_______________________________________________________________________________________________

miércoles, 8 de octubre de 2014

Cajamar aprueba el examen del BCE

A finales de este mes de octubre el Banco Central Europeo (BCE) va a hacer públicos los resultados de los exámenes a los que ha sometido a los quince grupos bancarios españoles con activos superiores a 30.000 millones de euros. Son éstos Abanca, Banco Santander, Bankia, Bankinter, BBVA, BMN, Caixabank, Cajamar, Catalunya Banc, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank, Popular, Sabadell y Unicaja. El resto de entidades españolas quedan fuera del mecanismo único de supervisión a nivel comunitario.

Las pruebas a las que se han sometido a estos quince banco españoles y a otros 109 europeos no pretenden otro objetivo que reforzar el sistema bancario a partir de la foto real obtenida y ante posibles situaciones adversas. En definitiva, los test buscan detectar carencias de capital para poner soluciones a tiempo y ganar confianza en todas las entidades de la zona euro. Son, en definitiva, una dura prueba para los bancos pero a su vez una garantía para los accionistas y clientes.

Unos días antes de hacerse públicos los resultados, concretamente el día 24, las entidades examinadas ya los tendrán en su poder. Los quince grupos han superado el examen del supervisor, algunos con muy buena nota y otros no sin cierta dificultad. Entre éstos últimos están Popular, Sabadell, Liberbank y Cajamar, que en 2014 han tenido que tomar ciertas medidas -ampliaciones de capital, venta de activos, emisión de bonos convertibles...- para mejorar su balance a 31 de diciembre de 2013, que es el que el BCE ha tomado como referencia.

Recordemos que desde hace unos meses Cajamar consolida balance, junto a una treintena de pequeñas cajas rurales españolas, en el Banco de Crédito Social Cooperativo (BCSC). El propósito inicial de la entidad almeriense con vistas a los test de estrés del supervisor europeo era realizar una recapitalización de su nuevo banco por un importe de alrededor de 300 millones de euros.

Los fondos de inversión internacionales aún ven mucha incertidumbre en la banca europea, sobre todo en las entidades medianas y pequeñas y más aún tras conocerse la situación del portugués Banco Espírito Santo. Por esa razón el banco de Cajamar no ha podido cumplir su ampliación de capital, que, por otra parte, no ha sido necesaria para superar los exámenes del BCE.

Según informes elaborados por los expertos de Deutsche Bank, sólo tres bancos europeos suspenderán los test de estrés. El italiano MPS (Banca Monte dei Paschi di Siena) necesitará cubrir un déficit de unos 2.000 millones de euros, mientras que las entidades griegas Piraeus y Eurobank requerirán 495 y 167 millones, respectivamente. Emilio Ruiz.