_______________________________________________________________________________________________

domingo, 1 de junio de 2014

El papelón de Martínez Soler en las elecciones europeas

El periodista José Antonio Martínez Soler (Jams, para los amigos) es almeriense residente en Madrid. Y, desde 2010, presidente de la Junta Rectora del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, cargo en el que sustituyó, con cierta polémica, a Andrés Sánchez Picón. Los ecologistas propusieron a Hermelindo Castro, responsable de la Agencia Andaluza para el Cambio Climático, al periodista  Miguel Ángel Blanco o al presidente Grupo Ecologista Mediterráneo, Pepe Ribera, tres acreditados cabogateros. Pero el delegado de Medio Ambiente, Clemente García, lo tenía claro. Nadie desconocía la afinidad política de elector y elegido.

En estas elecciones, Jams ha hecho un papelón. Ha aireado su voto a UPyD. “El PSOE me ha decepcionado”, proclamó, “y ya no volveré a votar tapándome las narices”. Los socialistas se le han tirado al cuello, lógicamente. “Como si nos importara mucho lo que vas a votar...”, escribió con desdén el exdiputado socialista Luis López Jiménez.  La también socialista Nani Lopez le reprochó “la ofensa gratuita que extiendes sin ton ni son”. “Has jugado sucio”, le recriminó la cuevana Mari Flores Rosa. “Sería más honrado denunciar a los corruptos”, le sugirió el histórico socialista  José Manuel Martínez Rastrojo.

Fernando Martínez se sintió herido: “Amigo José Antonio, somos muchos, la mayoría, los que estamos limpios, no estamos podridos… Vamos a votar PSOE porque creemos que solo una fuerza política como ésta, con sus defectos pero con muchas virtudes, tiene posibilidades reales de seguir transformando este país y ayudar a que la salida de la crisis en Europa tenga otros derroteros en beneficio de los que más lo necesitan. Tu opción de voto, que por descontado respeto, no sé si se guía por esos principios y valores”.

Ante tal aluvión de críticas, el voluble Jams rectificó. “En la jornada de reflexión”, apostilló. Pero sólo a medias: “He decidido no votar lo que anuncié, y lamento los daños colaterales de mi decisión. Mantendré mi voto secreto de izquierdas hasta que las actuaciones (no las palabras) del PSOE me convenzan de volver a votarles como hice durante casi toda mi vida”. Ahora, todo el mundo se hace la misma pregunta: ¿Y la presidencia del Parque, qué? “Se irá antes de que le echemos”. ¿Y no sería esto último lo que él andaba buscando? ¡Ay, Jams…! Emilio Ruiz.