_______________________________________________________________________________________________

domingo, 31 de agosto de 2014

Los nervios del PSOE de Carboneras

Los socialistas de Carboneras tienen motivos para estar cabreados. El Algarrobico era su obra emblemática con Cristóbal Fernández en la alcaldía. Se quedaron a unos meses de cortar la cinta inaugural. Pero se les cruzó por el camino la persona a la que José Luis Rodríguez Zapatero hizo la encomienda del Medio Ambiente, Cristina Narbona, que delegó, de facto, la gestión ministerial en los ecologistas de Greenpeace.

Cristóbal Fernández fue el candidato a alcalde más votado. Un pacto PP-Gícar situó en la alcaldía a Salvador Hernández. Fernández dimitió de concejal y dejó la voz socialista en el consistorio a su sobrino José Luis Amérigo, que se ha tomado el asunto como algo  personal.

El Algarrobico está condenado. El PSOE de Carboneras no lo quiere ver. Cree que la razón le ampara. Da igual. Es una batalla librada. Y perdida. Una de las últimas decisiones de los socialistas locales roza el esperpento: quieren que el Ayuntamiento denuncie a los “ciudadanos, administración o asociación que perjudiquen con sus acciones la marca Carboneras”. Vaya, todos a la cárcel, que diría Berlanga.

Francisco Conejo, secretario de Política Institucional del PSOE, ha recordado a sus correligionarios carboneros que el fin del hotel está en el derribo. Y Susana Díaz, que es una ejemplo de especulación urbanística, y, como tal, caput. José Luis Sánchez Teruel tampoco se ha callado: “Es un símbolo conocido en todo el mundo de la destrucción generada por la especulación urbanística, y como tal símbolo tiene que desaparecer”. ¡Pues cómo hay que decírselo, pues! Emilio Ruiz.

domingo, 24 de agosto de 2014

La modificación de la Ley Electoral para las Municipales

El Gobierno quiere cambiar la Ley Electoral. Dice que es para democratizar la elección de alcaldes. La oposición manifiesta todo lo contrario: que es para perpetuar en el poder a los actuales alcaldes del PP. En Almería, también en este caso, los efectos deseados irían contra corriente.

Si en las pasadas elecciones municipales hubiera estado vigente la ley que pretende aprobar Mariano Rajoy, el alcalde de Carboneras no sería Salvador Hernández (Gícar), sino que seguiría siendo Cristóbal Fernández (PSOE), pues su candidatura fue la más votada. Tampoco sería alcaldesa de Pechina Mari Ángeles Morales (PP), sino Sonia Ferrer Tesoro (PSOE), la delegada del Gobierno andaluz.

Miguel Martínez Carlón (PP) tampoco sería alcalde de Vélez-Rubio, sino Isabel Navarro (PSOE). Leonor Membrive (PSOE) seguiría siendo alcaldesa de Gérgal, y no Miguel Guijarro (PP). En Zurgena Cándido Trabalón (PA) seguiría de alcalde, y en Líjar lo sería Juan Amorós (PSOE) y no José Antonio Crisol (PP). En Uleila del Campo seguiría de alcaldesa Águeda Cayuela (PSOE) y no sería el independiente Juan José Fuentes.

O sea, que en Almería el PP, con la nueva ley, saldría trasquilado y el PSOE, beneficiado. Creo que, efectivamente, debe cambiarse la Ley Electoral. Pero de forma radical, no solo la parte que afecta a los comicios locales. Hay que evitar la “dictadura de las minorías”, no sólo para elegir alcalde, sino también en los parlamentos nacional y regionales. Pero estos temas tan sensibles hay que aprobarlos por consenso. O, al menos, con el máximo consenso. Emilio Ruiz.

sábado, 23 de agosto de 2014

El artículo de 'Vanitatis' sobre David Bisbal y Eugenia Suarez

David Bisbal es hoy uno de los españoles relacionados con el mundo del espectáculo que más interés despierta en los medios de comunicación no solos nacionales, sino también en todos los países de habla hispana. Lo que mucha gente pensaba que iba a ser “flor de un día”, un producto efímero de un exitoso programa televisivo, no es sino uno de los intérpretes más cotizados en España e Hispanoamérica. A su reconocida calidad artística, David une un saber estar muy cercano, espontáneo y sincero, que le hace ganarse pronto la simpatía y complicidad de la gente. Programa de televisión al que acude, programa de televisión que rompe barreras de “share”, como muy bien saben Pablo Motos o María Teresa Campos, por ejemplo.

Esta situación de crisis que vive nuestro país afecta a todos los sectores por igual. En el mundo del espectáculo, los cachés se han reducido considerablemente y el número de galas aún más. Es frecuente ver cómo cantantes profesionales tienen que adoptar alternativas laborales como presentadores de programas de televisión o animadores de los más variados actos sociales. No es el caso de David. Allí donde va el éxito le acompaña. Y el cartel de “No hay entradas”, a él le sigue permanentemente.



David cuida de forma muy especial las relaciones con los medios de comunicación. La sencillez con la que ha enraizado su vida la ha querido trasladar a las relaciones con los profesionales de la información. En general, esta actitud es valorada positivamente y reconocida por casi todos. Pero también existen quienes le hacen una persecución cruel. Como ya no pueden cuestionar sus cualidades artísticas, buscan qué otras debilidades personales –reales o inventadas- pueden denunciar.

Pareja de jóvenes con el traje típico
de Almería. La Familia Bisbal no
hubiera puesto objeción alguna si
Eugenia hubiera vestido así, según
Vanitatis
A mediados de agosto David dio dos conciertos, uno en Vera y otro en Gandía. En el primero, un pueblo de 15.000 habitantes, congregó a más de 5.000 espectadores. En el segundo agotó las entradas un par de días antes para reunir a 10.000 personas. En Vera se vio arropado por su familia, incluida su hija Ella, y su novia, Eugenia Suárez. Ésta, en una fugaz y discreta visita a nuestro país, también le siguió en Gandía.

Algunos medios de comunicación amarillistas no han dedicado ni una sola línea a destacar el éxito artístico del cantante en ambos conciertos. No les importa, y, es más, da la impresión de que hasta les molesta. Han dedicado todo su tiempo y todo su espacio a inventarse historias absurdas relacionadas con la visita de Eugenia, y, de paso, denigrar a la propia familia del cantante y a los almerienses, sus paisanos.

La palma de la mano se la ha llevado un tal P. Eboli –que, como suele ser habitual en estos casos de podredumbre periodística, es un seudónimo-, que en ‘Vanitatis’, el suplemento rosa del portal digital ‘El Confidencial’, se ha ensañado no solo con el entorno del cantante, sino, por extensión, con el entorno más amplio que le rodea.

“Los Bisbal Ferre son gente de provincias”, empieza diciendo el tal Eboli, recuperando en plena era de la globalidad un término decimonónico que se asociaba con provinciano, o sea, con lo que se define como “poco elegante y refinado”. “¡Pero hombre, si en Almería, ya tenemos también tele, y hasta en color!”, le ha recordado sarcásticamente una paisana del cantante.

