_______________________________________________________________________________________________

domingo, 3 de noviembre de 2013

Cajamar pone en marcha el Banco de Crédito Social Cooperativo

El próximo 28 de noviembre, el hotel La Envía, de Vícar, será el escenario de la asamblea general de socios de Cajamar-Cajas Rurales Unidas que dará el pistoletazo de salida para la constitución del Banco de Crédito Social Cooperativo. De igual modo actuarán las demás cajas rurales que inicialmente han decidido unirse al proyecto bancario de Cajamar.

El nuevo banco nace con un capital social de 1.000 millones de euros y la entidad almeriense y sus actuales asociadas serán propietarias de la mayor participación, en torno al 90 por ciento de las acciones. Además de Cajamar, creadora del proyecto, participarán en el mismo todas las cajas rurales integradas en el Grupo Cooperativo Cajas Rurales Unidas, que se liquida para crear el Grupo Cooperativo Cajamar, así como las seis cajas rurales de Castilla-La Mancha que se agrupan en Solventia y otras cinco de Castellón.

La creación del BCSC –Banco de Crédito Social Cooperativo- sigue la estela de experiencias consolidadas en Europa, como Crédit Agricole o Rabobank. En un futuro es muy probable que a la iniciativa de Cajamar se sumen otras cajas rurales españolas y también algunos fondos de inversión internacionales. Se espera que a finales de este mismo año el Banco de España conceda a Cajamar la oportuna ficha bancaria.

Según ha informado Luis Rodríguez, director financiero de Cajamar, el nuevo banco asumirá parte de la soberanía de las cajas. Funcionará como cabecera del SIP actual y será, por tanto, quien asuma la dirección del grupo y fijará las políticas, procedimientos y funcionamiento. Las cajas rurales, por su parte, serán quienes gestionen las relaciones con los clientes a través de sus oficinas, pero siempre ejecutando las políticas marcadas por el banco.

Luis Rodríguez comparte la idea, ya generalizada en el sector de la banca europea, de que el modelo bancarizado es una de las tendencias internacionales. “En nuestro caso –ha manifestado- ayuda a mejorar la capacidad financiera y de solvencia del grupo Cajamar y sus cajas rurales, además de mejorar el acceso a los mercados de capitales”. Emilio Ruiz.