. Almería puede ser precisamente la provincia que mejor aproveche el cambio normativo. En nuestra provincia, principalmente en el Almanzora y en el Levante, se cuentan por miles las viviendas que se encuentran sin regularizar y cuya legalización no supone ningún atentado paisajístico o urbanístico. Además, aquí contamos con la ventaja de que los perjudicados por esta situación están bastante bien organizados

Por extraño que parezca, no se conoce el número exacto de viviendas irregulares que hay en todos y cada uno de los términos municipales de la provincia de Almería. Hay varios censos elaborados, pero ninguno es exacto. A grosso modo podríamos hablar de entre 12.000 y 15.000 viviendas. Si se saben aprovechar las posibilidades que abre la modificación legislativa aprobada por el Parlamento de Andalucía el pasado miércoles, al menos 10.000 de estas viviendas pueden superar la frontera de la ilegalidad. El primer paso, que es poder dotarles de agua y electricidad y poder inscribirlas en el Registro de la Propiedad, ya está dado. Emilio Ruiz.

miércoles, 20 de julio de 2016

El problema de Albox y la solución

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que anula la proclamación de Sonia Cerdán como alcaldesa de Albox, al considerar que su nombramiento contraviene la Ley Electoral, ha creado un serio problema en el municipio, que de la noche a la mañana se encuentra sin alcalde y, lo que es peor, con serias dificultades de tenerlo en condiciones normales. “La Ley tiene un vacío en este sentido”, se está diciendo ante lo que se considera casi una imposibilidad de dotar al municipio de un alcalde que responda a la voluntad de los electores manifestada en las urnas. Pero no, no hay vacío, hay solución para el problema.

Equipo de Gobierno de Albox, conformado en el grupo Socialistas por Albox tras pasar en bloque el grupo de los No Adscritos

Para no perdernos en la maraña de situaciones vayamos a la génesis del problema. El Partido Socialista resultó ganador de las elecciones. Obtuvo mayoría absoluta, con nueve concejales, frente a los siete del PP y uno de un partido independiente. El candidato a alcalde, posteriormente elegido, Rogelio Luis Mena, estaba imputado por negar información a la oposición. En el espacio de tiempo comprendido entre las elecciones y la investidura, Mena es condenado en primera instancia a dos años y medio de inhabilitación. El PSOE exige su dimisión. No lo hace, y él y todos los concejales del equipo de Gobierno abandonan la disciplina socialista y se convierten en concejales no adscritos formando el llamado grupo 'Socialistas por Albox'.

En febrero de este año la Audiencia Provincial confirmó la condena a Mena y le obligó a abandonar el cargo. Su puesto lo ocupó Sonia Cerdán. Y es precisamente en el acto de proclamación de la alcaldesa donde está el error. Según la Ley Electoral solamente pueden aspirar a la alcaldía los candidatos de las listas presentadas a las elecciones. ‘Socialistas por Albox’ no se presentó a las elecciones y, en consecuencia, Cerdán no podía aspirar a la alcaldía. En su recurso, el candidato del PP, Juan Pedro Pérez Quiles, alega que él fue el único candidato que cumplía los requisitos y que, por ello, debe ser proclamado alcalde. El TSJA no le ha dado la razón en este sentido.

A día de hoy, que diría Pedro Sánchez, solamente cumplen los requisitos para optar a la alcaldía de Albox el candidato del PP y el independiente. Si se hubiera quedado un concejal en el grupo del PSOE, ese concejal también podría ser candidato y llegar a ser elegido alcalde con su voto y el de los concejales no adscritos. ¿Cómo se arregla el desaguisado? Como no es lógico que sea alcalde el candidato del PP la solución pasa por dotar al Grupo Socialista de un concejal. Eso se hace mediante la renuncia de un concejal de ‘Socialistas por Albox’. Su vacante sería cubierta por un miembro de la lista socialista, que sería posteriormente elegido alcalde.

