_______________________________________________________________________________________________

viernes, 1 de marzo de 2013

Carme Chacón, ¿diputada por Almería?



La deriva soberanista en la que se halla inmerso el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), el socio del PSOE en aquella comunidad autónoma, puede cobrarse una víctima en la persona de la diputada Carme Chacón. La exministra de Defensa se ha negado a votar las propuestas de resolución de CiU y la Izquierda Plural que reclamaban el respeto al “derecho a decidir” y pedían diálogo para autorizar la convocatoria de consultas populares. El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha considerado que Chacón no podrá volver a ser candidata de su partido en unas elecciones –en las legislativas de 2011 fue cabeza de cartel por Barcelona- si no asume el derecho a decidir y, por tanto, la defensa de la celebración de una consulta pactada en Cataluña. “Es evidente”, ha afirmado Navarro, “que el candidato que debamos elegir cuando toque tiene que aceptar y defender el programa electoral del PSC y nosotros estamos comprometidos con la defensa del derecho a decidir en una consulta como principio democrático".

La respuesta de Carme Chacón no se ha hecho esperar: “Nunca se me ha pasado por la cabeza presentarme a unas elecciones con un programa electoral en el que no crea”. Chacón, en el “tema Catalunya”, tiene clara su postura: “Hace 15 meses concurrí a las elecciones generales con un programa de entendimiento entre Catalunya y España que corresponde a mi convicción: quiero una Catalunya fuerte y respetada en una España que reconozca su diversidad. Ese es mi compromiso con quienes votaron aquella candidatura. No ha ocurrido nada que me haga renunciar a ese empeño. Mas se envolvió en la estelada para ocultar su fracaso como gobernante y, tras fracasar de nuevo en las elecciones, ha radicalizado más sus posiciones hasta abrir una brecha en la sociedad catalana a la que no quiero contribuir”, ha declarado a “La Vanguardia”.

El proceso negociador entre el PSOE y su asociado catalán, el PSC, se ha puesto en marcha. Nadie puede vislumbrar ahora cuál puede ser el resultado final. Todas las posibilidades están abiertas, incluso la que pasa por la decisión del PSOE de implantar su propia estructura de partido en Catalunya, limitando los acuerdos con el PSC a momentos puntuales. “Sería un error tanto del PSC como del PSOE”, consideran no pocos socialistas, entre ellos la propia Chacón, pero también abundan quienes, como Alfonso Guerra o el secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, consideran que no hay otra salida al conflicto.

En caso de ruptura definitiva, sería Carme Chacón la encargada de dirigir el proceso de implantación del PSOE en las cuatro provincias catalanas. Eso le aseguraría también la cabeza del cartel por Barcelona y por el PSOE catalán al Congreso de los Diputados en las elecciones generales de 2015.

Si entre PSC y PSOE se alcanzara un “pacto de mínimos”, algo difícil de pronosticar en estos momentos, la incomodidad en la que se encontraría Carmen Chacón le llevaría a plantearse su presencia en las listas del PSC. La exministra sabe que siempre tiene a su disposición la posibilidad de encabezar la candidatura por Almería. Al contrario que otros nombres impuestos en otras ocasiones, como pudieron ser los de Juan de Dios Ramírez Heredia o el de Cristina Narbona, a Carme Chacón, los socialistas de Almería, la consideran “de las nuestras”. Lejos de producir rechazo, su presencia en las listas de Almería sería acogida hasta con euforia. Chacón, no se olvide, no sólo es que presentara en Almería su candidatura a la secretaría general del PSOE, no sólo es que es hija y nieta de almerienses y tenga su segunda residencia en nuestra provincia, es que puede ser una próxima candidata a la presidencia del Gobierno de España. Y eso es un lujo para cualquier candidatura. Emilio Ruiz.