_______________________________________________________________________________________________

domingo, 29 de septiembre de 2013

Los trabajadores de Unicaja no aceptan el plan de ajuste laboral

Unicaja, la única caja de ahorros que nos queda en Andalucía, ahora también convertida en banco con el nombre comercial de Unicaja Banco, se ha propuesto meter la tijera en las retribuciones salariales de sus empleados. Tiene el propósito es conseguir en dos años un ahorro de 51 millones de euros, el 20 por ciento del total de los costes laborales, equivalente a unos 900 empleos. Pero ni los empleados ni los sindicatos están por la labor.

Según Unicaja, este ahorro en los costes laborales es necesario por varios factores: el estrechamiento de márgenes que se está produciendo, el menor volumen de negocio, las crecientes necesidades de dotaciones y exigencias de capital impuestas por el Banco de España y el crecimiento de la morosidad, entre otros. “A pesar de que Unicaja no ha recibido ayuda pública, precisa reducir costes al igual que el resto del sector para no quedar en desventaja competitiva», manifiestan en la entidad. A juicio de Unicaja, «una disminución de costes y mejora de la eficiencia son imprescindibles para preservar la actual posición de solvencia y estabilidad de la entidad, así como para garantizar el futuro de la entidad».

El plan de ajuste presentado a los sindicatos pretende realizar una rebaja del monto salarial de los empleados en base a dos niveles de retribución: Una reducción del 6 por ciento para los salarios más bajos y un 9 por ciento para los más altos. Además, se produciría una congelación de las aportaciones de la empresa a los planes de pensiones, se establecería un plan de bajas incentivadas y otro plan de prejubilaciones para empleados mayores de 57 años. La empresa también ha puesto encima de la mesa la necesidad de establecer la movilidad geográfica entre sus empleados sin límite de kilómetros.

«Una propuesta así es lamentable e inasumible teniendo en cuenta la solvencia de Unicaja y sus beneficios. No nos lo merecemos. Estamos dispuestos a negociar medidas pero no peores que las que han ofrecido entidades rescatadas», señalan en fuentes sindicales, que consideran que una propuesta tan rígida no responde a una necesidad de la entidad sino a una previsión de resultados futuros adversos que no están fundamentados.

Los sindicatos, no obstante, no se cierran en banda. Están dispuestos a cerrar un acuerdo, pero no tan traumático que el propuesto por la empresa. Aceptarían el plan de prejubilaciones si la edad se baja hasta los 55 años. De esta forma, se podrían acoger unos 800 trabajadores. También piden un aumento del porcentaje de indemnización.

La caja ofrece para las prejubilaciones una indemnización que oscilaría entre el 58 y el 63 por ciento del salario bruto. Respecto a las bajas incentivadas, el ofrecimiento es 25 días por año trabajado y un máximo de 18 mensualidades para los mayores de 50 años, mientras que para los menores de 50 años serían de 30 días con 24 mensualidades de tope. Cantidades insuficientes en ambos casos para los sindicatos, que consideran que el porcentaje de indemnización debe ser en torno al 75 por ciento y el número de mensualidades debe ser de 48 con 40 días por año.

Las partes negociadoras tienen una nueva cita el 2 de octubre. Unicaja ha puesto fecha límite a las negociaciones: finales de noviembre. Si no hay acuerdo, dice, se recurrirá a lo establecido en la legislación laboral. Emilio Ruiz.

En nombre propio: Primarias en el PSOE de la capital

Muchas veces da la impresión de que el PSOE de Almería no aprende de sus errores. La elección de los cuatro últimos candidatos a la alcaldía de la capital –a saber, Santiago Martínez Cabrejas, Martín Soler, José Antonio Amate y Juan Carlos Usero- produjo, cada una de ellas, una fractura en la agrupación local. Por no hacer las cosas bien. Esta vez parecía que iba a ir mejor. Pero va a ser que tampoco. El secretario general provincial, José Luis Sánchez Teruel, ya ha señalado su candidato: Juan Carlos Pérez Navas. Su correligionario local, Fernando Martínez, por su parte, garantiza “total imparcialidad”. Dentro del PSOE, no todo el mundo apoya el sistema de primarias. Tiene sus ventajas y tiene sus inconvenientes. Pero, si se acepta celebrarlas, hay que ser escrupulosos con el proceso. Una situación tan penosa como la acaecida en las no-primarias de Susana Díaz como candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía no se debe volver a repetir.

