_______________________________________________________________________________________________

domingo, 28 de junio de 2015

Almería Urban

El concejal Manuel Guzmán, consejero delegado de Almería Urban, la empresa municipal encargada de la mejora del casco histórico, ha anunciado que, atendiendo a una petición de Ciudadanos, en las mesas de contratación de las obras del Plan Urban no habrá ningún político. Sólo técnicos. La noticia –y más que la noticia, el hecho que la alumbra- ha sorprendido. Sobre todo por la razón que la motiva: “En pro de la transparencia municipal”. La deducción es obvia: según Almería Urban, la presencia de los representantes de los ciudadanos en un órgano como ése no solo anima a la transparencia, sino que la oscurece. Pues vaya.

La decisión de excluir a los cargos públicos de las mesas de contratación parte de un doble error: por un lado, la creencia de que solo los funcionarios pueden garantizar la limpieza de los actos administrativos; y por otro, la creencia de que los políticos tienden, por naturaleza, hacia la parcialidad. Y no es siempre así ni en un caso ni en otro. Ni los empleados públicos son seres de naturaleza superior iluminados por la justicia y la razón ni los políticos son personas que incitan a desviar los actos públicos hacia el beneficio propio o el de allegados.

Manuel Guzmán
Las mesas de contratación de las entidades públicas son tan importantes que requieren de la participación de todos para que las decisiones resulten ser las más beneficiosas para el interés general. Por eso necesitan de la participación equilibrada de políticos y técnicos. Mejor aún si en la parte política tiene presencia la oposición. Y tanto una parte como otra tienen que velar por la limpieza del procedimiento.

La Unión Europea ha reiterado que la modalidad de contratación más transparente es la subasta. En los casos en los que sea necesario el concurso es indispensable que los criterios de valoración de las ofertas se formalicen de forma objetiva y se excluyan aquellos de dan margen a la interpretación. Hace unos meses, una conocida empresa pública almeriense sacó a licitación una obra. Entre los criterios de valoración figuraban las mejoras que los contratistas proponían sobre el proyecto original.

Los interesados requirieron de la empresa una orientación hacia la que dirigir esas mejores. La respuesta fue que quedaba a criterio del licitador. Tras la apertura de las ofertas se observó que las mejoras presentadas por todos los licitadores fueron aceptadas de forma parcial. Excepto una, que fue aceptada en su totalidad, obteniendo, como consecuencia, la mayor puntuación y finalmente la adjudicación del concurso. Nadie dudó de que aquella propuesta del licitador fue orientada por quien finalmente la valoró. Porque no fue un caso aislado. Emilio Ruiz.

sábado, 27 de junio de 2015

OJD mayo de 2015: baja la difusión de todos los diarios de Joly

No se ha salvado ninguno: los nueve diarios del grupo de comunicación andaluz Joly han visto reducida su difusión el mes de mayo de 2015 respecto a la difusión del mismo mes del año pasado, según los datos ofrecidos por la Oficina de Justificación de Difusión (OJ), aún pendientes de certificar.

En su conjunto los diarios del grupo han visto reducida su difusión desde los 53.290 ejemplares diarios a 51.290, lo que porcentualmente supone una bajada del 4,55 por ciento y una pérdida de 2.440 ejemplares.

Por cabeceras, la mayor bajada en número de ejemplares la sufren los dos periódicos insignia del grupo, Diario de Cádiz y Diario de Sevilla. La cabecera matriz del grupo gaditano ha pasado de 14.223 ejemplares a 13.815, lo que supone una moderada bajada del 3,87 por ciento. Más moderada aún es la bajada de su colega sevillano, que ha pasado de 13.734 ejemplares a 13.553, lo que supone porcentualmente una tasa negativa del 1,25 por ciento.