“Desde que se hizo popular, la familia ha mirado con cierto recelo a todas y cada una de las parejas de la gallina de los huevos de oro de su familia”. O sea, que para Eboli, David ni siquiera es un ser humano, ¡es una gallina ponedora! “Su nueva conquista, la actriz y cantante Eugenia Suarez, no es una excepción, y de momento “no ha salido muy bien parada”, declaran a Vanitatis fuentes de toda solvencia cercanas al entorno del artista”. ¿Cercanas al entorno del artista? ¿Y os habéis desplazado “a provincias” a hablar con ellos? ¡Qué humildad! ¡Habednos avisado, hombres!

La China y la familia de su chico no han congeniado demasiado”. ¿Lo sabrá Eboli, que ha compartido mesa y mantel con la familia? “Lo que más ha chocado al clan -¡toma leña, Bisbal, una gallina ponedora, y su familia, un clan!- es “lo intensa que es demostrando sus sentimientos”.  Hombre, claro, es que eso molesta a cualquiera. Los sentimientos hay que demostrarlos, pero sin intensidad, pausadamente, como a hurtadilllas… En estos tiene razón Eboli. Qué fantoche.

David y Eugenia, en Vera
(Foto: Hola.com)
“Tampoco les ha entusiasmado… su estilo a la hora de vestir”. Lógico, Eboli, si era un escándalo. Aquí, no es que a nuestras mozas les pidamos que llevan burka, pero el traje de refajones, que no se lo quiten ni para dormir. Además, por si no te diste cuenta, Eboli, te voy a decir un secreto: ¡llevaba la joía el pantalón roto por la rodilla! Que se lo digo yo, que la vi.

En fin, un artículo vergonzoso, indignante, repugnante. Impropio de un medio medianamente serio. Un artículo de pura invención con ánimo de polemizar aún a costa de hacer daño incluso a personas ajenas. Yo sé que es infructuosa cualquier petición que haga en el sentido de que el artículo sea retirado de la publicación. Estos pijos o pijas nunca reconocen un error. Ni tienen humildad. Tienen, eso sí, mucha maldad y mucha soberbia. Pero también, en el fondo, mucha frustración. No dejan de ser pobre gente que se cree que el mundo empieza en su ombligo y termina en su espalda.

No sé si he dicho antes que por gente así siento rabia e indignación. Si lo he dicho, rectifico. Siento pena. Pena provinciana, de provincias, pero auténtica pena. Y, por cierto, del autor o autora del artículo de “La Voz Libre” que ha hecho del artículo de Eboli un “corta y pega”, no siento pena. Es asombro. El tal Eboli por lo menos ha empleado la imaginación. Vosotros, el descaro. Emilio Ruiz.

jueves, 21 de agosto de 2014

El poncho de Clint Eastwood

De las cinco películas que Sergio Leone ha dirigido en Almería, las dos últimas, Agáchate, maldito (1971) y Hasta que llegó su hora (1968), fueron las que utilizaron los mejores medios técnicos, dieron protagonismo a los actores más cotizados y, como consecuencia de ello, tuvieron los mayores presupuestos. Pero ninguna de las dos ha llegado a alcanzar la popularidad de las tres primeras, las que conforman la Trilogía del dólar: Por un puñado de dólares (1964), La muerte tenía un precio (1965), y El bueno, el feo y el malo (1966).

El éxito de la Trilogía radica en la suma de una larga serie de componentes que aisladamente hubieran pasado inadvertidos. Es muy difícil detallar todos ellos, pero siempre hay que considerar la destreza de Sergio Leone para elevar de categoría los planos cortos, la banda sonora de Ennio Morricone, repleta de atonalidades, silbidos, campanas, arpas de boca y coros sin texto, y la presencia de Clint Eastwood, El hombre sin nombre –en ninguna de las tres películas se le llega a nombrar-, un actor norteamericano de medio pelo que, desde 1959, se buscaba la vida rodando aburridos seriales de vaqueros trashumantes. “No conozco Italia, ni Alemania, ni España. No conozco ninguno de los países que producen la película, así que lo peor que puedo sacar de esto es un viaje agradable”, dijo el actor tras aceptar  el papel.

Clint Eastwood
Clint Eastwood no se entiende sin Almería, como reconocen sus biógrafos, pero el spaguetti western o eurowestern tampoco se entendería sin Clint Eastwood. ¿Qué proporcionó de nuevo este actor a un género, el western, que estaba ya en plena decadencia? El personaje de El hombre sin nombre se ha convertido en un icono. Se trata de un hombre duro, sin escrúpulos, sin sentimientos, cínico, solitario y únicamente movido por el dinero. Un hombre de pocas palabras, con fría mirada, dispuesto a matar a sangre fría.

A sus personales rasgos faciales y su estilizada figura, Clint Eastwood unió al personaje un purito en la comisura de los labios, un sombrero de ala ancha y un poncho raído que le dotaban de una identidad peculiar que no deja a nadie indiferente. Para crearse esa identidad no necesitó matar indios, porque en la Trilogía no hay indios, ni hacer el amor con señoritas de alterne de saloon, porque tampoco hay mujeres. A Claudia Cardinale la traería después Leone para Hasta que llegó su hora.

Por un puñado de dólares era lo que hoy llamaríamos una película low cost. La productora apenas invirtió 120.000 dólares. Una prueba de la escasez del presupuesto nos la recuerda el mismo Leone cuando cierto día necesitaban utilizar una grúa. Como no la tenían, se la pidieron prestada a Dino de Laurentiis, que también rodaba en Almería. “Solo os la puedo dejar un domingo, pero ya sabéis que en España, por cuestiones religiosas, no se puede trabajar en domingo”. Leone pidió permiso al obispo, al que le hizo ver que eran judíos. El obispo accedió a que trabajaran en domingo y así pudieron utilizar la grúa de De Laurentiis.

El poncho, pieza de
museo
Capítulo aparte en esta historia merece el poncho de Clint Eastwood. Es el mismo en las tres películas y nunca llegó a lavarse. Mide 203 x 99 cm. Existen unos bocetos de Carlo Simi, responsable del vestuario, sobre su diseño. Pero cada vez más se acepta la idea de que esos bocetos se hicieron a posteriori. Clint Eastwood dice que el poncho era suyo, según manifiesta en una entrevista para el libro Sergio Leone. Algo que ver con la muerte, de Christopher Frayling: “Fui a un lugar donde vendían ropa en Santa Mónica Boulevard y simplemente compré esa ropa y me la traje a Italia”. Se refiere no sólo al poncho, sino también al chaleco, los vaqueros y el sombrero En otras ocasiones, Eastwood ha manifestado que el poncho lo compró en Roma. O en Madrid, según la ocasión.