El cine y Almería forman una simbiosis que está de moda. “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, de David Trueba, es un homenaje a esta tierra que tanto dio y da al cine. Y “Caníbal”, de Manuel Martínez Cuenca, es un homenaje a los tantos cineastas que dio y da esta tierra. La nominación de “15 años y un día”, de Gracia Querejeta, como candidata española al Oscar a la mejor película extranjera no supone un fracaso del ejidense. Todo lo contrario. La película interpretada por Antonio de la Torre y Olimpia Melinte ha deslumbrado tanto en Toronto como en San Sebastián. Ansiosos estamos ya de verla en nuestros cines. Emilio Ruiz.

martes, 24 de septiembre de 2013

Unicaja-Ceiss, ¿la fusión imposible?

Dos años y medio después de duras negociaciones y múltiples preacuerdos y acuerdos, a dos y más bandas, la fusión entre Unicaja y Banco Ceiss (el banco formado por las cajas de ahorros castellano-leonesas Caja España y Caja Duero) tiene todas las pintas de irse al traste. Y no es precisamente por la falta de voluntad de los responsables de las dos entidades financieras, que la tienen y sobrada. Braulio Medel sabe que Unicaja tiene que ganar tamaño para garantizar su subsistencia y Evaristo del Canto sabe también que si se frustra la fusión con la andaluza el triste sino de la entidad de Castilla y León no es otro que el de la liquidación (“resolución”, en la terminología oficial).

¿Qué está sucediendo para que una fusión que desean las dos partes no se pueda llevar a cabo? La respuesta es múltiple. En primer lugar hay un culpable: los continuos cambios normativos del Gobierno, que endurecen las exigencias de solvencia a las entidades financieras. Es lógico que cada vez que el BOE da una vuelta de tuerca en este sentido, Medel ponga encima de la mesa del Frob su correspondiente valoración económica.

Las preferentes. Después, está el tema de las preferentes. Unicaja ha puesto como condición que al proceso de canje de preferentes de Ceiss por acciones de Unicaja acudan suficientes afectados como para obtener una capitalización de 1.250 millones de euros. Los tenedores de preferentes de Ceiss están rechazando la propuesta de canje. Por dos razones: porque no aceptan una quita y porque no admiten que las acciones que se les dan no se puedan hacer líquidas hasta 2015. Unicaja ha pedido una garantía adicional que cubra hasta los 1.250 millones para el caso de que se produzca una deserción de los preferentistas. Pero el MoU (Memorándum de Entendimiento con las autoridades europeas) no lo permite. El Banco de España está negociando con Bruselas una fórmula de concesión de esa garantía.

Las cláusulas suelo. Como si los obstáculos para la fusión fueran pocos, ahora surge también el tema de las cláusulas suelo. En el sector bancario español se da por hecho que antes o después el Gobierno va a regular las cláusulas suelo de las hipotecas y su consiguiente desaparición. Ceiss tiene más de 2.000 millones de euros en este tipo de hipotecas. Su eliminación supone un aporte adicional de recursos propios que Unicaja también quiere valorar y garantizar.

"El Gobierno se saca un conejo de la chistera cada dos por tres y, aunque es verdad que afecta a todos los bancos, también tiene un importante impacto económico en las proyecciones de la fusión", explican fuentes cercanas a la operación, según informa “El Confidencial, que añade que en Unicaja se consideran "maltratados" en el proceso de reestructuración porque les ponen muchas pegas para cualquier petición mientras que el Ejecutivo ha dado ayudas estratosféricas a los compradores de entidades como Banco de Valencia (La Caixa), CAM (Sabadell) o CCM (Liberbank).

La liquidación de Ceiss sería un fracaso colectivo y el camino peor elegido para todas las partes implicadas en el proceso. Por eso existe una tibia esperanza de que las autoridades monetarias españolas y europeas sean sensibles ante las justas peticiones del presidente de Unicaja. Lo que nunca va a hacer Braulio Medel es echarse la soga al cuello ante una fusión de resultado incierto que puede llevarse por delante a una entidad, Unicaja, que está hoy entre las más saneadas del sistema bancario español. Emilio Ruiz.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Cajamar en Canarias se llamará Canarias Caja Rural

Tras la absorción de Caja Rural de Canarias por Cajamar lo menos que desea el Consejo Rector de la entidad almeriense es que se merme su compromiso con las islas. Según Sergio Pérez, director general de Canarias Caja Rural, éste será el nombre comercial con el que Cajamar operará en las Islas Canarias. Hay que recordar que Cajamar es, a su vez, el nombre comercial, de Cajas Rurales Unidas.

