_______________________________________________________________________________________________

jueves, 5 de febrero de 2015

La semana de las inauguraciones

La decisión de Susana Díaz de convocar elecciones autonómicas en Andalucía para el próximo 22 de marzo ha trastocado la agenda de inauguraciones de muchos alcaldes. La duración de los mandatos municipales es siempre de cuatro años, al contrario de lo que sucede con los mandatos de los gobiernos autonómicos y estatal, que pueden ser acortados según la voluntad de sus presidentes.

Cuatro años dan para mucho, pero se está convirtiendo en una práctica habitual de la mayoría de los alcaldes electos programar sus mandatos cuatrienales con las siguientes pautas: el primer año, para recuperarse del esfuerzo inversor de la anterior Corporación; el segundo, de elaboración de proyectos y búsqueda de financiación; el tercero, de ejecución de los proyectos de obras y servicios, y el cuarto, y siempre antes de los comicios, plan de inauguraciones.

El abuso en la celebración de actos institucionales previos a las elecciones con carácter puramente propagandístico obligó al Parlamento a modificar la Ley Electoral General para establecer su prohibición. Ahora, están prohibidos este tipo de actos desde el día que se convocan unas elecciones hasta el día siguiente a su celebración. Las dos próximas elecciones que tenemos a las vista son las autonómicas y las locales.

Las elecciones de Andalucía se convocaron el pasado 26 de enero y se celebrarán el 22 de marzo. Las elecciones locales se convocarán el 30 de marzo y se celebrarán el 24 de mayo. Con este calendario electoral los alcaldes solamente podrán disponer de ocho días, los que transcurren entre el 23 y el 30 de marzo, para dar rienda suelta a su agenda de inauguraciones.

Fuera de ese periodo se prohíbe cualquier acto “organizado o financiado (…) que contenga alusiones a las realizaciones o a los logros obtenidos”. Lo que no quiere decir que durante esos ocho días no pueden ponerse en funcionamiento nuevas obras o servicios. Pueden ponerse, pero sin alharacas ni tambores. O sea, sin publicidad.

La mayoría de los 774 alcaldes de Andalucía ya han echado mano del calendario y tienen hechas sus cuentas. De paso, han apremiado a todos los contratistas que para sus Ayuntamientos trabajan que esa obra o servicio que tienen a medio hacer la finalicen, sin demora, antes del 23 de marzo. Porque ese día, precisamente ese día, es cuando comienza la Semana de las Inauguraciones. Ocho días de vértigo. Emilio Ruiz.