Aún hoy día, medio siglo después de estrenarse Por un puñado de dólares, el poncho de Clint Eastwood sigue siendo una prenda muy demandada, principalmente en Estados Unidos, Australia y México. Se confeccionan excelentes réplicas, pero también burdas copias chinas. “El nuestro –manifiestan en Mexican Ponchos- es del color exacto del original, que era verde oliva. Tuvimos la suerte de ver el original en Carmel cuando Clint lo prestó a un restaurante mexicano. Tomamos varias notas. Es 100 % lana y cada uno requiere más de 20 horas de trabajo. Duran toda la vida. Los vendemos a 320 dólares”. Emilio Ruiz.

miércoles, 20 de agosto de 2014

¿Y dices tú que eres o te sientes una buen o un buen almeriense?

Calle Real de Beires
Almeriense puede ser cualquiera. Cualquiera que haya nacido en la provincia de Almería o resida en alguno de sus 102 municipios puede considerarse almeriense. Es almeriense. Pero para ser un almeriense auténtico, con pedigrí, hay que tener una mínima noción del entorno, de lo que se cuece en este paisaje y lo que cuece este paisanaje.

Si quieres saber si eres un mal, regular o buen almeriense, aquí llevas un pequeño examen. Responde la que consideres respuesta adecuada de cada pregunta, y después, valora tú mismo tu examen. Las respuestas correctas están al final. Puedes obtener desde un cero hasta un diez. Acuérdate de cuando estabas en el colegio para saber el valor de 0, el de 10 y el de las otro nueve notas intermedias. Cada respuesta correcta vale medio punto.

Si no tienes pudor para estas cosas, pues incluir un comentario al artículo diciéndonos la nota que has obtenido. Por curiosidad. Y también para saber de qué pie cojeas.

1. ¿Cuál es el municipio con menos habitantes de la provincia?
a. La Mojonera
b. Beires
c. Benitagla
d. Benizalón

2. Las Herrerías es una pedanía de Cuevas del Almanzora. Pero, ¿a qué pueblo pertenece La Herrería?
a. A Turrillas
b. A Sorbas
c. A Mojácar
d. A Pulpí

Javier Verdejo
3. El almeriense Javier Verdejo cayó abatido en la playa de San Miguel por la bala que “se le escapó” a un guardia civil. ¿Qué pretendía escribir Javier sobre una tapia?
a. Pan, trabajo y libertad
b. Amnistía total
c. Por unas playas limpias
d. Más árboles, más agua, más industria

4.- Antonio de Torres era…
a. Un periodista de Canal Sur
b. Un maestro guitarrero
c. Un cantaor flamenco
d. Un pastelero almeriense

5.- Aguadulce es el nombre de un municipio –un municipio, digo- de…
a. Cádiz
b. Sevilla
c. Almería
d. Granada

6.- La Avenida de Pablo Iglesias, en la capital, debe su nombre a…
a. Pablo Iglesias, líder de Podemos
b. Pablo Iglesias, histórico dirigente socialista
c. Pablo Iglesias, que fue alcalde socialista de Alcóntar
d. Pablo Iglesias, poeta almeriense

7.- El alcalde de Almería surgido tras las elecciones de 1979 se llama…
a. Santiago Martínez
b. Fausto Romero
c. Rafael Monterreal
d. Juan Megino

Ayuntamiento de Vícar
8.- Las Tres Villas es el municipio que surge de la fusión de otros tres, que son:
a. Vícar, La Puebla y La Mojonera
b. Vélez-Blanco, Vélez-Rubio y María
c. Escúllar, Doña María y Ocaña
d. Líjar, Chercos y Albanchez

9.- Federico García Lorca…
a. Estudió en Almería
b. Murió en Almería
c. Se refugió en Almería durante la Guerra Civil
d. Se casó en Almería

10.- Cuando Almería era Almería, ¿qué era Granada?
a. Su abadía
b. Su alquería
c. Su aparcería
d. Su capitanía

11.- El almeriense Nicolás Salmerón fue presidente de la 1ª República. Salmerón era natural de...
a. Almería capital
b. Fiñana
c. Canjáyar
d. Alhama de Almería

12.- El Indalo, conocido tótem almeriense, apareció en...
a. Mojácar
b. Carboneras
c. Vélez-Blanco
d. Abla

13.- De las películas rodadas en Almería, una de las más populares es 'El bueno, el feo y el malo'. En este película Clint Eastwood desempeña el papel de...
a. El bueno
b. El feo
c. El malo.
d. El sheriff

14.- Dice le leyenda popular que la calle Paco Aquino debe su nombre a una pareja de novios que, al intentar él besar a ella, ésta se opuso diciéndole: "Paco, aquí no". No es cierto. Paco Aquino es un reconocido...
a. Pintor
b. Arquitecto
c. Político
d. Poeta

15.- 'La degollación de los inocentes' es el título de un famoso cuadro del pintor almeriense...
a. Cantón Checa
b. Ginés Parra
c. Capileto
d. Jesús de Perceval

16.- Carmen Crespo, delegada del Gobierno en Andalucía, fue anteriormente alcaldesa de un pueblo almeriense. ¿De cuál?
a. De Berja
b. De Dalías
c. De Adra
d. De Antas
Carmen Crespo

17.- El Premio Planeta de Literatura es el más importante que se otorga en España, económicamente hablando. Sólo un almeriense lo ha conseguido. ¿Quién es?
a. Francisco Villaespesa
b. Antonio Prieto
c. El Padre Tapia
d. Julio Alfredo Egea

18.- El Pastorcito de Pulpí (Emilio Zurano Muñoz), además de pastor, fue un reconocido...
a. Militar
b. Marino
c. Deportista
d. Escritor

19.- Es considerable el volumen anual de exportación de productos hortofrutícolas almerienses. Pero, si cuantificamos esto, ¿de cuánto dinero estamos hablando?
a. De 2 millones de euros
b. De 20 millones de euros
c. De 200 millones de euros
d. De 2.000 millones de euros

20.- La autopista Cartagena-Vera empieza (o termina, según seas vea) en Cartagena y termina (o empieza, según se vea) en...
a. Cuevas del Almanzora
b. Vera
c. Antas
d. Los Gallardos

Respuestas correctas: 1c, 2b, 3ª, 4b, 5b, 6b, 7ª, 8c, 9ª, 10b, 11d, 12c, 13a, 14d, 15d, 16c, 17b, 18d,  19d,  20c. Para ser considerado almeriense, sin más, debes tener como mínimo once aciertos. Con 10 estás aprobado por los pelos. Con menos, suspenso. Y a partir de 10, cuantos más puntos, mejor almeriense puedes sentirte. Emilio Ruiz.

lunes, 18 de agosto de 2014

San Lúcar de Barrameda ante el estropicio de los becarios

Las páginas de los periódicos, en estos días de asueto, se llenan de artículos enlatados, intemporales, intrascendentes, sosos, de ésos que lo mismo valen para un roto que para un descosido, y son los becarios y recién licenciados quienes toman las riendas del medio. Una oportunidad para el que empieza a foguearse en la profesión, pero un riesgo para el que se va, si no deja a algún medio espabilado al mando del pelotón.