Difusión de los diarios de Joly

No obstante, Diario de Sevilla es el segundo diario de Andalucía, tras La Voz de Almería, que porcentualmente menos baja su difusión. Se puede decir que ambos diarios mantienen su difusión en el último año, pues mientras el periódico almeriense tan solo baja un 1,14 por ciento, al pasar de 5.628 ejemplares a 5.564, el periódico sevillano baja un 1,25 por ciento.

El diario de Joly que más se ha visto arrastrado por la crisis en cuanto a difusión, de forma porcentual, es El Día de Córdoba, que pierde en un año el 11,12 por ciento de la difusión al pasar de 1.233 ejemplares a sólo 1.096 ejemplares. También pierden difusión por encima de un dígito Málaga Hoy, que pasa de 7.495 ejemplares a 6.679 (-10,89 por ciento) y Granada Hoy, que pasa de 2.574 ejemplares a 2.298 (- 1072 por ciento).

Los demás diarios del grupo Joly tienen bajadas de difusión moderadas. La cabecera almeriense, Diario de Almería, no ha podido soportar la barrera sicológica de los 2.000 ejemplares, bajo la cual parece definitivamente asentada. El periódico que dirige Antonio Lao tiene una difusión de 1.989 ejemplares, cuando un año antes la tuvo de 2.086 ejemplares. Porcentualmente supone una reducción de la difusión del 4,65 por ciento.

Diario de Jerez también baja la difusión de los 4.734 ejemplares a 4.497 (- 5,00 por ciento), una baja similar a la de otra cabecera gaditana, Europa Sur, que baja desde 2.447 ejemplares a 2.333 (- 4,66 por ciento). Huelva Información también ha tenido una leve caída al bajar de 5.504 ejemplares a 5.030 (- 3,44 por ciento).

Porcentualmente, la bajada de los diarios del grupo Joly ha sido inferior a la bajada sufrida por los diarios andaluces del otro grupo de comunicación con más de un diario andaluz, Vocento. La pérdida de éste ha sido del 5,89 por ciento (40.258 ejemplares a 37.890), mientras que las del grupo íntegramente andaluz ha sido del 4,55 por ciento (53.730 ejemplares a 51.290 ejemplares).

Hay que tener en cuenta, no obstante, que mientras Joly contabiliza nueve cabeceras, Vocento solamente dispone de dos cabeceras andaluzas, Sur e Ideal. El diario Abc cuenta como cabecera nacional a efectos de la OJD. Emilio Ruiz.

viernes, 26 de junio de 2015

Los diarios andaluces de Vocento pierden en un año el 5,89 % de la difusión

Los dos periódicos diarios que el grupo de comunicación Vocento tiene en Andalucía, el malagueño Sur y el granadino Ideal, han perdido en un año el 5,89 por ciento de su difusión, según los datos proporcionados por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), referidos al mes de mayo de 2015. No se considera a estos efectos la difusión del diario Abc por ser una cabecera de carácter nacional y tener unificada su difusión.

La mayor pérdida de difusión la sufre el diario Ideal, que mantiene también ediciones en Almería y Jaén. El antiguo periódico de la Editorial Católica alcanza en el mes de mayo de 2015 una difusión de 19.803 ejemplares mientras un año antes mantenía una difusión de 21.118 ejemplares. La pérdida porcentual es del 6,23 por ciento.

El diario Sur también sufre pérdida de la difusión, pero no tan aguda como la de su colega granadino. En antiguo periódico de Prensa y Radio del Movimiento alcanza en mayo de 2015 una difusión de 18.087 ejemplares. Un año antes su difusión era de 19.140 ejemplares. La pérdida es del 5,50 por ciento.