Esta situación podría complicarse porque, según la Ley, el pleno extraordinario para elegir al nuevo alcalde debe convocarse en un plazo de cinco días desde que la sentencia se comunica a las partes. Creo que no habría dificultades para que el TSJA fuera flexible en la fijación de la fecha del pleno extraordinario y éste no se celebrara hasta que haya tomado posesión el concejal socialista que posteriormente sería elegido alcalde. Si el TSJA no accediera a la petición, el pleno extraordinario podría posponerse presentando el correspondiente recurso ante el Tribunal Constitucional. De esta forma, antes del pronunciamiento del Constitucional hay tiempo de hacer todos los ajustes y entradas y salidas de concejales. No creo que esté en el ánimo de Pérez Quiles intentar valerse de cualquier argucia para ser alcalde de un pueblo que dio la victoria por mayoría absoluta al Partido Socialista, que es quien debe gobernar el municipio. Emilio Ruiz.

domingo, 17 de julio de 2016

Frentismo en Galasa

El deterioro de Galasa, larvado durante años, ha llevado a la sociedad a uno de sus momentos más delicados de su vida. Las dos partes políticas intervinientes en su gestión, el PP y el PSOE, andan a la gresca sin vía alguna de diálogo. Practican la vieja táctica de la acción-reacción, sin pensar que el problema es tan grave que, ampararse en el interés localista o partidista, solo muestra escasa altura de miras. Las últimas escenas de esta triste película han sido, por parte de unos, aprobar un incremento de de las tarifas de agua, y por parte de otros, anunciar plenos extraordinarios en todos los Ayuntamientos para impedir la aplicación de la subida.


En el año 1994 los problemas de Galasa ya eran motivo de manifestaciones populares, como muestra esta fotografía de Actualidad Almanzora, del año 1994

Podría elaborarse un catálogo de hechos que han llevado a la empresa a la actual situación. Se vería entonces que los errores tienen protagonismo a un lado y otro del escenario político. Recordemos solo unos cuantos de estos errores: uno, cómo se dio lugar a que Vera se desligara de la empresa; dos, la mal planificada expansión hacia el Almanzora, con algunos acuerdos municipales que producen sonrojo; tres, el disparatado acuerdo con Acuamed para disponer de la desaladora de Carboneras: cuatro, la prolongada  ausencia de inversión en la mejora de las redes; cinco, la permisividad con algunos Ayuntamientos, que no han tenido escrúpulos para negarse a pagar el agua que consumían...

Pero no es la cuestión ahora de hacer una lista de errores de cada uno para arrrojarla a la cara del otro, sino de establecer los acuerdos que garanticen el futuro de la empresa y, en consecuencia, aseguren el suministro de agua a los 25 pueblos del Levante y el Almanzora. Tiene razón el PP cuando defiende una actualización de tarifas. Y la tiene el PSOE cuando propone la necesidad de elaborar un plan de viabilidad de la empresa. Pero ambas medidas no son incompatibles, sino necesarias. Una, para normalizar el funcionamiento actual de la sociedad, y otra, para garantizar su futuro.

Estos días leemos numerosas reacciones de responsables políticos sobre la situación de la empresa. Algunas son simple demagogia. Y otras, simplemente carecen de rigor. No es cierto que el capítulo salarial, incluido el directivo, sea exagerado. No es disparatada la deuda bancaria. Ni sus gastos financieros son desorbitados. Ni el servicio que presta es deficiente. Es verdad que las pérdidas, en torno al 43 %, son inaceptables. Pero sueña quien piense en pérdidas cero. En el abastecimiento, eso no existe. En España, el porcentaje de ANR (Agua No Registrada) ronda el 23 %. Galasa está, ciertamente, veinte puntos por encima.

Las diferencias que mantienen PP y PSOE, los dos partidos que gobiernan Diputación y casi todos los Ayuntamientos que se sirven de Galasa, no son insalvables. Merece la pena que uno y otro eludan cualquier criterio partidista o localista –los hay de una y otra manera- y se sienten en una mesa para planificar el mejor futuro de esta sociedad que los vecinos del Levante y el Almanzora necesitamos, no como el comer, pero sí como el beber, que es incluso más importante. El frentismo en el que los dos partidos se hallan instalados no conduce a solución alguna. Emilio Ruiz.

martes, 12 de julio de 2016

Rajoy, de entrada, no

El Comité Federal del PSOE, reunido el sábado pasado en Madrid, no adoptó posición oficial alguna respecto a las negociaciones iniciadas por el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, con vistas a su investidura. Pero la declaración del secretario general socialista, Pedro Sánchez, fue contundente: “De las tres opciones -abstención, voto a favor o voto en contra-, los socialistas votaremos en contra”.