Es frecuente encontrarse en los medios provinciales, en este mes de ausencias y presencias –de los veteranos, unos, y de los inexpertos, otros, se entiende- con bastantes gazapos periodísticos. Escribir Viátor, en vez de Viator, o Albánchez, en vez de Albanchez, es ya casi aceptable por reiterativo. Incluso llamar Verja al recóndito pueblo de la Alpujarra almeriense o Védar al del Levante. Confundir o no distinguir entre Huércal-Overa y Huércal de Almería es un clásico -"Hoy habrá corte de agua en Huércal", titulada días atrás un diario provincial-, lo mismo que Vélez-Rubio y Vélez-Blanco, o a Cuevas del Almanzora llamarle Cuevas de Almanzora o a Armuña de Almanzora llamarle Armuña del Almanzora. Pero esto, en fin, son errores casi tolerables.

Días atrás criticábamos cómo al diario ‘Ideal’ se le había pasado de largo que la actriz Lauren Bacall rodó una de sus más famosas películas entre Granada y Almería, principalmente en la provincia vecina. Dedicó una página y media a contarnos los más nimios detalles de la vida providada y profesional de la actriz neoyorquina, pero ni olió la actividad artística del personaje en el área territorial de difusión del diario, que no fue intrascendente en su carrera.

Ayer, domingo, los lectores del más importante diario provincial, 'La Voz de Almeria', se toparon con uno de esos gazapos que son muy difíciles de digerir, por torpe que sea el práctico o principiante que lo redactó. En Sanlúcar de Barrameda aún lo ven y no se lo creen.

Como una imagen vale más que mil palabras, vean ustedes mismos la página del periódico. Observe el lector que el/la becario/a de turno ha escrito San Lúcar no una vez o dos, ni tres ni cuatro, sino una 'panzá'. Una 'hartá' que dirían en la misma Sanlúcar. Ocho veces. El nombre correcto, ninguna vez. Obvio, es algo que desconoce.

La página en cuestión
Lo confieso: al principio creía que la almanzoreña población de Lúcar había sido ascendida al trono de la santidad. Y bien que lo merece. Pero no, se trata, efectivamente, de Sanlúcar de Barrameda, provincia de Cádiz.

Hay quien lee artículos como el que suscribe acaba de redactar y no deja de maldecirle por cascarrabias y quisquilloso. Cierto, también. Pero los límites de la tolerancia tampoco tienen por qué ser infinitos. A los alumnos en prácticas es obligatorio asignarle un tutor. Pero casi nunca se hace. Pues mal hecho. Si los 'prácticos' tuvieran un tutor, ese muchacho que ahora mismo hace prácticas en una emisora de radio no cometería tan reiteradamente el error que comete todos los días: se empeña en tutear a sus entrevistados, mientras éstos le responden con un respetuoso "usted".

No sé qué enseñan a estos jóvenes en las facultades de Ciencias de la Información, porque en mi vida he pisado alguna. Pero hay cuestiones que se aprenden sin necesidad de echar mano de los libros de texto. Es cuestión de recurrir al sentido común, cuando no a la simple educación. Emilio Ruiz.

domingo, 17 de agosto de 2014

Eugenia Suárez y Ella Bisbal, en Vera con David

El domingo pasado, en esta misma sección, trasladé a los lectores una primicia que me llegó por casualidad: la actriz y modelo argentina Eugenia Suárez, novia de David Bisbal, acababa de aterrizar en España, a donde venía a pasar unos días con su novio y su hija Ella –pronúnciese El-la, por favor-, y además venía a conocer a la familia de David y, de paso, asistir al recital que el cantante iba a dar el jueves en Vera. Jamás pude imaginar el tirón informativo que tiene esta chica. Toda la prensa argentina  –con ‘La Nación’ y ‘Clarín’ a la cabeza- llevó la noticia a sus páginas. En España no fue menos: desde Antena 3 a TVE, pasando por todos los medios digitales y de papel, el encuentro de David Bisbal y La China’ Suárez ha sido la comidilla de la semana.

No fue, pues, una noticia de farol, como algunos decían. Los 5.000 seguidores de David Bisbal que se dieron cita en El Palmeral de Vera pudieron disfrutar del cantante tanto como la propia actriz, que no paró de cantar y bailar en perfecta sintonía con Ella –“Esta cría”, decía la gente, “con solo cuatro añitos es puro arte”- y con María del Mar Bisbal, la hermana del cantante, que también se le veía con mucha marcha.

La China se proclama fan nº 1 de David Bisbal
Eugenia apagó su Twitter –es asombroso; ¡tiene más de dos millones de seguidores!- el mismo día que tomó el avión para Almería. Quería discreción y vaya si la consiguió. Lo encendió tras el concierto de Vera para piropear a los andaluces –“¡Qué arte la gente andaluza!”- y a su cuñada María del Mar (“¡Sa, sa, sa… ooooole guapa!”), con la que ha congeniado a las mil maravillas.

Po cierto, el recital, de diez. Enhorabuena, Diego Bravo, productor del evento. Y de David, ¿qué decir?: un monstruo. Anoche, en Gandía, otra vez colocó el cartel de “No hay billetes”. Con Eugenia entre el público, mensaje incluido: “Con mucho respeto a tus fans, yo soy tu fans nº 1”. Hoy mismo la actriz argentina parte para su tierra donde le espera una intensa actividad profesional. Emilio Ruiz.

jueves, 14 de agosto de 2014

La despersonalización de la prensa provincial

La crisis de la prensa de papel está haciendo estragos. Es preocupante observar cómo algunos periódicos pierden su personalidad y se dejan llevar por lo que mandan las agencias, o simplemente publican artículos intemporales y de escaso interés o se limitan a hacer un corta y pego o lo que les envían los gabinetes de comunicación que reproducen con faltas de ortografía incluidas...

Una prueba de la despersonalización o de la pérdida de identidad de los periódicos provinciales nos la ha ofrecido hoy el periódicoIdeal, editado por el grupo vasco Vocento. Dedica dos páginas a glosar la trayectoria artística de la actriz Lauren Bacall, fallecida ayer.

Pues bien, no dedica ni una sola línea a la película que Lauren Bacall rodó en Granada y que situó a esta provincia en las carteleras de todo el mundo, La India en llamas, una gran película con unas tremendas escenas en la línea de ferrocarril entre Guadix y Almería.

Claro, que todo tiene su explicación. Veámosla: la información la firma un tal Oskar L. Belategui. Hilen, pues, los hilos: Grupo Correo, nombre y apellido vasco..., en definitiva, que las redacciones de Ideal en Granada y Almería, esta información, ni la han olido. ¡Y viva el periodismo local!

