_______________________________________________________________________________________________

martes, 30 de abril de 2013

Cajamar pierde 954 millones en 2012 y gana 28,5 en el primer trimestre de 2013


A Cajas Rurales Unidas-Cajamar le ha costado sangre, sudor y lágrimas superar sin ayudas públicas, por un lado, los dos decretos de provisiones del Gobierno, y por otro, la absorción de Ruralcaja. Ha cerrado 2012 con unas pérdidas de 954 millones de euros, tras unas dotaciones totales de 1.310 millones. Sin dotaciones por provisiones el beneficio neto hubiera ascendido a 81 millones. En 2011, el resultado neto fue de 46,2 millones, pero aún no estaban integradas Ruralcaja y Rural de Castellón.

La integración de Ruralcaja ha dado lugar a que en 2012 el volumen de activos dudosos se elevara a 4.291 millones, un 184 por ciento más, tras aportar la caja valenciana 1.530 de los 2.780 millones en los que se incrementó esa cifra. La tasa de morosidad se elevó al 12,6 por ciento, más del doble que al cierre de 2011, que fue del 5,9 por ciento.

El “sacrificio” realizado el año pasado ya está teniendo su compensación en éste. El beneficio neto del primer trimestre ha ascendido a 28,5 millones de euros.

Cajamar destaca en su análisis de resultados que ha cumplido las exigencias de solvencia sin necesidad de recurrir a ayudas públicas, cerrando el pasado ejercicio con un coeficiente de solvencia del 9,8 por ciento y de capital principal del 9,2 por ciento.

El volumen de negocio total a cierre de 2012 fue de 67.676 millones, un 31,7 por ciento más. De ellos, los créditos representan 34.019 millones, un 32,8 por ciento más; y los depósitos de la clientela, deuda mayorista y minorista ascienden un 30,7 por ciento, hasta 33.657. El número de socios ha crecido hasta 1.085.972, mientras que el número de clientes se ha situado en 3.458.000. Cuenta con 1.242 oficinas y 6.121 empleados. Emilio Ruiz.

sábado, 27 de abril de 2013

La Isla de los Inventos, de Rosario, en Santa Fe (Argentina), llevará el nombre del almeriense Manuel García Ferré


Si prospera, como parece que así va a ser, el proyecto del concejal del PRO Roy López Molina, La Isla de los Inventos, ubicada en el Parque España, de Rosario, en Santa Fe (Argentina) llevará el nombre de un almeriense: Manuel García Ferré. “Creemos que ésta es la mejor manera de homenajear a una persona que con su incansable laboriosidad hizo reír a grandes y chicos. García Ferre es un vivo ejemplo que dejó grandes recuerdos en la memoria de los vecinos de nuestra ciudad y en todos los argentinos", ha resaltado el concejal en la exposición de motivos de su propuesta.

"Gran parte del trabajo de Manuel García Ferré estuvo dirigido hacia el mundo infantil, por eso creemos que es adecuado designar con su nombre a una Institución Municipal que está orientada a la niñez", ha añadido. "Allí los chicos investigan, exploran y aprenden. Es un espacio donde el placer del juego está asociado al desarrollo creativo", dijo.

"García Ferré fue sinónimo de humor y educación en su incansable trabajo dedicado hacia lo infantil y darle este reconocimiento es una manera de homenajear su trayectoria".

La Isla de los Inventos es un proyecto urbano pedagógico que abrió sus puertas en 2003 constituyendo un centro cultural dedicado a la infancia que, con espectáculos, presentaciones, trayectos formativos y propuestas para la investigación, completa el llamado Tríptico de la Infancia (proyecto municipal que engloba este espacio, la Granja de la Infancia y el Jardín de los Niños).

Es un lugar para investigar, explorar y aprender a través de dispositivos lúdicos e invenciones novedosas que invitan a poner el cuerpo en juego y el pensamiento en acción, fusionando ciencias, arte y tecnología a través de lenguajes, diseños, medios y formatos; conformando así un punto de encuentro para chicos y grandes.

El proyecto arquitectónico logró la recuperación patrimonial de la antigua estación de trenes Rosario Central, la cual fue especialmente reacondicionada con un estilo contemporáneo para tal fin. Se reconstruyeron andenes, galpones, boleterías y otras dependencias y se construyeron el centro de experimentación docente, aulas, oficinas, puentes y cerramientos.

Manuel Garcia Ferré visitó la Isla de los Inventos en el año 2008, en el marco del 2º Encuentro Regional de Animadores, donde fue homenajeado y declarado visitante distinguido de la ciudad. Donó para el museo que se encuentra en la Escuela Para Animadores, que funciona dentro del espacio de la Isla de los Inventos, una mesa de filmacion en donde se realizaron los capitulos de la serie Las Aventuras de Hijitus y tantas otras producciones de su estudio.

Durante su estancia se realizaron una serie de entrevistas a Garcia Ferre y parte de su equipo de animadores que aparecen en gran parte del documental Los Misterios de Trulalá: https://www.youtube.com/watch?v=yT-OFSmbvQg. Emilio Ruiz.

Tres Reyes


Las operaciones policiaco-judiciales amparadas bajo secreto de sumario son doblemente perniciosas: por un lado, porque se hurta a los ciudadanos el conocimiento de unos hechos que le afectan directa o indirectamente, y por otro, porque se prestan a filtrar informaciones sesgadas, parciales o manipuladas, pero en cualquier caso interesadas. En la llamada Operación Tres Reyes, solamente una persona ha sido puesta de forma descarada a los pies de los caballos: el abogado –digo abogado, no exabogado, porque no se pasa de una condición a otra por un capricho administrativo- del Estado Demetrio Carmona, precisamente uno de los integrantes de la operación que está en libertad sin cargo alguno.

