_______________________________________________________________________________________________

sábado, 20 de abril de 2013

La Estación de Gádor, ¿se cierra o no se cierra?


Hay mucha preocupación entre los vecinos de Gádor, Fiñana y Gérgal por el posible cierre de sus estaciones de ferrocarril. Para intentar evitarlos, el PSOE ha movilizado a sus militantes, que llevan a cabo una recogida de firmas con el objeto de impedir el cierre. Según la secretaria general del PSOE, Maribel Juárez, «los vecinos se han unido a esta movilización de forma rotunda ante el temor de perder un medio de comunicación imprescindible para el desarrollo económico del municipio». «El cierre de la estación supone reducir la oferta de transportes públicos de comunicación entre el Bajo Andarax y la ciudad de Almería, y lesiona los esfuerzos que desde distintas instancias se están llevando a cabo por potenciar la oferta turística de Gádor y de toda la comarca, por no hablar de las consecuencias para el medio ambiente que acarrearía suprimir esta parada, pues provocaría un incremento del uso del vehículo particular, mucho más contaminante».

La campaña contra el cierre se está realizando mediante la distribución de hojas de firmas en los establecimientos de Gádor que serán enviadas al Ministerio de Fomento. Por otra parte, el Grupo Municipal Socialista ha presentado una moción al pleno gadorense, que ha sido aprobada por unanimidad, solicitando al Ayuntamiento que exija al Ministerio de Fomento un desmentido público de las informaciones aparecidas sobre la reducción de los servicios ferroviarios que se prestan a todos los vecinos de la comarca a través de la estación de Gádor.

Matarí: “No se va a cerrar ninguna estación de ferrocarril en la provincia de Almería”
El Partido Popular ha respondido alto y claro a las dudas del PSOE. Según el diputado por Almería Juan José Matarí, «no va a cerrar ninguna estación de ferrocarril en la provincia de Almería». Informa Matarí de que, según los criterios establecidos por el acuerdo de Consejo de Ministros del pasado 28 de diciembre sobre Obligación de Servicio Público, «en las estaciones de Gádor y Fiñana efectuarán parada dos trenes diarios por sentido y día de la relación Sevilla-Granada-Almería, en total 14 trenes semanales por sentido, y en la estación de Gérgal efectuará parada un tren diario por sentido y día de la relación Sevilla-Granada-Almería, en total 7 trenes semanales por sentido, por tratarse de una estación entre 1 y 5 viajeros día».

Matarí ha hecho hincapié en que «ninguna de las tres estaciones se queda sin servicio ferroviario como así intenta hacernos creer el PSOE, y que lo que se produce es un ajuste en las frecuencias». Además, ha asegurado que «quien sostiene que el Gobierno va a cerrar estaciones está mintiendo».

El diputado del PP ha explica que en 2011 la estación de Gérgal acogió 1.348 viajeros, la de Gádor 2.329 y la de Fiñana 3.634, y que lo que está haciendo el Gobierno es «garantizar los servicios públicos en Almería y en España después de que tras siete años de gobiernos socialistas y una política plagada de despilfarro el PSOE los pusiera en peligro».

Una estación que data de 1895
La estación de ferrocarril de Gádor fue inaugurada el 26 de julio de 1895 con la apertura del tramo Guadix-Almería de la línea de férrea que pretendía unir Linares con el puerto de Almería, hecho que no se alcanzó hasta 1904, dadas las dificultades encontradas en algunos tramos. Su construcción corrió a cargo de la Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España, que mantuvo su titularidad hasta 1929, cuando pasó a ser controla por la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces. Andaluces, como así se le conocía popularmente ya llevaba años explotando la línea tras serle arrendada la misma en 1916. Un alquiler no demasiado ventajoso y que se acabó cerrando con la anexión de la compañía. En 1936, durante la Seguna RepúblicaAndaluces fue nacionalizada e integrada en la Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste debido a sus problemas económicos. Esta situación no duró mucho ya que en 1941, con la nacionalización de toda la red ferroviaria española, la estación pasó a manos de RENFE.
Desde el 31 de diciembre de 2004 Renfe Operadora explota la línea mientras que Adif es la titular de las instalaciones ferroviarias.