Esa manifestación tan clara de Pedro Sánchez se produjo en el lugar donde debía hacerse y no participando en el circo mediático que han protagonizado los llamados ‘barones territoriales’, incapaces de mantener prudencia cuando les ponen por delante un micrófono. Esta vez, justo es reconocerlo, Susana Díaz, en otras ocasiones tan dicharachera, no ha participado de la ceremonia de la confusión. Lo de su compañero extremeño Fernández Vara ya hay que darlo como un caso perdido: con igual naturalidad defiende una postura que su contraria y no encuentra dificultad alguna para defender en la puerta de Ferraz lo que es incapaz de defender dentro.

Comité Federal del sábado

La rotundidad con la que se pronunció Pedro Sánchez ha hundido en el desánimo a algunos periodistas y tertulianos, que han sentenciado lo peor: estamos abocados a unas terceras elecciones. Huyamos de fatalismos, es una conclusión precipitada. Si se analiza con detenimiento el desarrollo del Comité Federal –hubo nada menos que medio centenar de intervenciones- se puede observar que en todo momento se dio por hecho que Mariano Rajoy –o el Partido Popular, si se quieren adoptar excesivas precauciones- acabará gobernando. No es posible configurar una mayoría alternativa. Más claro, el agua: si no es posible una alternativa y no se desean otras elecciones, ¿qué es lo que viene? Pues eso.

No está en el ánimo del PSOE, porque no lo puede estar, facilitarle las cosas a Mariano Rajoy. “Lo que no puede exigir Rajoy al PSOE es nuestro apoyo, porque la alternativa al PP no puede ser la solución al PP, que se busque otros aliados”, repitió Pedro Sánchez. Rajoy debe trabajarse su investidura. Primeramente, debe manifestar de forma clara si va a aceptar el encargo del Rey. Hay que recordar que en la anterior ocasión despreció ese encargo porque no contaba con una mayoría. ¿Hará ahora lo mismo o, por el contrario, acudirá al Congreso de los Diputados sin contar previamente con la rúbrica de 176 diputados? Es lo primero, insisto, que debe aclarar Rajoy.

Y en segundo lugar, el presidente en funciones no debe perder un minuto más sin buscar apoyos. Él sabe dónde tiene que buscarlos. No es de recibo que hasta hoy no se haya reunido con Ciudadanos, su partido más afín. Lo ha hecho en cambio con la Ezquerra Republicana de Rufián: ¿se puede saber para qué? No son encuentros institucionales, señor Rajoy, los que hay que buscar ahora, sino negociaciones políticas. ¿Acaso no se sabe distinguir la diferencia entre una cosa y otra?

No habrá terceras elecciones. No las quiere el PP, no las quiere el PSOE y no las quiere casi nadie. Para evitarlas, Rajoy tiene que trabajarse su investidura. Si no sabe cómo hacerlo, podría pedir consejo a José María Aznar. En el año 1996 Aznar abandonó el balcón de Génova, donde se gritaba “Pujol, enano, habla castellano”, para reunirse en Barcelona con Jordi Pujol, al que, para agradarle el oído, aseguró que en la intimidad hablaba catalán. Asegúrese Rajoy sus 170-171 diputados y, sobre el resto, ja en parlarem. O, mejor, ja ens veurem. Pero la investidura a casa, por mensajeros, descuide, señor Rajoy, que nadie se la va a mandar. Emilio Ruiz.

domingo, 10 de julio de 2016

Galasa, en la encrucijada

La Diputación de Almería, socio mayoritario de Galasa (Gestión de Aguas del Levante Almeriense, S. A.) con el 53 % de las acciones –el otro 47 % está repartido entre diversos Ayuntamientos de la comarca-, ha tomado dos decisiones importantes a fin de dar estabilidad, al menos momentánea, a la empresa. Una de ellas, concederle un préstamo de 1,9 millones de euros para dotarla de la liquidez necesaria para afrontar los pagos a proveedores y las nóminas. Recordemos que la sede social tiene que alumbrarse con un grupo electrógeno porque Endesa le ha cortado el suministro y que algunas nóminas no han podido ser abonadas. La otra medida ha sido aprobar un ajuste de tarifas, que para algunos municipios supone duplicar el precio del agua. Esta última medida era necesaria, independientemente de que se adopten otras propuestas que están haciendo algunos Ayuntamientos.