Nadie sabe en Almería de qué demonios trata estaOperación Tres Reyes. Cierto es que sobre la misma ya han corrido ríos de tinta, pero los hechos narrados por los medios de comunicación –principalmente por la subdirectora de La Voz de Almería, Antonia S. Villanueva, y por Pepe Fernández, exdirector regional deOnda Cero, a los que hay que felicitar por sus esfuerzos por acercarnos a lo más próximo a la realidad- son tan confusos, farragosos, inconcretos, poco veraces y hasta esperpénticos, que parece que estamos ante una novela de espías en vez de ante unos hechos reales. El propio Carmona, en sus declaraciones a La Voz, lejos de poner una luz en el tema, abundó más aún en la confusión. Mejor, que se hubiera quedado callado.

No pueden tener ni una pizca de verosimitud las versiones que sobre esta operación se están publicando. No puede ser cierto que dos veteranos y potentados empresarios del Poniente almeriense vayan a Irak a comprar un tráiler de dinares robados del Banco Nacional por un millón de uros. Ni puede ser cierto que un exempleado de Marsans, sobrino de un exalcalde socialista de un pueblo del Levante almeriense, se convierta de pronto en topo del CNI ni que el Pentágono ofrezca cuantiosas cantidades por unos billetes en desuso que se encuentran depositados en cámaras acorazados de El Ejido. Si esto y todo lo demás que se cuenta fuese verdad, entonces es que definitivamente hemos perdido la cabeza. Emilio Ruiz.

viernes, 26 de abril de 2013

Canal Sur desvela nuevos nombres de la Operación Tres Reyes

CNI

La llamada Operación Tres Reyes sigue siendo motivo para la especulación, el rumor y la desconfianza ante la filtración de datos interesados. No se entienden las razones por las que algunos nombres de presuntos implicados saltan con tanta ligereza a los medios de comunicación mientras otros permanecen guardados bajo llave. La operación está bajo secreto de sumario. Pero, como todas las operaciones amparadas bajo el secreto, en algunos casos el secreto es un secreto a voces.

Ayer los servicios informativos de Canal Sur en Almería se apuntaron un buen tanto al desvelar la identidad de dos de los imputados que permanecen en prisión por orden judicial. Se trata de Jose Antonio Mateo Acedo, del que se ha dicho que puede ser un capitán militar del CNI, y de José Alba Marco, empresario almeriense que, según ha revelado el periodista Pepe Fernández, exdirector regional de Onda Cero, hizo de intermediario entre las autoridades provinciales y el abogado del Estado Demetrio Carmona, del que se decía que había sido injustamente relegado de su puesto de trabajo para la subdelegación del Gobierno.

Aunque se van conociendo algunos detalles de la operación, el embrollo informativo sigue siendo máximo. La entrevista ofrecida por Demetrio Carmona a La Voz de Almería, lejos de arrojar luz al tema, lo ha ensombrecido más aún, y, ante preguntas concretas de la periodista, las respuesta han sido un galimatías.

Para añadir más confusión al tema, ayer se supo que el CNI se ha desmarcado por completo de esta operación y ha asegurado, a través del Jefe de Comunicación del propio servicio de inteligencia, que “ningún agente del Centro esté implicado en la Operación Tres Reyes”.

De todo lo publicado hasta ahora por los medios de comunicación el artículo más revelador sobre el caso es el escrito por Pepe Fernández. No resulta fácil desenvolverse en su lectura, pues en muchas ocasiones se da a entender lo que no se dice o se dice lo que no se da a entender. Atando cabos de aquí y de allá, cada uno puede hacerse su propia composición de lugar. Si tienen ganas de leer lo más parecido a una novela de espías, lean, por favor, el artículo de Pepe Fernández: http://www.laopiniondealmeria.com/2013/04/las-claves-de-la-operacion-tres-reyes.html. Emilio Ruiz.

martes, 23 de abril de 2013

El EGM en Almería: La Voz de Almería y la SER, líderes indiscutibles


Ayer se hicieron públicos los datos del segundo Estudio General de Medios (EGM) de la temporada. Por lo que respecta a audiencias de radio, a nivel estatal, datos de cara para unos y de cruz para otros. De cara, para la Cope, que ha recogido la cosecha del alquiler de las frecuencias de ABC Punto Radio, con 1.969.000 oyentes, que suponen un crecimiento del 9,6 %, o sea, 172.000 nuevos seguidores. De cruz, para RNE, que pierde 585.000 oyentes en un año. En comparación con el EGM de marzo del año pasado la SER gana un 4,4 % y Onda Cero pierde un 3,8 %.

El liderazgo sigue siendo cosa de la SER, con 4.829.000 oyentes de media diaria, 205.000 más que en la misma ola del año pasado. El segundo lugar sigue siendo de Onda Cero, con 2.612.000 seguidores, 104.000 menos que hace un año. La Cope pasa a la tercera posición, con 1.969.000 seguidores, 172.000 más que hace un año, gracias principalmente a la incorporación de 70 postes alquilados a ABC Punto Radio, que tenía en la anterior oleada 480.000 seguidores. Radio Nacional de España va en caída libre. Se ha quedado con 1.267.000 oyentes, 585.000 menos que hace un año. Por lo que respecta a emisoras regionales, Canal Sur Radio se quedó en 411.000 seguidores, un 12 % más que hace un año.

