_______________________________________________________________________________________________

sábado, 23 de noviembre de 2013

El segundo aniversario del Gobierno del PP y la elección de Susana Díaz

Semana de celebraciones. Los del PP cumplen su segundo aniversario en el Gobierno de España. ¿Estamos ahora mejor o peor que hace dos años? Pues depende del color del cristal con que se mire. Gabriel Amat, presidente provincial del Partido Popular,lo tiene claro: “España es ahora un país solvente y respetado y no el país arruinado y sin credibilidad que nos dejó Zapatero". José Sánchez Teruel, secretario general del Partido Socialista en Almería, no comparte criterio: “Nos va peor, y en Almería hay 3.500 parados más que cuando gobernaba el PSOE”. El quid de la cuestión no es si estamos peor o mejor que hace dos años, porque peor, estamos. Una cadena de televisión nacional se ha entretenido en comparar veinte índices socioeconómicos sobre la situación de noviembre de 2011 y la de 2013. De los veinte, diecinueve indican que hemos empeorado. El quid de la cuestión es éste: Si España estuviera gobernada por los socialistas, ¿estaríamos mejor o peor que dos años antes? Lógicamente, aquí, las respuestas, estarán polarizadas.

También los socialistas andan de celebraciones. Susana Díaz se ha convertido en la quinta persona que llega a la secretaría general del PSOE de Andalucía. El primer secretario general del PSOE de Andalucía fue José Rodríguez de la Borbolla (1977-1988), barrido por Alfonso Guerra para colocar a Carlos Sanjuán (1988-1994). Al guerrista le sucedió el renovador Manuel Chaves (1994-2010), que marchose aburrido por los eres y por la ruina que teníamos encima. José Antonio Griñán (2010-2013) fue un secretario general improvisado y de emergencia. Susana Díaz es la gran esperanza blanca (lo de blanca lo digo por el tradicional color de su vestimenta) de un partido que desde hace unos años anda zombi. El “¡Hemos vuelto!” de Rubalcaba es la peor ocurrencia que ha tenido un líder político en los últimos años.

Esta mañana conoceremos los nombres de la media centena de personas que acompañarán a Susana Díaz en la Comisión Ejecutiva Regional y demás órganos del partido. Por ahora, solamente se nos ha dicho que la presidenta será la jienense Micaela Navarro, que en el congreso federal apoyó a Alfredo Pérez Rubalcaba y no a Carme Chacón, a la que apoyaba Susana. La presidenta, con esta decisión adopta una medida inteligente: tender puentes. De paso, se gana a la díscola agrupación de Jaén, siempre dispuesta a poner en valor sus apoyos. ¡No como otras!, que diría aquél. Del resto de cargos que hoy se conocerán, sugiero al lector que solamente repare en los cuatro o cinco primeros. Son los que forman el llamado “núcleo duro” del partido a nivel regional. Lo demás es puro relleno para cumplir con el expediente. Emilio Ruiz.