_______________________________________________________________________________________________

martes, 18 de marzo de 2014

Unicaja-Ceiss: por fin la fusión

“Si, llegado el 31 de marzo de 2014, no se hubiese obtenido tal aprobación, Unicaja Banco renunciará a dispensar la Condición de Aceptación Mínima del Conjunto de los Valores y la Oferta quedará automáticamente sin efecto”. O sea, que no habría fusión, había advertido Braulio Medel a la Comisión Nacional del Mercado de Valores cuando la entidad andaluza aprobó la fusión con Ceiss, el banco de Caja España-Duero.

No ha sido necesario esperar hasta esa fecha. Después de tres años de duras negociaciones y con un continuo cambio en la legislación que regula el sistema bancario español, lo que dificultaba el buen fin de la operación, ya se puede decir que la fusión de Unicaja Banco y Banco Ceiss es una realidad. Faltaba la bendición de Bruselas, y ésta se ha producido. Antes de final de mes la operación quedará formalizada ante fedatario público.

La salvación de Ceiss habrá supuesto para el erario público español y europeo un gasto de 1.530 millones de euros, que salen de la suma de los 525 millones que se aportaron en el Frob-1 para la fusión de Caja España y Caja Duero, los 604 millones del Frob-2, los 160 millones que el Frob tiene comprometidos para compensar a los afectados por las preferentes que aceptaron la oferta de canje de Unicaja y los 241 millones que el Frob  aportará como garantía para cubrir las demandas judiciales presentadas por los preferentistas que no aceptaron el canje. Una cantidad en cualquier caso muy inferior a la que hubiera necesitado la liquidación de la entidad

De las 45 cajas de ahorros que había a comienzos de 2010, 43 han participado en algún proceso de consolidación. El volumen medio de activos entonces era de algo menos de 30.000 millones. Hoy, el sector se ha quedado reducido a 12 entidades y un volumen medio de activos algo superior a 90.000 millones de euros. El número de oficinas ha bajado de 23.167 a 15.305, mientras el de empleados ha pasado a ser de 87.410,  a 31 de diciembre de 2013, lo que representa una reducción del 29,5 % (36.644 empleados menos).

La fusión de Unicaja con quien a partir de ahora será su filial tendrá un efecto positivo para Ceiss, según la agencia de calificación crediticia Moody's, que considera que “en cualquier otro escenario Caiss se hubiera visto abocada a la disolución y liquidación”. En cambio, Unicaja tendrá que asumir un "impacto crediticio negativo" ya que se une a "una entidad significativamente más débil sin recibir ningún tipo de apoyo del sector público".

La operación será relevante para Unicaja en términos de tamaño. Banco Ceiss tiene unos activos totales de en torno a los 37.000 millones de euros. Los de Unicaja rondan los 41.000 millones. Emilio Ruiz.