Las audiencias de Almería(Radio). En cuanto a las audiencias en la provincia de Almería, el liderazgo también es para la SER, con 59.000 oyentes. A continuación se sitúan Onda Cero (42.000), Canal Sur (36.000) y Cope (16.000). En radios musicales, el liderazgo es para 40 Principales (93.000 oyentes), seguida de Canal Fiesta (42.000), Europa FM (38.000) y Cadena 100 (26.000).

El EGM en la prensa

Los datos del EGM para los diarios nacionales de pago no han tenido buenos. El dato más cruel es para La Razón, que pierde el 10,2 % de sus lectores en un año. También son negativos los datos de ABC, que desciende en un 6,1 %; El Mundo, - 4,5 %, y El País, - 1,3 %.

De esta forma, El País tiene 1,86 millones de lectores, 26.000 menos que hace un año; El Mundo, 1,17 millones, 40.000 lectores menos que un año antes; ABC, 609.000 lectores, 40.000 menos que hace un año, y La Razón, 264.000 lectores, 30.000 menos que hace un año.

Las audiencias de Almería (Diarios). En cuanto a la audiencia de los diarios de Almería, el liderazgo absoluto es para La Voz de Almería, que, por primera vez en su vida, alcanza los 100.000 lectores. Ideal sube hasta 23.000 y Diario de Almería también sube esta 16.000. Emilio Ruiz.

domingo, 21 de abril de 2013

Sánchez Teruel, en la marcha del Día de la República


Las redes sociales se han hecho eco esta semana de la presencia, el domingo, de José Luis Sánchez Teruel en la marcha del Día de la República. Sánchez Teruel es, como se sabe, el máximo representante en Almería del partido que más tiempo ha gobernado en España desde la reinstauración de la monarquía y del partido que, a pesar de ser republicano en sus principios, más ha apostado por el mantenimiento y la consolidación de la institución monárquica.

A raíz de esta presencia, he recordado lo sucedido recientemente a las puertas de un hospital de Madrid. Unos médicos recogían firmas contra la privatización. Por allí andaba el duque de Lugo, al que se la pidieron. “Comparto vuestra causa”, les dijo, “pero entended que no debo firmar”. Y lo entendieron. Al poco, pasó por allí la alcaldesa de Madrid, a la que hicieron la misma petición. “¿Dónde hay que firmar?”. Y firmó. ¿Fueron correctas ambas actitudes? Recuerdo, también, cuando el exministro socialista López Aguilar fue abucheado por intentar participar en una marcha contra los desahucios. Tuvo que refugiarse en un coche policial.

Sánchez Teruel dice que lo tiene claro. “Actuar o comportarte en base al qué dirán es un fraude. Nadie me pidió acudir, fue una decisión personal, sabiendo lógicamente que represento al PSOE 24 horas y 365 días. Me parecía oportuno compartir un acto donde nos congratulábamos de lo que en su día significó la República desde el punto de vista de la libertad, la igualdad y el avance en derechos. No era mi presencia para reclamar un cambio de sistema institucional. Sí para reclamar que todos los que tengamos una representación institucional seamos ejemplares de verdad, no de pose, y para defender siempre instituciones democráticas sea cual sea su forma. A partir de ahí, acepto las criticas a mi presencia como hubiese aceptado las criticas a mi no asistencia”. Yo, no sé, no sé. Emilio Ruiz.

sábado, 20 de abril de 2013

La Estación de Gádor, ¿se cierra o no se cierra?


Hay mucha preocupación entre los vecinos de Gádor, Fiñana y Gérgal por el posible cierre de sus estaciones de ferrocarril. Para intentar evitarlos, el PSOE ha movilizado a sus militantes, que llevan a cabo una recogida de firmas con el objeto de impedir el cierre. Según la secretaria general del PSOE, Maribel Juárez, «los vecinos se han unido a esta movilización de forma rotunda ante el temor de perder un medio de comunicación imprescindible para el desarrollo económico del municipio». «El cierre de la estación supone reducir la oferta de transportes públicos de comunicación entre el Bajo Andarax y la ciudad de Almería, y lesiona los esfuerzos que desde distintas instancias se están llevando a cabo por potenciar la oferta turística de Gádor y de toda la comarca, por no hablar de las consecuencias para el medio ambiente que acarrearía suprimir esta parada, pues provocaría un incremento del uso del vehículo particular, mucho más contaminante».

La campaña contra el cierre se está realizando mediante la distribución de hojas de firmas en los establecimientos de Gádor que serán enviadas al Ministerio de Fomento. Por otra parte, el Grupo Municipal Socialista ha presentado una moción al pleno gadorense, que ha sido aprobada por unanimidad, solicitando al Ayuntamiento que exija al Ministerio de Fomento un desmentido público de las informaciones aparecidas sobre la reducción de los servicios ferroviarios que se prestan a todos los vecinos de la comarca a través de la estación de Gádor.