En algunos pueblos ha habido manifestaciones contra Galasa (Foto: La Voz de Almería)

Estas dos medidas, con ser importantes, no despejan definitivamente el incierto futuro de Galasa. El problema es de tal envergadura que requiere de decisiones más drásticas. Galasa es una empresa que, si no se adoptan medidas, va encaminada hacia una quiebra. Su facturación ronda los 12 millones de euros. El último año auditado, el de 2014, tuvo unas pérdidas de 2,34 millones, casi el 20 % de lo facturado. Ya acumula pérdidas –sin contar 2015- de más de cuatro millones. Su patrimonio neto se ha reducido hasta los siete millones y su deuda corriente representa casi el 50 % de su estructura económica. Es decir, que a este paso en un par de años podría contar con fondos propios negativos y entrar en causa de concurso.

Galasa no es una sociedad cualquiera que mañana quiebra y no pasa nada. Es nada menos que la empresa que lleva el agua potable a decenas de pueblos del Levante y del Almanzora. Por esta razón no puede permitirse el ‘lujo’ de irse al garete. La continuidad de la empresa debe ser un empeño de todos. Pero, ¿por dónde debe transcurrir su futuro? Vamos a ser realistas: el futuro de Galasa pasa por un control público o un control privado. La privatización de una empresa o un servicio públicos casi nunca gusta a nadie, pero a veces es el único camino posible para garantizar su supervivencia. No creo que sea necesario recordar los cientos de empresas privadas que en España  prestan servicios de abastecimiento en municipales de todos los colores políticos. No pasa nada por privatizar un servicio.

Soy consciente de que en el ánimo de muchos Ayuntamientos no figura la idea de la privatización de Galasa. Bien, mantengámosla como empresa pública. Para ello es preciso acometer algunas tareas. La primera, gestionarla con criterios profesionales y no políticos. La segunda, sanear sus cuentas. Hay que ajustar las tarifas al precio real. Y es necesario incorporar al capital social a los Ayuntamientos del Almanzora. Es lamentable lo que ahora ocurre: unos municipios del Levante subvencionan de forma indirecta el agua de otros municipios del Almanzora. Es preciso, también, acometer un plan de modernización de las redes para evitar pérdidas. No es admisible que la mitad del agua que entra en Galasa no revierta en facturación a sus clientes. Emilio Ruiz.

sábado, 9 de julio de 2016

Los diarios de Joly pierden el 6 % de sus lectores

La segunda oleada del Estudio General de Medios (EGM) no ha traído buenas noticias para el grupo de periódicos de Joly, la mayor editora de diarios de Andalucía. En un año el conjunto de diarios editados por el grupo ha perdido el 6 por ciento de lectores, al pasar de 305.000 lectores diarios a 287.000. En números absolutos los lectores que han dejado de leer un periódico de Joly son 18.000.

Evolución de los diarios de Grupo Joly

Como es lógico, no todos los diarios han tenido un mismo comportamiento. Mientras unos han aumentado su número de lectores (al es el caso de Diario de Sevilla, Huelva Información y Europa Sur), otros lo han disminuido. El caso más sangrante es el de Diario de Almería, que en un año ha pasado de tener 19.000 lectores a tener tan solo 9.000. Emilio Ruiz.

Los diarios andaluces de Vocento pierden el 15 % de lectores

Los periódicos de Vocento que se ofrecen en puntos de venta de Andalucía acaban de recibir un serio varapalo del Estudio General de Medios (EGM). Según la segunda oleada hecha pública estos días, en tan solo un año los tres periódicos de Vocento en Andalucía han perdido el 15 por ciento de los lectores en tan solo un año. Han pasado de más de medio millón de lectores diarios (concretamente, 512.000) a tan solo 437.000. No se contabiliza La Voz de Cádiz porque este diario no se ofrece a la venta de forma indivisual.


En números absolutos el diario de Vocento que mayor castigo ha recibido es el granadino Ideal, que, pese a ello, sigue siendo el periódico más leído en Andalucía, por delante de su fraternal colega Abc y de El País, que durante muchos años fue el periódico más leído en Andalucía. Emilio Ruiz.

martes, 5 de julio de 2016

2ª ola EGM en Almería: Los periódicos de Almería pierden lectores

Ya están aquí los datos del EGM (Estudio General de Medios). Corresponden a la 2ª ola de 2016. Y vienen con números pesimistas. Los lectores de los tres periódicos que se editan en Almería han descendido hasta 109.000. En la anterior oleada, el número de lectores de periódicos de papel era de 131.000, y en la 3ª oleada de 2015 los lectores eran 123.000.