Obviamente, al periódico y al periodista no se les ha olvidado una intrascendente declaración que Lauren Bacall hizo... ¿dónde?... En San Sebastián, claro. Emilio Ruiz.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Lauren Bacall estuvo dos veces en Almería, en 1959 y 1968

Nos ha dejado un mito del cine mundial: Lauren Bacall (Nueva York, 1924-2014). Como otras tantas estrellas del cine, también la norteamericana añadió a la provincia de Almería como lugar de rodaje de algunas de sus películas.

Lauren Bacall era de ascendencia judía. Pocos saben que era prima hermana de Simon Peres, quien fue presidente de Israel y gran amigo de nuestro país, ya que sus padres fueron hermanos. Su carrera artística fue meteórica y plagada de éxitos. Debutó en la gran pantalla en 1944 tras encandilar a los 17 años al director Harper’s Bazaar, que le dio un papel junto a Humphrey Bogart, con quien después contraería matrimonio, en Tener y no tener, que le llevó directamente a la popularidad.

Posteriormente, los éxitos fueron sucesivos: El sueño eterno (1946), también con Bogart; La senda tenebrosa (1947), Cayo Largo (1948)... En 1953 participó con Marilyn Monroe en Cómo casarse con un millonario. Y en los años siguientes con Rock Hudson en Escrito en el viento (1956) y con Paul Newman en ‘Harper’(1966) En 1974 participó en la superproducción Asesinato en el Orient Express, con Ingrid Bergman,

La última visita de Bacall a Almería
fue en 1968 acompañando a su
marido, Jason Robards
Sus trabajos más recientes incluyen Misery (1990), película con la que Kathy Bates obtuvo un Oscar, Diamonds (1999), Dogville (2003) y una película rodada en Mallorca: El celo. Fue fue nominada al Oscar como Mejor Actriz de Reparto por su papel en The Mirror Has Two Faces (1996).

En 1997 fue galardonada con un Globo de Oro como mejor actriz secundaria por El amor tiene dos caras. Aunque partía como favorita para conseguir el Oscar, este fue finalmente para Juliette Binoche por El paciente inglés. A lo largo de su carrera Bacall recibió dos premios Tony de teatro y el Premio Donostia del Festival de San Sebastián en 1982. Su última película fue Ernest y Célestine, una cinta de animación estrenada en 2012 en la que prestaba su voz a un personaje.

La primera visita a Almería la realizó Lauren Bacall en 1959. Ya se había quedado viuda de Humphrey Bogart, que era 25 años mayor que ella. Los dos actores contrajeron matrimonio en 1945 y permanecieron unidos hasta la muerte de él en 1957. Vino a rodar La India en llamas, dirigida por J. Lee Thompson. La película se desarrolló en la línea de ferrocarril entre Almería y Granada, pero en la edición comercial del film apenas aparece nuestra provincia.

Su segunda visita fue en 1968, acompañando a su segundo esposo, el actor Jason Robards, que vino a rodar Hasta que llegó su hora, nueva película en nuestra tierra de Sergio Leone. Lauren se alojó, como la mayoría de los actores, entre ellos Claudia Cardinale, Charles Bronson y Henry Fonda, en el entonces prestigioso Hotel Aguadulce y dedicó el tiempo a hacer turismo por la provincia. Emilio Ruiz. 

El 50º aniversario de ‘Por un puñado de dólares’

Los veranos de Florencia son tan calurosos y secos como inaguantables. Es lógico que media ciudad se quede huérfana de unos vecinos que huyen despavoridos hacia la playa. Pues fue precisamente el mes de agosto de 1964 el momento que eligió la productora de Por un puñado de dólares para estrenar allí la película. La razón era comprensible: tenían tan poca fe en el film que, cuanto antes cumplieran con el expediente, mejor.

Tampoco fue casual que la mayoría de los artífices del proyecto se escondieran tras un seudónimo. Sergio Leone, el director, fue Bob Roberti. Ennio Morricone, el autor de la música, cambió su nombre por el de Dan Savio. El actor Gian María Volonté se transformó en John Welles. Y si otro de los protagonistas, Clint Eastwood, respetó su nombre no fue por otra razón que porque nada tenía que perder. Al fin y al cabo, su gloria artística se limitaba a un ignorado papel en una serie de televisión en Estados Unidos, Rawhide, de escasa relevancia.

Fue Richard Harrison quien recomendó el nombre de Clint Eastwood tras rechazar él mismo el papel. “Quizás fue mi mayor contribución a la historia del cine”, declararía después. A Leone le gustó del estadounidense “la parte indolente y despreocupada que tenía de aparecer en la pantalla”. Le ofreció 15.000 dólares, un pasaje en turista y los gastos pagados durante 11 semanas de filmación. Antes rechazaron el papel, además del propio Harrison, Henry Fonda, James Coburn, Charles Bronson y Rory Calhoun.

Cartel de España
Tanto Florencia como Sorrento tenían un emergente comercio de producciones cinematográficas. Mas aquel bodrio, que apenas costó algo más de 100.000 dólares, a nadie interesaba. Pero se dio la circunstancia de que el cine del estreno estaba situado en las inmediaciones de una estación de ferrocarril. Muchos pasajeros, entre tren y tren, mataban el tiempo de espera viendo la película. A la salida, no mostraban otra reacción que asombro por lo que acababan de ver.

Los comentarios corrieron como la pólvora. Sólo en Italia se llegaron a recaudar cuatro millones de dólares. Por un puñado de dólares fue lo que los americanos llaman un unsleeper, un pelotazo que diríamos nosotros. Lo mismo sucedió en los demás países europeos. Y en el resto del mundo. Akira Kurosawa, autor de Yojimbo, denunció a los productores por plagio de su guión. Y algo de verdad había. Hasta el punto de que Kurosawa consiguió quedarse con todos los ingresos de taquilla de la película en el país nipón. A Estados Unidos la película no llegó hasta enero de 1967, recaudando en pocas semanas algo más que un puñado de dólares: 15 millones.

Por un puñado de dólares cambió la vida de mucha gente. Se convirtió en uno de los filmes más taquilleros de la historia del cine italiano. Inauguró una trilogía, La trilogía del dólar, nombre que le dio United Artists, que completaron La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo, y elevó al pódium del prestigio un subgénero cinematográfico que nació vilipendiado: el spaghetti western. A los paisajes desérticos de Almería los puso en la gloria de los mejores escenarios cinematográficos del mundo. Y consagró a alguien que hoy es un genio del cine: Clint Eastwood. Emilio Ruiz.

martes, 12 de agosto de 2014

Robin Williams participó en “Las aventuras del Barón Munchausen”, rodada en las playas de Mónsul

El actor Robin Williams, de 63 años, ha sido encontrado muerto en su casa de la localidad de Tiburón, en California. Todos los indicios señalan a un suicidio. En los últimos tiempos estaba afectado por una profunda depresión y nunca ocultó sus problemas de adicción a las drogas y el alcohol.

Robin Williams ganó en 1988 el Oscar como mejor actor de reparto por su actuación en Good Will Hunting. Nacido en Chicago, en Illinois, muy joven ingresó en la academia de interpretación Juilliard, de Nueva York. En 1976 inició su carrera cinematográfica.