Matarí: “No se va a cerrar ninguna estación de ferrocarril en la provincia de Almería”
El Partido Popular ha respondido alto y claro a las dudas del PSOE. Según el diputado por Almería Juan José Matarí, «no va a cerrar ninguna estación de ferrocarril en la provincia de Almería». Informa Matarí de que, según los criterios establecidos por el acuerdo de Consejo de Ministros del pasado 28 de diciembre sobre Obligación de Servicio Público, «en las estaciones de Gádor y Fiñana efectuarán parada dos trenes diarios por sentido y día de la relación Sevilla-Granada-Almería, en total 14 trenes semanales por sentido, y en la estación de Gérgal efectuará parada un tren diario por sentido y día de la relación Sevilla-Granada-Almería, en total 7 trenes semanales por sentido, por tratarse de una estación entre 1 y 5 viajeros día».

Matarí ha hecho hincapié en que «ninguna de las tres estaciones se queda sin servicio ferroviario como así intenta hacernos creer el PSOE, y que lo que se produce es un ajuste en las frecuencias». Además, ha asegurado que «quien sostiene que el Gobierno va a cerrar estaciones está mintiendo».

El diputado del PP ha explica que en 2011 la estación de Gérgal acogió 1.348 viajeros, la de Gádor 2.329 y la de Fiñana 3.634, y que lo que está haciendo el Gobierno es «garantizar los servicios públicos en Almería y en España después de que tras siete años de gobiernos socialistas y una política plagada de despilfarro el PSOE los pusiera en peligro».

Una estación que data de 1895
La estación de ferrocarril de Gádor fue inaugurada el 26 de julio de 1895 con la apertura del tramo Guadix-Almería de la línea de férrea que pretendía unir Linares con el puerto de Almería, hecho que no se alcanzó hasta 1904, dadas las dificultades encontradas en algunos tramos. Su construcción corrió a cargo de la Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España, que mantuvo su titularidad hasta 1929, cuando pasó a ser controla por la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces. Andaluces, como así se le conocía popularmente ya llevaba años explotando la línea tras serle arrendada la misma en 1916. Un alquiler no demasiado ventajoso y que se acabó cerrando con la anexión de la compañía. En 1936, durante la Seguna RepúblicaAndaluces fue nacionalizada e integrada en la Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste debido a sus problemas económicos. Esta situación no duró mucho ya que en 1941, con la nacionalización de toda la red ferroviaria española, la estación pasó a manos de RENFE.
Desde el 31 de diciembre de 2004 Renfe Operadora explota la línea mientras que Adif es la titular de las instalaciones ferroviarias.

miércoles, 17 de abril de 2013

Los alcaldes del PP y del PSOE, unidos contra la reforma de la Administración Local


Era el 11 de julio de 2012. Como dos años antes hiciera su predecesor en el cargo, José Luis Rodríguez Zapatero, llegado de la cumbre de Davos con la lección aprendida, también el nuevo presidente, Mariano Rajoy, iba a exponer su catálogo de ajustes y reformas para sacar a España del atolladero.  Eran 35 las medidas, ni una más ni una menos, y, una vez llevadas a cabo todas ellas, las cuentas públicas se iban a ver aliviadas en nada menos que 65.000 millones de euros.

Cuando aún no se ha cumplido un año de aquella comparecencia parlamentaria, las 35 medidas anunciadas por Rajoy se pueden clasificar en tres grupos: las que se han llevado a cabo, las que han caído en el saco del olvido y, por último, las que se quieren llevar a la práctica pero no se puede “porque el asunto es más complejo de lo que parecía”.

Centrémonos en el grupo primero y tercero. Hoy, once meses después del anuncio, son una realidad: la eliminación de la paga extra, el incremento del IVA, la reducción de la partida presupuestaria consignada a los partidos y sindicatos, la supresión de bonificaciones a la contratación, la reducción de los días de libre disposición de los funcionarios, la equiparación de las condiciones en situación de incapacidad temporal de los empleados públicos a las del resto de trabajadores, la reducción del número de liberados sindicales, la reducción de la prestación por desempleo, la eliminación de la deducción por la compra de vivienda y la modificación de la jubilación anticipada.

No son una realidad, por el contrario, entre otras: la drástica reducción e incluso eliminación de empresas públicas, la reducción del número de concejales en un 30 por ciento, la homogeneización de las retribuciones de alcaldes y concejales, la reforma de las Administraciones Públicas atendiendo a la premisa de "una Administración, una competencia", el refuerzo del papel de las Diputaciones Provinciales, el control de las cuentas públicas en el ámbito local con el fortalecimiento del Interventor Municipal y la eliminación de controles por diversos ámbitos administrativos.

Conclusión: cuando las medidas que hay que tomar afectan a organismos y cargos públicos, el reloj de las reformas entonces se para o, al menos, se ralentiza. Es lo que está sucediendo con la anunciada reforma de las Administraciones Públicas, principalmente la local. En este asunto, PP y PSOE defienden criterios más de unión que de disidencia, si bien es cierto que, en el caso del partido del Gobierno, las diferencias internas son notables entre lo que proponen los de arriba –léanse miembros del Gobierno- y lo que están dispuestos a aceptar los de abajo –léanse cargos municipales y gestores políticos de empresas públicas-.

El Proyecto de reforma de la Administración Local elaborado por el Gobierno ya ha tenido respuesta formal de los alcaldes y concejales a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp). PP y PSOE, tan discrepantes en los más variados asuntos, aquí van cogidos de la mano. El documento elaborado, de 104 folios, es una enmienda a la totalidad del proyecto gubernamental. Los alcaldes se niegan a perder competencias, autonomía, poder y cargos.