Por periódicos, La Voz de Almería es, con muchísima diferencia, el periódico más leído por los almerienses. Según la 2ª ola de 2016 del EGM, el periódico que dirige Pedro M. de la Cruz lo leen cada día 80.000 personas. Son 9.000 menos que en la anterior oleada y 1.000 lectores más que en la 3ª oleada de 2015.



Diario de Almería sigue nadando en sus deprimentes resultados. Es el periódico almeriense con menos lectores. El EGM en su 2ª ola de 2016 le otorga 9.000 lectores. La anterior oleada le concedía 14.000 lectores, 1.000 menos que en la 3ª ola de 2015. El récord de lectores de Diario de Almería se sitúa en la 2ª ola de 2015, que contabilizó 19.000 lectores.

Por lo que respecta a la edición almeriense del diario Ideal, la 2ª ola de 2016 le otorga 20.000 lectores. Baja 8.000 lectores respecto a la anterior ola y 9.000 respecto a la 3ª oleada de 2015.

En su conjunto, los tres periódicos de Almería suman una audiencia de 109.000 lectores. La anterior audiencia fue de 131.000 lectores, por lo que ahora son 22.000 los lectores que han perdido los periódicos almerienses. El 73 % de los lectores de periódicos provinciales son lectores de La Voz de Almería, mientras el 18 % leen Ideal y el 8 % se informa con la lectura de Diario de Almería. Emilio Ruiz.

Caen en picado los lectores de los diarios andaluces

Los editores de periódicos de papel que se distribuyen en Andalucía tienen motivos para estar preocupados. Según los datos hechos públicos por el EGM (Estudio General de Medios), en su 2º ola de 2016, en Andalucía los lectores de periódicos de papel son 1.275.000. En la anterior oleada los lectores eran 1.394.000 y un año antes el número de lectores era de 1.453.000.

El liderazgo de los periódicos de pago más leídos en Andalucía lo sigue ostentando Ideal, que tiene 155.000 lectores. Pierde nada menos que 25.000 lectores respecto a la anterior oleada y 38.000 respecto a la misma oleada del año pasado. Es otro periódico de Vocento, pero de tirada nacional, Abc, el que ocupa el segundo lugar entre los periódicos más leídos en Andalucía. El periódico fundado por los Luca de Tena tiene en Andalucía 152.000 lectores, 11.000 menos que en la anterior oleada y 22.000 menos que un año antes.

Cantidad de lectores de los periódicos que se distribuyen en Andalucía

Esto, en cuanto a los dos periódicos más leídos en Andalucía. El comportamiento del resto de  periódicos de pago más leídos en Andalucía es el siguiente:

3º periódico más leído: El País. Tiene 151.000 lectores. En 2013 el periódico de Prisa llegó a tener 223.000 lectores en Andalucía.

4º periódico más leído: Sur. El diario malagueño de Vocento pierde en un año 20.000 lectores, al pasar de 150.000 a 130.000.

5º periódico más leído: El Mundo. El periódico de Unidad Editorial ha perdido en un año 34.000 lectores andaluces, y respecto a la anterior ola, ha perdido 6.000. La empresa editora ha decidido clausurar su edición de Andalucía y ha dejado reducida a mínimos la plantilla.

6º periódico más leído: Córdoba. Pierde en un año 3.000 lectores, y respecto a la oleada anterior el castigo es aún mayor: pierde 6.000 lectrores.

7º periódico más leído: La Voz de Almería. Es la primera vez en su historia que el periódico almeriense de coloca como el séptimo periódico más leído de Andalucía. Tiene 80.000 lectores, 3.000 más que hace un año, pero 9.000 menos que en la anterior oleada.

8º periódico más leído: Diario de Sevilla. Se mantiene en la tónica de los 80.000 lectores diarios.

9º periódico más leído: Diario de Cádiz. El periódico de Joly pierde respecto a la anterior oleada 9.000 lectores, al pasar de 76.000 a 67.000. Un año antes tenía 83.000 lectores.

