_______________________________________________________________________________________________

domingo, 28 de septiembre de 2014

Estamos todos y sabemos lo que queremos

Una vez que el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Almería, Joaquín Jiménez, se ha retirado de la carrera de primarias en favor del senador Juan Carlos Pérez Navas, se puede decir que ya está completo el catálogo de candidatos a presidir el principal municipio de la provincia. Algún día nos explicarán los socialistas almerienses cómo ponen tanto entusiasmo en promover primarias para, de inmediato, poner idéntico fervor en evitarlas. Pero esa es otra cuestión.

El Partido Popular, que gobierna las ocho capitales de Andalucía, suspira por mantener el ‘status quo’ actual, y para ello ha ratificado las candidaturas de sus ocho alcaldes. El nuestro, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, se encuentra cómodo en su doble papel de alcalde y senador. Y cuando uno está cómodo, ya se sabe: lo mejor es quedarse así. El tercero en discordia con representación municipal, Rafael Esteban, no niega a nadie de IU que su deseo es el de repetir. Pero su nominación depende de posibles pactos preelectorales. Las primarias, si finalmente hay, las tiene ganadas.

Entre los partidos sin representación municipal y con posibilidades de tenerla, Laura Rodríguez-Carretero se ha ganado por méritos propios la cabeza de la candidatura de UPyD. Será concejal si se cumplen los sondeos. Lucía Ayala, la representante de Podemos en Almería, también se veía en la casa consistorial, pero parece que a su partido, o lo que Podemos sea, le ha entrado el canguelo y no va a presentar candidaturas. Miguel Cazorla fue concejal con Juan Megino y ahora aspira a serlo con Ciudadanos. Y a Carmen María González el PA la nominó candidata con tanta antelación como pocas posibilidades de salir. Emilio Ruiz.