¿Hacia dónde consideran los representantes municipales que debe de ir encaminada la reforma local? Nada, dicen, de meter la tijera de forma bruta. Y, sobre todo, que cualquier paso que se dé debe “respetar la autonomía local constitucionalmente garantizada”. Al organismo que preside el popular alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y vicepreside el socialista alcalde de Vigo, Abel Caballero, el informe denominado “Anteproyecto de ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Lcal”, aprobado por el Consejo de Ministros el 15 de febrero pasado, no le ha gustado nada.

Considera la Femp que la reforma debe resolver el problema de “la prestación de las competencias impropias, que absorben más del 25% del gasto público de los gobiernos locales”. Respecto a la asunción de determinadas competentes de los municipios pequeños por parte de las Diputaciones, considera que debe dejarse constancia de que un gobierno municipal “nunca pierde la competencia, sólo cede la gestión”, dejando de esa forma abierta la puerta de la recuperación de cualquier competencia delegada por razones coyunturales.

La Federación se opone a la intervención de los municipios por Hacienda en los casos de ayuntamientos que no cumplan con las exigencias de estabilidad presupuestaria o no rindan cuentas. “Por esta vía”, dice, “podrían desaparecer ‘de facto’ muchos gobiernos municipales”. Tampoco quiere que los interventores municipales dejen de depender directamente de los políticos electos de cada ayuntamiento y a que amplíen sus funciones de control sobre los gastos e inversiones de la corporación. Es, dicen, darle un poder, el político, que no tienen.

En el capítulo de los sueldos de los alcaldes, la Femp reclama que en el techo fijado por el Gobierno (el sueldo de un secretario de Estado), se incluyan también todos los complementos. De esa forma, los alcaldes de las grandes ciudades podrían percibir en torno a 90.000 euros al año. Sobre los sueldos de los alcaldes de municipios de menos de 1.000 habitantes (el proyecto del Gobierno deja a éstos sin retribución alguna) la Femp considera que, puesto que la mayoría de ellos no cobra nada, debe dejarse libertad de decisión a cada Ayuntamiento. Emilio Ruiz.

domingo, 14 de abril de 2013

Cataluña quiere la independencia en base al "Modelo Almería"


Rebobinemos la película: el 28 de febrero de 1980 los almerienses, como el resto de andaluces, fuimos convocados a las urnas para decidir si queríamos que Andalucía accediera a la autonomía a través del artículo 151 de la Constitución, el único medio por el que se podía acceder a la “autonomía de primera”. La convocatoria estuvo repleta de “complejidades”, por decirlo de alguna forma. El Gobierno fomentó la abstención (“Andaluz, éste no es tu referéndum”, decía la propaganda del partido en el poder) y convirtió la pregunta en un galimatías incomprensible para la mayoría de los andaluces. Además, se estableció una exigencia difícilmente superable: había que conseguir el voto afirmativo de más de la mitad de los electores censados –no de los votantes- y ese mismo resultado tenía que cumplirse en todas y cada una de las provincias, de tal forma que si sólo una no cumplía, el proceso se venía abajo.

En la provincia de Almería votó el 51,52 por ciento del censo. Lo hizo afirmativamente el 42 por ciento, también del censo. En el resto de las provincias andaluzas se superó el listón exigido, pero no en Almería. Formalmente, el referéndum no prosperó.

El día 4 de marzo la Junta de Andalucía impugna los resultados del referéndum en Almería. Del 6 al 8 de junio se celebra el Congreso regional de UCD y en sus conclusiones propone dejar muerta la vía 151 y llegar a la autonomía plena por el artículo 143, el de la “autonomía de segunda”. Tras unos meses de presión política y social tremendas, finalmente se desbloquea el acceso de Andalucía a la autonomía por medio del artículo 151 mediante una modificación de la Ley Orgánica de Modalidades de Referéndum.  El 11 de noviembre el Congreso aprueba la reforma. El presidente de la Junta, Rafael Escuredo, en el aeropuerto de Sevilla, megáfono en mano, anuncia a los andaluces la buena nueva.

Pues bien, el presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional, Carles Viver Pi-Sunyer, quiere que el “Modelo Almería” sea también el que lleve a Cataluña a la independencia. Dice que ve "menos forzado" desde el punto de vista constitucional convocar la consulta soberanista que propone el gobierno catalán que la forma con la que en su momento Andalucía obtuvo la autonomía. "Cuando se perdió el referendo en Almería, se ideó una fórmula a través de la reforma de la ley orgánica para que se pudiera suplir la voluntad de esta provincia", ha afirmado. “Lo que se propone ahora (la consulta) es mucho menos forzado que lo que se hizo en este momento y si entonces se pudo hacer es porque había voluntad política".

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, ha pedido una vez más a los políticos catalanes que, por favor, dejen ya a Andalucía en paz. De una vez y para siempre. Y que si quieren hablar del “Modelo Almería”, con mucho gusto hablamos. Pero bajo el cálido plástico de un invernadero de El Ejido. Esto último no lo ha dicho Diego Valderas. Lo digo yo.

sábado, 13 de abril de 2013

La ramificación almeriense del "Caso ITV"


El martes próximo, Oriol Pujol, el hijo político del expresidente de la Generalitat de Catalunya Jordi Pujol, tiene una cita con la justicia. Está imputado por un delito de tráfico de influencias. Se le acusa de ser el cerebro de una trama de amaño de concesiones de estaciones de ITV para favorecer a un grupo de empresarios con los que él mismo y su mujer estaban asociados. Presuntamente. Siempre presuntamente.

