_______________________________________________________________________________________________

domingo, 15 de marzo de 2015

El tal Venancio Sánchez Moreno, de Carboneras

Quien dice llamarse Venancio Sánchez Moreno es un madrileño que se trasladó hace dos años a Carboneras en busca de trabajo. Denuncia en una carta enviada a Francisco Rojas, presidente del Comité de Empresa de Endesa, que el alcalde, Salvador Hernández Hernández, y el concejal Felipe Cayuela le ofrecieron un trabajo si ponía su voto a disposición del PP, el partido del concejal, o del Gicar, el partido del alcalde.

No lo aceptó porque “sería indigno para mí quitarme el hambre a costa de otros trabajadores y rendirme ante la corrupción y la desvergüenza de estos fascistas”. La carta se publica en El Faro de Carboneras, un boletín del PSOE local del que es responsable Salvador Hernández Lozano –en la foto-, su secretario general. “El PSOE revela una carta en la que PP y Gicar exigen el voto a cambio de trabajo”, tituló.

Ante tal denuncia, y visto que del tal Venancio Sánchez Moreno nadie tiene referencias en el pueblo, el hombre anda en busca y captura. Nadie da con él y en ningún lugar consta su identidad. Rastreando en archivos mundanos, alguien ha identificado su DNI con el de un ciudadano canario que nació en 1906, por lo que se cree que no sea este anciano de 109 años, si es que vive, quien tenga tanto desespero por incorporarse al mundo laboral.

“Esto es una fechoría”, cree el concejal Felipe Cayuela. El secretario general del PSOE de Carboneras, Salvador Hernández Lozano, algo debe de decir. Si le han metido un gol, que lo diga. Y si el gol han querido meterlo ellos, entonces… entonces lo mejor es hacer mutis por el foro y dimitir. Emilio Ruiz.