En unas declaraciones realizadas al periódico Canarias 7 Sergio Pérez sólo ve ventajas en el proceso que ha conducido a Caja Rural de Canarias a integrarse en la mayor caja rural española. Pero, eso sí, “queremos seguir siendo fieles a nuestros orígenes, a nuestra esencia, a la que ha sido Caja Rural de Canarias. Queremos reforzar el compromiso de cercanía con la sociedad canaria y, al tiempo, darle un nuevo aire de modernidad a nuestra marca. Por eso, la próxima semana vamos a relanzarla. Pretendemos ser una entidad de referencia en el mercado canario y en particular, en el sector primario y las pymes”.

El propósito de Cajamar es abrir nuevas oficinas en Santa Cruz de Tenerife, donde sólo tiene dieciséis. En los próximos meses se abrirán tres oficinas y diez en un plazo de tres años. El compromiso con las islas pasa también por una potenciación de la obra social a través de la Fundación Canarias Caja Rural. Emilio Ruiz.

Una Almería más andaluza o una Andalucía más almeriense

Se empeñan en volvernos locos. Y locos nos vuelven. Los políticos, digo. Dice José Ignacio Wert, el ministro de Educación, y parece que también de Cultura, aunque de ésta ejerce poco, que debemos españolizar Cataluña. Esperanza Aguirre, que no, que lo que debemos hacer es catalanizar España. Susana Díaz, nuestra presidenta, dice que hay que hacer a Almería más andaluza. Y Javier Arenas, lo contrario: que a Andalucía hay que hacerla más almeriense.

Y en éstas viene el papa Francisco y dice que el confesionario no tiene que ser una sala de tortura. Claro que no, santidad. Tampoco una tintorería a donde vamos a lavar los pecados, faltaría más. Pero, ya puestos, ¿se puede saber qué demonios es, hoy, un confesionario? ¿Y Andalucía, qué es Andalucía? ¿Anda que España, quién sabe qué es España?

La moción de censura de Zurgena tiene sus migas. Francisco Ramos es el alcalde, pero su candidatura no fue la más votada. Ni siquiera la segunda más votada. Fue la tercera. Cándido Trabalón firma la moción de censura, pero él es el primer teniente del alcalde censurado. Ana Sola y Sampo Pentilla salieron elegidos concejales por el PP y, sin embargo, censuran al PP. Y Luis Díaz, el cabeza de lista del PSOE y próximo alcalde, criticaba al PP por pactar con Trabalón, con el que él pacta ahora. ¿Alguien da más?

El alcalde de Huércal de Almería, Juan Ibáñez, ha acordado destinar a ayudas sociales el dinero que corresponde a los grupos políticos. Loable gesto si es honesto. Porque ocurre, a veces, que con estas medidas presuntamente altruistas lo que queremos no es otra cosa que quitarnos de en medio a quienes nos dan la tabarra desde los bancos de la oposición. No es el caso, ¿verdad, alcalde? Es que hay gente muy mal pensada. Emilio Ruiz.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Unicaja y Cajamar se examinan ante la Troika

Hoy será Unicaja. Mañana, Cajamar. La única caja de ahorros de Andalucía y la primera caja rural de España presentarán sus cuentas ante los técnicos de la Troika -el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE)-, que evaluarán los programas que han elaborado para cubrir las provisiones por las refinanciaciones de sus préstamos.

Los ‘hombres de negro’ han elegido como aula de exámenes la Sala Europa del Banco de España. La primera entidad en someterse al tribunal va a ser Bankia. A continuación, Unicaja y Liberbank, las tres hoy mismo. Para mañana están citadas Novagalicia, Cajamar, Bankinter y Banco Popular. El miércoles el turno será para Ibercaja y Ceiss, el banco formado por las cajas de ahorros de Castilla y León que está en proceso de absorción por Unicaja.