10º periódico más leído: Huelva Información. Este diario de Joly alcanza récord histórico con 48.000 lectores, 6.000 más que en la anterior oleada y 8.000 más que en la misma oleada del año pasado.

11º periódico más leído: Jaén. En un año el único diario jiennense –Ideal tiene una edición en esta provincia- ha perdido 12.000 lectores. Tiene 41.000 lectores. Respecto a la anterior ola ha perdido 9.000.

12º periódico más leído: El Correo de Andalucía. El periódico que edita el grupo industrial Morera & Vallejo no ofrece datos a la OJD, tal vez porque no son muy del agrado. Respecto a la audiencia, vuelve a la difusión que mantenía en sus anterior etapa. Tiene 37.000 lectores, 9.000 menos que un año antes.

13º periódico más leído: La Razón. Mantiene su nivel de lectores.

14º periódico más leído: Diario de Jerez. Tiene 27.000 lectores, 4.000 menos que en la anterior oleada y 5.000 menos que un año antes.

15º periódico más leído: La Opinión de Málaga. El periódico malagueño es uno de los pocos que sube en lectores. Tiene 19.000, los mismos que en la anterior oleada, pero 3.000 más que hace un año.

16º periódico más leído: Málaga Hoy. Otro periódico de Joly. Recibe un tremendo varapalo al perder en un año 5.000 lectores y 6.000 respecto a la anterior ola.

17º periódico más leído: Europa Sur. También de Joly. Tiene 16.000 lectores, 3.000 menos que en la anterior oleada. Respecto a la 2ª ola de 2015 sube 4.000.

18º periódico más leído: Granada Hoy. Gana 1.000 lectores respecto a la anterior oleada, al pasar de 11.000 a 12.000 lectores diarios.

19º periódico más leído: El Día de Córdoba. Mantiene los mismos 10.000 lectores de la anterior oleada y son 2.000 menos que un año antes.

20º periódico más leído: Diario de Almería. Un año antes tenía 19.000 lectores. Ahora, 9.000. Emilio Ruiz.

lunes, 4 de julio de 2016

Pedro Sánchez, de Mojácar al Comité Federal

“¿Dónde está Pedro Sánchez?”, se preguntó el jueves por la noche Ángels Barceló, en ‘Hora 25’, de la Cadena Ser. La misma pregunta se han hecho este fin de semana Juanma Romero, en las páginas digitales de ‘El Confidencial’, y Ainhoa Martínez, en las de papel de ‘La Razón’. La prensa de la capital del reino entiende que cuando una persona no está en Madrid es, simplemente, porque ha desaparecido. ¡Ay, el pertinaz centralismo! Bien, pues Pedro Sánchez no está desaparecido, está en Mojácar.

Tras las elecciones del 26 de junio, Pedro Sánchez ha continuado con la intensa actividad que inició en la última semana de la campaña, cuando veía que el ‘sorpasso’ era casi inevitable. En el partido están convencidos de que fue durante esa última fase de la campaña cuando se consiguió el ‘milagro’ de darle la vuelta a las encuestas, a un resultado que parecía irreversible. Fue cuando el secretario general se lanzó a la calle a hacer el puerta a puerta y cuando se desarrolló la campaña telefónica personal. Ni Brexit, ni miedo ni exceso de cariño, como cree Iglesias. En el PSOE solo se baraja un diagnóstico: la remontada fue mérito propio y no demérito de los demás.

Pedro Sánchez, ayer, con Begoña en el Aku-Aku

El lunes Pedro Sánchez se reunió con su ejecutiva en Madrid. El martes viajó a Bruselas. El miércoles regresó a Madrid. Esa misma noche tuvo una larga reunión con el expresidente Felipe González, en el domicilio de éste de la calle Velázquez, de Madrid. Durante la mañana del jueves estuvo trabajando en su despacho de la calle Ferraz, y por la tarde cogió a su familia y se vino para su casa de Mojácar, donde ha permanecido hasta esta misma mañana, que ha emprendido, a primera hora, viaje de regreso a Madrid.

Durante los tres días que el secretario general de los socialistas ha permanecido con su familia en Mojácar no ha tenido ningún contacto político personal. Ni siquiera ha llegado a reunirse con Antonio Hernando, el portavoz parlamentario del PSOE, que ha estado también este fin de semana en Almería. En el viaje de éste a Serón, para asistir a la Fiesta del Jamón, pasó en coche a unos pocos kilómetros de distancia de la residencia mojaquera de su secretario general, pero no llegaron a encontrarse.

