_______________________________________________________________________________________________

lunes, 9 de junio de 2014

Unicaja y Cajamar, ante los test de stress

El pasado 30 de mayo las 16 entidades financieras españolas que superan los 30.000 millones de euros en activos depositaron sus cuentas en el Banco de España para ser sometidas a los test de stress de la Autoridad Bancaria Europea. De ellas, dos son andaluzas: Unicaja y Cajamar. Los exámenes de la EBA son muy duros. En el caso de España, los datos de cada banco se analizarán bajo un escenario futuro del país casi catastrófico: paro del 27,1% en 2016, contracción de la economía en 2014 de un 0,3% (frente al crecimiento del 1% que prevé la Comisión Europea), retrocesión de otro 1% en 2015 (frente a la subida prevista del 1,7%), etc.

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía, no tiene dudas de que la banca española va  a superar los exámenes, “si bien alguna entidad necesitará algún esfuerzo de recapitalización”. Comparte la opinión James Daniel, el responsable del FMI del control de la economía española: “El sistema bancario español está bien preparado de cara a los test de estrés".

Unicaja y Cajamar afrontan las pruebas de resistencia con la confianza de superarlas. La entidad que preside Braulio Medel tiene su morosidad controlada en el 8,3%, frente al 13,6% de media del sector. En los test de stress de 2011 fue la tercera entidad española más solvente. El caso de Cajamar es distinto. Con una morosidad que supera el 17%, aún sufre el lastre de la absorción de Ruralcaja. No obstante, Juan de la Cruz Cárdenas, su presidente, se muestra tranquilo: “Se superarán sin dificultades tras haber elevado el coeficiente de solvencia al 11,3 por ciento y la ratio de capital principal al 10,9 por cientos superando así ampliamente los requerimiento mínimos exigidos”. Los resultados se conocerán tras el verano. Emilio Ruiz.