Trabajó en Mork & Mindy, una exitosa serie de televisión. Su estrena cinematográfico lo tuvo con Popeye, de Robert Altman. Entre 1987 y 1991 actuó en tres películas que le valieron una nominación al Oscar como mejor actor principal, Good Morning, Vietnam, Dead Poets Society y The Fisher King.

En los 90 alternó papeles cómicos con interpretaciones dramáticas, realizando papeles de perfiles psicológicos muy complejos como es el caso del film Retratos de una obsesión, y se convirtió en uno de los grandes actores contemporáneos. Durante 1995 interpretó a Alan Parrish en la película de aventuras Jumanji.

En 1996 actuó en Jack, dirigida por Coppola, donde interpreta a un niño de diez años que tiene una enfermedad que lo hace ser treinta años mayor. En 1999 actúa en el  drama cómico El hombre bicentenario y en 2002 protagoniza Insomnia, junto a Al Pacino. En los años siguientes participaría en un sinnúmero de filmes compartiendo cartel con los más famosos actores y actrices. En 2011 apareció en el documental de la BBC Curiosidad: ¿Cómo funcionan las drogas?.

De todas las películas de Robin Williams, solamente una de ellas se rodó parcialmente en Almería. Fue Las aventuras del Barón Munchausen, que recibió cuatro nominaciones al Oscar -dirección artística, vestuario, maquillaje y efectos visuales-, si bien no obtuvo ninguno. Los escenarios elegidos fueron las playas de Mónsul, en el Cabo de Gata. Emilio Ruiz.


domingo, 10 de agosto de 2014

Eugenia Suárez, la novia de Bisbal, en Almería

No recuerdo si lo he dicho antes, pero, si no, alguna vez lo tenía que decir. Hay que ser honestos en esta vida. Efectivamente, yo también tengo un ‘negro’. Se llama Juan Folío –démosle también a él su segundo de gloria-, es argentino y periodista en paro. Yo selecciono lo que él me prepara, superviso lo que escribe y le pongo la guindilla. Y la firma. Lo demás es cosa suya.

“¿Para el domingo, Juan, qué tenemos?”, le pregunté el sábado. “Pues, jefe, ¿qué le parecen las declaraciones de la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, sobre el del derribo del Algarrobico?”. “Pasa”. “También ha hablado Cristina Narbona, que fue la que montó todo el lío”. “Pasa del Algarrobico, es un tema muy trillado”.

 “Pedro Sánchez, el nuevo secretario general del PSOE, anda por Mojácar, y no me diga que eso no es importante”. “Sí, pero eso ya lo dijimos la semana pasada y tampoco vamos a estar siempre con lo mismo. Deja el tema para los que chupan rueda. Nosotros tenemos que ser originales, dar un golpe de efecto, atraer al lector con algo nuevo, asombrarlo…”.

“¡Tengo un chisme!”. “Perdona, pero sabes que esta columna no publica ni chismes ni rumores”. “¿Y si damos una primicia mundial?”. “Eso son palabras mayores”. “Pues ahí va: acaba de aterrizar en el aeropuerto de Barajas Eugenia Suárez. “¿La China?”. “Efectivamente, la novia de Bisbal”. “Va a estar aquí ocho días. Y lo primero que va a hacer es conocer a Ella Bisbal, que ya tiene cuatro añitos”.

“Y esta semana viene a Almería a conocer a José Bisbal y a María Ferre, los padres del cantante, y también a vosotros, sus paisanos. Tengo más: el jueves veremos a ‘la China’ en Vera, en el recital que su novio da en El Palmeral. Y el día 17 regresa a la Argentina, donde se halla en pleno rodaje de ‘Camino al amor’, que está siendo un exitazo en mi país. Tanto éxito que como llame a mi vieja en el momento que la ponen por la tele, ni me coge el teléfono”. Y estos argentinos que se enteran de todo... Emilio Ruiz.

sábado, 9 de agosto de 2014

Indignación en las redes sociales por un cartel machista de la Velada de Boxeo

La tradicional Velada de Boxeo de la Feria de Almería, que este año celebra su XIV edición, viene cargada de polémica. El evento que está organizado por el Club ‘Almería Boxing’ y el Club Indálico, pero cuenta con la colaboración del Patronato de Deportes del Ayuntamiento de Almería y con la supervisión y la coordinación técnica de la Federación Andaluza de Boxeo.

La polémica no viene tanto por la calidad de los púgiles, sino por el cartel anunciador de la velada. Numerosos movimientos feministas lo consideran inadmisible, hasta el punto de que algunos concejales, como Carolina Lafita, ya han anunciado que su retirada es inmediata.

La primera voz de alarma sobre el cartel la ha dado la miembro de Equo Mar Verdejo, que ha puesto en movimiento las redes sociales para crear un ambiente en contra de la difusión del cartel.

He aquí algunos de los comentarios publicados en el muro de Facebook de la propia Mar Verdejo:

Antonio Jesús Sánchez Zapata: Mujeres y hombres y hostias como panes.

Encarna Campos: Pan y circo.

La Isa Rld: Uf... infumable... pero habrá que preguntarse si no formamos parte de una minoría y nos estamos quedando obsoletos. Es la única explicación que le veo porque cada vez me veo más y más desconectada de lo que la mayoría abraza como "lo normal".

María José Alferez: Esto es infumable e imbebible. ¿Como llamamos a poner el turismo por encima de las personas? Mejor no lo digo que puede ser delito.

Mar Verdejo Coto: No creo que seamos minoría pero hay que decir en voz alta que esto NO es lo que queremos. Es un insulto a las mujeres.

La Isa Rld: A la especie humana en general...

María José Alferez: Es un insulto a la inteligencia en general, yo no me siento insultada. Se insulta la inteligencia o falta de ella de quienes no pueden "discurrir o escurrir" otra cosa. Cada uno se pone en su sitio y demuestra lo que es. Y lo triste es que ni llegan a ser capaces de pensar que siempre se levanta polémica y eso nunca les viene bien. Triste, muy triste, pero es lo que tenemos.

Carolina Lafita: Estoy de acuerdo contigo, María, desconocíamos el cartel. Desde el Área de Deportes, mi compañero Juanjo Alonso ya esta haciendo gestiones para que sean retirados de inmediato.

Manuel Alfonso Zurita Ramón: Casposo a rabiar. De sabios rectificar.

Mar Verdejo Coto: Gracias, Carolina Lafita.

Jose Fernández: En nombre de las mujeres del barrio de Pescadería (Almería), que realizaron el pasado mes una dura huelga de hambre reclamando a la Junta de Andalucía la apertura de la Casa del Mar, con el absoluto desinterés de Equo Almería y de todas las asociaciones feministas de Almería, quiero felicitar a las mujeres que han denunciado este casposo cartel por evidenciar, una vez más, que siempre están ahí para defender la dignidad y los derechos de las personas.