Los vecinos de Mojácar apenas han podido ver a Pedro Sánchez en estos tres días. Mientras su mujer, Begoña, y sus hijas, Ainhoa y Carlota, han bajado a la playa, -él también bajó ayer un rato al chiringuito Aku-Aku-, él ha permanecido en su casa la mayor parte del tiempo con la sola compañía de su Ipad y su Smartphone preparando el importantísimo Comité Federal del sábado. En esta reunión se va a decidir la postura que el PSOE va a adoptar ante las negociaciones para la investidura de presidente del Gobierno.permanecido en su casa con la sola compañía de su Ipad y su Smartphone preparando el importantísimo Comité Federal del sábado. En esta reunión se va a decidir la postura que el PSOE va a adoptar ante las negociaciones para la investidura de presidente del Gobierno.

Sánchez considera que, en unos momentos de tanta incertidumbre, lo peor que podía hacer era sumarse al coro de voces socialistas que ofrecen opiniones particulares sobre la decisión que el partido finalmente debe adoptar de cara a la conformación de Gobierno. El secretario general de los socialistas tiene en la manga una carta que siempre puede sacar: ante el aluvión de opiniones encontradas, la última palabra la pueden tener las bases del partido. Si eso sirve para acallar tanto griterío, ése es el mensaje que puede lanzar este próximo sábado. Emilio Ruiz.

domingo, 3 de julio de 2016

El discurso imaginable

Situémonos en la noche electoral almeriense del 26-J. Tras conocer los resultados, en la sede de un partido político, el dirigente de turno se dirige a la concurrencia en estos términos:

 “Compañeras y compañeros: Tenemos que ser autocríticos y honestos con nosotros mismos y con nuestros electores. Julio Rodríguez, el ex jefe del Estado Mayor de la Defensa, fue un gran fichaje de Podemos, y nos sentimos orgullosos de tenerlo en nuestro partido. Gracias, Julio, por elegirnos. Gracias de corazón. Pero de la misma forma que pienso esto, también creo que ese acierto inicial se vio ensombrecido por un doble error. Uno, presentarlo por Almería. El otro es un error del propio Julio: nunca debió aceptar la propuesta de Pablo. Los electores almerienses, y particularmente los simpatizantes de Podemos, nos dieron muestras de su clemencia el 20-D aceptando al compañero David Bravo, también sin ninguna vinculación con Almería y sin ningún conocimiento de nuestros problemas. Pero, como la paciencia tiene un límite, esta vez nos han dicho ¡basta ya!”.

Antonio Heras

Prosigue: “Ahora lo reconocemos: pecamos de arrogantes al desoír las advertencias de los compañeros de Izquierda Unida, más duchos en estas cosas. Pudimos rectificar. Debimos rectificar. Las candidaturas aún no se habían presentado. No lo hicimos, y nos equivocamos. Perdón otra vez. Como en política, y en general en todos los órdenes de la vida, los errores se pagan, nosotros los hemos pagado. Con un alto precio. Rectificar es de sabios, y os puedo dar la seguridad de que una situación como ésta nunca más se va a repetir. Sabed que en adelante Podemos jamás –insisto, jamás- va a despreciar la valía de los hombres y mujeres de Almería. Nunca. Y si alguien, desde la dirección central del partido, lo intentara, estad seguros de que encontrará en nosotros la más firme contestación y resistencia”.

Pregunta: ¿Quién cree el lector que fue el autor de este emotivo discurso la noche del 26-J? ¿Antonio Heras, secretario general de Podemos en Almería? Frío, frío. No fue nadie de Podemos. En realidad este discurso no lo pronunció nadie. Y es una pena porque nos hubiera gustado oírlo. Antonio Heras era el indicado. No lo hizo. Él no dice por qué, pero todos lo imaginamos. Ni siquiera en los más rancios partidos habíamos visto tanta complacencia.

