_______________________________________________________________________________________________

domingo, 20 de octubre de 2013

“¡Exprópiese!”, ha ordenado Pablo Venzal

El fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez no se andaba con leches. Cuando un negocio o industria se les ponían tontos ordenaba: “¡Exprópiese!”. Es la misma reacción que ha tenido el concejal de Urbanismo de Almería, Pablo Venzal, con la Junta de Andalucía respecto a la plaza Carabineros. “¡Se acabó el cachondeo!”, ha añadido. Pero, maldita sea, sucede que, en España, la Ley de Expropiación Forzosa no recoge la rabieta como causa de disposición de un bien ajeno.

Los movimientos reivindicativos siempre son de agradecer. En Almería, en general, los que tenemos y hemos tenido son y ha sido bastante pusilánimes. Y por eso pillamos tantas hostias. Hacen bien José Cano, presidente de la Cámara de Comercio, y Diego Martínez Cano, presidente de Asempal, en recordarle a Susana Díaz, presidente de la Junta, las deudas que su Gobierno tiene con los almerienses. Que son muchas. Pero insisto: romper relaciones institucionales es un despropósito. “Lo han decidido los empresarios”, nos cuentan, como si no supiéramos cómo funcionan esas cosas. Se equivocan, repito. Como se equivoca José Luis Sánchez Teruel cuando les ofrece una respuesta tan pueril como que  “primero son las personas y luego las obras”.

“Eufórico”. Así es como dicen que estaba en la Fruit Attraction José Manuel Ortiz, delegado de Agricultura de la Junta de Andalucía, por el protagonismo que todos han dado a Almería en el evento. No será verdad, pero comentan que, cuando vio el panorama, la consejera Elena Víboras susurró: “Con razón decían los almerienses que el consejero debía de ser suyo”. En fin, chismes. Emilio Ruiz.