_______________________________________________________________________________________________

domingo, 23 de junio de 2013

En nombre propio: entre Juan Moreno y Zuleyka Rivera


El traje nuevo que esta semana estrena La Voz de Almería no es precisamente el traje nuevo del emperador. Éste sí es bien visible, y a la vista está. Anda estos días el dire, Pedro M. de la Cruz, como niño con zapatos nuevos, y en esta nueva etapa me encomienda que ponga rostro a los protagonistas de la semana. Tarea difícil, le digo, pues no siempre deben ocupar las negritas los que acaparan más titulares. Lo entiende, claro, y lo acepta.

Tristeza produce el escarnio al que se ha sometido a Juan Moreno. Al huercalense se lo llevaron de su pueblo, cuando era un bebé, cogido de la mano de unos padres que huían de la desesperación. En Alemania se ha hecho un hombre y se ha hecho de un nombre. Lo que ha dicho en Der Spiegel es lo que a muchos nos gustaría decir, pero no sabemos, no queremos o no podemos. Este país se está viendo devorado por el muermo de quienes en el horizonte no ven más que conformismo y resignación. Bocanadas de aire fresco como la de Juan Moreno, o la de la misma Ada Colau, no contaminan el ambiente. Lo depuran.

David Bisbal, el más planetario de los almerienses, ha echado carro marino. Tiene gusto el chico. Pero no es precisamente por el barco por lo que lo digo. Parece que Zuleyka Rivera le ha devuelto la ilusión. La Miss Universo 2006 es muy trabajadora, dice. Qué humilde. A la vista está que las cualidades de la  joven no se circunscriben al mundo laboral. A las fans del cantante les gustaba más Raquel Jiménez, por eso del paisanaje, pero de la puertorriqueña poco se puede decir que no sea bueno.

La Chanca no se entiende sin los relatos de Juan Goitisolo, los óleos de Jesús de Perceval, las acuarelas de Cantón Checa y las fotografías de Pérez Siquier. El premio nacional de Fotografía ha añadido un nuevo reconocimiento a su carrera, el premio Bartolomé Ros Photoespaña 2013. Enhorabuena, maestro. Emilio Ruiz.