_______________________________________________________________________________________________

domingo, 30 de noviembre de 2014

El concejal Rasmussen, culo de mal asiento

Desde que César Martín Cuadrado abandonó la alcaldía de Vera –y eso fue allá por el siglo pasado-, su partido, el PSOE, anda como pollo sin cabeza. En las elecciones locales de 2011 los veratenses le dieron dos concejales, Isabel de Haro y José Manuel Caparrós Rasmussen, que se quedaron en uno después de este último se pasara al grupo de los no adscritos. “No tengo nada contra el PSOE, dimito sólo por discrepancias con la que dirige el partido en Vera”, fue la justificación que dio entonces.

Como parece que al concejal Rasmussen le gusta esto de la política, anduvo poco tiempo huérfano de partido. UPyD le echó el guante y le hizo delegado local. Pues también, ahora, ha dimitido de este cargo. Esta vez, como no tiene una Isabel de Haro que echarse a la boca, puesto que él es su propio jefe local, dice que deja de ser delegado local del partido de Rosa Díez porque “los afiliados de Vera se sienten abandonados y ninguneados por la dirección andaluza de UPyD”. Además, considera injusta la destitución de Francisco Sosa Wagner como portavoz del Parlamento Europeo. “Me causa pavor el espectáculo de descalificaciones a los que se vio sometido”, asegura.

No sé si José Manuel Caparrós Rasmussen quiere dedicarse a la política. Si así fuera, tal vez tendría que saber que en política los postulados personales muchas veces deben ser sacrificados en beneficio de los postulados colectivos. Si no acepta eso, no habrá partido que se adapte a sus exigencias. Excepto si él mismo se convierte en partido, que cosas más extrañas hemos visto. Emilio Ruiz.

sábado, 29 de noviembre de 2014

La difusión de la prensa provincial cae a mínimos históricos

Mes negro para la difusión de la prensa provincial. Se conocen ya los datos de la OJD (Oficina de Justificación de la Difusión) referidos a la difusión de los periódicos provinciales el pasado mes de octubre, y el resultado no puede ser más negativo. Diario de Almería, el más joven de los periódicos provinciales, ha roto por primera vez en su vida la barrera sicológica de los 2.000 ejemplares. La OJD le otorga en el mes de octubre de 2014 una difusión de 1.980 ejemplares

El pasado mes de septiembre, el periódico del Grupo Joly tuvo una difusión de 2.122 ejemplares. En agosto la difusión fue de 2.518 ejemplares.

La Voz de Almería, por su parte, se acerca a la peligrosa barrera sicológica de los cinco millares de ejemplares. En concreto, el pasado mes de octubre la Oficina de Justificación de la Difusión le otorga una difusión de 5.325 ejemplares. Recordemos que el pasado mes de septiembre el periódico que dirige Pedro Manuel de la Cruz tuvo una difusión de 5.512 ejemplares, mientras un mes antes la difusión fue de 6.295 ejemplares.

Ideal, como suele ser habitual, no ofrece datos provinciales. El último dato proporcionado por la editora de Ideal referido a la edición de Almería se remonta al periodo julio 2013 / junio 2014, cuando alcanzó una media de difusión de 2.396 ejemplares. No hemos podido conseguir información de los últimos datos del periódico de Vocento referidos a la edición de Almería. En cuanto a la suma de todas las ediciones del periódico, durante el pasado mes de octubre tuvo una difusión de 20.492 ejemplares. En el mes de septiembre su difusión fue de 21.083 ejemplares y en agosto alcanzó los 21.170 ejemplares.

Los periódicos andaluces uno a uno. Ofrecemos a continuación los datos de difusión de todos los periódicos de Andalucía según la Oficina de Justificación de la Difusión. Se insertan en primer término los datos de difusión del mes de octubre de 2014 y, entre paréntesis y sucesivamente, los datos correspondientes a los meses de septiembre, agosto, junio, mayo, abril y enero de 2014 a efecto de observar la evolución de la difusión.

Córdoba, 8.450 (8.013, 8.526, 8.917, 8.761, 8.376, 8.670)
Diario de Almería, 1.980 (2.122, 2.518, 2.171, 2.086, 2.146, 2.160)
Diario de Cádiz, 16.413 (16.827, 15.396, 14.222, 14.223, 14.341, 14.303)
Diario de Jerez, 4.540 (4.606, 863 4.689, 4.734, 4.730, 4.808)
Diario de Sevilla, 15.516 (15.925, 14.790, 13.766, 13.714, 13.681, 13.480)
El Correo de Andalucía no proporciona datos a la OJD.
El Día de Córdoba, 1.116 (1.102, 1.102, 1.263, 1.233, 1.244, 1.293)
Europa Sur, 2.366 (2.401, 2.548, 2.433, 2.447, 2.451, 2.526)
Granada Hoy, 2.344 (2.382, 2.446, 2.526, 2.524, 2.654, 2.848)
Huelva Información, 4.959 (5.314, 6.106, 5.412, 5.204, 5.237, 5.107)
Ideal, 20.492 (21.083, 21.170, 21.120, 21.118, 21.281, 21.740)
Jaén, 4.177 (4.106, 4.361, 4.358, 4.476, 4.532, 4.432)
La Opinión de Málaga, 2.754 (2.770, 2.517, 3.000, 3.136, 3.522, 3.028)
La Voz de Almería, 5.325 (5.512, 6.295, 5.770, 5.628, 5.723, 5.483)
Málaga Hoy, 6.519 (7.042, 8.414, 7.368, 7.495, 7.503, 6.846)
Sur, 18.283 (18.162, 18.519, 18.533, 19.140, 20.492, 19.254).