En su conjunto los dos diarios del grupo Vocento en Andalucía ven disminuir su difusión en un año en 2.240 ejemplares, al pasar de 53.730 ejemplares diarios a 51.290, según la OJD.

miércoles, 24 de junio de 2015

OJD mayo de 2015: ni siquiera las elecciones aguantan la bajada de la difusión de los periódicos andaluces

Las campañas electorales no solo animan la actividad de los partidos políticos, sino también la de los medios de comunicación y principalmente los periódicos diarios. Pues bien, ni siquiera el especial acontecimiento de celebración de unas elecciones municipales en el mes de mayo de 215 ha sido motivo suficiente para que los periódicos que se editan en Andalucía eviten una nueva caída de su difusión.

Según los datos hechos públicos por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), pendientes de certificación, referidos al mes de mayo de 2015, en un año los periódicos andaluces han visto reducida su difusión en 6.557 ejemplares, al pasar de 115.959 ejemplares diarios en mayo de 2014 a 109.402 ejemplares un año después, lo que supone una bajada porcentual del 5,65 por ciento.

No se incluye en esos datos la difusión del periódico sevillano El Correo de Andalucía. El diario actualmente propiedad del Grupo Morera & Vallejo no ofrece sus datos de tirada y difusión a la OJD desde que fue adquirido al Grupo Gallardo.


Porcentualmente el diario andaluz que más baja su difusión es La Opinión de Málaga, que en un año ve reducida su difusión desde 3.136 a 2.572 ejemplares, un 17,99 por ciento. También han padecido bajadas de difusión superiores a dos dígitos los diarios El Día de Córdoba, que pasa de 1.233 ejemplares a 1.096 (- 11,12 por ciento); Málaga Hoy, que pasa de 7.495 ejemplares a 6.679 (- 10,89 por ciento), y Granada Hoy, que desciende desde 2.574 ejemplares a 2.298 (- 10,72 por ciento).

Por números totales de ejemplares, los periódicos que sufren el mayor castigo en su difusión son los del grupo Vocento. Sur desciende en un año 1.053 ejemplares, mientras su colega granadino Ideal sufre un correctivo sin paliativos al perder 1.315 ejemplares.

Diario de Almería sigue con una difusión por debajo de los 2.000 ejemplares. El periódico del diario Joly en Almería libra una dura batalla por no bajar su difusión por debajo de esta cifra mágica. En esta ocasión, nuevamente la batalla la ha perdido al contabilizar tan solo 1.989 ejemplares. Un año antes el periódico que dirige Antonio Lao tuvo una difusión de 2.086 ejemplares. La reducción anual suponer porcentualmente un – 4.65 por ciento.

El otro periódico que se edita en Almería, La Voz de Almería, aguanta mejor el tipo. El periódico almeriense que edita José Luis Martínez ha bajado su difusión respecto al mismo mes del año pasado en 64 ejemplares, al pasar su difusión de 5.628 ejemplares a 5.564. Porcentualmente supone un -1,14 por ciento. Emilio Ruiz.

domingo, 21 de junio de 2015

Jesús Caicedo no está de buen humor

El diputado por Almería y alcalde de Cuevas del Almanzora hasta hace unos pocos días Jesús Caicedo Bernabé no está de buen humor. Y motivos tiene para ello. Primero, por el resultado de las elecciones. El candidato socialista, hoy alcalde, Antonio Fernández Liria, le ha remontado un resultado que parecía imposible. En las elecciones de 2011 la candidatura del Partido Popular obtuvo diez concejales frente a cinco de la socialista. En éstas, ambas candidaturas están igualadas a ocho concejales. Menos de cien votos les separan. Caicedo considera que su gestión merecía una holgada reelección. Pero también reconoce que su cargo de diputado le ha impedido dar a Cuevas la dedicación que le exigían.

