_______________________________________________________________________________________________

domingo, 6 de julio de 2014

Tiempos revueltos en UPyD Almería

Unión Progreso y Democracia (UPyD) está a punto de cumplir los siete años de vida. Pero, en su organización, parece un partido de reciente creación. No le recuerdo ningún congreso en Almería. Es más, creo que ni siquiera existe la organización provincial. Su estructura se limita a un consejo local en la capital, que encabeza un coordinador, José Luis Raya, y otro en El Ejido, que coordina Desiderio Enciso.

Será por esta deficiencia organizativa por lo que en UPyD frecuentemente saltan chispas. Esta semana quien ha renegado del partido ha sido Arturo Ortiz, miembro del Consejo Político de Andalucía. “A partir de mañana”, ha declarado, “procederé a pedir mi baja en UPyD, partido al que he pertenecido desde el 10 de enero de 2008”.

¿Razones? “He pasado por situaciones dentro del partido que nunca esperaba que sucediesen ni a mi ni a nadie, no voy a relatar ninguna de las malas experiencias”. Pues podía relatarlas, Arturo, podía relatarlas. Qué manía con no hablar claro.

La semana pasada quien dio un puñetazo en la mesa por el asunto del Fondo de Pensiones depositado en una Sicav de Luxemburgo fue Carolina Gutiérrez, que ha sido coordinadora provincial y candidata a alcaldesa de Roquetas.

Ha pedido la cabeza de Rosa Díez: “Creo que debería dimitir de su cargo público por la transparencia, la responsabilidad política, la eliminación de privilegios políticos y la regeneración que constituyen la razón de ser de UPyD”.

Carolina, por su trayectoria, se ha ganado el respeto de todos los afiliados de UPyD. Pero quienes dirigen el partido le niegan ahora el pan y la sal. “Ni siquiera es afiliada”, se amparan tras una cuestión burocrática que ha impedido que Gutiérrez se encuentre al día en el pago de sus cuotas. Y todo esto, cuando aún no han tocado poder. Anda que cuando lo toquen... Emilio Ruiz.