_______________________________________________________________________________________________

sábado, 13 de julio de 2013

Cajamar no tira la toalla: recurre la sentencia que anula la cláusula-suelo

Cajamar no tira la toalla con el tema de las dichosas cláusulas-suelo, que tantos quebraderos de cabeza están dando tanto a la entidad como a los titulares de los préstamos. Prácticamente el cien por cien de sus clientes con cláusula-suelo han visto regularizada su situación, una vez que se ha procedido a hacer desaparecer este límite con efectos de 9 de mayo, que fue el día que el Tribunal Supremo dictaminó la nulidad de las cláusulas establecidas en determinadas circunstancias.

Cajamar sigue pensando que la sentencia tiene muchos puntos oscuros. Uno de ellos, que “infringe preceptos constitucionales y cambia las reglas del juego que no estaban contempladas”, y otro, que “no había sido objeto de debate con las partes para tratar el precio con las entidades”.  También considera la sentencia se centraba “en base a hechos y fundamentos jurídicos distintos de aquellos que habían sido objeto del proceso y declarados probados en la sentencia de la Audiencia Provincial de Sevilla, con vulneración del principio de congruencia”. Y por eso y por otras razones es por lo que pide al alto tribunal su nulidad.


En las últimas semanas los clientes de Cajamar titulares de préstamos hipotecarios han visto recalculadas sus cuotas para dar cumplimiento a la sentencia del Supremo. Pese a lo que ahora manifiesta la entidad, parecía que la batalla judicial había llegado a su punto final. No es así. Por eso, ahora surge la duda de qué pasará finalmente si la sentencia del Supremo es anulada. ¿Habrá un nuevo recálculo de los cuadros de amortización de los préstamos? Así sería. Emilio Ruiz.