_______________________________________________________________________________________________

domingo, 15 de junio de 2014

La Cope le tira los tejos a Carlos Herrera

No estaba muy contenta la Cope de jugar en la tercera división de las mañanas radiofónicas españolas, con peligro, además, de verse superada por RNE, y ha dado un golpe de timón. Ha puesto de patitas en la calle a Ernesto Sáenz de Buruaga, al que aún le quedaba un año de contrato. Con las estrellas de la radio pasa lo mismo que con los entrenadores de fútbol: si se les rescinde el contrato, el contrato se paga entero. Qué suerte. "Ellos mandan en su empresa y yo lo entiendo", ha dicho el locutor. No es cuestión de mando, es cuestión de audiencias. Y la realidad es que ‘La mañana’ no levantaba cabeza desde que Federico Jiménez Losantos cedió el testigo a Ignacio Villa, el antecesor de Buruaga.

La Conferencia Episcopal y el presidente de la cadena, Fernando Giménez Barriocanal, quieren llevarse a toda costa a Carlos Herrera, que cada mañana junta a dos millones de oyentes en ‘Herrera en la onda’, audiencia solamente superada por el invencible ‘Hoy por Hoy’, de Pepa Bueno y Gemma Nierga, ahora Macarena Berlín, en la Ser. Se lo quieren llevar “cueste lo que cueste”, dicen. Y añaden: “El almeriense recibirá una oferta que es irrechazable”.

Onda Cero no está por la labor de dejar marchar a su estrella. A Herrera la situación no le incomoda. Y la puede aprovechar para aclarar con su empresa algunas cuestiones. Por ejemplo, una que le tiene bastante cabreado: las continuas chanzas a las que le somete El Gran Wyoming en ‘El Intermedio’, de la Sexta, cadena también de José Manuel Lara. Preparémonos para un verano caliente de negociaciones. Emilio Ruiz.