La tirada de Diario de Almería fue de 2.737 ejemplares (3.136, el mes anterior), por lo que el 27 por ciento de la misma fue devuelta o no comercializada. La tirada de La Voz de Almería fue de 6.010 ejemplares (6.366 el mes anterior), con una devolución del 11 por ciento. La de Ideal fue de 24.662 (26.465 ejemplares en septiembre) con una devolución del 17 por ciento. Emilio Ruiz.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Delia, la ‘pediatra’ que todos los niños querían

La noticia de que Delia, la pediatra –ahora, presunta pediatra- que durante varios años ha asistido a los niños del Levante almeriense desde el Centro de Salud de Vera, ni siquiera tiene el título de licenciada en Medicina ha sido una sorpresa para todos los que la conocíamos. Es ésta la segunda vez que me encuentro de cerca con profesionales sanitarios que carecen de la cualificación adecuada. Hace varias décadas, en mi pueblo, Los Gallardos, ejerció como titular de la plaza de ATS un buscavidas que había falsificado el título mientras guardaba prisión en El Acebuche por hurto y otras diabluras. Un día se presentaron en el pueblo dos coches de la policía nacional y se lo llevaron esposado. A partir de ese momento todos los vecinos entendimos por qué, cada vez que el falso practicante tenía que poner una inyección en vena, hacía salir a los familiares de la habitación del enfermo. No sabía ponerla y no la ponía. Las otras inyecciones, las intramusculares, no las ponía mal y de hecho a mí me inyectó para curarme alguna que otra gripe.

El caso de Delia es distinto. Delia cumplía con todos los parámetros de lo que se puede considerar como una buena profesional. Basta con preguntarles a las madres de los niños que atendía. Era atenta, laboriosa, cariñosa y casi siempre acertaba en sus diagnósticos. Ahora, tras saber lo ocurrido, comprendemos mejor por qué con tanta frecuencia derivaba hacia el hospital de Huércal-Overa a niños con síntomas aparentemente leves. Lo hacía por prudencia y responsabilidad.

No es mi deseo, con estas líneas, justificar o aliviar lo que parece un hecho delictivo. Nada más lejos de la realidad. Si se confirma lo que se dice, o sea, que tiene un título falso de licenciada en Medicina, Delia debe soportar las consecuencias de la aplicación de una ley que en estos casos es suficientemente rigurosa. Debe soportar eso, que no es poco, pero nada más. Sobran el ensañamiento, la ofuscación y el escarnio.

No sé, aún hoy día, qué ha podido pasar. Delia es joven e inteligente y tiene toda una vida por delante. La sociedad tiene todo el derecho a resarcirse por los daños que podía haber causado y que afortunadamente no ha causado. Me sitúo el primero en la lista para exigirlo. Pero inmediatamente también vengo a sostener que todo el mundo tiene el derecho al perdón.

No realizo un juego de palabras cuando afirmo que Delia ha sido responsable dentro de su irresponsabilidad. No le exijamos, pues, más de lo que en justicia le debamos exigir. Emilio Ruiz.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Más demoliciones de viviendas, no, por favor

Se repite la historia: Peter y Margaret Hegarty (en la foto) y Frank y Janet Doel son dos matrimonios británicos que confiaron su dinero en la seguridad jurídica y administrativa española. Qué ilusos. Gastaron sus ahorros, 210.000 euros cada pareja, en comprarse dos casas en Las Terreras de Cantoria en las que pensaban pasar los últimos años de sus vidas. Una retroexcavadora de la Junta de Andalucía ha dado al traste con sus sueños. "Estamos asistiendo al entierro de las inversiones extranjeras en esta comarca, en la provincia y en Andalucía", se lamenta el abogado de la Asociación Abusos Urbanísticos Almanzora-No, Gerardo Vázquez. "La aplicación de la ley debería ser conforme a la realidad social", cree el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Almanzora, Antonio Ramón Salas. El alcalde de Cantoria, Gaspar Masegosa, considera que "la justicia debe ser igual para todos, pero no lo es".

La presidenta Susana Díaz dijo en su última visita a la comarca que no habrá más demoliciones. El secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, que “pondrá encima de la mesa soluciones” que eviten nuevas demoliciones. Y hace unos días, en las páginas de este periódico, el juez decano de Almería y titular del Juzgado de lo Penal número 1, Luis Columna, mandaba un mensaje de tranquilidad a la vez que aseguraba que “los jueces de Almería no estamos por la labor de ordenar nuevas demoliciones de casas”, excepto en los casos en los que ocuparan terrenos de especial protección. Palabras. Solo palabras. Emilio Ruiz.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Juan Pablo Yakubiuk no premia a los banqueros

Ayer, sábado, se celebró en el Teatro Municipal de Huércal-Overa el Día de la Provincia. Fueron distinguidos con la Medalla de Oro provincial el fundador de Cajamar, Juan del Águila Molina; la actriz Nerea Camacho, la asociación A toda Vela y el deportista Carlos Tejada.