En segundo lugar, y principalmente, Jesús Caicedo está molesto con el desarrollo de las negociaciones para intentar conseguir la alcaldía. Él considera que ha hecho todo lo que está en su mano. Al concejal de Ciudadanos, Indalecio Modesto, le ha firmado todos los papeles que por delante le ha puesto. Pero le ha faltado el mismo apoyo que desde las altas instancias ‘populares’ le han prestado a Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, reelegido alcalde de Almería. No entiende por qué su caso no se ha metido dentro del ‘paquete negociador’ de última hora. Al fin y al cabo, dice, su candidatura es la más votada -2.723 votos frente a 2.624- y ni él ni ninguno de sus concejales están incursos en procesos judiciales. Posiblemente su amigo Rafael Hernando le deba una detallada explicación. Emilio Ruiz.

sábado, 20 de junio de 2015

Guerra de banderas en el Levante almeriense

En los comienzos de esta década, coincidiendo con la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán, se produjo un aparente despertar del sentimiento nacionalista español que desembocó en la colocación de  miles de banderas de España por todas las rotondas del solar patrio. La medida era disparatada y carente de sentido. Nadie sabe por qué se eligieron las rotondas y no las pistas polideportivas o las terrazas de los edificios municipales, por ejemplo. Y nadie quiso explicar, aunque lo suponíamos, por qué ese despliegue de cariño hacia el territorio común estatal, y no hacia el regional o el continental. O el local.

Mástil sin bandera
en Vera
Aquel despliegue rojo y gualda fue acogido sin rechistar por la mayoría de los ciudadanos. También por quienes consideraban que era una decisión desmedida. Porque hubiera bastado una pequeña observación para ser acusados de antipatriotas por quienes creen en la uniformidad del pensamiento. Una acusación a la que inevitablemente se iban a enfrentar posteriores regidores municipales que osaran arriar las dichosas banderas.

Vera y Garrucha se vieron inmersos en aquella fiebre bicolor. En Vera se colocaron tres enseñas en glorietas de acceso al núcleo urbano. En Garrucha, una en la glorieta de acceso al pueblo por la carretera de Turre. En estas elecciones, ambos gobiernos municipales han cambiado de color. De estar regidos por el PP han pasado a estar regidos por el PA y el PSOE, respectivamente.

Como si de una medida sincronizada se tratara –aunque no hay razones para pensar así-, una de las primeras decisiones que han tomado los nuevos alcaldes, Félix López y María López, ha sido arriar las banderas. Era justamente el gesto que esperaban sus adversarios políticos para acusarles de traidores a la patria.

Izar una bandera es un acto tan anodino como arriarla. Convertir ese acto en un sentimiento arrojadizo es una temeridad. Después viene lo del buen o mal gusto. Mucha gente cree que colocar una bandera en una glorieta no es precisamente un acto de buen gusto. Otros piensan lo contrario. Es igual de patriota el que la iza que el que la arría.

Se compartan o no, las decisiones de los entonces alcaldes de Vera y Garrucha, José Carmelo Jorge y Juan Francisco Fernández, de colocar unas banderas en las glorietas de sus pueblos merecen el mismo respeto que las decisiones de quitarlas que han adoptado los ahora alcaldes, Félix López y María López. Mezclar esas decisiones con sentimientos patrios es imprudente. Porque el cariño a un lugar no se mide por besos al escudo, golpes de pecho o metros de bandera o rotonda. Pensar así es banalizar los sentimientos. Emilio Ruiz.

domingo, 14 de junio de 2015

Las elecciones las gana quien gobierna

Hace un par de sábados, en el programa ‘La Sexta Noche’, la diputada del PP Arenales Serrano mostraba un coloreado mapa electoral de la España autonómica tras las elecciones. “Mirad –decía-, toda España, de azul, del PP, y de rojo, sólo Extremadura; somos los vencedores de las elecciones”. El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, le replicó: “Pues si estáis tan contentos, seguid por ese camino”.

Otro momento gráfico: tras las elecciones autonómicas de 2012, los dirigentes del PP comparecieron ante sus afiliados. Una exultante Fátima Báñez derrochaba satisfacción por todos los poros de su piel. “¡Hemos ganado!”, gritaba mientras saltaba. A su lado, un realista Javier Arenas contemplaba absorto el derroche de fulgor de su compañera. Las elecciones, como sabe Arenas, no las gana quien tiene más votos, o más concejales o más diputados. Las gana quien alcanza el poder. Las gana quien gobierna.

