_______________________________________________________________________________________________

lunes, 28 de abril de 2014

Desolador panorama de la justicia en Almería

El panorama que nos describe Lourdes Molina sobre la situación de la justicia en Almería es para echarse a llorar. Digna es de agradecer la sinceridad de la presidenta de la Audiencia Provincial. Casi todos los partidos judiciales de la provincia -“salvo el de Vélez-Rubio, donde es muy cómodo trabajar”- están colapsados y hay juzgados de lo social en la capital que llegan a señalar juicios por despido para el año 2016. ¡Apañado va el parado que necesite la indemnización de su despido para poder comer!

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Lorenzo del Río, ha señalado a los juzgados de Vera y Berja como “puntos negros” por el número de casos sin resolver. “Se necesita -dice- aumentar urgentemente el número de funcionarios y de jueces en estos municipios, además de en El Ejido y Roquetas”. Luis Columna, el juez decano, considera que “el retraso en los juzgados es una bola de nieva cada vez más grande”. Emilio de Llera, el consejero, por su parte, echa balones fuera: “Es el Ministerio de Justicia el que elabora la oferta de empleo público”.

Los juzgados de Almería acumulan un buen puñado de ‘macrocausas’ en los que los imputados y acusados se cuentan por docenas. Los procesos avanzan muy lentamente, y da la sensación, no sé si coincidente con la realidad, de que algunos de ellos están paralizados. Me pongo en la piel de muchos honestos ciudadanos que se encuentran inmersos en esos procesos. Porque no olvidemos que muchos, sí, serán condenados; pero otros, muchos también, saldrán indemnes y sin nada que se les pueda reprochar. ¿Quién les reparará el calvario vivido? Emilio Ruiz.