Habitualmente, las personas e instituciones propuestas para recibir este tipo de galardones suelen contar con el apoyo de todos los grupos políticos. No ha sido el caso. Izquierda Unida, a través de su portavoz, el diputado Juan Pablo Yakubiuk, ha decidido abstenerse en el galardón concedido a quien ahora es presidente de la Fundación Cajamar.

Juan del Águila tiene en su haber la Medalla de Andalucía y la Medalla de Oro de Almería. Pero ninguna de las dos tiene tanto valor como el reconocimiento, admiración y cariño que la sociedad almeriense le concede cada día. Este galardón que ayer recibió no hace más que ratificar el aprecio que los almerienses tienen a quien ha sido y es un modelo de emprendedor precisamente en una tierra donde los emprendedores son más bien escasos.

El diputado Juan Pablo Yakubiuk no ha estado muy acertado a la hora de justificar su voto. Dice que “no es el momento de darle ninguna medalla a un banquero” y que “una banca merecería recibir esa medalla de oro si fuese una banca 100% pública y estuviese libre de ejecutar desahucios y sin comisiones abusivas”. Una persona tan inteligente y con tantos recursos dialécticos como él debería haberse esforzado algo más para encontrar razones más convincentes y menos demagógicas. Emilio Ruiz.

domingo, 9 de noviembre de 2014

María José Aliaga, víctima de una putada

Putada: “Acción malintencionada que perjudica a alguien”, dice el aún calentito diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Pues es precisamente eso, una putada, lo que le han hecho a María José Aliaga, la secretaria general del PSOE de Zurgena. Alguien con muy mal gusto ha colocado un anuncio, en su nombre, en milanuncios.com ofreciendo sus favores sexuales.

El hecho ocurrió hace un año, pero la interesada ha querido darle publicidad ahora, cuando el juicio se acerca. “Un día –ha explicado- empecé a recibir llamadas y mensajes. Me preguntaban qué buscaba yo y si podíamos vernos. Al mostrar mi extrañeza, una de las personas me dijo que había visto mi anuncio en una página de contactos”.

El anuncio duró el tiempo que María José tuvo de acudir a la Guardia Civil. Unas pocas horas que dieron para una docena de intentos de ligue. Pero, ¿quién puso aquel desagradable anuncio? “Hay una persona identificada que lo contrató, no es de Zurgena, pero creo que le hizo un favor a alguien”, cuenta.

María José anda con la mosca tras la oreja. Ve intereses políticos. El anuncio se publicó a los pocos días de negarse a firmar una moción de censura contra el alcalde del PP Francisco Ramos que terminó llevando a la alcaldía al que hasta entonces fue concejal socialista Luis Díaz tras pactar con el andalucista Cándido Trabalón.

El juicio está pendiente de señalamiento, pero María José Aliaga está convencida de que “esto parte de alguien de mi entorno político dentro del Ayuntamiento, y quien ha hecho el favorcillo acabará confesando”. Feo asunto, pues. Emilio Ruiz.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Rocío Herrera, sangre almeriense y navarra

Rocío Herrera es hija de Carlos Herrera y Mariló Montero. Lleva, pues, en sus venas sangre almeriense y navarra. Buen cóctel: la templanza mediterránea con la sobriedad del norte. La muchacha –como diría su padre- tiene 20 años, vive en Madrid con su madre –la pareja se separó en 2011- y estudia Administración y Dirección de Empresas en la Universidad CEU San Pablo.

Dotada de una belleza despampanante, acorde con los genes heredados, al menos por parte de madre –y suponemos que también por parte de padre-, Rocío ya ha hecho sus primeros pinitos como actriz en un videoclip del Dj Julien Leik, hijo del fallecido periodista Julián Lago, aquél que inventó la famosa frase de “No me responda ahora, hágalo después de la publicidad”.

La joven Rocío pretende adentrarse en el mundo de la moda. La firma de ropa Biombo 13, de Laura Corsini, acaba de ficharla como su imagen publicitaria. "Queríamos rasgos muy españoles, una mirada penetrante y una sonrisa preciosa, y por mucho que buscamos no dábamos con ella”, explica, hasta que “recogimos a una niña espectacular la noche anterior a la campaña en la estación de Torrelavega, con una gracia andaluza tremenda, una dulzura radiante y unas ganas locas de trabajar".

Estos días, Rocío ha hecho uso de su condición de buena hija para partirse la cara por su madre, autora últimamente de preguntas y comentarios poco agraciados. “Ya está bien de tantas criticas bestiales. Han llegado a un límite muy extremo. Nadie es perfecto. Basta ya de tanto linchar”, ha escrito. Emilio Ruiz.