_______________________________________________________________________________________________

jueves, 31 de julio de 2014

La satisfacción del PSOE de Carboneras por la sentencia del Algarrobico

El PSOE es un partido único. Pero en el tema del Algarrobico parece que hay dos “psoes”, el nacional y el local de Carboneras. Y lo parece porque de otra forma no se entenderían las dispares reacciones producidas, a un nivel y otro, a raíz de la sentencia del TSJA sobre el polémico hotel.

Veamos. Ante la sentencia del TSJA, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, siente "rabia". Y, además, “el Gobierno andaluz irá al límite legal para que una barbaridad de este tipo no siga adelante”. La presidenta ha mantenido un encuentro con los colectivos que integran la Plataforma ´Desmontando El Algarrobico´ para solidarizarse con su lucha anti-Algarrobico.

¿Y el PSOE de Carboneras? Pues el PSOE de Carboneras siente satisfacción, o sea, todo lo contrario que su secretaria general regional. José Luis Amérigo, que no es un militante cualquiera, sino un cualificado miembro de la Ejecutiva provincial socialista, lo ha dicho alto y claro: “Quiero felicitar a todos los vecinos del municipio y en especial a los miembros de la anterior corporación socialista, con Cristóbal Fernández a la cabeza, porque en el día de ayer se les ha vuelto a reconocer que se actuó conforme a la Ley. La verdad acaba saliendo a la luz y queda demostrado que el PSOE de Carboneras siempre actuó cumpliendo la Ley y por el bien de su pueblo, peleando en todas las administraciones para que este proyecto saliera adelante”.

Amérigo ha solicitado a todos los partidos políticos y Administraciones, incluidos por supuesto sus colegas y/o compañeros, que respeten las decisiones judiciales a la vez que recuerda que “el PSOE de Carboneras sigue siendo el único partido que ha defendido siempre, y con el mismo criterio, la legalidad del hotel, el empleo y el futuro de la localidad.

Se ha dicho, y se dice, porque es verdad, que el PSC (Partit dels Socialistes de Catalunya) es un partido distinto del PSOE. Lo que nunca nos habían dicho era que hay otro PSC (¿Partido de los Socialistas de Carboneras?) que también es distinto al PSOE. Porque, si distintos no son, ante una situación única las reacciones son divergentes. Léase Algarrobico. ¿No podían armonizar el lenguaje o es preferible seguir en el empeño de volvernos a todos un poco locos? Emilio Ruiz.