Fausto Romero-Miura Giménez, por ejemplo, puede alardear ante sus nietos y sus alumnos de haber sido el candidato a alcalde más votado en la capital almeriense en las primeras elecciones locales celebradas tras la dictadura, en 1979. Pero nunca ha podido presumir de haber sido el primer alcalde democrático de Almería. Ese galardón la historia se lo ha concedido a Santiago Martínez Cabrejas.

Esperanza Pérez,
alcaldesa de Níjar
¿Por qué Susana Díaz considera un éxito el resultado de las elecciones andaluzas si, como se dice, y es cierto, ha conseguido para el PSOE el menor número de votos de la historia y sólo ha sacado los mismos diputados que su antecesor? Es obvio: porque ha sido el partido más votado, pero, sobre todo, porque era la única candidata con posibilidades de ser investida presidenta, como así ha sido.

En las elecciones locales, en diez importantes poblaciones de Almería (Almería, Roquetas de Mar, Adra, Huércal de Almería, Níjar, Vera, Cuevas del Almanzora, Vélez-Rubio, Dalías y Turre) las candidaturas del Partido Popular han sido las más votadas. Si a todas ellas les aplicamos la regla práctica de ‘gana quien gobierna’, quienes solamente pueden presumir de victoria son los que ayer fueron elegidos alcaldes: Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, en Almería; Gabriel Amat, en Roquetas, Ismael Torres, en Huércal de Almería, y Manuel Cortés, en Adra.

En los otros municipios quienes en realidad han ganado las elecciones han sido Esperanza Pérez (PSOE) en Níjar; Félix López (PA), en Vera; Antonio Fernández (PSOE), en Cuevas del Almanzora;  Domingo Crisol (PSOE), en Vélez Rubio; Paco Giménez (PSOE), en Dalías, y Martín Morales (Somos Turre), en Turre. Porque son ellos sus alcaldes.

Aún hay gente que cree que es el electorado, con su voto, el que elige al alcalde de su municipio. No es así. Con nuestro voto elegimos concejales, que son quienes, de entre ellos, eligen al alcalde. ¡Que todavía tengamos que explicar esto tras la celebración de diez elecciones municipales…! Postdata: ¿Han cesado ya al Arriola almeriense? Desastre de campaña. Emilio Ruiz.

viernes, 12 de junio de 2015

Christopher Lee, el maestro armero de Los Genoveses

La filmografía de Christopher Lee, fallecido a los 93 años, es inmensa. Más de 250 películas “que ni yo mismo he visto” adornan una carrera que comenzó como actor en 1946. Como suele ser habitual, al principio, su carrera pasó inadvertida, pero en 1957 sus papeles en La batalla del Río de la Plata y, un año más tarde, en La maldición de Frankestein y Corridor of Blood le catapultaron a la fama en el papel del Conde Drácula. En La momia hace una de sus mejores interpretaciones.

Encasillado en el papel de Drácula, en 1970 Billy Wilder le reclamó para interpretar a Mycroft en La vida privada de Sherlock Holmes. En El hombre de la pistola de oro encarna al asesino a sueldo de origen español Francisco Scaramanga, uno de los más recordados rivales de 007. Más adelante dio vida al Conde de Rochefort en Los tres mosqueteros (1973), de Richard Lester. En esta época, llegó a trabajar con varias estrellas de Hollywood como Charlton Heston, Anthony Quinn y James Mason.

Christopher Lee
En 1998 interpreta a Muhammad Ali Jinnah, fundador de Pakistán, en Jinnah. En 2001 participa en la trilogía de El Señor de los Anillos, dirigida por Peter Jackson y en las que interpreta el papel del mago Saruman.  Cuando George Lucas inicia el rodaje de su segunda trilogía de Star Wars, ofrece a Lee el papel del Conde Dooku.

