_______________________________________________________________________________________________

viernes, 26 de abril de 2013

Canal Sur desvela nuevos nombres de la Operación Tres Reyes

CNI

La llamada Operación Tres Reyes sigue siendo motivo para la especulación, el rumor y la desconfianza ante la filtración de datos interesados. No se entienden las razones por las que algunos nombres de presuntos implicados saltan con tanta ligereza a los medios de comunicación mientras otros permanecen guardados bajo llave. La operación está bajo secreto de sumario. Pero, como todas las operaciones amparadas bajo el secreto, en algunos casos el secreto es un secreto a voces.

Ayer los servicios informativos de Canal Sur en Almería se apuntaron un buen tanto al desvelar la identidad de dos de los imputados que permanecen en prisión por orden judicial. Se trata de Jose Antonio Mateo Acedo, del que se ha dicho que puede ser un capitán militar del CNI, y de José Alba Marco, empresario almeriense que, según ha revelado el periodista Pepe Fernández, exdirector regional de Onda Cero, hizo de intermediario entre las autoridades provinciales y el abogado del Estado Demetrio Carmona, del que se decía que había sido injustamente relegado de su puesto de trabajo para la subdelegación del Gobierno.

Aunque se van conociendo algunos detalles de la operación, el embrollo informativo sigue siendo máximo. La entrevista ofrecida por Demetrio Carmona a La Voz de Almería, lejos de arrojar luz al tema, lo ha ensombrecido más aún, y, ante preguntas concretas de la periodista, las respuesta han sido un galimatías.

Para añadir más confusión al tema, ayer se supo que el CNI se ha desmarcado por completo de esta operación y ha asegurado, a través del Jefe de Comunicación del propio servicio de inteligencia, que “ningún agente del Centro esté implicado en la Operación Tres Reyes”.

De todo lo publicado hasta ahora por los medios de comunicación el artículo más revelador sobre el caso es el escrito por Pepe Fernández. No resulta fácil desenvolverse en su lectura, pues en muchas ocasiones se da a entender lo que no se dice o se dice lo que no se da a entender. Atando cabos de aquí y de allá, cada uno puede hacerse su propia composición de lugar. Si tienen ganas de leer lo más parecido a una novela de espías, lean, por favor, el artículo de Pepe Fernández: http://www.laopiniondealmeria.com/2013/04/las-claves-de-la-operacion-tres-reyes.html. Emilio Ruiz.