El descubrimiento de la trama fue por pura casualidad. Durante unas escuchas en el llamado Caso Campeón, que afecta al exministro José Blanco, a la policía le llegó una conversación del industrial catalán Sergi Pastor, que se jactaba del apoyo de  Pujol para amañar la ordenación del sector de las ITV en Cataluña. Se pretendía anular el reparto de estaciones realizado por el Gobierno de Montilla para realizar la adjudicación a una empresa, Upprime Energy, creada por Pujol y sus amiguetes.

A esa empresa se iban a incorporar otros accionistas: el entonces director de Sony España, el albojense Pedro Navarrete, y su esposa, María Jesús Muro, además de Ficosa, la compañía que compró la planta de Sony en Viladecavalls. Según El País, por esta operación con Sony, Ficosa pagó tres millones de comisión a Sergi Alsina. Y de los tres, uno fue a parar, tras un cruce de facturas falsas –insisto, siempre presuntamente-, a Pedro Navarrete.

En una conversación interceptada a Navarrete que aparece en el sumario, el albojense explica cómo llega esa comisión a él sin dejar rastro: “Está perdida la trazabilidad porque [el dinero] primero viene a Alsina, de Alsina va a Pastor y de éste a Landiron. Para encontrar esa línea hay que ser un lince”. Landiron es la empresa familiar de Navarrete y su mujer. El matrimonio, hasta hoy, no ha sido detenido ni está imputado. Hay que confiar, pues, en su inocencia. Emilio Ruiz.

martes, 2 de abril de 2013

Manuel García Ferré, algo más que un historietista



Tras la figura recogida, delicada, seria, adusta, de Manuel García Ferré (Almería 1929 - Buenos Aires 2013) se esconde algo más que un historietista o un contador e ilustrador de historias. Se esconde la enorme figura de un creador, director, productor, realizador, publicista, dibujante, innovador y empresario que ha sido referencia y reverencia de los infantes argentinos durante más de sesenta años.

Don Manuel, con su hija Diana,
en la Ciudad de los Niños
 (Foto Luis Ardouin)
Hay dos elementos en la vida y en la obra de García Ferré que, por su importancia, creemos dignos de mención. Uno de ellos es el enorme volumen de su creatividad que ha salido de la imaginación de quien hasta el último día de su vida tenía su carpeta de proyectos cargada de futuro. Y otro, el influjo que en toda su obra, en su vida podríamos decir, ha tenido su origen almeriense. Recordemos que la familia García Ferré partió en 1947 del puerto de Cádiz en el barco “Cabo de Buena Esperanza” cuando el joven dibujante tenía 17 años.

Anteojito, Hijitus, Pantriste, Petete…

La producción artística de nuestro paisano es abundantísima. De su imaginación han surgido personajes tan variados como Anteojito, Antifaz, Cachavacha, Calculín, Chifuleta, Dedo Negro, El boxitracio, Gold Silver, Gutiérrez, Hijitus, La Marañaza, Larguirucho, Oaki, Ovicio, Pantriste, Petete, Pichichus, Paco Pum, Pi-Pío, Piipi, Profesor Neurus, Pucho, Raimundo, Serrucho, Trapito, Kechum, Trucu… Además, ha intervenido en la dirección, realización o producción de largometrajes como ‘Mil intentos y un invento’, ‘Las aventuras de Hijitus’, ‘Petete y Trapito’, ‘Ico, el caballito valiente’, ‘Manuelita’, ‘Corazón, las alegrías de Pantriste’ y ‘Soledad y Larguirucho’, esta último estrenada hace unos pocos meses, y de series de televisión como ‘Las aventuras de Hijitus’, 'Calculín' y ‘El Libro Gordo de Petete’. Ha sido, además, editor de revistas de éxito, como ‘Ser padres hoy’ y ‘Muy interesante’, y publicista de multitud de marcas comerciales.

García Ferré, con sus tres hijos, Diana, Irene y Carlos
Tras unos años con su carpeta bajo el brazo recorriendo despachos y oficinas, en 1959 García Ferré se estableció por su cuenta y pudo, por fin, disponer de oficinas propias en Viamonte 700. Pronto se le quedaron pequeñas y fue cuando, por los setenta, dio el salto al edificio Apolo de la Avenida Corrientes 1386 de la Capital Federal.  En la décima planta, que ocupaba íntegra, llegaron a trabajar casi cien trabajadores.

Toda su actividad editorial se ha canalizado a través de tres empresas familiares: primeramente, García Ferré Producciones, creada en 1968, y después, Editorial García Ferré (1986) y García Ferré Entertainments (1998). Han sido empresas de ámbito familiar. En el negocio han estado las dos esposas de don Manuel, Inés Geldstein y María Inés Lombarda Vizcaíno, su hermano Jesús y los tres hijos, Carlos, Diana e Irene, así como algunos sobrinos. El padre seguía siendo, hasta su muerte, el presidente de las sociedades, mientras su hija Irene es la vicepresidenta. Los hijos, a su vez, son accionistas de diversas empresas relacionadas con el negocio audiovisual y artístico.

Almería, en su vida y en su obra

La prensa argentina, en general, siempre ha sido muy cuidadosa en respetar el origen almeriense de Manuel García Ferré, si bien nunca nadie ha dudado de que su inmenso éxito donde principalmente se ha creado y donde ha tenido la mayor aceptación ha sido en la República Argentina. Pero no hay biografía que no indique de forma destacada que el gran historietista nació a orillas del Mediterráneo, en Almería.