Podemos se equivocó con David Bravo y se ha vuelto a equivocar con Julio Rodríguez. El pasteleo de Antonio Heras hacia el último que nos mandan resulta empalagoso. Al sevillano lo despidió de forma exacerbada: “Ha sido un gran diputado por Almería”, dijo. Con Rodríguez, persiste en la emotividad: “Algo tengo claro: el sentimiento de perplejidad y dolor porque Unidos Podemos no cuente con Julio Rodríguez. Su interés por la realidad y los problemas de nuestra provincia y un largo etcétera de cualidades nos dejan una impronta impagable que nos anima a continuar en la lucha. ¡Muchas gracias, Julio! Estás en nuestros corazones”. Sinceramente, Antonio, ¿no es todo esto un poquito exagerado? Emilio Ruiz.

viernes, 1 de julio de 2016

Unicaja entra en un incierto tiempo nuevo

La sexta entidad financiera española y primera andaluza por volumen de activos (60.312 millones en 2015), Unicaja Banco, entró ayer en una nueva fase de su historia. Se cerró un capítulo de 30 años bajo la presidencia de Braulio Medel y se abre uno nuevo bajo la presidencia de Manuel Azuaga. El cambio se ha producido por exigencia de Ley de Cajas de Ahorro y Fundaciones Bancarias, que impide simultanear desde hoy cargos en un banco y en su correspondiente fundación bancaria. Medel permanecerá como presidente de la Fundación Bancaria Unicaja, que es la propietaria de del 90,8 por ciento de las acciones de la entidad. El 9,2 por ciento restante está en manos de los antiguos accionistas de España-Duero (antigua Ceiss)
 
Manuel Azuaga y Braulio Medel
Manuel Azuaga, de 43 años de edad, ha sido hasta ahora el hombre de confianza de Braulio Medel. Con gran experiencia en el sector bancario, pertenece a la plantilla de Unicaja desde 1991. Entre 2004 y 2008, coincidiendo con la etapa de Magdalena Álvarez en el ministerio de Fomento, hizo un paréntesis en su dedicación bancaria para desempeñar la presidencia de Aena. Tras su vuelta al banco ha sido director general y consejero delegado de Unicaja Banco. Ha sido el encargado de pilotar el proceso de integración en Unicaja del castellano-leonés Banco Ceiss, el banco surgido de las antiguas cajas de ahorros Caja España y Caja Duero.

Azuaga acaba de culminar con éxito un proceso de integración, el de Ceiss, que se ha encontrado por el camino con más obstáculos de los previstos. Hace solo unas semanas se cerró el capítulo de la reestructuración de personal, que ha supuesto una reducción de la plantilla en más de 1.200 trabajadores. El siguiente capítulo al que tiene que enfrentarse el nuevo presidente es el de salida a bolsa. El calendario acordado con la Unión Europea estipula que la salida a bolsa debe producirse antes de que finalice este año 2016. Esta salida a bolsa es necesaria para dar liquidez a los dueños de los bonos obligatoriamente convertibles (cocos) que ofreció a los accionistas minoritarios de Ceiss y también para devolver parte de las ayudas que el FROB concedió a la antigua Ceiss.

Es muy posible que Unicaja solicite un aplazamiento de su incorporación al mercado bursátil. Las dificultades por las que atraviesan el sector bancario exigen algo más que prudencia. El valor en libros de Unicaja en la actualidad es de 2.700 millones de euros, pero no hay en España ahora mismo ningún banco que cotice a su valor en libros. Liberbank cotiza con una rebaja del 62 por ciento. Ningún banco cotiza a más de un 0,7 de su valor contable. Lo mejor que tiene Unicaja son los ratios, por lo general bastante competitivos. Su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) se situó el año pasado en el 6,7 por ciento (la ROE del Santander, por ejemplo, es del 7,2 por ciento). Sus ratios de solvencia también son bastante buenas (un 11,1 por ciento con las máximas exigencias, mientras que las del Santander se sitúan en el 10,05 por ciento al cierre de 2015). Pero esto no es suficiente para una salida airosa a bolsa.

El escenario financiero actual no es el idóneo para un debut en el parqué. Si Unicaja Banco desea hacerlo o es obligado a hacerlo, para atraer inversores tiene que aplicar un descuento importante al precio de su acción. Las dos entidades bancarias que pueden ser equiparables, Liberbank y Popular, cotizan con una media de baja del 50 por ciento. Según esto el valor de Unicaja sería de alrededor de 1.300 millones. Demasiada poca cosa para pensar en una subsistencia independiente. No es tarea sencilla la que se le presenta por delante a Manuel Azuaga. Emilio Ruiz.