En 1994 recibió el Premio de la Crítica de Londres por su contribución a la industria filmográfica. En 2001 Lee fue nombrado caballero del Imperio Británico y un año más tarde recibió en Viena el premio a la mejor carrera cinematográfica, de manos de Mijail Gorbachov. En 2005, el periódico USA Today le nombró el actor más taquillero y más visto en la historia del cine.

De su actividad cinematográfica en España, Christopher Lee siempre tiene un recuerdo para una anécdota. Se le requirió para hacer el papel de Marqués de Sade. “Llegué al rodaje”, dice, “y en la habitación había un montón de gente, toda vestida, y yo hacía de narrador, todo normal». Al cabo del tiempo un amigo le dijo que había visto una película erótica suya. Sorprendido, acudió a verla camuflado tras unas gafas de sol y un pañuelo. Descubrió que “en cuanto me fui de España toda aquella gente se había quitado la ropa”.

Christopher Lee también rodó en Almería. En Hannie Caulder, bautizada en España como Ana Caulder (Burt Kennedy, 1971), interpretó a Bailey, un maestro de armas que recibió a Raquel Welch y Rober Culp en su casa de la playa de Los Genoveses. Hannie es una joven que busca la venganza después de que tres despiadados hombres, los hermanos Clemens, la violaran. Hannie se toma la justicia por su mano y le pide ayuda al cazarrecompensas Tom Price para que le enseñe a disparar. De la película hay que destacar el papel de una Raquel Welch dura y sexy a la vez y la sorprendente banda sonora de Ken Thorne. Emilio Ruiz.

domingo, 7 de junio de 2015

Se estrena ‘Abzurdah’, la película de Eugenia Suárez

En el año 2006, ‘Abzurdad’, un libro de una joven argentina de 22 años, Cielo Latini, se convirtió en ‘bestseller’. Narra la historia de la propia autora, una adolescente que con doce años y 64 kilos de peso se siente gorda e insegura.  Conoce por internet a un chico nueve años mayor que ella, con quien inicia una relación. Después viene un embarazo, un aborto, la bulimia y anorexia y el intento de suicidio, todo eso condimentado con depresión crónica, desesperación, sentimientos de inutilidad, culpa, rabia, ansiedad, soledad, aburrimiento, vacío, desviación sexual, intolerancia a la soledad, abandono, dependencia, relaciones tempestuosas, manipulación, masoquismo… La joven llegó a pasar varias semanas alimentándose solo de agua y manzanas hasta pesar 45 kilos. Solo en Argentina se vendieron más de 260.000 ejemplares.

Ahora, ‘Abzurdah’ ha sido llevada al cine bajo la dirección de Daniela Goggi. Se ha estrenado este jueves. Los protagonistas principales son Eugenia Suárez, la novia de David Bisbal, y Esteban Lamothe. También intervienen Gloria Carrá, Rafael Spregelburd, Paula Kohan, Malena Sánchez y Zoe Hochbaum. Ésta es la primera incursión que ‘la China’ hace en la gran pantalla. Para rodar la película tuvo que someterse a un fuerte sacrificio personal: adelgazar seis kilos en un tiempo récord.  Acostumbrada desde muy niña al éxito televisivo, a la novia de David Bisbal se le abre un nuevo horizonte, el de la pantalla grande, en el que tiene mucho que decir. Tener solo 23 años dan para mucho. Emilio Ruiz.

Marejada política en los pueblos almerienses del Mediterráneo

De los 102 municipios almerienses –ahora 103, tras segregarse Balanegra de Berja-, en 16 de ellos los resultados de las elecciones locales del 24-M requieren de pactos políticos para conformar mayoría estables. Y de esos 16, nada menos que 8 son municipios que tienen sus tierras bañadas por las aguas del Mediterráneo. El dato no es anecdótico si se tiene en cuenta que en la provincia de Almería solo hay 13 municipios costeros. Los pueblos de la costa almeriense se configuran, pues, como los más dinámicos económica, social y políticamente y, también, como los más receptivos a las formaciones políticas emergentes.