2010. García Ferré, con su
esposa María Inés
Siempre se ha puesto énfasis en el lugar de nacimiento de García Ferré porque él, pese a estar durante muchos años sin apenas contacto con su ciudad, a cada momento ha destacado la influencia que su lugar de nacimiento ha tenido en su vida y en su obra. No hay que olvidar que García Farré era un buen mozalbete de 17 años, a punto de terminar el bachillerato, cuando cogió, con sus padres, un barco con destino a tan lejanas tierras, donde ya se hallaban residiendo sus abuelos maternos. Incluso le dio tiempo de hacer en su ciudad alguna que otra exposición. El padre de García Ferré era un empleado de Correos en nuestra capital, de ideas izquierdistas, que no pudo soportar las durezas del nuevo régimen dictatorial.

A pesar de su corta edad, el joven García Ferré era muy conocido en los ambientes artísticos de Almería. Entre sus compañeros de Instituto tenía fama de buen estudiante, no sólo en materias artísticas, sino también en Literatura. Precisamente su profesora de Literatura era la catedrática Celia Viñas Olivella, gran poetisa, que da nombre al actual Instituto heredero de aquel. Unos años después de la muerte de Celia, su esposo Arturo Arturo Medina encontró entre sus archivos una libreta de la profesora donde hacía mención a los mejores alumnos que habían pasado por sus clases. Destacaba a Tadea Fuentes, Gabriel Espinar, Araceli Gómez, María Moltó, Eugenio de Bustos, Dionisio Godoy, López Cuadra y, por supuesto, a Manolo García Ferré.

Su primer premio, el 15 de noviembre de 1945

Solía recordar Manuel García Ferré que una de las razones que hizo despertar en él sus sentimientos de artista fue un premio que le dieron en el Instituto que incluso mereció una crítica de Eugenio D´Ors. Don Manuel no recordaba demasiados detalles de aquel galardón. Pero sí se han conocido a través de otro reconocido artista y también alumno del Instituto en aquella época. En la década de los noventa, el Instituto de Estudios Almerienses publicó un libro de homenaje a Manuel del Águila Ortega, también compañero de Instituto del hispano-argentino. En ese libro, Antonio López Ruiz tiene un recuerdo para Del Águila y, de paso, para el propio García Ferré:

"¿Recuerdas, para empezar, que cuando el 15 de noviembre del año 1945 tuvo lugar el Tercer concurso Provincial de Artesanía en la Escuela de Artes y Oficios de Almería, resultaron premiados un retrato de Capulino, un tazón de manzanas de Cañadas, un bodegón con lavafrutas de Cantón Checa, un retrato de Domínguez y un paisaje de Alcaraz? El nivel en la sección de pintura había superado al de los concursos anteriores. Estuvo presente Perceval. Tú eras muy joven, pero recordarás, supongo, que en aquella ocasión se otorgó también un premio extraordinario a la obra de García Ferré".

Todos estos artistas crearon, un año después y apenas unos meses antes de que Manuel García Ferré partiera para tierras argentinas, el Movimiento Indaliano de pintura, capitaneado por Jesús de Perceval.

“Todos, incluida la señorita Celia, sentimos su marcha y se preveía que sería un gran artista”, recuerda un compañero de Instituto

 “Hay un elemento que alentó mi vocación y sobre todo me dio confianza”, comentó un día García Ferré al diario ‘La Nación’. “Cuando hice mi primera muestra, a los 16 años, tuve una nota elogiosa de Eugenio d´Ors, un gran ensayista, famoso por sus escritos sobre crítica de arte”.

Un compañero suyo de instituto, Manuel Díaz García, aún hoy tiene recuerdos de aquella época: “Recuerdo a los hermanos García Ferré cuando estudiábamos juntos en el Instituto de Segunda Enseñanza, lo que hoy es la Escuela de Artes. Nos daba clase Celia Viñas y ya era famoso por sus dibujos en el periódico mural del centro. Todos, incluida la señorita Celia, sentimos su marcha, pues era un gran compañero. Se preveía que sería un gran artista”.

Número 1925 y último de Anteojito
En el escalafón de las fuentes de la inspiración raíz del artista ocupa un lugar prominente el Mediterráneo, cuyo “azul llevo pegado en mis retinas”. “Creo que la claridad del cielo ayuda a la claridad de las ideas. Los días de tormenta o grises hacen que el cerebro esté sombrío y enmohecido. A mí me gusta la alegría, el color, la luz, la sombra".

Desde que era un crío y hasta el día antes de embarcar, García Ferré acudía todas las mañanas desde su casa de la Plaza Granero, cuaderno y lápices de colores en mano, a la orilla de su mar, que le era manantial de inspiración.

Tras el Mediterráneo, el germen creativo de García Ferré también tiene que ver con su juventud en Almería. Se lo confesaba de esta manera a ‘La Nación’: “Soy autodidacta. Mi interés por las artes plásticas empezó cuando era muy chico. María, mi madre, pintaba y yo la observaba y trataba de imitarla. Ese fue el primer elemento motivador. El segundo ocurrió unos años más tarde cuando estudiaba en el Instituto de Segunda Enseñanza de Almería y cayeron en mis manos tres volúmenes ilustrados por un artista fabuloso, el francés Gustave Doré. Eran la Biblia, el Quijote y la Divina Comedia. Al principio creía que eran dibujos y que simplemente se trataba de deslizar la pluma sobre el papel. Sólo más tarde me enteré de que eran grabados y que cada línea era una incisión en una placa de metal, piedra o madera. El tratar de reproducir las obras de Doré me hizo muy meticuloso como artista, aunque también influyó el hecho de que siempre me gustó la matemática”.