Mar Verdejo Coto: Apoyo todas las acciones de la ciudadanía por tener una vida más digna. Tolerancia cero al machismo porque el machismo mata y asesina.

Jose Fernández: Habrá que recomendar a las mujeres de Pescadería que quieran obtener el apoyo y el interés de Equo y de las feministas que reivindiquen la Casa del Mar en paños menores. Entonces sí os preocupará su dignidad. Durante el mes que las mujeres estuvieron en la puerta del centro, sin comer, no movisteis ni un dedo. Y ahora lo urgente es protestar por un cartel barriobajero. Pos-tu-re-o.

Juanma López Ballesteros: Lo de retirar el cartel no está nada mal, pero en mi opinión es casi anecdótico. Lo importante para mí es que aunque se retire el cartel, el logo del Ayuntamiento del cartel o la foto de Fanny del susodicho, esta chica saldrá de todos modos con el cartelito durante nosecuantos combates de tropecientos rounds mientras un montón de caballeros le recitan poemas de amor...

La Isa Rld: Ah, bueno, si son poemas de amor vale...

Juanma López Ballesteros: Al margen de lo que nos ocupa, probablemente porque ando en una fase muy "paternal", además del trato a la mujer, me hiere como humano ver que algunos de los hombres que se van a dar de puñetazos no deben rozar la mayoría de edad, acabarán sonados para que un puñado de listos se lleven la pasta, con la colaboración de organismos públicos en este tipo de eventos "deportivos".

Mar Verdejo Coto: Sr. Fernández. ¿cumple la Casa del Mar para ser un Centro Sanitario? Efectivamente. el barrio de La Chanca está carente y con instalaciones deficientes y precarias como usted bien sabe como yo. No voy a entrar en su juego Ping Pong. Pongo mi defensa sobre los intereses del barrio.

Jose Fernández: Pues ya está. Seamos vigilantes con la dignidad de la señorita Fanny o como demonios se llame y a las señoras de Pescadería que las atienda el 061 si se desmayan por estar en huelga de hambre. No vayamos a comparar.

Emma Alvarez Alba: ¡Esto no es lo que queremos!

Rocío Jiménez: Es para retar al ring a quien ha diseñado el cartel. Viva la coeducación y la igualdad de oportunidades.

Carlos Ramos: Yo sólo le he mirado el pelo a la chica, y luego veo 5 tíos que me quieren machacar por ello (Ironia).

Graciela Zárate Carrió: PUAJJJJJJJJJJ .

Alejandro Gala Hernández: Vergonzoso, ¿en eso se va nuestro dinero?

María José Alferez: Jose Fernández, no soy para nada feminista y por supuesto no soy machista. Creo en el valor de las personas al margen de su sexo. De todo esto lo que me preocupa es en las manos que estamos, era obvia la polémica. Lo que no llego a entender es la necesidad de provocarla desde el Ayuntamiento. A mí personalmente lo que más me repugna de la foto es que se permita, el hecho de que ahora se retire indica muy poco control y conocimiento de lo que se hace y autoriza.

Gloria Gago Vázquez: Soy feminista a mucha honra, hoy más que ayer, pero menos que mañana... Me avergüenza éste cartel. Me avergüenza que un barrio no tenga los servicios sanitarios necesarios. Me avergüenza que las mujeres no se sientan feministas. Me avergüenza que las personas se líen a tirarse tiritos según quien sea la Administración que haga una pifia. Me avergüenza que a la gente le mole este supuesto deporte. Me avergüenza la Junta de Andalucía. Me avergüenza el Ayuntamiento de Almería. Me avergüenza... ¿Qué puedo hacer individualmente? ¿Quemarme en la pira del martirio? ¿Opinar? Opino. Emilio Ruiz.

Nota del presidente del Club Almería Boxing
 
El nuevo cartel

Buenos días. Soy el presidente del club Almería Boxing, y me pongo en contacto con usted, en relación a la polémica suscitada por el cartel de boxeo de la Feria de Almería. Ya hemos modificado el cartel, y le envío una nota en la cual lamentamos y pedimos disculpas por el incidente.

Los clubs de Boxeo Almería Boxing y Boxeo Indálico, en calidad de únicos responsables del diseño, impresión y posterior distribución y difusión de los carteles anunciadores de la XIV edición de la Velada de Feria de Almería, que se va celebrar el próximo 22 de agosto, queremos comunicar:

-- Que no era intención ninguna por parte de los que suscriben, el dañar o menoscabar la dignidad de las mujeres, y que en la medida que el citado cartel pudiera haberlo hecho, pedimos disculpas, rechazando enérgicamente cualquier trato hacia la mujer que vulnere sus valores y demás derechos.

-- Que así mismo pondremos todos los medios para retirar la imagen de los carteles que se encuentran en nuestro poder, de los que se encuentren en la vía pública y en las redes sociales.

También decirle que contamos con la autorización de la chica que sale en cartel y que forma parte del evento. Que así mismo, en el transcurso de la velada participará la primera mujer árbitro de boxeo en la provincia de Almería, que recientemente ha obtenido la licencia, además de que contaremos con un combate femenino.






lunes, 4 de agosto de 2014

Duro ataque de 'Diario de Almería' a 'La Voz de Almería'

La mañana de domingo, el muy comedido y raramente enervado ‘Diario de Almería’, propiedad del no menos prudente Grupo Joly, ha sorprendido a sus lectores tanto de papel como digitales –aún se puede leer en la versión web del periódico- con un duro comentario dedicado a su colega ‘La Voz de Almería’, bajo el título “El Yugo, los gánsters y el desprecio”. Recordemos que ‘Yugo’ era el nombre que tenía el periódico que dirige Pedro Manuel de la Cruz durante el franquismo, en concreto hasta 1962. El texto de 'Diario de Almería' dice así:

“Cuando eres incapaz de superar al contrario en buena lid, al Yugo le sale la vena gansteril y mafiosa. Una actitud cobarde que muestra falta de ideas y que los retrata ante Almería. Ante situaciones así, sólo cabe el desprecio”.

Quienes somos lectores de ambos medios hemos sentido, como primera impresión, una profunda extrañeza por la dureza del texto. Porque no recordamos haber visto publicado en el periódico de la Avenida del Mediterráneo atisbo alguno de comentario o artículo que invitara a una respuesta tan contundente.

Íten más. Nos constan las excelentes relaciones personales que mantienen los directores de los dos medios, compañeros de trabajo durante muchos años, así como de otros miembros de sus redacciones. Por lo que deducimos que la autoría del comentario trasciende las esferas de la redacción local.

El texto en cuestión

Por otra parte, también sorprende que ‘Diario de Almería’ considere que ‘La Voz de Almería’ es incapaz de superarle en buena lid. Los números de uno y otro no son equiparables. Recordemos que el último EGM otorga al periódico de Antonio Lao 8.000 lectores diarios y al periódico de Pedro Manuel de la Cruz 75.000 lectores diarios. En cuanto a difusión, la OJD certifica a uno 5.628 ejemplares diarios y a otro 2.146. No es ésta la cuestión, tampoco.