Finalmente, pasarán por el tribunal CatalunyaCaixa, Sabadell, Kutxabank, Santander, Caixabank, BBVA y BMN. Los interlocutores de cada una de las entidades serán habitualmente sus directores financieros, de riesgos o de mercado de capitales.

¿Por qué son tan importantes estos exámenes bancarios de la Troika? Porque de su resultado va a depender que el Gobierno solicite o no una ampliación del rescate bancario. Si los ‘hombres de negro’ vieran cierta debilidad en los números que les presenten las entidades, el Gobierno tiene dos opciones: o pedir una ampliación del plazo del rescate europeo o directamente demandar más dinero.

Hay que recordar que la Troika puso en su día a disposición del Gobierno de España 100.000 millones de euros para la recapitalización de su banca. El plazo de la puesta a disposición de ese dinero era hasta el 31 de diciembre. España, hasta ahora, solamente ha reclamado a Bruselas 41.000 millones de euros. Será en el mes de octubre cuando Gobierno y Troika cierren el tema.

Por lo que respecta a Cajamar y Unicaja, si bien ambas entidades consideran que, en principio, con sus recursos propios pueden hacer frente a contingencias futuras, los ‘hombres de negro’ tendrán que evaluar, en cuanto a la almeriense, el impacto del recálculo de las hipotecas con cláusulas suelo. La situación futura de Unicaja va a depender de si finalmente absorbe o no el banco Ceiss, una operación de alto riesgo que cada día se ve más complicada por la judicialización del asunto de las preferentes. Emilio Ruiz.

domingo, 15 de septiembre de 2013

En nombre propio: La Cámara de Comercio y Asempal se pasan de rosca

Muchas veces la culpa del ninguneo que sufrimos la tenemos los propios almerienses. Somos sencillos, que es una virtud, pero dóciles, que es un defecto. Cuando Susana Díaz fue a Jaén a buscar adhesiones para sus no-primarias la respuesta de los socialistas jienenses fue la propia: “Hablémoslo”. La respuesta de los almerienses fue la impropia: “¿Dónde hay que firmar?”.

¿Alguien se imagina, ahora, al PSOE de Jaén fuera del Gobierno andaluz? Pues no. Veamos el currículum de la nueva consejera de Agricultura. La identificación más cercana de Elena Víboras con el sector agrícola es que es de Jaén y allí hay olivos. No es lo sustancial, NonoFernando, que haya de Almería un consejero, dos o ninguno. Lo sustancial es que seamos tratados como los demás. Lo de la consejería era un gesto, una reparación, un chute de dignidad; el estreno, de verdad, de un tiempo nuevo. Por cierto, genial Carlos Herrera con lo del juego de la silla.

Los presidentes de la CámaraDiego Martínez, y de Asempal, Juan Cano, han hecho lo que tenían que hacer: mostrar su indignación. Pero una cosa es discrepar de una decisión política y otra no asistir a ningún acto del único y legítimo Gobierno de Andalucía. Os habéis pasado de rosca, amigos. 

El tema de los ‘eres’ es repugnante. La justicia debe obligar a que se nos devuelva a los andaluces el dinero que nos han robado y a que paguen su culpa quienes han delinquido y quienes lo han permitido por acción u omisión. Pero las piruetas jurídicas de la jueza Mercedes Alaya parece que conducen hacia la nulidad de la causa. ¿Es lo que busca? Emilio Ruiz.

martes, 10 de septiembre de 2013

Los mejores otra vez

Tras la toma de posesión de Susana Díaz se pudo observar, a través de las cámaras de Canal Sur, cómo el director de “La Voz de Almería”, Pedro M. de la Cruz, se entretenía con la nueva presidenta unos segundos más de lo habitual. “¿Qué le has dicho?”, le curioseé vía sms. “Que no olvide el compromiso que tiene con Almería, y me ha respondido que podemos estar seguros los almerienses de que no nos va a decepcionar”.

Quienes en los últimos días hemos demandado la necesidad de que el nuevo consejero de Agricultura fuera de nuestra provincia y/o una persona fuertemente vinculada al sector hortícola almeriense no somos unos ingenuos: sabemos que para desempeñar esa responsabilidad no basta con lo que diga el DNI sobre el lugar de origen. Sabemos que es necesario, sobre todo, ser un buen gestor, tener un buen conocimiento del sector agrícola y comprometerse seriamente con el mismo.