Marcado por la Guerra Civil

Precisamente, es de un profesor de matemáticas que tuvo en Almería de quien García Ferré siempre ha guardado uno de los mejores recuerdos. Se refiere a quien fue también director del Instituto, don Francisco Sáiz Sanz. "Siempre hacía chistes mientras enseñaba. Como hacía chistes, por más árida que fuera la lección, le prestábamos atención y entonces aprendíamos. Cuando no entendíamos, don Francisco tenía la suficiente paciencia como para volver a explicar, y, como nos resultaba simpático, no le poníamos resistencia y nuevamente aprendíamos. Esa es la filosofía de mis dibujos, mis historias, mis películas: entretener y enseñar al mismo tiempo".

1960. Don Manuel y su primera esposa, Inés Geldstein,
en el centro, con su socio Osvaldo y el Sr. Rigalli
(Foto Silvia Domínguez)
García Ferré siempre ha mantenido que la Guerra Civil española, que vivió de chiquillo, ha marcado el espíritu de su obra. “Creo que haber sufrido la Guerra Civil Española hizo surgir en mí la idea de buscar personajes que fueran símbolos de comprensión y de paz. Mis primeros años fueron difíciles por diferentes circunstancias. Tenía mucho miedo por una España convulsionada. En esa época en España no había juguetes; entonces yo me hacía mis propios juguetes. Una habilidad surgida de la necesidad de jugar”.

Hay algo que siempre ha despertado la curiosidad de los admiradores de don Manuel: la presencia de personajes con el nombre terminado en –us: ‘Hijitus’, ‘Pichichus’, ‘Neurus’… También estaban las razones en su tierra natal, Almería. El Latín del Instituto le resultaba extraño por esa misma razón. “Algún día tendré que vengarme…”. Y vaya si se vengó, sobre todo con ‘Hijitus’, una leyenda de Argentina.

Una película: ‘Manuelita’

Es difícil destacar una sola obra del artista almeriense. Si de largometrajes se trata, sin lugar a dudas el primer lugar en el escalafón lo ocupa ‘Manuelita’, candidata argentina en la carrera al Oscar al mejor film extranjero del año 2000. ‘Manuelita’ logró llevar a las salas argentinas a 2.300.000 espectadores, cantidad no superada en los últimos veinte años. En España, “Manuelita” se estrenó en más de cien salas el día 7 de noviembre de 2000. La película se mantuvo entre los 15 títulos más vistos tras cinco semanas en cartel y acumulaba hasta el fin de semana último una recaudación de 228 millones de pesetas.

1975. Uno de los cientos de homenajes
recibidos por el almeriense
Una revista: ‘Anteojito’

“Anteojito”, editada por García Ferré, ha sido la revista semanal más popular de la Argentina, junto a “Billiken”, la publicación que dio cabida en sus páginas por primera vez al almeriense. “Anteojito” se publicó ininterrumpidamente durante 37 años, entre 1964 y 2001. El primer número salió a la calle el 8 de octubre de 1964, coincidiendo con su cumpleaños. Su último ejemplar lleva el número 1.925. A finales de los sesenta vendía 300.000 ejemplares a la semana, todo un récord para una revista infantil.

“El Libro Gordo de Petete”

Petete fue creado por García Ferré como un personaje de la revista “Anteojito”. Después adquirió autonomía propia. El peluche Petete aparecía con una joven presentadora y mostraba un corto para niños de 1 ó 2 minutos. Estos cortos se emitían en las décadas de los 70 y 80 en las televisiones de Uruguay, Perú, Bolivia, Brasil, Chile, Venezuela, Colombia, Ecuador, México, Puerto Rico y España. Aquí prestó voz a Petete la actriz María del Carmen Goñi. El programa mostraba información audiovisual que ilustraba la enciclopedia que le daba nombre: “El Libro Gordo de Petete”. Al finalizar cada programa, presentadora y personaje se despedían con aquel recordado “El libro gordo te enseña, el libro gordo entretiene, y yo te digo contento, hasta la clase que viene”. Adolfo Valvaroza, un viejo amigo de don Manuel, recuerda que éste le comentó el interés del gobierno chino por llevar "El Libro..." a su país, pero la diferencia de culturas le hizo rechazar la propuesta.

Un personaje: Hijitus

‘Hijitus’ es sin duda el personaje de mayor éxito de García Ferré. Aparece por primera vez como personaje secundario dentro de las aventuras de ‘Pi Pío’, en la revista ‘Bílliken’ en 1955. Hay que recordar que García Ferré consiguió por primera vez publicar su obra en el año 1952 precisamente en la revista más popular de la época, la inolvidable 'Billiken', con su personaje 'Pi Pío'. Éste era un chico andrajoso que fue evolucionando poco a poco hasta convertirse en personaje central de su propia tira. Era una fiel caricatura de los personajes y costumbres porteñas. ‘Las aventuras de Hijitus’, creada en 1967, fue la primera serie de dibujos animados realizada en Latinoamérica destinada al mercado televisivo Comenzó en televisión en forma de microprogramas de cinco minutos, llegando posteriormente al cine en formato largometraje. En la década de los 90 y en 2010 la serie se repuso con gran éxito de audiencia. Así como en España García Ferré será recordado siempre como en padre de 'Petete', 'Hijitus' es un ídolo que ha ocupado los corazones de los niños argentino durante cuatro generaciones.