De los 13 pueblos almerienses del Mediterráneo solamente en cinco la marejada política no ha alcanzado los niveles de la necesidad del pacto. En Berja, el alcalde del Partido Popular, Antonio Torres, sigue gozando de forma holgada del favor de la ciudadanía. En El Ejido, Francisco Góngora se ha configurado como el auténtico hombre fuerte del Partido Popular en la provincia. Solamente la sombra judicial puede entorpecer la que se augura como una fulgurante carrera política. En Mojácar, Ros Mari Cano (PP) reina ante una oposición desparramada, y en Pulpí, Juan Pedro García ha machacado a un iluso PSOE sacando nueve concejales de 13.  Finalmente, en Garrucha, María López (PSOE) ha conseguido la alcaldía que cuatro años antes le negaron media centena de votos. La exdiputada provincial de Asuntos Sociales se ha visto favorecida por una crisis del PP local que se ha gestionado de forma pésima. Toca hacer una refundación del PP garruchero.

El escenario político de los otros ocho pueblos costeros aún no está definido. Las negociaciones se desarrollan a dos niveles. Uno, el oficial, el que trasciende a la prensa, el público. Otro, el amistoso, el reservado, el que producirá los efectos a última hora. Éste, no el otro, es el que vale. Y como es éste el que vale, a día de hoy se puede afirmar, sin margen para la duda, que  tienen asegurada su reelección los alcaldes del Partido Popular de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador; de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, y de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo, así como el alcalde independiente de Carboneras, Salvador Hernández. Los tres primeros, gracias a Ciudadanos, que votará a sus propios candidatos.

En Vera, la incertidumbre está alimentada no solo por elementos políticos, sino también de tipo personal. Ahora, como hace cuatro años, el proceso natural de una alianza PA-PSOE puede verse frustrada. Hasta el mismo día 13 no se sabrá si el nuevo alcalde de Vera es José Carmelo Jorge (PP), con la abstención de uno o los dos concejales del PSOE, o es Félix López (PA), con el apoyo de los dos concejales socialistas. En Níjar, por primera vez en su historia, la regidora local será una mujer, Esperanza Pérez (PSOE), y en Adra, militantes y exmilitantes del PSOE libran una dura batalla que han hecho extensiva a la Plataforma Ciudadana, versión edulcorada de IU, que es quien tiene la llave de la alcaldía. Emilio Ruiz.

lunes, 1 de junio de 2015

A quién beneficia otras elecciones en Andalucía

La celebración de nuevas elecciones autonómicas en Andalucía, tras la decisión de la mayoría de la cámara de no proclamar a un presidente –o, mejor, a una presidenta- no figura en la agenda de ningún partido político. Ni como realidad ni como posibilidad. Pero que una nueva cita con las urnas no sea deseada no significa que haya que descartarla por completo.

Lo que sucede estos días en el Parlamento de Andalucía habría que calificarlo de puro esperpento. Tenemos unas elecciones celebradas desde el pasado 22 de marzo y tenemos a 109 diputados electos. Pero no tenemos un parlamento activo –si bien los diputados están en nómina y perciben sus retribuciones con puntualidad- y seguimos con una presidenta en funciones.

Si la mayoría de la cámara no considera adecuado que Susana Díaz sea presidenta de Andalucía y esa mayoría tampoco ofrece una alternativa mejor, nuestro Estatuto ha previsto, para salvar el bloqueo, la convocatoria de nuevas elecciones en el plazo de dos meses. Esas elecciones se celebrarían, si es que llegan a convocarse, en el mes de septiembre, coincidiendo con las elecciones al Parlamento de Cataluña.

