_______________________________________________________________________________________________

sábado, 29 de marzo de 2014

Cajamar mejora resultados pero se le desboca la morosidad

Cara y cruz en el balance económico de 2013 del Grupo Cooperativo Cajamar. Ha cerrado el año con un beneficio de 82,7 millones de euros, lo que significa un aumento del 53,9 % respecto al año anterior. El margen bruto, justificado según la entidad por los ingresos adicionales por la adquisición de valores de renta fija, el control de los márgenes de contratación y la mayor aportación de las comisiones y resultados por operaciones financieras, asciende a 1.107 millones de euros, frente a los 173,7 de 2012.

Otros datos económicos apuntan al optimismo: su coeficiente de solvencia se sitúa en el 11,29 % y el de capital en el 10,84 %, un 1,84 % más de lo establecido por el regulador. El balance supera los 42.104 millones de euros y los recursos de balance ascienden a 36.420 millones, tras un aumento de 406 millones (1,7 %) en los depósitos de clientes. Los créditos a los clientes han descendido un 0,6 % hasta situarse en de 34.047 millones

El peor dato del grupo es el de la morosidad, que se sitúa en el 17,15 %, muy por encima de la tasa de morosidad de 2012, que se situó en el 12,69 %. La banca española ha cerrado 2013 con una tasa de morosidad del 13,7 %. El Grupo Cooperativo Cajamar no ha necesitado de recursos públicos para adaptarse a las nuevas exigencias del sistema financiero español y europeo.

La mora sigue siendo uno de los grandes problemas de la banca española. Al cierre de 2013, la cifra de créditos de dudoso cobro asciende a 191.595 millones. La banca, en general, se ha exigido de un rigor inusual a la hora de calificar sus créditos de cara a los próximos exámenes del Banco Central Europeo.

Solamente Banco Santander, BBVA y Bankinter tienen una tasa de morosidad que baja de los dos dígitos. La del Popular se sitúa en el 14,27 %, mientras que Bankia la tiene en el 14,65 %, Sabadell está en el 13,63 % y Caixabank se sitúa en el 11,66 %. Un dato que prueba el deterioro de la situación lo ofrece el hecho de que el Grupo Cooperativo Cajamar tuviera en 2009 una tasa de morosidad del 4,63 %. Ese año la banca española cerró con una tasa de morosidad del 5,07 %, la más alta en 14 años.

El Grupo Cooperativo Cajamar justifica sus relativamente buenos resultados de 2013 gracias a la gestión óptima de los recursos y la pronta actuación ante las nuevas condiciones de negocio, adoptando diversas medidas extraordinarias para impulsar los ingresos ordinarios, en aras de compensar tanto la disminución de producto financiero derivada del cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo de eliminación de las clausulas suelo que afectan a las hipotecas de consumidores, como el impacto en saneamientos a raíz de la reclasificación, a dudoso o subestándar, del crédito reestructurado realizado por todo el sector durante 2013. Emilio Ruiz.