_______________________________________________________________________________________________

domingo, 5 de enero de 2014

Almería vive una frenética actividad editorial

Ayer tarde, en el Salón de Usos Múltiples, de Antas, Gabriel Martínez Guerrero ofrecía a sus paisanos un nuevo retazo del pasado de su pueblo con la presentación de Los volcanes del Cabezo María y los picachos (Editorial Arráez). Simultáneamente, pero en la Librería Picasso de la capital, Eduardo del Pino Vicente firmaba ejemplares de la recién estrenada 2ª edición de su Almería: Los años vividos (La Voz de Almería), un paseo por la historia reciente de esta tierra, y Adolfo Iglesias hacía lo propio con Juan & John (Círculo Rojo), un oportuno libro que recrea el paso del beatle John Lennon por estos pagos. 

Este movimiento editorial que estamos viviendo en Almería no tiene precedentes. Lo de José María Artero, con su Editorial Cajal, allá por los años 70, comparado con esto, no deja de ser una anécdota. Si dejamos al margen iniciativas editoriales que viven bajo el amparo institucional –léase, por ejemplo, UAL o IEA-, dignas de destacar son las iniciativas de Juan Grima y Alberto Cerezuela, por cierto, tan excelentes escritores como editores. Editorial Arráez ha cerrado 2013 con 17 nuevas publicaciones. El estudio de la Guerra Civil en Almería pasa obligatoriamente por la consulta de las publicaciones de esta editorial de Mojácar, que acaba de cumplir su décimo aniversario.

El éxito editorial de Círculo Rojo es digno de un detenido estudio. Es increíble: en 2013, nada menos que 700 títulos han salido con su sello. De ellos, veinte tienen autor almeriense. El Alumbrador, de María del Mar Saldaña, o El reloj, de Fran Cazorla, o Ferbo y las sombras del pasado, de Domingo Torrente, van camino de una nueva edición.