Eso, insisto, lo sabemos y no es necesario que nadie nos lo recuerde porque es una obviedad. Pero nadie puede discutir a estas alturas que es una ventaja y no un inconveniente disponer de personas situadas en las inmediaciones del poder, cuando no en el propio poder.

En los más de treinta años de autogobierno andaluz, Almería ha tenido sólo cuatro consejeros sobre un total de 171, como nos ha recordado el director de “La Voz de Almería”. Comparto con él su criterio de que las razones que sucesivamente se nos dan son un insulto a la inteligencia.

Primeramente, se nos suele decir que las consejerías no se reparten atendiendo a cuotas provinciales. De acuerdo, pero, por ser así, ¿por qué Almería carece sistemáticamente de representación en el Consejo de Gobierno? La ausencia de cuotas nos lleva a la conclusión de que una veces una provincia puede tener un consejero y otras veces no tener ninguno o tener más de uno. La pura estadística nos diría que treinta años de autonomía es tiempo suficiente para determinar que si Almería es una octava parte de Andalucía, el número de sus consejeros debe acercarse a esa proporción. O que si Almería supone el 12 por ciento de la población andaluza, el número de sus consejeros debe rondar la veintena. La realidad es bien distinta se tome el referente que se tome.

En segundo lugar, también se nos dice que es que el presidente o la presidenta de turno no se fijan en el lugar de procedencia de los consejeros, sino que eligen a “los mejores”. Lo ha vuelto a repetir ayer Mario Jiménez. Otra forma de menospreciar a los almerienses. ¿Quién nos ha hecho y cuándo se nos ha hecho el test que determina que no hay almerienses capaces de ocupar un lugar entre los mejores de Andalucía?

En este mismo periódico se han dado sobradas razones por las que el máximo representante de la agricultura andaluza debía ser un almeriense o una persona vinculada al sector hortícola almeriense. El domingo lo volvió a hacer el director en un desapasionado pero contundente artículo. Dos de esas razones son poderosas: una, la importancia del sector agrícola de Almería en el contexto regional y nacional, y otra, la disposición de un buen número de profesionales capaces de desempeñar esa tarea con la mayor dignidad.

La nueva presidenta de Andalucía, Susana Díaz, no tiene el mismo punto de vista. Cree, y estoy seguro de que tendrá sus razones, que “la mejor” para ese puesto es la doctora Víboras, alcaldesa de Alcalá la Real. Pues que la suerte le acompañe con la misma intensidad que a los almerienses nos acompaña la resignación. Emilio Ruiz.

domingo, 8 de septiembre de 2013

En nombre propio: los Barranco y los Góngora se cambian cromos

Hace medio año Gabriel Barranco Martín dejó la presidencia ejecutiva de Alhóndiga La Unión. ¿Razón? Durante los tres últimos años, los beneficios se le caían: 10 millones en 2010, 5 en 2011 y 4 en 2012, con un mantenimiento de la facturación en torno a los 175 millones. Le sustituyó su padre, Gabriel Barranco Fernández. Ahora, el joven Gabriel, libre de compromisos en la empresa familiar, se nos presenta como gerente de la competencia, E. H. Femago, la empresa de Antonio Góngora. Femago necesita un revulsivo. Sus ventas se estancaron en torno a los 50 millones y los resultados son muy humildes. ¿Era la mejor solución, para hallar ese revulsivo, echar mano de un miembro de la familia Barranco? He aquí la cuestión.

Nuestro paisano el periodista Francisco Giménez Alemán no ha esperado a que Susana Díaz sea proclamada presidenta para ponerla como un guiñapo: “no ha mostrado el menor respeto a los periodistas”, “tiene listas negras de miembros de su partido donde ha actuado sin miramientos … castigando a los críticos”, “sin ningún escrúpulo democrático ha vetado a informadores y tertulianos”, “sus modales son un peligro real para la libertad de expresión”… Y eso que dicen que Paco es un hombre de comedidas formas.

