_______________________________________________________________________________________________

domingo, 1 de diciembre de 2013

En el Partido Popular echan de menos a Martín Soler

Cosas veredes, amigo Sancho, que farán fablar a las piedras, dijo don Quijote. Ahora resulta que en el Partido Popular de  Almería echan de menos al en otros tiempos denostado, vilipendiado y temido Martín Soler, consejero de Agricultura que lo fue.

La ejidense Rosalía Espinosa, diputada del PP en el parlamento de Andalucía, a propósito de los daños ocasionados por el granizo en los invernaderos de su pueblo, le ha aconsejado a la consejera de Agricultura, Elena Víboras, que pregunte a su correligionario si quiere saber cómo hay que actuar en situaciones como ésta.

 “El señor Martín Soler”, le ha recordado, “ante una situación similar, puso a disposición de los agricultores almerienses seis millones de euros para reconstruir los invernaderos dañados por un granizo en el año 2008, ¿por qué ahora no, señora consejera?”. En el mismo tono se ha manifestado José Cara, alcalde de La Mojonera además de diputado: “Ahora pedimos que se haga lo mismo que hizo Martín Soler”.

Debe estar contento el de Cuevas. Posiblemente sea una tontería lo que voy a decir. Pero lo voy a decir. Tengo la impresión de que en muchos sitios se observa una reivindicación de la figura del ex secretario general de los socialistas de Almería. Y más aún, incluso de la de su sucesor, Diego Asensio.

Cuando Asensio pronunció aquella fatífica frase que tantos disgustos le dio –“José Antonio Griñán se ha dedicado a perjudicar los intereses de esta tierra anteponiendo los suyos personales a sus obligaciones como presidente"- recibió ostias a diestro y siniestro, más a siniestro que a diestro, lógicamente. Hoy, en petit comité, que dicen los cursis, muchos le dan la razón. Emilio Ruiz.