¿A quién beneficiaría y a quién perjudicaría la repetición de las elecciones en Andalucía? Analicémoslo partido a partido:

Partido Socialista. El PSOE fue el partido más votado en las elecciones de marzo. Consiguió los mismos diputados que en 2012 a pesar de perder 123.000 votos. Su triunfo se ha hecho más grande porque grande ha sido la derrota del Partido Popular. Susana Díaz se presentaría en estas nuevas elecciones como víctima del bloqueo y demandaría de los electores una mayoría suficiente para que la situación no se repita. El PSOE sería, sin duda, el gran beneficiado de unas nuevas elecciones.

Partido Popular. El PP quedó en segunda posición con 33 diputados y una pérdida de quinientos mil votos y 17 escaños respecto a las elecciones de 2012. Con ser malo este resultado, la tendencia del voto popular va en camino descendente, como se ha visto en las elecciones municipales. La posición del PP ante la investidura de Susana Díaz ha sido cambiante. Primero pidió un respeto hacia la lista más votada en las elecciones locales. Después presentó una retahíla de casi 200 propuestas, más propia de un pacto de gobierno que de una abstención. Finalmente decidió no acudir a la cita con los negociadores socialistas a raíz del caso de las minas de Aznalcóllar. A esa variable situación hay que añadir la extraña ubicación de Juan Manuel Moreno Bonilla en el PP andaluz (aún no ha justificado su desaparición de la campaña de las elecciones municipales) y la declaración de Rajoy de erigirse en defensor del gobierno de la lista más votada, algo que niega a Andalucía. Los resultados del PP en las elecciones municipales y autonómicas y la crisis interna que padece señalan la dificultad que supondría el mantenimiento de los 33 diputados andaluces. El Partido Popular sería el gran damnificado de unas nuevas elecciones.

Podemos. El Partido de Pablo Iglesias se está quitando de encima muchos de los sombrajos que ensombrecían su proyecto. Cada día se define más como un partido socialdemócrata. La llegada a las alcaldías de Madrid y Barcelona de Manuela Carmena y Ada Colau, respectivamente, avalarían y normalizarían ese proyecto. En Andalucía, tras las elecciones, Teresa Rodríguez mantiene una actitud lúcida, lejos de los postulados del partido Izquierda Anticapitalista que ella fundó. Hoy existe menos incertidumbre que ayer ante la fiabilidad de Podemos. Podría obtener unas cuantas decenas de miles de votos más que el medio millón que obtuvo en marzo y, como consecuencia, añadir unos cuantos diputados a los 15 que tiene ahora.

Ciudadanos. Ciudadanos obtuvo 368.000 votos y nueve diputados en las elecciones del 22-M. Menos de los esperados unas semanas antes pero infinitamente más de los esperados un año antes. El partido de Albert Rivera se afianza cada día más como alternativa fiable del Partido Popular. Nadie duda de que, ante unas nuevas elecciones en Andalucía, sería cuantioso el trasvase de votos del PP hacia C’ s. Los partidos afines de C’s en Andalucía, UPyD y PA, continúan en hibernación.

Izquierda Unida. Las elecciones del 22-M se caracterizaron por una huída del voto de IU hacia Podemos. IU perdió 160.000 votos y solo consiguió cinco diputados. En las elecciones locales una parte considerable de ese voto ha vuelto a la formación de Antonio Maíllo. Pero hay que tener en cuenta que Podemos no se ha presentado en esas elecciones con su propia marca. IU está haciendo una lectura inteligente de su resultado en las elecciones de Andalucía, a pesar de posturas desconcertantes como las de Julio Anguita o la del mismo Alberto Garzón, que más bien invitan a los simpatizantes izquierdistas a plantar sus nudillos en la puerta de Pablo Iglesias. IU recuperaría algunos de los escaños perdidos el 22-M. Emilio Ruiz.