_______________________________________________________________________________________________

domingo, 9 de junio de 2013

El Almería es de Primera


El campeonato de Liga de la 2ª División española –la llamada Liga Adelante- es uno de los más duros de Europa. Por supuesto, mucho más competitivo que la 1ª División, la Liga BBVA. En ésta, antes de empezar el campeonato, ya sabes quién se va a alzar con el título: El Barcelona o el Real Madrid. Incluso se puede vaticinar con precisión quiénes entrarán en Champions y quiénes en la Europe Liga, y hasta quiénes tendrán dificultades para mantener la categoría. En la Liga Adelante, todo es más imprevisible, más incierto. Plantillas de Primera encuentran dificultades para mantener la categoría –véase el caso del Murcia- y equipos con aspiraciones de mantenerse en la categoría convierten el campeonato casi en un paseo militar, como es el caso del Elche.

Muchos socios y aficionados no creímos, al inicio del campeonato, que el Almería podría ser un equipo de 1ª División. Nos hemos equivocado. Durante toda la temporada el Almería ha mostrado semblanza de equipo fuerte con vocación de ascenso. De hecho, creo que en ninguna de las jornadas se ha mantenido fuera del grupo de ascenso directo o, al menos, en el grupo de los participantes en el “play off”. Y, en las visitas a los campos más difíciles, ha mostrado un poderío que ha sorprendido a todos. Venirse de vacío del campo del campeón, el Elche, fue una de las injusticias más grandes que se han visto en el campeonato.

Hasta el pasado sábado, el Almería tenía dos posibilidades de ascender a Primera. Una era ganando en el campo de Villarreal. No ha podido ser tras un partido de alto nivel jugado de tú a tú. La otra posibilidad es la que el miércoles se inicia mediante el “play off” de ascenso. Creo que el Almería es superior a los rivales con los que tiene que enfrentarse. Pero esta percepción mía es la que se ha podido formar tras ver el desarrollo de un campeonato de largo recorrido como es la Liga. Ahora es distinto. El margen para el error es mucho más reducido. En las ligas, al ser campeonatos que priman la regularidad, casi siempre se proclaman vencedores los mejores. En las eliminatorias no siempre es así.

Es positivo que el Almería parta en esta minicompetición que ahora se inicia sin complejos, como ya demostró en Villarreal. Pero también es positivo que parta con humildad y con la cabeza bien fría. La temporada 2010-2011, el Granada, quinto clasificado en la Liga, se alzó con el ascenso. No ha lugar, pues, para la confianza. El equipo, anímicamente, está preparado para lo mejor. A los aficionados se nos abre una nueva ventana de ilusión: ver a nuestro equipo compitiendo en la mejor Liga del mundo. No podemos fallar. No debemos fallar. No vamos a fallar. Emilio Ruiz.