El reconocimiento de la figura de Pedro Sarmiento, primer alcalde democrático de Adra, está por encima de intereses partidistas. Mal está que el PP no apoye la propuesta del PSOE de nombrarle hijo adoptivo, pero mal está que el PSOE no consensúe estas cosas antes de presentarlas. Pedro merecía un poco más de delicadeza. Emilio Ruiz.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Bankia cierra todas sus oficinas de Almería menos la de particulares y de empresas en la capital

Bankia se retira de Almería. La entidad bancaria que llegó a tener en nuestra provincia alrededor de una docena de oficinas entre las regentadas con la marca Bancaja y las que estaban bajo el rótulo de Caja Madrid ha decidido replegarse a sus “lugares operativos naturales”. Recordemos que Bankia es la ficha bancaria con la que opera el Banco Financiero y de Ahorros, fundado conjuntamente por Caja Madrid y Bancaja y la adhesión de La Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja Rioja, Caja Ávila y Caja Segovia, todo ello bajo la dirección de Rodrigo Ramo. En Almería solamente disponían de oficinas las dos primeras entidades.

El cierre de las oficinas de Almería afecta a diez sucursales y 26 extinciones laborales, hasta dejar solamente dos oficinas y 36 trabajadores. Según nos hemos podido informar, las dos oficinas que se salvarán del cierre serán una de particulares y otra de empresas, ambas en la capital. Es posible que también permanezca abierta la oficina de El Ejido, que parece que presenta buenos resultados.

En otras provincias andaluzas los efectos de este repliegue comercial de Bankia tiene efectos aún más devastadores. En total, en la comunidad autónoma las extinciones de empleo afectarán a 334 trabajadores de una plantilla algo inferior al millar. En Sevilla serán rescindidos 82 contratos laborales y serán cerradas 33 oficinas, mientras en Málaga los trabajadores afectados serán 89 y las oficinas 32. En el resto de provincias andaluzas, el número de trabajadores afectados y el de oficinas cerradas serán éstos: Cádiz, 48 y 19, respectivamente; Córdoba, 25 y 9; Granada, 30 y 12; Huelva, 16 y 7, y Jaén, 18 y 7. Emilio Ruiz.

El imperio financiero con el que Rato soñó

Emilio Ruiz

Rodrigo Rato no abandonó en octubre de 2007 el cargo de director gerente del FMI (Fondo Monetario Internacional), donde gozaba de un suculento sueldo, para apuntarse a las listas del INEM.  Volvía a su país de origen con un objetivo concreto: hacer de Caja Madrid la primera entidad financiera española. Y a punto estuvo de conseguirlo, al menos por volumen de activos.

Para conseguir su propósito, primero se embarcó en una arriesgada operación de fusión con Bancaja, la caja en proceso de quiebra que había sido el primer soporte financiero de los desmanes de la  Comunidad Valenciana. Al proyecto, después se le uniría un grupo de cajas más pequeñas: La Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja Rioja, Caja Ávila y Caja Segovia. Todas juntas formaron un cóctel explosivo que hizo tambalear hasta los cimientos del sistema financiero europeo y español.

Rato no consiguió el propósito de hacer de Bankia la primera entidad financiera por volumen de activos, pero cerca estuvo de conseguirlo. Se quedó en tercer lugar (273.000 millones), tras Santander (316 mil) y BBVA (300 mil), por delante de Caixabank (273 mil) y Popular (161 mil). Pero al mismo tiempo que hacía del viejo Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Madrid un monstruo financiero, los pies sobre los que apoyó el proyecto eran de barro. Tanto, que el Gobierno español y la Unión Europea tuvieron que acudir a su rescate con una inyección de más de 30.000 millones de euros que ya se nos ha dicho que son irrecuperables. Es decir, los pagaré el contribuyente.

Como siempre, los desmanes no cobran su precio del bolsillo de quienes los provocan, que sería lo lógico. Lo cobran mandando al paro a unos empleados inocentes, que eran ajenos por completo a los tejemanejes que se dilucidaban en las altas esferas financieras del país. Triste, pero así es. Veintiséis trabajadores de Bankia en la provincia de Almería pasarán a engrosar ahora las listas del paro. ¿Por falta de diligencia profesional? Qué va, por falta de diligencia profesional que quienes han considerado la entidad un instrumento de poder al servicio de oscuros intereses. ¿Y es posible que tanta temeridad y tanta irresponsabilidad queden impunes? Pues, fíjense, es posible.