¿Por qué ‘Diario de Almería’ se ha manifestado de esta forma tan cruel e inusitada contra su colega? El periódico no lo dice y, lo que tememos, nunca lo va a decir. Por una sencilla razón: porque no era a sus lectores a quien quería mandarle el mensaje. Es un mensaje pensado y escrito para la lectura por su competidor. Y nadie más.

Suele decirse que, con frecuencia, muchos periodistas no escriben sus textos pensando en sus destinatarios naturales, los lectores, sino que escriben mensajes encriptados dirigidos a otros colegas. Esto, en los tiempos del franquismo se hacía mucho. Yo mismo viví con bastante intensidad, en aquellos años, una cruenta batalla de este tipo entre el periódico ‘Ideal’ y ‘La Voz de Almería’, cuando este periódico era de Prensa y Radio del Movimiento. Miguel Ángel Blanco, que era delegado de ‘Ideal’ en Almería en aquellos años, la debe recordar bien. Un breve artículo titulado "Que nos olvide", escrito por el director del periódico de La Editorial Católica, Melchor Sáiz-Pardo Rubio, puso fin a aquel cruce de acusaciones.

Estos mensajes encriptados -o subrepticios o entre líneas, elijase el término apropiado- hoy carecen de sentido. Porque, si son de interés del lector, a éste hay que ofrecerle toda la información. Es un derecho que tiene y un respeto que merece. Y si no interesan al lector y solamente interesan a quienes se mueven en el reducido núcleo de un staff empresarial, entonces ahórrense los espectáculos y acúdase a vías más expeditas y generalmente más eficaces. Que pueden ser desde una simple llamada de teléfono a una denuncia en un juzgado.

domingo, 3 de agosto de 2014

El Algarrobico: un hotel y cinco ministros

La rocambolesca historia del más popular de los hoteles inacabados de España, El Algarrobico, se remonta al mes de marzo de 2003, cuando el Ayuntamiento de Carboneras concede la licencia de obras, “en zona urbana”, según todos los informes y las propias palabras de quien era entonces delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Juan José Luque, ratificadas por su consejera, Fuensanta Coves, que consideraba que el terreno contaba con derechos consolidados antes de ser declarado parque natural.

Desde 2003 hasta 2014 han pasado por el Ministerio de Medio Ambiente cinco ministros y se han acumulado 22 resoluciones judiciales, de las que 20 son contrarias al hotel, entre ellas tres del Supremo y cuatro de la Audiencia Nacional, y dos, de la Sala Tercera del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, a favor. Y el hotel, ahí sigue.

El primero de los ministros fue Jaume Matas. Según la secretaria socialista de Cambio Climático y Sostenibildad, Pilar Lucio, fue él quien “debió haber intervenido en la tramitación de la licencia y detenido el procedimiento amparándose en la legislación de costas”.

"Intenté persuadir al promotor y al
Ayuntamiento de que se modificase
el proyecto" (Cristina Narbona)
Quien sí intervino fue su sucesora, la socialista Cristina Narbona, ministra entre 2004 y 2008. “Su actuación fue por motivos personales”, dice el alcalde que más apostó por el proyecto, Cristóbal Fernández. La exministra le ha respondido vía Twitter: “¿Cuestión personal defender la Ley de Costas? Falso”.

La actuación de Cristina Narbona en el “Caso Algarrobico” suma por igual detractores y defensores. Hay quien le acusa de ser la causante de la endiablada situación político-judicial en la que se encuentra el hotel. Y no falta quien la considera la héroe que ha evitado el mayor atropello paisajístico de los últimos tiempos en la costa española.

Narbona siempre ha estado convencida de lo que hacía y siempre ha considerado que todos sus pasos se han mantenido dentro del margen de la legalidad, si bien, a veces, también de la incomprensión. El pasado mes de abril, explicaba que el hotel tenía permiso de obras dos años antes de su llegada al Ministerio y que las mismas se iniciaron cuando todavía no se había hecho el deslinde que marcaba la ley.

"Intenté”, recuerda, “persuadir al promotor y al Ayuntamiento de que se modificase el proyecto, con un retranqueo factible en ese momento, advirtiéndoles de que, de seguir adelante con el proyecto inicial, cuando el deslinde definitivo estableciera una franja de 100 metros, el hotel incumpliría la Ley de Costas y el ministerio estaría legitimado para actuar". “Lamentablemente no se llegó a ningún acuerdo, y la obra siguió adelante sin ninguna modificación”, añade.

A Narbona le sucedió Elena Espinosa (2008-2010), que se limitó a decir que su ministerio se mantenía en permanente contacto con la Junta de Andalucía y ponía de relieve su voluntad de colaborar para proceder al derribo en cuanto culminara el procedimiento judicial en curso. El mismo guión siguieron Rosa Aguilar (2010-2011) y Miguel Arias Cañete (2011-2014). De Isabel García Tejerina aún no se tienen referencias.

El futuro del hotel pasa por dos posibles soluciones y una no solución. La no solución es dejarlo como está. Las dos soluciones son demolerlo o terminarlo. Posiblemente tengamos que esperar aún a ver pasar a otros cinco ministros para que el asunto se resuelva. Emilio Ruiz.

Rajoy a Pontevedra y Pedro Sánchez a Mojácar

Almería se ha puesto de moda como destino turístico. Y, algo muy importante, se ha puesto de moda como destino de cierto turismo de calidad. Es un error despreciar el turismo de masas, el que llena playas, restaurantes, chiringuitos y fiestas populares, pero también sería un error no cuidar el turismo selectivo, el de mayor poder adquisitivo.

El diario ‘El País’ nos ha sorprendido este jueves con un titular en primera página que nos halaga a todos: “Vacaciones, de Pontevedra a Almería”. En su interior, el titular se mutaba por éste: “Yo a Pontevedra, tú a Almería”, en referencia a los lugares donde los dos principales líderes políticos españoles, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, pasarán sus vacaciones estivales. El secretario general socialista tiene en Mojácar casa propia desde hace muchos años.

A la gente hay que reconocerle sus méritos. Y la iniciativa de Gabriel Amat y Javier Aureliano García, responsables del Patronato de Turismo, de invitar a los Reyes a pasar sus vacaciones en Almería ha sido un auténtico “pelotazo” –perdonen la expresión- para la promoción turística de nuestra provincia. Lo mismo que el vídeo promocional de David Bisbal. Después, claro, siempre hay algún papanato que se pregunta que qué pintan Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, alcalde de Almería, y el propio Gabriel Amat, presidente de la Diputación, en Madrid, en la presentación de “Diez mil maneras”. Cortitos de luces los hay en todas partes.

No sé por qué, pero tengo el presentimiento de que la Familia Real no dará por finalizadas sus vacaciones sin darse una vuelta por Almería. Ya verán. O, mejor, ya veremos. Emilio Ruiz.