_______________________________________________________________________________________________

sábado, 3 de agosto de 2013

Caja Granada no elimina las cláusulas suelo de sus hipotecas

En casa del herrero, cuchara de palo. Esto es lo que deben de pensar los titulares de préstamos hipotecarios de Caja Granada al ver cómo el Frob –o sea, el Gobierno- ha tomado la determinación de no ofrecer en su banco lo que pide para los demás: que eliminen las cláusulas suelo de sus hipotecas. El Banco Mare Nostrum (BMN), que es el banco formado por Caja Granada, Caja Murcia, Caixa Penedès y Sa Nostra, está controlado en un 65 por el Estado al haberle realizado una inyección económica de 1.645 millones de euros.

¿Y por qué el Frob ha adoptado esta decisión, contraria a la que pide a las demás entidades? Las razones que dan son peregrinas, y las mismas pueden se tomadas de igual forma, si lo desearan, por las otras entidades que no se consideran afectadas por la  sentencia del Tribunal Supremo del pasado 9 de mayo que anulaba las cláusulas suelo de las hipotecas que no se hubieran comercializado con total transparencia.

La sentencia del Tribunal Supremo sólo condenó a tres entidades: BBVA, NCG Banco y Cajamar. Dicen en BMN que las hipotecas de su entidad “cumplen los criterios marcados por la regulación”, es decir, que se han sucrito con total transparencia.

La entidad no ha ofrecido datos separados de las hipotecas con cláusulas suelo concedidas por cada una de las antiguas cajas que conforman el banco. De forma global, estas hipotecas suponen el 27% del total.

Luis de Guindos, el ministro de Economía, ha insistido mucho en que las entidades financieras deben quitar las cláusulas suelo. “La sentencia del Supremo está para cumplirse y las sentencias generan jurisprudencia”, ha dicho.”Hemos pedido al Banco de España que preste una especial atención a la vigilancia del cumplimiento de la sentencia del Supremo sobre las cláusulas suelo en las hipotecas”, añadió.

Pero miren por dónde Luis de Guindos, antes de ser llamado por Mariano Rajoy para formar parte de su Gobierno, tenía su despacho precisamente en las oficinas de Banco Mare Nostrum. Quien tiene un amigo tiene un tesoro. Emilio Ruiz.