domingo, 1 de septiembre de 2013

En nombre propio: los consejeros que entran, los que salen y los que se quedan

A Rosalía Martín, la coordinadora provincial de IU, le da igual que el consejero de Agricultura sea un almeriense. Al resto de almerienses, no. Y lamento defraudar a la diputada: va a ser un almeriense. Y es más, va a ser José Luis Sánchez Teruel. Y más aún: saldrán del Ejecutivo Carmen Martínez Aguayo, Antonio Ávila, Mar Moreno y Luis Planas; se mantendrán, además de los tres de IU, Luciano Alonso, María Jesús Montero y Emilio de Llera, y entrarán, además de JLST, Micaela Navarro y Máximo Díaz. ¿Especulación propia de un articulista dominguero? Lo veremos.

El secretario de Comunicación de UGT-Andalucía, José Ginel, lleva apenas unos meses ejerciendo el sindicalismo en Sevilla. Se dejó la secretaría general de Almería para ascender en el escalafón. Pero los ascensos no siempre son placenteros. Por lo pronto ya ha tenido que tragarse su primer sapo: explicar lo inexplicable de la supuesta financiación del sindicato con dinero de los cursos de formación. Ginel y su jefe, el virgitano Francisco Fernández Sevilla, alardearon de que “no hay indicios de que se hayan producido errores o irregularidades”. ¡Ay, José, con lo tan a gustico que estabas aquí, en Almería…!

Los nudistas de Vera critican al alcalde, José Carmelo Jorge, por hacer un aparcamiento cerca de la playa donde ellos se bañan. “Es que desde allí nos ven”, se quejan. ¿Y…? Parecía que entre los cánones del nudismo está ese que dice que me importa un bledo que me vean en pelotas. ¿Nudistas y pudorosos? Eso no puede ser: o una cosa o la otra. Emilio Ruiz. 

In memoriam: Pedro Sarmiento, primer alcalde democrático de Adra

El día de ayer fue un día triste no solamente para Adra, sino también para los muchos compañeros y amigos que compartimos con él aquellos emocionantes años del advenimiento de la democracia y la libertad. Se nos ha ido para siempre una de las personas de la provincia que más ha luchado por conseguir este régimen de libertades del que ahora podemos disfrutar: Pedro Sarmiento Posada. Pedro Sarmiento era un leonés de nacimiento (había nacido en La Bañeza), pero abderitano de corazón y de convicción. Llegó aquí cuando era un joven profesor y siempre quedó vinculado a esta tierra y a su gente.

Pedro pronto se comprometió en la lucha contra la dictadura y por la reinstauración de la democracia, y así, fue uno de los fundadores en Adra de la Asociación Cultural Andaluza (ACA), junto a los hermanos Pedro y Joaquín Navarro Imberlón y José María Ortega. Desde ACA fueron muchos los debates y mesas redondas que se celebraron durante los primeros años de la transición. Precisamente, el Congreso de Cultura Andaluza llegó a celebrar una de sus reuniones en Adra. Fue la primera vez que se izaba una bandera andaluza en un ayuntamiento, que aún estaba presidido por un alcalde franquista.

Pedro Sarmiento accedió a la alcaldía de Adra en las primeras elecciones municipales del 3 de abril de 1979 en representación del PSOE. Se mantuvo en el cargo hasta 1987. Fue también diputado por Almería en el Parlamento de Andalucía. Siempre con un carácter afable y cercano, era una persona que se hacía especialmente entrañable para sus compañeros y amigos.

A pesar de su pronto retiro de la política activa, Pedro nunca se ha desvinculado de la actualidad abderitana. Era frecuente verle con un brillante protagonismo en casi todos los actos públicos que organizaba el IES Gaviota, del que fue profesor y secretario, así como en los actos culturales que se organizaban en el municipio. También participaba con frecuencia en las tertulias radiofónicas de “La Retahíla”, que presentaba en la emisora del centro su compañero Felipe Toledano.

En abril de 2009, la Corporación municipal de Adra decidió por unanimidad conceder a Pedro Sarmiento el escudo de oro de la ciudad. “Queríamos homenajearle a él por ser un poco ejemplo de todos los que hemos sido alcaldes en la democracia», manifestó en aquel momento la alcaldesa, Carmen Crespo, actualmente delegada del Gobierno en Andalucía. Emilio Ruiz.