_______________________________________________________________________________________________

miércoles, 30 de julio de 2014

Unicaja ‘pasa’ de los sindicatos y ofrece prejubilaciones individuales

Durante la jornada de ayer los empleados de Unicaja mayores de 58 años se sintieron sorprendidos por una llamada telefónica del departamento central de Recursos Humanos. La llamada era para ofrecerles a estos empleados un plan individual de prejubilación.

Los empleados afiliados a sindicatos que se pusieron en contacto con los mismos pudieron comprobar que todo se estaba desarrollado con una inmediatez inusual. No hay que olvidar que Unicaja y los sindicatos implantados en la entidad tienen abierta una mesa de negociación desde hace un par de años y que sobre la misma hay otros temas al margen de las prejubilaciones, como la pretendida reducción salarial de un 5 por ciento.

La propuesta de ayer de Unicaja tiene carácter voluntario y va dirigida a los 400 empleados que han cumplido los 58 años. En la provincia de Almería se calcula que el número de afectados asciende a medio centenar.

Los empleados podrán solicitar su prejubilación durante los meses de agosto y de septiembre. Los interesados pueden solicitar de Recursos Humanos una simulación de de su situación personal. Los trabajadores que se prejubilen percibirán un salario neto mensual que quedará entre un 73% y un 78% de su salario neto actual. Los prejubilados de 58 años percibirán el 73% mientras el 78% estará reservado para los empleados de 64 años.

Se trata de una suspensión voluntaria de contrato. Unicaja se hará cargo del pago del convenio especial de la Seguridad Social hasta que el empleado cumpla los 64 años.

Ante esta propuesta unilateral de la entidad, no acordada con los sindicatos, éstos consideran que la misma se queda corta y consideran que la medida debe ser complementadas con algunas otras compensaciones, que ya se encuentran fijadas en convenio, así como una indemnización única según la antigüedad del empleado que se acoja voluntariamente. Emilio Ruiz.