_______________________________________________________________________________________________

domingo, 22 de marzo de 2015

La conjunción planetaria de esta noche

Una conjunción planetaria sin precedentes, que diría Leire Pajín, se producirá esta noche a eso de las nueve. Por una parte, el Real Madrid y el Barcelona congregarán en torno a la televisión a 1.000 millones de personas ávidas de espectáculo y pasión. Y por otra, los andaluces conoceremos -o no, que a lo mejor eso depende de los pactos- si el próximo inquilino del Palacio de San Telmo será la inquieta Susana Díaz, el sonriente Juanma Moreno, la locuaz Teresa Rodríguez, el confuso Antonio Maíllo o el atónito Juan Marín.

El periplo electoral que hoy se inicia va a resultar cansino. Pero, si es para bien, bienvenido sea. Y para bien significa ver si esta tierra cambia su cariz. La Andalucía proscrita la hemos dejado atrás. Tenemos, ahora, que afrontar los retos de la modernidad. No queremos una Andalucía con una renta per cápita un 25 % inferior a española. Ni una Andalucía con un paro del 34 %. Ni una en la que el 62 % de sus jóvenes estén parados. Ni una Andalucía que represente el 14 % del PIB nacional cuando somos el 18 % de la población. Ni tampoco una Andalucía que, para colmo, castigue a sus ciudadanos con la mayor carga fiscal de España.

Nos tenemos que contener ante el catastrofismo de quienes dicen que esta tierra vive anclada en el subdesarrollo. Ante quienes dicen que es baldío el trabajo de estos 33 años. Pero, reconocido y valorado lo conseguido, ahora tenemos que decir que esta Andalucía que tenemos no es la Andalucía que queremos. Otra Andalucía es posible y esa nueva Andalucía debe construirse a partir de esta noche.